Bases psicológicas para la
Efectividad Organizacional
Yessica Gómez G-
Desarrollo Organizacional II
Fundamentos de la
Efectividad Personal y
Organizacional
• PARADIGMAS.Los paradigmas son los modos en que las
personas ven el mundo, en el sentido de
percepción, comprensión o interpretación. Otro
modo de entender los paradigmas es la idea de
que son teorías, explicaciones, modelos o
supuestos que son útiles para explicar la
realidad.
Los paradigmas no serían sino mapas de
nuestras mentes y corazones que dan origen
a nuestras actitudes y conductas y, en última
instancia, a resultados.
• PRINCIPIOS.Los principios son leyes naturales en la
dimensión humana que gobiernan la
efectividad y que no pueden quebrantarse.
Estos principios representan verdades
profundas,
fundamentales,
duraderas,
universales y permanentes que han sido
reconocidas por todas las civilizaciones
importantes a través del tiempo.
Si los Paradigmas son el mapa, pues los
principios son el territorio. Uno de los principios
más importantes es la ley de la cosecha. Bastaría
para comprenderlo preguntarnos lo siguiente:
¿Podemos cosechar aquello que no hemos
sembrado con nuestro propio esfuerzo?
Algunos otros principios son los siguientes:
Calidad,
Cambio,
Desarrollo,
Dignidad
Humana, Educación, Integridad, Rectitud,
Servicio, Potencial y Proceso.
• PROCESO DE ADENTRO HACIA A
FUERA
El proceso de cambio y desarrollo personal
SIEMPRE se produce de adentro hacia
fuera, y se sustenta en los principios, la
persona humana (carácter, paradigmas y
motivaciones)
efectividad.
y
los
hábitos
de
la
Esto quiere decir, que los programas de cambio y
desarrollo personal para poder ser realmente
efectivos, tienen antes que ser asimilados
internamente por la persona traspasando las
resistencias internas y las barreras externas.
• HÁBITOS DE EFECTIVIDAD
Los hábitos no serían sino lo resultante de la
intersección de tres elementos:
– Conocimiento, responde al qué hacer y por
qué.
– Capacidad, responde al cómo hacer.
– Deseo, responde al querer hacer o
motivación.
Conocimiento
(qué, por qué)
HÁBITOS
Capacidades
(cómo)
Deseo
(querer)
Veamos, a título de ilustración, el hábito de la
lectura a través de estos tres elementos:
1. ¿Qué debo leer y por qué debo leer?;
2. ¿Cómo debo leer?;
3. ¿Deseo leer?
Si una determinada persona carece del hábito de la
lectura, resulta indudable que uno o más de estos
elementos no están en la intersección.
Los
siete
hábitos
encarnan
principios
esenciales arraigados en nuestra conciencia
moral y en nuestro sentido común. Los
hábitos de la efectividad, son los siguientes:
LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA
1. Sea proactivo, hábito de la responsabilidad.
2. Empiece con un fin en mente, hábito del liderazgo
personal.
3. Establezca primero lo primero, hábito de la
administración personal.
4. Piense en ganar/ganar, hábito del beneficio mutuo.
5. Procure primero comprender y después ser
comprendido, hábito de la comunicación efectiva.
6. Sinergice, hábito de la interdependencia.
7. Afile la sierra, hábito de la mejora continua.
• NIVELES DE EFECTIVIDAD.Estos
niveles
de
efectividad
siguientes:
• Efectividad personal.
• Efectividad interpersonal.
• Efectividad gerencial.
• Efectividad organizacional.
son
los
• La efectividad personal, basada en el principio de la
confiabilidad, constituye la relación conmigo mismo.
• La efectividad interpersonal, sustentada en el
principio de confianza, son mis relaciones e
interacciones con los demás.
• La efectividad gerencial, sostenida en el principio
del facultamiento, es la responsabilidad de hacer que
otros lleven a cabo determinada tarea con un claro
sentido de responsabilidad y compromiso.
