GLOBALIZACIÓN Y GOBERNABILIDAD GLOBAL
(Messner, 1996; 49)
•
Las redes mundiales en expansión, en donde se mueven el capital, las mercancías, las
informaciones, las ideas, los conocimientos, los individuos o incluso cosas ecológicamente
relevantes (como la lluvia ácida o el CO2), se traducen en un tejido cada vez más tupido de
interdependencias globales.
•
La aceleración de la globalización y la densificación de las interdependencias transfronterizas
globales conducen a un «encogimiento del mundo» (Brown et al., p. 273). De la «globalización
rala» de la época del «camino de la seda» y del capitalismo temprano nació una «globalización
densa».
•
El empleo, la prosperidad, la seguridad social, las comunicaciones, la situación mundial, la
educación –es decir, múltiples aspectos del medio ambiente social en el que se mueven las
personas y del que dependen sus expectativas de vida– reciben cada vez más la influencia de los
procesos económicos, sociales, políticos y culturales que no se detienen ante las fronteras, y que
los Estados-nación solo pueden manejar y configurar en forma limitada individualmente
(Beisheim et al.; Hauchler et al.).
RIESGOS SISTÉMICOS GLOBALES
(Messner, 1996; 49)
• A causa de la «globalización densa» las diferentes estructuras y redes universales
influyen unas en otras, se compenetran, y surgen efectos en cadena que también
pueden desembocar en riesgos sistémicos globales.
• Las inestabilidades de los mercados financieros globales, el problema del clima mundial
o el agravamiento interconectado de la pobreza, el sida, la desintegración social, la
decadencia de los Estados, la migración y los conflictos que traspasan las fronteras,
son ejemplos de riesgos sistémicos con potenciales efectos de bumerán en el plano
mundial.
• En el siglo XXI, vencer los problemas mundiales está en el orden del día, pues solo así
seguirán siendo manejables los conflictos internacionales.
• La globalización no es solamente un fenómeno económico. Las redes económicas
causan interdependencias sociales y ecológicas que se traducen en reacciones políticas,
lo que a su vez desencadena nuevos procesos sociales y económicos que trascienden
fronteras.
GLOBALIZACIÓN Y ESTADOS NACIONALES
El mundo todavía no es ninguna sociedad mundial, pero ya no es tampoco un
mundo de estados, debido a que emergen formaciones estructurales a partir de:
• Las dinámicas transfronterizas de muchos sistemas funcionales de la sociedad ;
•
Las interdependencias internacionales y transnacionales;
• Los múltiples planos interconectados de la política, desde la local hasta la global;
• La uniformación de estándares, normas, valores y modelos de regulación;
• Los procesos regionales de integración ; y
•
La constitución de actores que participan en el ámbito global.
SOBERANÍA INTERNA Y SOBERANÍA EXTERNA
• La soberanía interna se refiere a la formulación, ejecución y mantenimiento
de un orden legal, económico, político y social que permita a los individuos
coexistir pacíficamente e interactuar en un ambiente relativamente
predecible ... a gobierno y sociedad… significa la capacidad de un gobierno
para formular, poner en ejecución y manejar la política pública. ...
• El concepto de soberanía externa está unido a la descripción de la relación
entre los Estados en un sistema internacional que no posee ni una instancia
central ni un monopolio de poder, y que por lo tanto se distingue por la
anarquía. En ese contexto, los Estados se orientan a defender su
independencia, es decir su soberanía externa, y a cuidar de su seguridad
hasta donde sea posible
LA INTERDEPENDENCIA COMPLEJA
•
Los elementos centrales del debate en torno de la «interdependencia compleja» son por
consiguiente los Estados-nación (como los actores espectadores), la raíz de factores tanto
«internos» (relaciones interestatales cambiantes en el sistema internacional) como «externos» (que
aumentan la vulnerabilidad de los Estados y su interdependencia). Desde esa perspectiva, el
incremento de la «interdependencia compleja» en el sistema internacional plantea un desafío
para la soberanía externa de los Estados-nación.
•
La escuela liberal destaca que –particularmente a causa de la «interdependencia compleja»– en
el proceso de la mayor interacción entre los Estados y en circunstancias específicas pueden surgir
la cooperación y las relaciones recíprocas. Desde esta perspectiva, los Estados pueden conservar
mejor su soberanía externa encuadrando la competencia en las relaciones interestatales dentro de
los regímenes internacionales o los sistemas de negociación multilaterales. La «competencia
cooperadora» es aquí la clave para manejar las relaciones de interdependencia internacionales.
