Jorge Esteban Sangüesa.
Comprobaciones antes de sulfatar.
 Comprobar el caudal de las boquillas.
 Comprobar que los caudales que suministran las boquillas
a la presión elegida, se corresponden con los valores
calculados.
 Desconectar el ventilador.
 Colocar unos trozos de tubería flexible en las boquillas y se
recoge el líquido pulverizado durante un minuto en un
recipiente graduado
 Se utiliza un regulador de presión convencional, por lo que
el ajuste de la presión de trabajo se consigue actuando
sobre el regulador hasta alcanzarla presión deseada.

Una comprobación rápida del estado del conjunto de las boquillas puede hacerse,
especialmente en el caso de que todas sean del mismo calibre, llenando el depósito con agua
hasta el borde y haciendo funcionar el equipo pulverizando durante 5 minutos.
El procedimiento operativo que se recomienda es el siguiente:
 1 Llenar el depósito con agua limpia.




2 Ajustar las boquillas y el ventilador para las condiciones de la plantación.
3 Abrir las válvulas de distribución y ajustar la presión hasta el valor deseado.
4 Pulverizar durante un tiempo de unos 5 minutos.
5 Rellenar el depósito con agua midiendo el volumen consumido.
 Dividiendo este volumen entre el número de boquillas se dispone del caudal medio real de
todas ellas.
 En el caso de que el caudal difiera ligeramente del valor calculado se puede ajustar
modificando un poco la presión de trabajo.
Comprobaciones de la cobertera
sobre arboles.
 Conviene realizar una prueba con tarjetas hidrosensibles
colocadas en diferentes zonas de los árboles para comprobar
el grado de cobertura.
 Deben de situarse en la parte externa e interna del árbol, a
diferentes alturas.
 En los papeles situados fuera de la zona de vegetación no
deben de aparecer gotas. En el resto la cobertura debe de ser
uniforme, con aproximadamente el 20% de la superficie
cubierta.
Para esto se recomienda:
 Verificar sistemáticamente que los chorros de las boquillas
mantienen el ángulo de abertura y la uniformidad de
proyección.
 Observar la rejilla de protección en la entrada de aire al
ventilador, retirando las hojas que tienden a obstruir las rejillas.
 Durante el tratamiento con los atomizadores se recomienda en
empleo de los elementos de protección individual (EPI)
apropiados.
 En función del nivel de ruido, habrá que considerar o no la
necesidad de protección auditiva
Limpieza y comprobaciones al
acabar la jornada.
Intentar consumir todo el caldo del deposito.
 Vaciarlo completamente y enjuagarlo con agua limpia.
 Desmontar los filtros y limpiarlos.
 Quitar las boquillas y sus filtros colocándolos en un
recipiente con agua limpia.
 Montar todo y dejarlo preparado para la siguiente
jornada.
 Se recomienda:
 Diluir el residuo en un volumen de agua 10 veces
mayor.
 Pulverizarlo en el campo ya tratado.
 Limpiar y enjuagar exteriormente los útiles utilizados.
 Sacar los filtros, limpiarlos y montarlos de nuevo.
Limpieza complementaria.
 Añadir 1/3 de agua + un detergente/desactivador.
 Mantener
10 min. en marcha el sistema de presión.
 Abrir todas las salidas y verter todo el liquido sin
boquillas en un lugar apropiado.
 Aclararlo varias veces para eliminar la espuma del
detergente.
Todo debe hacerse alejado
de cursos de agua y sin riesgos
para las personas y ambiente.
 Guardar las boquillas sus filtros en un lugar seco para evitar
deterioro.
 Engrasar la toma de fuerza y mecanismos necesarios.
 Dejar completamente vacía la bomba y añadir un liquido
anticongelante.
 Guardar el equipo reguardado de las incidencias del tiempo.
Descargar

Comprobaciones del un atomizador.