ERGONOMIA
Por Ergonomía entendemos que es la parte de estudio del trabajo que, con la
utilización de conocimientos anatómicos, antropométricos, fisiológicos,
psicológicos, sociológicos y técnicos, desarrolla métodos para la
determinación de los límites que no deben ser superados al llevar a cabo, el
hombre, las distintas actividades laborales.
En otras palabras es la adaptación del medio al hombre, es la determinación
científica de la conformación de puestos de trabajo.
MEDIDAS CORPORALES
La antropometría, es uno de los elementos que entran en consideración para
el dimensionamiento de todo lo que utiliza el hombre, y se define como
"antropometría" a la "ciencia de la determinación y aplicación de las medidas
del cuerpo humano"
Se conoce que las medidas del cuerpo humano tanto en reposo como en
movimiento están determinadas por la longitud de sus huesos, el espesor de
las capas musculares y de los tejidos, y de la forma y mecánica de las
articulaciones.
Para la conformación del puesto de trabajo es importante conocer las
dimensiones más importantes del cuerpo y la extensión respectiva de las
zonas de movimiento de las manos y de los pies.
Las posturas naturales, es decir, las posiciones del tronco, de los brazos y de
las piernas que no generen esfuerzos estáticos, y los movimientos naturales
indispensables en un trabajo eficaz.
Es por lo tanto imprescindible que el puesto de trabajo se adapte a las
dimensiones del trabajador.
El cuerpo humano tiene una estructura dura
que lo sostiene llamado esqueleto óseo
(figura 1), recubierto de partes blandas, la
mayor parte son músculos. Los músculos
son estructuras que al disminuir su longitud
generan una fuerza, son los responsables
de los movimientos.
Para poder obtener dichos movimientos
la naturaleza se vale de uniones móviles
de los huesos entre sí, llamadas articulaciones.
Existen posiciones articulares que son ideales,
llamadas posiciones funcionales o fisiológicas.
LAS ARTICULACIONES
Las articulaciones tiene una movilidad
caracterizada por el ángulo que forman
los huesos en sus posiciones extremas,
es decir la llamada amplitud o flexibilidad
de la articulación. Por ejemplo, el codo tiene
un tope que impide que el brazo se extienda
más allá de un límite cercano a los 180º.
Por el contrario, su flexión máxima es un
poco menos de 45º. La posición fisiológica
o funcional en general está alrededor del
punto medio entre ambos extremos.
En el caso del codo sería algo así como
unos 90 a 100º (Figura 2).
SILLAS PARA GUITARISTAS
La altura de la silla debe ser similar a la altura de la rodilla
con el pie apoyando plenamente en el suelo y la pantorrilla
perpendicular al mismo. Con respecto a la silla, los científicos
y diseñadores no se han puesto de acuerdo, pero está en
boga la silla ergonómica, que tiene como característica
principal que el asiento tiene una inclinación de arriba
a abajo y de atrás a adelante, de tal modo que
cuando uno se sienta tiende a deslizarse
para delante. Para evitar caerse
hay un tope acolchado donde
se colocan las rodillas (Figura 3).
SILLA COMUN
Los creadores de esta silla ergonómica afirman
que la columna sufre menos pues conserva mejor
las curvaturas, mientras que la silla común
produciría una mala posición de la columna (Figura 4).
Posición fisiológica o funcional sin guitarra
Esta descripción de las posiciones fisiológicas se pueden adaptar, no solamente
a los guitarristas, sino a cualquier actividad humana.
Comenzaremos por los miembros inferiores:
Los miembros inferiores, llamados comúnmente piernas (en el lenguaje médico
la pierna es la parte que va desde el pie hasta la rodilla).
Consta de tres partes: el pie, la pierna y el muslo.
El pie se articula con la pierna por medio del tobillo,
la pierna se articula con el muslo por medio de la rodilla
y el muslo se articula con la cadera o pelvis por medio
de la articulación de la cadera (llamada coxo-femoral).
Los pies: ambos pies deben estar plenamente apoyados en el suelo
orientados en forma divergente es decir con una dirección de atrás hacia delante
y con las puntas ligeramente orientadas hacia fuera.
La pierna (pantorrilla) debe estar perpendicular al suelo, por lo tanto está también
en ángulo recto con el pie.
La rodilla también debe tener un ángulo recto con respecto al muslo.
El muslo se halla orientado de atrás hacia delante y de adentro hacia fuera.
Este ángulo divergente de los muslos permite alojar la guitarra entre ambas piernas.
Las caderas: las caderas o pelvis son huesos muy grandes que se pueden comparar
con una cuna de dos rueditas, pues tiene unos huesos sobresalientes en la parte de abajo
por donde se apoya, son las llamadas tuberosidades isquiáticas.
Hay dos tuberosidades isquiáticas, una a cada lado, en el centro de cada nalga.
En la parte posterior de las caderas se halla la columna vertebral lumbar que se eleva
formando una curva cuya concavidad da hacia atrás (lordosis lumbar).