GOBERNABILIDAD GLOBAL
•
La globalización integra espacios económicos, desacoplándolos del radio de acción de la política
estatal-nacional , lo cual debilita la soberanía interna de las naciones.
•
El único camino para que los gobiernos alcancen la soberanía interna es aunando y por tanto
compartiendo sus soberanías internas en aquellos sectores donde la globalización ha debilitado
la eficacia y eficiencia de esa soberanía en el plano nacional.
•
Para moverse en esa dirección, los Estados-nación tienen que construir organizaciones multi y
supranacionales en las relaciones interestatales, así como formas de cooperación en su
interacción con el mundo social, «en una escala y profundidad nunca vistas», solo así puede
detenerse la erosión de la soberanía interna de los Estados.
•
De esa forma la cuestión de la soberanía de los Estados se convierte en objeto del desarrollo y del
diseño de la política global. Al igual que en el debate sobre la interdependencia compleja,
reaparece entonces la pregunta sobre las posibilidades de establecer relaciones cooperativas en la
era del globalismo o en el contexto de la arquitectura de la gobernabilidad global.
•
Además existen relaciones simétricas de interdependencia que favorecen directamente la
cooperación, y patrones asimétricos de interdependencia que la dificultan.
CAMBIO DEL PATRÓN BÁSICO DE LA POLÍTICA INTERNACIONAL.
DE LA INTERDEPENDENCIA A LA GLOBALIZACIÓN
• La capacidad de cooperación en el sistema internacional o bien la arquitectura de la
gobernabilidad global se convierte así fundamentalmente en la capacidad de los
Estados-nación para reproducir su soberanía interna y externa, su autonomía, su
legitimación e identidad. La capacidad de ejercicio de los Estados-nación individuales
solo puede asegurarse colectivamente.
• En las condiciones de la «cooperación competitiva», la «competencia» debe entenderse
entonces como un proceso mancomunado de negociación, búsqueda y aprendizaje por
actores con intereses divergentes y al mismo tiempo interdependientes. En última
instancia el proceso debe basarse en acuerdos y regímenes cooperativos que hagan
posible la seguridad de la soberanía interna de los Estados y la atención de problemas
globales.
• El futuro de los Estados-nación, su soberanía interna y externa, dependen de su
capacidad de cooperación y de la formación de un modelo cooperativo básico en la
arquitectura de la gobernabilidad global.
TRAYECTORIAS DE CONFLICTO EN LA SOCIEDAD
MUNDIAL INTERCONECTADA
En un mundo cada vez más densamente interconectado, los procesos de construcción de
estructuras van acompañados de nuevas trayectorias de conflicto que pueden llevar a la
desintegración social. Se perfilan cuatro importantes coyunturas de problemas:
– Conflictos sociopolíticos. El mercado de trabajo global conduce a una dura competencia
mundial entre trabajadores no calificados.
– Conflictos ecológicos de distribución. El consumo mundial de medio ambiente sigue en
aumento.
– Conflictos ético-morales. El acelerado progreso tecnológico suscita nuevos interrogantes
éticos en muchas áreas, e impone la necesidad de reglamentaciones sectoriales.
– Un mundo y varias visiones del mundo: trayectorias de conflicto entre ganadores,
perdedores y competidores.
ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE LA NUEVA
POLÍTICA MUNDIAL
Se perfila una nueva «política mundial» que se distingue por las tendencias de desarrollo y los nuevos
elementos estructurales que se describen a continuación:
•
Cambio sustancial en la soberanía. Los procesos de globalización conducen a una «desfronterización» o
«desnacionalización» de los Estados y la sociedad mundial, y a un cambio sustancial en la soberanía.
•
Cambio en el papel de los Estados-nación. El Estado-nación sigue siendo la columna fundamental de la
arquitectura del gobierno global, pero sin otros pilares de apoyo ni apuntalamientos interconectados con la
economía y la sociedad mundiales, pierde capacidad de acción.
•
La presión del multilateralismo. Los Estados se ponen de acuerdo sobre reglamentaciones obligatorias y
duraderas en virtud de intereses y metas comunes, pero sobre todo a causa de la presión de los problemas que no es
posible superar mediante la acción estatal individual.
•
¿Ongización de la política mundial? Un «nuevo orden mundial» no va a surgir de una «ongización de la política
mundial», sino mediante una legitimación y «civilización» de las relaciones internacionales conducidas por los
Estados, pero las ONGs constituyen una fuerza motriz y de cambio porque contraponen a la «globalización desde
arriba» una «globalización desde abajo».