• La efectividad organizacional, soportada en el
principio de alineamiento, es la
necesidad de
organizar a las personas en armonía con las líneas
maestras de la organización.
Los Hábitos de la efectividad
personal y organizacional.
Los 7 hábitos de la gente
altamente efectiva
Hábito
Descripción
Hábito de la
responsabilidad
Empezar con un fin
Hábito del Liderazgo
en mente
personal
Establecer primero
Hábito de la
lo primero
administración personal
Pensar en
Hábito del benéficio
ganar/ganar
mutuo
Procurar primero
Hábito de la
comprender y
comunicación efectiva
Hábito de
Sinergizar
interdependencia
Hábito de la mejora
Afilar la sierra
continua
Proactividad
Resultados
Libertad
Sentido de vida
Priorizar lo importante
vs. Lo urgente
Bien común Equidad
Respeto Convivencia
Logros Innovación
Balance Renovación
PRIMER HÁBITO:
SEA PROACTIVO
PRINCIPIO DE LA VISIÓN PERSONAL
Modelo Reactivo
Estímulo
Respuesta
Modelo Proactivo
Estímulo
Libertad
Interior
de Elegir
Autoconciencia
Imaginación
Conciencia Moral
Respuesta
Voluntad
Independiente
• PRIMER HÁBITO: SEA PROACTIVO
Este hábito de efectividad representa la
posibilidad de asumir nuevos desafíos en un
ambiente
de
libertad
individual
y
responsabilidad social de la persona humana.
Este es el hábito de la conciencia y conducta de
responsabilidad, el que resulta determinante en
cada persona para comprender sus realizaciones
y frustraciones, sus retos y sus respuestas, sus
ambiciones y sus logros.
Algunos ejemplos ilustrativos sobre lo que
constituye el hábito de la responsabilidad:
• Acepte nuevos retos que lo desafíen a cuestionar
y romper su precaria seguridad para desarrollarse
cada vez más.
• Supere con decisión y valor las barreras internas y
externas que le impiden actuar en forma
proactiva.
• Actúe con suma responsabilidad en su trabajo
como un camino inteligente para progresar.
• Reafirme día a día la responsabilidad que tiene
sobre su propia vida.
SEGUNDO HÁBITO:
EMPIECE CON UN FIN EN
MENTE
PRINCIPIO DEL LIDERAZGO PERSONAL
El CENTRO
DE VIDA
Sabiduría
Seguridad
CENTRO
Poder
Guía
FACTORES
• La seguridad representa nuestro
sentido
de
identidad,
la
valía,
nuestra
nuestra
base
emocional, nuestra autoestima,
nuestra fuerza personal básica (o
la ausencia de ella).
•Por guía se entiende la fuente de
dirección en la vida. Circunscritos
por nuestro mapa (nuestro marco
de referencia interno que nos
interpreta lo que sucede afuera)
están las normas, principios o
criterios implícitos que día tras día
gobiernan nuestras decisiones y
acciones.
• La sabiduría es nuestra perspectiva
de la vida, nuestro sentido del
equilibrio, nuestra comprensión del
modo en que se aplican los diversos
principios y partes, y de las
relaciones que establecen entre sí.
Abarca el juicio, el discernimiento,
la comprensión. tenderemos a
repetir errores anteriores.
•El poder es la capacidad o
facultad de actuar, la fuerza y
potencia para realizar algo. Es la
energía vital para elegir y decidir.
Incluye también la capacidad para
superar hábitos profundamente
enraizados y cultivar otros
superiores, mas efectivos.
LOS CENTROS ALTERNOS DE VIDA
Todos tenemos un centro, aunque por lo general
no lo reconozcamos como tal. Tampoco
reconocemos sus efectos omnímodos que inciden
en todos los aspectos de nuestras vidas.
Examinemos brevemente varios centros o
paradigmas nucleares típicos para comprender
mejor como afecta a estas cuatro dimensiones
fundamentales y, en última instancia, al flujo vital
que emana de ellas.