La pelvis (o cadera) tiene posibilidades de inclinarse
hacia atrás, lo cual se llama retroversión (Figura 6).
La pelvis tiene una posición funcional o fisiológica especial.
Ésta se apoya plenamente en ambas tuberosidades isquiáticas,
como ya se dijo con anterioridad, repartiendo el peso por igual
(Figura 5: en esta figura se observa la pelvis vista de costado,
la columna lumbar se eleva haciendo una curva y el hueso
del muslo, el fémur, va hacia delante).
Cuando esto ocurre la columna lumbar tiende a borrar su curvatura.
En la práctica es algo así como esconder la cola. Si hacemos lo contrario,
es decir, la pelvis se inclina hacia delante, se llama anteversión (Figura 7).
Al revés de lo anterior la columna lumbar
exagera su curvatura, siguiendo con la
misma imagen, es como que sacamos la
cola hacia atrás. Ambas posiciones son
incorrectas, la posición funcional
o fisiológica es la intermedia
entre ambos extremos (para evitar
la escoliosis) .
LA COLUMNA VERTEBRAL
Esta constituye el principal sostén del cuerpo
y se halla en la parte posterior y central
del mismo (Figura 8).
La columna vertebral se asemeja a un edificio de treinta y tres pisos
cuyos sostenes laterales son una gruesa capa muscular y tendinosa
que la rodea. Normalmente la columna presenta curvaturas
que le aumentan su resistencia por una ley física que dice
que una línea ondulada tiene más resistencia que una línea recta.
Dicha ley se cuantifica con la siguiente fórmula:
Resistencia = N elevado al cuadrado + 1
en donde N es el número de curvas.
Por eso la columna que tiene cuatro curvas tiene una
resistencia 17 veces mayor que si fuera recta
(cuatro elevado al cuadrado es igual a 16 + 1 =17)
Las curvas de la columna vertebral son:
Curvatura sacra: curva que tiene a la altura de las caderas (cifosis sacra),
que es como un paréntesis con la concavidad hacia delante.
Curvatura lumbar, como ya dijimos, tiene una concavidad hacia atrás (lordosis lumbar).
Curvatura torácica o dorsal: se encuentra más arriba, a la altura de la caja torácica,
con la concavidad hacia delante (cifosis torácica).
Curvatura cervical: por último, la zona del cuello o cervical tiene una curva con la
concavidad hacia atrás (lordosis cervical).
La caja torácica es una jaula formada por las costillas que la rodean y terminan
uniéndose por delante en un hueso llamado esternón que se encuentra en el
medio del pecho (Figura 1). En dicha jaula se hallan el corazón y los pulmones.
Por encima de la columna cervical se ubica la cabeza, que “flota” en el extremo
superior de la columna.
Entre la cadera y el tórax (caja torácica), la única unión ósea es la columna lumbar.
Por ello nos asemejamos a esos restaurantes que giran sobre una columna única central.
Todo el peso de la cabeza, cuello, miembros superiores y tórax cae sobre la columna
lumbar y a través de ella sobre las caderas.
Desde las caderas va hacia la silla por las tuberosidades isquiáticas.
Y otra pequeña porción del peso se va por los muslos hasta los pies.
Posición de la columna lumbar: la curvatura lumbar debe ser normal,
está determinada, como ya se dijo más arriba, por las caderas en equilibrio
sobre las tuberosidades isquiáticas.
Columna y caja torácica: la columna torácica debe dibujar a la altura del tórax
Una curvatura cuya concavidad da hacia delante y su convexidad hacia atrás.
Hombros: los hombros forman parte de una cintura que rodea la parte superior
del tórax llamada cintura escapular. Esta cintura tiene cuatro huesos:
dos clavículas, derecha e izquierda, y dos omóplatos o escápulas o paletillas.
Por detrás esta cintura se completa con músculos y tendones que se unen por la
espalda a la columna vertebral. Los hombros pueden proyectarse hacia delante,
con lo cual el pecho se hunde y la espalda se aboveda.
También puede ocurrir lo contrario, es decir, que los hombros se van hacia atrás,
con lo cual el pecho sobresale y las paletillas tienden a unirse por la espalda.
Y reiteramos que es la posición fisiológica o funcional la que está entre
ambos extremos.
Cabeza y cuello:
El cuello tiene una forma aproximadamente cilíndrica y une la cabeza con el tórax.
Por su interior pasan estructuras muy importantes que vinculan la cabeza con el
resto del cuerpo, vasos sanguíneos que llevan alimento al cerebro y demás órganos,
nervios que llevan información tanto desde el cerebro hacia el resto del organismo
(nervios motores) y también al revés (nervios sensoriales).
Es por ello que la posición funcional del cuello es muy importante:
El cuello tiene como sostén la columna vertebral cervical que, como ya hemos
señalado, debe tener una curvatura con la concavidad hacia atrás (Figura 8).
Descargar

Diapositiva 1