Mantenimiento del
equipo
Comprobaciones antes de tratar
COMPROBACIÓN DE LA CALIBRACIÓN
ANTES DE INICIAR EL
TRATAMIENTO
Con el depósito con agua limpia hasta
el 50% de su capacidad, colocar las
boquillas elegidas en la posición correcta
(manteniendo el ángulo del chorro de
pulverización con respecto a la barra) y
poner en funcionamiento el equipo para
que se inicie la pulverización con el tractor
sin desplazarse
Seguidamente proceder:
manteniendo el régimen de la toma de
fuerza que posteriormente se utilizará
durante el trabajo en el campo.
• A ajustar la presión de trabajo elegida
cerrando completamente la válvula de
seguridad y ajustando el retorno
proporcional para que la presión se
estabilice al nivel deseado. Utilizar las
recomendaciones del manual del
operador para realizar este ajuste.
• Cerrar la alimentación del líquido
hacia los diferentes tramos de boquilla,
comprobando el buen funcionamiento
de los dispositivos antigoteo.
• Si se observa que se producen
pulsaciones en el chorro de pulverización
de las boquillas, verificar, antes
de continuar el proceso, que la
campana amortiguadora se encuentra
a la presión recomendada por el
Comprobaciones durante el tratamiento
• No trate en días lluviosos
• No realizar aplicaciones en las proximidades de los
cursos de agua, balsas y acequias.
• Realizar las aplicaciones en condiciones
atmosféricas favorables
• Ajustar la pulverización (volumen de caldo, tamaño
de gotas, aire de apoyo, etc.)
Durante el tratamiento
Comprobaciones al terminar la jornada
Se debe de procurar consumir todo el caldo del
depósito
• Vaciar completamente el pulverizador
y enjuagarlo con agua limpia.
• Desmontar los filtros del equipo y
proceder a su limpieza
• Quitar boquillas y sus filtros colocándolos
en un recipiente con agua
para limpiarlos.
Comprobaciones al finalizar la campaña
• Llenar el depósito hasta un tercio de su capacidad y añadir un detergente líquido
• Mantener el equipo en funcionamiento durante diez minutos
• Abrir las salidas para que el contenido del depósito se vacíe
• Realizar varios aclarados para eliminar toda la espuma del detergente
• Guardar en un lugar seguro las boquillas y sus filtros bien secos dentro de una
bolsa que impida su deterioro.
• Engrasar la toma de fuerza y los demás elementos mecánicos
• Dejar completamente vacía de líquido la bomba
• Guardar el equipo resguardado de las inclemencias del tiempo
Inspecciones periodicas recomendadas
• Equipos con barras en mal estado: este control, realizado
periódicamente, permite detectar fallos en el
conjunto de las barras y las boquillas.
Para ello se necesita un banco de distribución y se considera necesario que
en las probetas que recogen el líquido de cada canaleta no aparezcan
diferencias de más del 10% con respecto a la media. Este ensayo permite,
además, comprobar que las boquillas se encuentran en buen estado y
proporcionan una buena distribución superficial sobre toda la anchura de
la barra.
Descargar

Mantenimiento del equipo