7 palabras de Jesus
Comentario por Guillermo Cenalmor
Palanca
Ferrol 4 diciembre 2014.
Cristo en la Cruz
pintura de Diego de Velázquez
1.- Padre perdónalos porque no saben
lo que hacen
• Señor pequé tened piedad y misericordia de mí.
• En las largas noches de otoño donde no sabes si
amanecerás un día o no, piensa que lindo es: sufrir
por amor, donde no sabes si al día siguiente
amanecerás o no.
• Gente más joven que tu, ya han palmado. Y no es por
la violencia sino por la rapidez con que gira el planeta
tierra. Fíjate bien a la escala humana: hombre y/o
mujer, unos antes otros ahora y al final en el futuro
más próximo o lejano, acabaremos según se dice en
el rosario de la aurora. Es decir: muertos. Así que
corto es el tiempo para amar.
La Virgen y Portugal
• Recordemos los pastorcitos de Fátima: Lucia,
Jacinta y Francisco en Portugal, país precioso,
yo estuve en él. Cuantos incrédulos, creyeron
gracias a la benevolencia de la Virgen del
Rosario en Fátima (Portugal) con que Ella,
premió a estos tres niños, que morirían Jacinta
y Francisco, muy jóvenes, Lucia aguantó un
poco más, le dijo que ella estaría un poco más
en la tierra, murió octogenaria.
2.- Yo te digo que hoy estarás conmigo en el Paraíso
• Si hacemos siempre como el buen ladrón, algún día robaremos un
pedacito de Cielo al Señor. Hasta llenarnos la copa, rebosándola una y otra
vez, sin desgaste, rozamiento, ni erosión. El Cielo es Dios que se vuelca en
nosotros, sin dañarnos. Así como una cascada de agua sobre la roca en su
desembocadura en el mar.
• Tenemos que meternos dentro del papel de ese pobre ladrón que estaba
crucificado a la derecha del Señor Jesús se llamaba Dimas.
• Si te casas o no te casas, sabrás que al principio la vida esta llena de
sinsabores, tanto para hombres como para mujeres. Estamos en un valle
de lágrimas. Unos se afanan por una cosa otros por otra. Relée las cartas
de Jorge Manrique tras la muerte de su padre. Cuán pronto se va el placer,
como después de acordado da dolor, como a nuestro parecer, cualquier
tiempo pasado fué mejor. Nuestras vidas son los ríos, que van a dar a la
mar, que es el morir.
3. Madre he aquí a tu hijo: hijo he ahí a tu Madre
Dentro de la pasión nos movemos todos; quien sabe si
en el azar o la necesidad de la vida, no nació en el
hombre una necesidad, un deseo de que todo se
improvisa, todo lo sabe Dios lo pasado, lo presente y lo
futuro. En Dios no hay tiempo, pero, para nosotros si,
para Él nada es imposible. Si quiere amaneceremos
cadáveres, pero si no quiere seguiremos vivos.
Decía un viejo economista: de dos cosas no puedes
librarte: de la muerte y de los impuestos.
A Al Capone lo metieron en la cárcel por evadirlos.
4. -Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Para mí, cada noche cuando desaparece el Sol que
ilumina nuestra tierra, es como si me muriera un poco.
Es como la caída de la hoja, no sabes si la hoja caída
serás tu. Tenemos que estar orgullosos de nuestra
“animalidad”. Somos el homo sapiens-sapiens. Unos
más listos que otros y al revés igual. Hemos sido hechos
a imagen y semejanza del Creador. Y ahí hay de todo en
la viña del Señor. Aprendemos de nuestros errores,
según la ley del ensayo y error.
Nacer, crecer, reproducirse o no, y morir.
Pero en este orden: 1. Dios. 2. Los demás. 3. Yo
María en el Calvario junto a la Cruz de Cristo
5. Tengo sed
• Bebamos lo que bebamos, siempre estaremos sedientos o
hartos, lo justo es quedarse en la mitad de la mitad. La virtud
es un término medio entre dos extremos. Te voy a contar un
caso, yo se que todos dependemos de los demás de las
contingencias del pasado y sobre todo del presente, los
baches de la carretera, las averías de los coches, de los
conductores, etc.
• En fin que sea lo que sea, pase lo que pase, decía San
JoséMaría Escrivá: que pase lo que pase, aquí nunca pasa
nada; y ¿si pasa que importa? ¿Y si importa? ¿Qué pasa?. O
dicho de otro modo de una manera más coloquial:
• ¿Qué pasa?.• “una pasa por tu casa” (irónicamente para hacer un pareado)
6.-Todo está consumado
Se cumplieron todas las cosas que se habían dicho por boca y por escrito de los
profetas: que sepamos doblegarnos ante los demás, y si ven que flaqueo, saberlo
disimular. Ingresé un viernes de la semana pasada 30€en una oficina de ABanca
de Ferrol, quise disponer de 10€ a la semana siguiente porque llovía y no tenía
paraguas, no llevaba dinero encima y quise comprarlo en una tienda: me pidieron
7€, lo quise sacar del cajero, pero no había saldo suficiente y yo no había sacado
nada. Y me sin fuí sin paraguas y con la mojadura. Pues al día siguiente fui a que
me aclararan la situación en el banco, a la misma oficina: pues resulta que ya no
tenía nada. ¿Qué gracia verdad?. Voy a reclamarles que me los devuelvan pero
los muy tragones me dicen que todavía les debo 2€, así va el país… Banqueros
cabrones, judíos, hijos de mala mujer. Hay un Dios que dice no harás usura. Con
ese papel que se hace de la madera, con lo que se salvan o destruyen vidas.
Abortos, viejos abandonados, suicidios, robos, maledicencias, maltrato. (No
olvidemos las palabras de Cristo: fuego he venido a traer a esta tierra y que no he
de querer sino que arda. Dios es la zarza ardiente que arde sin consumirse. Y en
una casa estarán divididos el hijo contra el padre, la nuera contra la suegra,
abusos, deficiencias, atropellos, accidentes …etc….etc.
7. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu
y dando un fuerte grito, expiró.
• Jesús con la mayor sumisión, muere en la Cruz
• Y entrega su alma a Dios Padre, para redimirnos del
pecado. Que sepamos cuidar de los demás, los demás
verán nuestros pecados, nuestras faltas, no somos
perfectos. Nadie lo es. Sólo Él.
• Todos tenemos hambre del Pan y de la Palabra de Dios –
no sólo de pan vive el hombre- y hambre de líquido, y de
parecernos un poco a Jesús que con sus 5 dedos de su
mano derecha e izquierda trabajan por nosotros
mientras dormimos, comemos y existimos. Metámonos
en sus llagas, y en su costado. Descansemos en su
Sagrado Corazón.
• Nadie experimenta el dolor ajeno, solo el dolor propio.
Recordemos la parábola del buen samaritano.
Fin
• Descansen en paz, los que por tu gloria Señor,
ya no están entre nosotros, pero que sepan que
mientras estaban con nosotros los echaremos
siempre de menos, yo echaré siempre de
menos a mis padres, mis 3 hijos y mis maestros,
aunque se hayan equivocado. No me gustan los
cementerios, pero se que existen, y aquí al lado
están la tumba de mis padres esos santos que
gastaron su vida por nosotros. Y se que algún
día yo estaré también allí. Por Jesucristo
nuestro Señor. Así sea. Encomendémonos a
María, Virgen del Perpetuo Socorro. Amén.
Descargar

7 palabras de Jesus3 (10)