ESFERAS DE ACCIÓN Y ACTORES EN LA ARQUITECTURA
DE LA GOBERNABILIDAD GLOBAL
Messner (1996:59)
Organizaciones de la ONU
Regímenes Internacionales
Proyectos regionales
de integración
(EEUU, TLCAN, etc,)
Estados-nación
Política Local
Actores privados globales
Sociedad civil nacional y global
-Consorcios internacionales
-Medios de comunicación
-Banca internacional
-ONGs
-Representaciones de intereses
-Ciencia
CARACTERÍSTICAS QUE DISTINGUEN UNA ARQUITECTURA
VIABLE DE GOBERNABILIDAD GLOBAL
Messner (1996:62)
1. La arquitectura de la gobernabilidad global es policéntrica, porque el mundo de Estados, el
mundo de las regiones y las culturas lo es, y cualquier intento de ignorar ese policentrismo
estaría condenado al fracaso.
2. La gobernabilidad global depende de diversas formas y planos internacionales de
coordinación, cooperación y toma de decisión colectiva.
3. La gobernabilidad global no se restringe a más multilateralismo en el plano global. Muchos
problemas requieren respuestas políticas en diferentes esferas de acción, desde locales hasta
globales.
4. La gobernabilidad global convierte definitivamente la percepción tradicional de la soberanía
en una reliquia anacrónica de un mundo de Estados que hace tiempo dejó de existir. El
imperativo de la cooperación exige renuncias a la soberanía que los efectos de la globalización ya
habían impuesto.
CARACTERÍSTICAS QUE DISTINGUEN UNA
ARQUITECTURA VIABLE DE GOBERNABILIDAD GLOBAL
Messner (1996:62)
•
5. La gobernabilidad global exige una reorganización del aparato gubernamental e innovaciones
institucionales, porque todas las esferas de la política – también la política interna, que se ocupa
de la seguridad nacional, la política de inmigración y la de asilo – están insertadas en contextos
globales.
•
6. La gobernabilidad global no es, por lo tanto, un proyecto en el que únicamente participan los
gobiernos o las organizaciones internacionales. En muchos casos estos recurren a los
conocimientos prácticos y la colaboración de actores privados, es decir a una public-private
partnership que nace de la necesidad de incorporar actores sociales a la solución de los problemas
globales.
•
7. La gobernabilidad global tiene como condición lo que Kant pedía ya en sus primeros tres
artículos cruciales para la paz perpetua: primero una paz garantizada a largo plazo solo puede
surgir en y entre Estados organizados constitucionalmente; segundo, la política mundial
ciertamente no necesita ningún Estado mundial rector, sino la fuerza reguladora de un derecho
de gentes obligatorio; tercero, la naciente sociedad mundial debe construirse sobre una
«constitución cosmopolita» con «derechos cosmopolitas», es decir, sobre el fundamento común de
los derechos humanos universales.
GOBERNABILIDAD Y DEMOCRACIA
GOBERNABILIDAD Y DEMOCRACIA
ANTONIO CAMOU
•
Una definición de diccionario nos diría que gobernabilidad significa, literalmente, "calidad,
estado o propiedad de ser gobernable"; gobernable significa, sin más, "capaz de ser
gobernado"; mientras que su opuesto, ingobernable, designaría aquello que es "incapaz de
ser gobernado".
•
Naturalmente, la gobemabilidad (o ingobernabilidad) no ha de ser pensada como una
dimensión absoluta de cualquiera de los dos términos de lo que podemos llamar la "relación
de gobierno" (es decir, la relación entre gobernantes y gobernados), sino como una
dimensión específica de esa relación.
•
En otras palabras, no es un Estado o gobierno lo que permite, por sí mismo, gobernar a una
sociedad, ni tampoco es la sociedad en sí misma gobernable o ingobernable; más bien, es la
relación compleja entre ambos términos lo que nos permite hablar de las condiciones de
gobernabilidad.
APROXIMACIONES AL CONCEPTO DE GOBERNABILIDAD
Antonio Camou
•
•
•
•
La gobernabilidad (Rial) puedes ser entendida como la "capacidad de las instituciones
y movimientos de avanzar hacia objetivos definidos de acuerdo con su propia actividad
y de movilizar con... coherencia las energías de sus integrantes para proseguir esas
metas previamente definidas.