LOS CENTROS ALTERNOS DE VIDA
Seguridad
Familia
Dinero
Trabajo
Cónyuge
Sabiduría
PRINCIPIOS
Uno mismo
Iglesia
PoderAmigos
Enemigos
Guía
Posesiones
Placer
LOS CENTROS ALTERNOS DE VIDA
Al centrarnos en el Espejo Social, estamos
permitiendo que las circunstancias y las
opiniones de los demás nos guíen y controlen,
por lo tanto:
Si nos concentramos en las bases alternativas
del trabajo, placer, amigos, enemigos,
cónyuges, familia, uno mismo, iglesia, etc.,
nos debilita, por lo tanto:
• Si carecemos de seguridad y
autoestima, tendemos a ser
emocionalmente dependientes de
otros.
• Si carecemos de sabiduría,
tenderemos a repetir errores
anteriores.
• Si carecemos de poder, tenderemos a
reflejar lo que nos pasa y a
reaccionar ante la condiciones
externas y ánimo interno.
LOS CENTROS ALTERNOS DE VIDA
Al centrarnos en Principios correctos, nos
volvemos más equilibrados, organizados.
También adquirimos sentidos de administración
del conjunto de todos los aspectos de nuestra
vida entre ellos; el tiempo, el talento personal,
el dinero, las propiedades, nuestras relaciones,
nuestra familia, nuestro cuerpo.
SI NOS BASAMOS EN PRINCIPIOS
OBTENDREMOS:
• Seguridad, cuando nos sentimos amenazados
por el cambio, comparaciones o críticas.
• Guía, para descubrir nuestra misión, definir
nuestro rol y diseñar pautas y objetivos.
• Sabiduría, para aprender de nuestros errores y
perseguir el constante perfeccionamiento.
• Poder, para comunicar y cooperar incluso bajo
condiciones de estrés y cansancio.
EMPIECE CON UN FIN EN MENTE
Este hábito de efectividad refleja el liderazgo
personal y satisface plenamente la necesidad
de encontrar un sentido a la propia existencia.
Este es el hábito de la primera creación o
creación mental, el que resulta esencial en
cada
persona
para
comprender
cumplimiento de su misión existencial.
el
Algunos ejemplos ilustrativos sobre lo que es el
hábito del liderazgo personal:
• Decida y actúe iluminándose con su propia visión
de futuro.
• Dirija su vida previendo su derrotero futuro.
• Contraste sus decisiones y acciones con su
misión personal y realice los ajustes que
correspondan.
• Acepte que su vida tiene un sentido pero
reconozca también que es usted quien tiene que
descubrirlo.
• Lidere su vida trazando el rumbo que recorrerá
hoy y mañana.
TERCER HÁBITO:
ESTABLEZCA PRIMERO LO
PRIMERO
PRINCIPIO DE LA ADMINISTRACIÓN
PERSONAL
MATRIZ DE LA ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO
IMPORTANTE
II
I
Prevención, actividades de CP
Crisis
Construir relaciones
Problemas apremiantes
Reconocer nuevas
oportunidades
Proyectos cuyas fechas
vencen
Planificación, recreación
NO
URGENTE
URGENTE
Interrupciones, algunas llamadas
Trivialidades, ajetreo inútil
Correo, algunos informes
Algunas cartas
Algunas reuniones
Algunas llamadas telefónicas
Cuestiones inmediatas, acuciantes
Perdidas de tiempo
Actividades populares
Actividades agradables
III
NO IMPORTANTE
IV
•TERCER HÁBITO: ESTABLEZCA
PRIMERO LO PRIMERO
Este hábito de efectividad interpreta la idea de la
administración personal, y su aplicación
inteligente posibilita que las personas puedan
encontrar la diferencia entre lo importante y lo
urgente para ser más efectivas. Este es el hábito
de la segunda creación o creación física, el que
resulta básico para comprender la calidad de las
decisiones y acciones en el día a día.
