EL MUNDO DE LOS HÉROES
HERACLES (HÉRCULES)
Hijo de Zeus y de la
mortal Alcmena.
Por ser hijo de Zeus,
nació dotado de una
increíble fuerza.
Siempre contó con el
odio y la persecución de
Hera, esposa de Zeus.
Se le representa vestido
con la piel del león de
Nemea y con una gran
maza entre sus manos.
HÉRCULES, siendo
niño, estranguló a
dos serpientes que
Hera había
mandado contra él.
Hércules amantado en el seno de Hera.
Heracles se amamantó en el seno de Hera –condición necesaria para
que el héroe alcanzara la inmortalidad- mientras la diosa dormía. Al
descubrirlo, la diosa arrojó al niño de sí y de la leche derramada
surgió la Vía Láctea.
Hércules y el can Cerbero
Por imposición
de Hera se vio
obligado a
servir a su
primo Euristeo,
rey de Argos,
realizando
doce famosos
trabajos o
hazañas. Uno
de los más
conocidos fue
el descenso a
los Infiernos
para traer vivo
al can Cerbero.
Hijo de la
diosa Venus y
del mortal
Anquises.
Héroe
superviviente
de la guerra de
Troya.
ENEAS
AFRODITA y ANQUISES
Anquises se atemorizó de haber sido amado por una
diosa pero ella lo tranquilizó: “Tendrás un hijo que
reinará entre los troyanos y les nacerán hijos a sus
hijos, sin cesar. Su nombre será Eneas.”
HIMNOS HOMÉRICOS, V.
El hijo de Venus y Anquises, Eneas,
estaba llamado a un glorioso destino.
Después de
distinguirse en
la guerra de
Troya como
uno de los
héroes más
brillantes del
bando troyano,
en la noche
fatal de la caída
de la ciudad
huyó por
consejo de su
madre, Venus,
para fundar en
Occidente la
nueva Troya.
Eneas saliendo de Troya, Federico Barocci, 1598
Así, el hijo del valeroso Anquises, tras dejar a los enemigos la ciudad
incendiada por inmenso fuego, cogió a su hijo y a su padre y se los llevó,
a uno colocándoselo, con ayuda de las manos, sobre sus anchos
hombros por causa de la infortunada vejez que padecía; al otro, cogido
de su tierna mano, que apenas tocaba el suelo con los pies, lo llevaba
fuera de la horrísona batalla.”
QUINTO DE ESMIRNA, Posthoméricas, XIII, 315.
LOS VIAJES DE ENEAS
Después de escapar del saqueo de Troya y de perder a
su esposa Creusa aquella fatídica noche, Eneas
emprende un azaroso viaje por mar hacia Occidente.
Eneas y sus
compañeros arriban a
las costas de Sicilia
donde morirá el
anciano Anquises.
Cuando navegaban
rumbo a Italia, Juno,
dispuesta a perder a
Eneas a toda costa,
provoca una terrible
tempestad que los
hace naufragar frente
a las costas de
Cartago, donde serán
acogidos finalmente
por la reina Dido.
En el transcurso de un banquete en el que Eneas cuenta el
triste final de Troya y sus desventuras en el mar
Mediterráneo, la reina Dido se enamora del héroe troyano.
Dido y Eneas se entregan
a la pasión y el héroe se
queda en Cartago
olvidándose de su
gloriosa misión. Entonces
Júpiter envía a Mercurio
para recordarle a Eneas
que debe continuar su
peregrinar a Italia. El
héroe obedece y
abandona a Dido después
de una tormentosa
despedida. Ella
desesperada, se suicida
por despecho, jurando
odios eterno para Eneas y
su descendencia.
Eneas, después de mil aventuras por el mar Mediterráneo,
llegó a las costas de Italia, donde se estableció en el Lacio.
Más adelante, sus descendientes fundaron la ciudad de
Roma y la gens Iulia, con Julio César a la cabeza, le
consideraba su antepasado.
Leda y el cisne, LEONARDO DA VINCI, siglo XVI
CÁSTOR y PÓLUX
Hermanos gemelos, hijos
de Zeus y de Leda.
Leda, era esposa de Tindáreo, rey de
Esparta. Cuando caminaba junto al río
Eurotas, fue violada por Zeus,
transformado en cisne y fingiendo ser
perseguido por un águila. Esa misma
noche, Leda se unió a su esposo
Tindáreo. Como consecuencia, puso
dos huevos de los cuales nacieron
Pólux y Helena (inmortales, hijos de
Zeus) y Cástor y Clitemnestra
(mortales, hijos de Tindáreo).
Conocidos con el nombre
de DIÓSCUROS (“hijos de
Zeus”).
Cástor sobresalió en el arte
de domar los caballos;
Pólux, en el pugilato.
Cuando Cástor murió, Zeus
se lleva a Pólux a la
morada de los dioses,
donde, afligido por el
destino de su hermano, no
quiso aceptar la
inmortalidad si no la
compartía con él. Zeus se
lo permite y de esta manera
cada uno permanecía entre
los dioses en días alternos.
Algunos años después, movido Zeus por el mutuo amor que se
profesaban, los colocó entre los astros donde bajo el nombre
de Geminis (los gemelos) forman dos constelaciones, una de
las cuales desaparece cuando nace la otra.
Ruinas del templo de Cástor y
Pólux en el Foro de Roma.
Descargar

EL MUNDO DE LOS HÉROES