Angel Flisfisch dice: "se entenderá que la gobernabilidad está referida a la calidad del
desempeño gubernamental a través del tiempo ya sea que se trate de un gobierno o
administración, o de varios sucesivos, considerando principalmente las dimensiones de
la 'oportunidad', la 'efectividad', la 'aceptación social', la 'eficiencia' y la 'coherencia'
de sus decisiones".
Los autores del Reporte Trilateral señalan a la crisis de gobernabilidad como en
un estado de desequilibrio: el dilema central de la gobernabilidad es que "las
demandas sobre el gobierno democrático crecen, mientras que la capacidad del
gobierno democrático se estanca" .
Desde la Grecia clásica el pensamiento político se ha movido entre dos concepciones:
a) una ligada a la esfera de la ética se ha centrado en el modelo de un "buen gobierno“
que incluye la noción de justicia; b) la otra relacionada con su acción se ha centrado en
un sistema de ejercicio del poder, incluye la noción de eficacia.
LOS TRES COMPONENTES DE LA GOBERNABILIDAD
Antonio Camou
•
a) GOBERNABILIDAD Y EFICACIA: LA TRADICIÓN DE LA "RAZÓN DE ESTADO". Esta primera corriente pone
énfasis en la dimensión de la eficacia/eficiencia en el ejercicio del poder político, como clave de la
gobernabilidad de un sistema social. En este contexto, se asemeja a la noción de razón de estado de
Maquiavelo, quién reemplaza el requisito de congruencia moral entre medios y fines por un criterio de
eficacia instrumental dictado por la necesidad de mantener el poder. En el sentido weberiano de
dominación se puede decir que a mayor probabilidad de encontrar cumplimiento a una decisión política,
tendríamos mayor grado de gobierno, y por tanto, mayor gobernabilidad.
•
b) GOBERNABILIDAD Y LEGITIMIDAD: LA TRADICIÓN DEL "BUEN GOBIERNO". La tradición del
pensamiento político ligada a la legitimidad de un ordenamiento político-social, al respeto a los derechos
humanos y a la obligación de proveer el bienestar general se manifiesta en la noción de buen gobierno. Al
decir de Aristóteles, se debe considerar “cuál es la forma de asociación política que puede ser… la mejor
para quienes sean capaces de vivir lo más posible conforme a sus ideas de vida . Para John Locke el fin del
gobierno es el de "conseguir la paz, la seguridad y el bien de la población”.
•
c) GOBERNABILIDAD Y ESTABILIDAD. En un plano intermedio, se ubica el problema del orden político
ligado a la "estabilidad". En tal sentido, un sistema será más gobernable en la medida en que posea mayor
capacidad de adaptación y mayor flexibilidad institucional respecto de los cambios de su entorno
nacional e internacional, económico, social y político. Leonardo Monino señala que un sistema de ser
capaz de cambiar adaptándose a los desafíos que provienen del ambiente" puesto que sólo "una continua
adaptación a la realidad siempre cambiante permite a un sistema sobrevivir".15
CONCEPTO DE GOBERNABILIDAD
Antonio Camou
La gobernabilidad es un estado de equilibrio dinámico entre demandas
sociales y capacidad de respuesta gubernamental. Esta definición
permite articular los principios de eficacia, legitimidad y estabilidad
presentes en los distintos análisis del tema de la gobernabilidad.
Demandas
Sociales
Punto de Equilibrio
Capacidad
Gubernamental
II. LOS GRADOS DE GOBERNABILIDAD
•
•
•
•
•
La concepción de un espectro continuo de "grados de gobernabilidad“ se puede expresar de
la siguiente manera
Gobernabilidad "ideal": El equilibrio puntual entre demandas sociales y respuestas
gubernamentales (una respuesta adecuada por cada demanda): una sociedad sin conflictos o
completamente neutralizados.
Gobernabilidad "normal": describe una situación donde las discrepancias entre demandas y
respuestas están en un equilibrio dinámico, varían dentro de márgenes tolerados para los
miembros de la comunidad política: hay conflictos pero esas diferencias son tolerables en el
marco de la relación de gobierno vigente .
Déficit de gobernabilidad: designa un desequilibrio entre el nivel de las demandas sociales y
la capacidad de respuesta gubernamental, que es percibido como inaceptable (anomalías)
por actores políticamente organizados y que hacen uso eficaz de su capacidad para amenazar
la relación de gobierno en una situación dada.
Crisis de gobernabilidad: describe una situación de "proliferación de anomalías", es decir,
una conjunción de desequilibrios inesperados y/o intolerables entre demandas sociales y
respuestas gubernamentales.