Algunos ejemplos ilustrativos sobre el hábito
de la administración personal:
– Defina en forma prioritaria los objetivos y
metas que deberá alcanzar en el corto,
mediano y largo plazo.
– Decida sobre aquello que no es urgente pero
sí importante en su vida . . . y determine
actuar en consecuencia.
– Precise sus roles y objetivos, esfuércese por
cumplirlos . . . y renuévelos.
– Establezca un modelo de conducta que le
permita ser plenamente interdependiente.
– Efectivice sus resultados
previamente
la
jerarquía
obligaciones.
definiendo
de
sus
– Trabaje y comprométase diariamente sobre
su victoria privada.
– Practique a diario el uso de su planificador
(agenda) para marcar día a día la diferencia.
CUARTO HÁBITO:
PIENSE EN GANAR / GANAR
PRINCIPIO DEL LIDERAZGO
INTERPERSONAL
•CUARTO HÁBITO: PIENSE EN
GANAR/GANAR
Este hábito de efectividad ejemplifica el beneficio
mutuo y ayuda poderosamente a encontrar el
equilibrio en las relaciones humanas con un sentido
de bien común y equidad. Este es el hábito que
posibilita el logro de satisfacciones compartidas
entre todas aquellas personas que participan en un
proceso de negociación.
Algunos ejemplos ilustrativos sobre el
hábito del beneficio mutuo, son los
siguientes:
– Piense que si trata al otro como a usted
mismo le gustaría ser tratado, estaría
sembrando la semilla del ganar / ganar.
– Acepte el hecho de que tanto usted como
los demás pueden y deben resultar
beneficiados en una negociación.
– Negocie actuando con integridad, madurez
y mentalidad de abundancia.
– Decida aquello que favorezca el bien común
y la equidad.
– Actúe pensando
beneficiarse.
en
que
todos
deben
– Cultive una filosofía de vida ganar / ganar en
la vida familiar, laboral y social.
– Estimule la inteligencia del equipo de trabajo
aportando una filosofía y conducta
sustentada en ganar / ganar.
QUINTO HÁBITO:
PROCURE PRIMERO
COMPRENDER Y DESPUÉS
SER COMPRENDIDO
PRINCIPIO DE COMUNICACIÓN ÉMPATICA
•QUINTO HÁBITO: PROCURE PRIMERO
COMPRENDER Y DESPUÉS SER
COMPRENDIDO
Este hábito de efectividad describe la
comunicación efectiva y conviene aplicarlo a los
efectos de desarrollar los beneficios de la
inteligencia emocional y obtener un clima social
de respeto y convivencia armoniosa.
Este es el hábito que sustenta la necesidad de
comprender con empatía al otro para después ser
comprendido y poder edificar relaciones
interpersonales más constructivas.
Algunos ejemplos ilustrativos sobre el hábito de
la comunicación empática:
– Aprenda mentalmente a ponerse en los zapatos
del otro para empezar a comprenderlo.
– Pregúntese si la calidad de su comunicación con
las personas aporta el respeto necesario y
posibilita una convivencia armoniosa.
– Reconozca que para comprender al otro deberá
aprender a escucharlo . . . con la mente abierta.
– Entienda al otro para comunicarse, primero, y
encontrar juntos una solución efectiva, después.
– Compórtese con la necesaria firmeza y
seguridad frente a los demás para ser
escuchado.
– Realice depósitos constantes y positivos en la
cuenta bancaria emocional de los demás.
– Aprenda a establecer una comunicación
empática escuchando y dejándose escuchar.
SEXTO HÁBITO:
SINERGICE
PRINCIPIO DE COOPERACIÓN CREATIVA
•SEXTO HÁBITO: SINERGICE
Este
hábito
de
efectividad
implica
la
interdependencia y es el producto social de
individuos,
familias,
equipos
de
trabajo
y
organizaciones bien integradas, productivas y
creativas. Este es el hábito que fundamenta los
logros sinérgicos del trabajo en equipo,
vale decir de aquellos equipos en los que el
resultado del colectivo es mayor que la
simple suma de sus integrantes.