Ingobernabilidad: es, como el de gobernabilidad ideal, un concepto "límite" que designa la
virtual disolución de la relación de gobierno que une, por ambos lados, a los miembros de
una comunidad política.
DÉFICIT DE GOBERNABILIDAD.
Antonio Camou
Existen cuatro zonas que corresponden a las áreas comunes de acción de los sistemas
políticos a partir de los cuales se puede delinear un mapa de gobernabilidad de cada país:
•
•
•
•
El mantenimiento del orden y de la ley, lo que implica que haya una reconocida capacidad
del gobierno para mantener o restaurar rápidamente un nivel mínimo de orden; el
cumplimiento mínimo de la legislación y de las políticas gubernamentales y la ejecución de
las órdenes del gobierno.
La capacidad del gobierno para llevar adelante una gestión eficaz de la economía.
La capacidad del gobierno para promover el bienestar social y garantizar servicios sociales
mínimamente adecuados.
El control del orden político y la estabilidad institucional, esto es, la capacidad del sistema
político para incorporar, restringir o acomodar -de acuerdo con pautas institucionalizadas- a
individuos y grupos que buscan influir en el juego político, con el propósito de permitir el
flujo eficaz en la toma de decisiones.
CRISIS DE GOBERNABILIDAD.
Antonio Camou
•
•
•
En la década de los setenta fue notorio el quiebre del otrora exitoso "compromiso de
posguerra" que establecía un delicado equilibrio entre capitalismo y democracia, entre
mercado regulado y Estado interventor orientado a políticas de bienestar social.
Se plantean tres tipos de diagnósticos sobre esta crisis y sus respectivas medidas
correctivas:
La sobrecarga del gobierno político y del Estado ha sido determinada por un exceso de
expectativas que se presenta, a su vez, como causa y efecto de una excesiva expansión
de las competencias y de las funciones del Estado: medidas para reducir actividad del
gobierno, volver al mercado, reducir expectativas de los grupos sociales, aumentar
recursos al Estado; simplificación de instituciones y del Estado
La crisis se debe a las funciones contradictorias que debe cumplir el sistema políticoadministrativo en las sociedades del capitalismo tardío: medidas para atender las
problemáticas del combate a la pobreza, el alivio de los rezagos sociales y la extensión
del bienestar
La crisis es generada por limitaciones impuestas por las estructuras mismas de un
Estado que no se ha modernizado y que no puede responder a las exigencias que se
presentan en una sociedad altamente compleja: planificación tecnocrática, propuestas
de "ingeniería constitucional e institucional“, agilizar mecanismos de toma de
decisiones y unificar dependencias gubernamentales.
III. GOBERNABILIDAD Y DEMOCRACIA
Antonio Camou
De acuerdo con Norberto Bobbio la democracia (como forma de gobierno) hace referencia a
un conjunto de reglas fundamentales que establecen quién está autorizado a tomar
decisiones, bajo qué procedimientos y en qué condiciones. De acuerdo con esto, una forma
de gobierno será considerada democrática sólo si se cumple que:
a) los sujetos involucrados en los procesos de toma de decisiones son la mayoría de la
población adulta;
b) el procedimiento de toma de decisiones se rige por el principio de mayoría; y
c) están garantizadas un conjunto de libertades básicas (de opinión, de información, de
asociación, de reunión, etc.) que permiten a los sujetos involucrados presentar y/ o elegir
opciones políticas definidas sin que pesen sobre ellos mecanismos de coacción.
Los argumentos en favor de la gobernabilidad de las democracias pueden ser fundados en la
triple consideración de los factores de "legitimidad", "eficacia" y "estabilidad", a los que ya
hemos hecho referencia. En principio, el gobierno democrático es el único capaz de generar
una arraigada legitimidad social con base en el respeto a las libertades, la igualdad, la justicia
y la tolerancia entre individuos y grupos.
TENSIONES ENTRE GOBERNABILIDAD Y DEMOCRACIA
Antonio Camou
Las tensiones entre democracia y gobernabilidad se pueden argumentar de la siguiente
manera:
a) Las tensiones “internas” de la gobernabilidad democrática. En la opinión de Norberto
Bobbio, por un lado, los institutos que el régimen democrático heredó del Estado liberal...