También podría afirmarse que el cociente
intelectual del equipo es mayor que el
promedio
del
cociente
intelectual
de
aquellos que participan en su composición.
La sinergia es un producto resultante de la
calidad de las relaciones internas y externas
de
calidad
singular.
Así,
la
sinergia
intrapersonal es consecuencia de la práctica
de los tres primeros hábitos que propician la
victoria privada o maestría personal; en tanto
que la sinergia interpersonal es el resultado de
la práctica de los tres segundos hábitos que
generan la victoria pública o maestría
interpersonal.
Otra manera de enfocar la sinergia
interpersonal es considerarla como un
producto de la mentalidad de abundancia, la
cuenta bancaria emocional y el esfuerzo por
procurar primero comprender.
Un ejemplo notable de sinergia son los
círculos
de
calidad
productivos y creativos.
comprometidos,
Algunos ejemplos ilustrativos sobre el hábito
de la interdependencia, son los siguientes:
– Sinergice
actuando
con
proactividad,
competitividad y creatividad en su equipo
de trabajo.
– Seleccione la tercera idea superior en los
grupos humanos en los que participe.
– Alcance nuevos logros y propicie la
innovación en su propia familia.
– Supérese a sí mismo para desarrollar cada
una de las dimensiones de su personalidad
y lograr una mayor sinergia interna.
– Actúe proactivamente para ayudar a la
formación de un equipo de trabajo bien
integrado y productivo.
–Acepte la diversidad como una fortaleza del
equipo de trabajo que se necesita explotar
con inteligencia, creatividad y sensibilidad.
– Intégrese a un equipo de trabajo sumando y
multiplicando esfuerzos para alcanzar los
objetivos del grupo en forma sinérgica.
SEPTIMO HÁBITO:
AFILE LA SIERRA
PRINCIPIO DE AUTORRENOVACIÓN
EQUILIBRADA
Se denomina a este hábito afilar la sierra por
aquella historia que relata acerca de un
leñador que se encuentra en pleno bosque
tratando con mucho afán de derribar árboles
con su hacha. Sin embargo, no le pasa por sus
mientes que su hacha también requiere ser
afilada cada cierto tiempo para que recupere
su filo y pueda seguir brindando un buen
servicio.
Pues eso es precisamente lo que acontece con
las personas cuando no son capaces de
hacer un alto en el camino de su vida para
recuperar nuevas energías con el descanso
reparador, la lectura de estudio, la ayuda
solidaria al prójimo o la meditación. Las
personas requerimos renovación en todas y
cada una las dimensiones de nuestra
personalidad: física, mental, socio-emocional
y espiritual.
•SEPTIMO HÁBITO: AFILE LA SIERRA
Este hábito de efectividad interpreta la mejora
continua y ofrece un horizonte de superación
personal en todas y cada una de las áreas de
nuestra personalidad. Este es el hábito que
permite entender el mejoramiento personal en las
dimensiones física, mental, socio-emocional y
espiritual.
LAS 4 DIMENSIONES DE LA RENOVACIÓN
Física
Ejercicio, nutrición,
control del estrés
Mental
Leer, visualizar,
planificar, escribir
Emocional / Social
Servicio, empatía, sinergia,
seguridad intrínseca
Espiritual
Clasificación de los
valores, compromiso
con los valores, estudio
y meditación
Algunos ejemplos ilustrativos sobre el hábito
de la mejora continua, son los siguientes:
– Descanse plácidamente las horas que
necesita para reponer sus energías físicas
y mentales.
– Lea, estudie y reflexione . . . todavía
sigue siendo una de las maneras más
inteligentes de informarse, educarse y
cultivarse.
– Mejore todo lo que realiza, siempre existirá
la posibilidad de mejorar.
– Aliméntese en forma nutritiva y sana para
estar siempre en buena forma.
– Ofrézcase a sí mismo la posibilidad de
renovarse en todos las dimensiones de su
personalidad.