(libertad de reunión, de opinión, de organización de grupos, etc.)... facilitan por parte de los
individuos y grupos peticiones a los poderes públicos que pretenden ser satisfechas en el
menor tiempo posible, bajo la amenaza de disminuir el consenso... Por otro lado, los
procedimientos dispuestos por un sistema democrático para tomar decisiones colectivas, o
que deberían dar respuestas a las demandas generadas por la sociedad civil, son tales que
frenan y a veces hacen inútiles -mediante el juego de vetos cruzados- la toma de decisiones.
b) Las limitaciones "externas" de la gobernabilidad democrática. La democracia
decimonónica consideró siempre que las unidades últimas de la sociedad política eran los
individuos, formalmente libres e iguales, y que entre éstos y el Estado ningún grupo, clase,
etnia o corporación podía sobreponerse, salvo los partidos políticos. Norberto Bobbio ha
llamado a este principio la promesa incumplida del "gobierno de los ciudadanos". El
desarrollo de formas de representación-negociación de carácter "neocorporativo",
destinadas a concertar las grandes líneas de la política socioeconómica, ha afectado de modo
irreversible el conjunto de atribuciones propias del sistema de representación políticoparlamentario
Nacida del contractualismo de los siglos XVII y XVIII, de la economía política y de la filosofía utilitarista
IV. UNA AGENDA INSTITUCIONAL PARA LA
GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA
Antonio Camou
El examen permite algunos de los más importantes retos a las democracias en América
Latina, y comenzar a definir una agenda, tentativa y provisional, para la gobernabilidad
democrática durante los próximos años.
a) La garantía del orden público.
b) La redefinición del esquema de relaciones entre Estado, mercado y sociedad civil.
c) Fortalecimiento de las instituciones del liderazgo político.
d) Revigorización de los partidos políticos.
e) Refuncionahzación de los mecanismos de representación.
TIPOS DE INSTITUCIONES POLÍTICAS
Las instituciones políticas son, en su sentido más básico, las reglas que rigen el juego político y
sus interacciones con otros sistemas, como el social o el económico juego político y sus
interacciones con otros sistemas, como el social o el económico. Asimismo, siguiendo a Rothstein
(1996: 199), es posible distinguir a grandes rasgos cuatro tipos de instituciones políticas:
(a) un primer tipo necesario para la adopción de decisiones colectivas vinculantes y, por tanto,
generadoras de normas (como los legislativos, los ejecutivos y, en algunos casos, los organismos
reguladores autónomos);
(b) un segundo tipo necesario para la implementación y la ejecución de dichas decisiones (entre
las que no se encuentra ya el parlamento, pero sí el gobierno, los organismos reguladores
autónomos y la administración u el mercado);
(c) un tercer tipo vendría definido por aquellas instituciones que vigilan el cumplimiento de los
acuerdos y resuelven los conflictos entre individuos surgidos a raíz de las normas generadas
(donde resulta clave el poder judicial); y
(d) aquellas encargadas de vigilar a los que vulneran las normas, sean o no miembros de la
comunidad (instituciones de imposición de normas como, por ejemplo, puede ser la
administración pública o los mecanismos informales como las sanciones de grupo).
AMÉRICA LATINA EN UN MUNDO GLOBALIZADO
En un mundo globalizado, señala García Canclini (2004:81), los asuntos teóricos y los dilemas de las
políticas económicas, políticas y socioculturales están relacionadas con la forma de reconocer las diferencias,
de corregir las desigualdades y de conectar a las mayorías a las redes globalizadas. En el caso de América
Latina, este autor plantea tres direcciones teóricas en las ciencias sociales:
• Los proyectos que destacan la tecnología en la recomposición global de la producción, el trabajo y
el consumo, y propugnan por la incorporación a los diferentes sectores de la población a los
avances tecnológicos, renovando la educación y los sistemas productivos y de servicios.
• Los proyectos que enfatizan la desigualdad caracterizan una historia de intercambios injustos a
nivel interno e internacional, asimetrías generadas por el capitalismo desde los inicios de la
modernidad y agravadas por la apertura comercial, las transferencias financieras hacia élites
especuladoras, y la apropiación de recursos económicos, educativos y culturales.
• Los que destacan las diferencias proponen proyectos de autonomía y formas de autogobernar
comunidades para acordar posiciones que sean respetadas dentro de las naciones modernas, o
gobiernos que asumen diferencias e intereses nacionales en proyectos más independientes de
desarrollo endógeno.
DE LA CRISIS A LA RENOVACIÓN SOLIDARIA
– Construyendo una comunidad política
– Construyendo una comunidad democrática
– Construyendo una comunidad moral y justa
– Desarrollo Sustentable y Desarrollo Humano
– Bienestar y Convivencia Pacífica
Descargar

Diapositiva 1