– Cultive una vocación de servicio sirviendo
a los demás con amor.
Interdependencia
PPC... y DSC
Sinergice
Victoria
Pública
5
6
Piense en
ganar/ganar
4
Afile
la
sierra
Independencia
3
Primero lo
primero
7
Victoria
privada
1
Sea Proactivo
2
Empiece con un
fin en mente
Dependencia
La sinergia de los hábitos
de la efectividad personal y
organizacional.
Se establece muy claramente que los hábitos
de la efectividad personal y organizacional
deben ser aplicados en forma integral,
interrelacionada y secuencial. Los siete
hábitos
de
la
efectividad
personal
y
organizacional deben ser aplicados en forma
integral para propiciar precisamente su
sinergia.
Los hábitos también se encuentran entre sí
interrelacionados, lo que también favorece su
sinergia interna. La secuencia de los hábitos
establece, primero, el logro de la victoria
privada, básicamente por la práctica de los tres
primeros hábitos de la efectividad; y, después,
la victoria pública, fundamentalmente por la
práctica de los tres segundos hábitos.
El séptimo hábito debe practicarse en todo
momento por cuanto ayuda a mejorar
sustantivamente todas las dimensiones de la
personalidad: física, mental, socio-emocional
y espiritual. La clave de la efectividad de los
siete hábitos reside precisamente en su
aplicación
secuencial.
integrada,
interrelacionada
y
Las Personas y los
Líderes Centrados en
Principios.
Opciones de Liderazgo
Proceso del Poder
USTED
Opción de
Liderazgo
Poder
Coercitivo
Poder
Utilitario
Poder centrado
en principios
Miedo
Equidad
Honor
Control
temporal
reactivo
Influencia
funcional
reactiva
Influencia
proactiva
sostenida
Poder Coercitivo, se sigue a los líderes por
miedo, temen lo que les puede ocurrir, si no
hacen lo que se les pide. El líder que controla
a los demás por medio del miedo descubrirá
que su control es reactivo y temporal,
desaparece cuando desaparece el líder.
Poder Utilitario, que indica que se sigue a los
líderes por los beneficios que se pueden
obtener de ellos.
En este caso el líder los conduce al
individualismo y no al trabajo en equipo y la
eficacia del grupo.
Poder Centrado en Principios, el que se
basa por que los seguidores tienden a creer
en ellos y en lo que están tratando de llevar a
cabo.
Son personas en las cuales se confían y a las
cuales se respetan y honran. Y los demás los
siguen porque eso es lo que desean, quieren
creer en ellos y en sus causas, quieren hacer
lo que el líder decide.
El Liderazgo Centrado en
Principios
“Centramos nuestra vida y nuestro liderazgo
de organizaciones y personas en ciertos
principios que constituyen verdaderos nortes”
Para que las personas avancen hacia la
supervivencia y estabilidad depende del grado
en que reconozcan y vivan con principios
básicos como: La rectitud, equidad, justicia,
integridad, honestidad y confianza.
Al centrarnos en Principios
correctos
Nos volvemos más equilibrados, organizados,
firmes y arraigados.
También adquirimos sentidos de administración del
conjunto de todos los aspectos de nuestra vida,
entre ellos: el tiempo, el talento personal, el
dinero, las propiedades, nuestras relaciones,
nuestra familia, nuestro cuerpo.
Si nos basamos en principios obtendremos:
Seguridad, cuando nos sentimos amenazados por
el cambio, comparaciones o críticas.
Guía, para descubrir nuestra misión, definir nuestro
rol y diseñar pautas y objetivos.
Sabiduría, para aprender de nuestros errores y
perseguir el constante perfeccionamiento.
Poder, para comunicar y cooperar incluso bajo
condiciones de estrés y cansancio.
¿Que sucede cuando el Líder se
concentra en principios?
Si un Líder se concentra en los principios,
confiere a quienes los comprenda el poder de
actuar, sin tener que estar conduciéndolos,
evaluándose, corrigiéndolos o controlándolos
constantemente.
No es una fe ni una obediencia ciega, ni
estamos tratando con robots.
Es por el contrario, un compromiso consciente,
voluntario de todo corazón, totalmente libre.
Es la marca de la calidad, la distinción y la
excelencia en todas las relaciones.
Se basa en el honor: el líder honra al seguidor
y este opta libremente por colaborar, por que
también honra al líder.
Con el poder centrado en principios queda de
manifiesto el autocontrol.
El poder se origina cuando los seguidores
persiguen que sus líderes son honorables y por
eso se confían e inspiran en ellos, creen
firmemente en sus metas y desean ser dirigidos.
El poder centrado en principios estimula el
comportamiento ético.
La ética se sustenta en el compromiso de hacer
lo correcto.
Características de las Personas y los Líderes
Centrados en Principios
Diversos estudiosos e investigadores de la
psicología han planteado en varias de sus obras un
conjunto de características psicológicas que
definirían al hombre maduro. Abraham H. Maslow
(1908 - 1970) en su libro Motivación y
Personalidad (1954) explicó mediante una muy
valiosa y original investigación un conjunto de
rasgos de la personalidad auto desarrollada.
CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD
1. Percepción más eficiente de la realidad y relaciones más cómodas con ella
2. Aceptación de sí mismo, de otros, de la naturaleza
3.- Espontaneidad
4.- Enfoque del problema.
5.- La cualidad de separación; la necesidad de soledad
6.- Autonomía, independencia de cultura y medio ambiente
7.- Novedad continuada de expresión
8.- La experiencia mística; el sentimiento oceánico
9.- Sentimientos hacia la humanidad de identificación, simpatía y afecto
10.- Relaciones interpersonales
11.-La estructura del carácter democrático
12.- Discriminación entre medios y fines
13.- Sentimiento filosófico de buen humor
14.- Creatividad
15.- Resistencia a la “enculturación”.
MASLOW
Stephen R. Covey también ha definido,
sustentándose en sus propios estudios y
observaciones, las características distintivas
de las personas y líderes centrados en
principios. De acuerdo con Covey, las
características de las personas centradas en
principios, serían las siguientes:
CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA CENTRADA EN PRINCIPIOS
1. Son más flexibles y espontáneas
2. Sus relaciones con los demás son más fecundas y gratificantes
3.- Son más sinérgicas
4.- Aprenden continuamente
5.- Se vuelven más propensas a contribuir
6.- Obtienen resultados extraordinarios
7.- Desarrollan un saludable sistema inmunitario psicológico
8.- Fijan sus propios límites
9.- Llevan una vida más equilibrada
10.- Se sienten más confiadas y seguras
11.- Son más capaces de hacer coincidir lo que pregonan con lo que realizan
12.- Se concentran en su círculo de influencia
13.- Cultivan una rica vida interior
14.- Irradian energía positiva
15.- Disfrutan más de la vida
COVEY
Siguiendo a Covey, señalamos las
características distintivas de los líderes
centrados en principios. Tales
características, serían las siguientes:
CARACTERÍSTICAS DE LOS LÍDERES
CENTRADOS EN PRINCIPIOS
1. Aprenden continuamente
2. Tienen vocación por servir
3.- Irradian energía positiva.
4.- Creen en los demás.
5.- Dirigen sus vidas de forma equilibrada
6.- Ven la vida como una aventura
7.- Son sinérgicos
8.- Se ejercitan para la autorrenovación
COVEY
Aprenden continuamente.- Son
educadas constantemente por sus
propias experiencias. LEEN, buscan
la forma de CAPACITARSE, toman
clases, escuchan a los demás,
aprenden tanto a través de sus oídos
como de sus ojos. Son curiosas,
preguntan constantemente. A
menudo amplían su competencia, su
capacidad de hacer cosas.
Desarrollan nuevas habilidades y
nuevos intereses.
Tienen Vocación de Servicio.- Quienes luchan
para centrarse en principios consideran la vida
como una misión, no como una carrera. Las
fuentes que los nutren los dispuestos y
preparado para el servicio. Todas las mañanas,
en efecto, se atan al YUGO y se colocan los
arneses del servicio, pensando en los demás.
Irradian energía positiva.- El semblante
de una persona basada en principios es
alegre, placentero, feliz. Su actitud es
optimista, positiva, animoso. Su espíritu es
entusiasta, esperanzando, confiando.
Esta energía positiva es como un campo
de energía o un aura que las rodea y, de la
misma forma, carga o cambia los campos
de energía más débiles o negativos que se
hallan a su alrededor. Cuando entra en
contacto con alguna energía negativa
poderosa, tiende a neutralizarla o a
eludirla o se aparta.
Creen en los demás.Las personas basadas en principios no
sobrerreaccionan ante las conductas negativas, las
críticas, ni debilidades humanas. No creen haber
progresado cuando descubren las debilidades ajenas.
No son ingenuas son conscientes de que esa debilidad
existe. Se niegan a etiquetar, estereotipar, clasificar y
prejuzgar a los demás.
Por lo contrario detectan al roble
joven entre los arbustos y lo
ayudan a transformarse en un
gran árbol. Creen ver lo bueno
en las personas y lo ven.
Dirigen sus vidas de forma equilibrada.Leen los mejores libros y revistas y se
mantienen al día respecto al curso de los
negocios y acontecimientos. Son socialmente
activos y tienen muchos amigos y algunos
confidentes. Distinguen su propio valor, que se
pone de manifiesto en su valentía e integridad,
y en que no sienten la necesidad de alardear,
ostentar con su fama, mostrar su poderío,
propiedades, títulos, etc..
Tienen poder de discernir, reconocen
valores, condenan lo malo y luchan por lo
bueno, no manipulan, se sienten felices
con el éxito de los demás.
De algo sí que podemos estar seguros
revisando el significado psicológico de todas
estas características de personalidad. Todas
ellas, en mayor o menor grado, se relacionan
con lo que hoy día se denomina Inteligencia
Emocional.
De tal manera que el desarrollo de estas
características de personalidad no significará
sino
el
desarrollo
de
lo
que
denominamos inteligencia emocional.
hoy
Reflexiones finales.
Es necesario considerar estas ideas porque
pueden
ayudar
muy
efectivamente
en
el
propósito de contribuir al desarrollo personal y
organizacional. ¿Son ideas difíciles de aplicar,
quizá algo costosas y, además, con resultados
más mediatos que inmediatos? Es posible que la
respuesta sea afirmativa;
sin embargo, en el tema de la efectividad
personal y organizacional, de la misma manera
que en el de la inteligencia emocional, todavía
no se conocen atajos, caminos cortos o rutas
fáciles. De lo que no podemos dudar es que en
estos tiempos turbulentos que corren se requiere
impulsar decisivamente en las empresas
programas que ayuden efectivamente al
desarrollo humano.
Sin éste, a no dudarlo, no será posible en modo
alguno lograr el desarrollo organizacional en
forma firme y sostenida en un contexto mundial
de creciente competencia e incremento de
competitividad. Finalmente, es muy necesario
señalar la extraordinaria importancia que tiene la
conducta ética en todos los ámbitos de actuación
de la persona humana.
Conducta ética que refleja la calidad de los
valores humanos y que no puede olvidarse en la
compleja realidad de las organizaciones y
comunidades. Conducta ética que retrata el
patrimonio de humanidad de los actores sociales
en un mundo esperanzador y convulsionado.
Conducta ética que necesita expresarse en el
desarrollo humano por cuanto sin esta base de
principios no podría sostenerse con solidez la
efectividad personal y organizacional.
La inteligencia emocional significa también,
entre muchas otras cosas, la capacidad para
expresar a plenitud la conducta ética, rica en
valores humanos y esencia de nuestra propia
humanidad.
Descargar

Descarga