EL INICIO DE LA EDAD MODERNA
Los Reyes Católicos encargaron la realización de
este templete, destinado a conmemorar y señalar el
lugar donde, según la tradición, había sido crucificado
San Pedro .Su diseñador fue Bramante y lo construyó
en Roma en 1502, por tanto pertenece a la etapa del
Cinquecento.
Tiene planta circular y está situado sobre una
plataforma con tres escalones. Se diferencian dos
pisos: el inferior, rodeado por columnas, y el superior,
en el que destaca la balaustrada(barandilla).El Templo
está rematado por una cúpula semiesférica
El piso inferior está decorado mediante pilastras
adosadas de orden dórico y rodeado por un círculo de
columnas del mismo orden. A cada lado de la puerta
se abren sendos nichos vacíos y el resto del piso está
decorado con ventanas.
El piso superior tiene un escudo sobre la ventana
central y nichos vacíos que lo rodean. La cúpula se
remata con un adorno en forma de pequeña cúpula.
En resumen, esta obra se caracteriza por sus
pequeñas proporciones adaptadas al cuerpo
humano(13 metros de altura frente a las catedrales
góticas, que podían alcanzar hasta los 100 metros); su
planta circular copiada de los templetes griegos; y sus
elementos decorativos, inspirados en el arte de la
Antigüedad clásica(columnas y pilastras dóricas,
nichos y balaustradas…)
El conjunto simboliza la importante posición del
apóstol San Pedro en la Iglesia, como sucesor de
Cristo.
La Piedad es un grupo escultórico realizado en mármol por Miguel
Ángel entre 1498 y 1499 y que se encuentra en la Basílica de San
Pedro, en la ciudad del Vaticano
La composición del grupo escultórico dibuja una estructura
piramidal, equilibrada, expresando tranquilidad. El triángulo viene
marcado actuando de vértice la cabeza de María y de base la del
grupo escultórico. Cabe aquí recordar que entre todas las formas
geométricas, el triángulo y el círculo son las preferidas para
representar la divinidad.
Los cuerpos tienen un tratamiento diferente, ya que el de Jesús
aparece con un cuidado estudio anatómico que muestra el perfecto
conocimiento que el artista tenía de los recursos expresivos propios
de su oficio, llegando a plasmar un cuerpo en el que no se esculpen
las huellas del inmenso sufrimiento que soportó Jesús antes de
morir, mientras que el de María aparece totalmente cubierto por
los gruesos ropajes El tratamiento del manto, cincelado con
grandes pliegues, provoca contrastes de luz y sombra que realzan el
valor plástico de la obra.
Los rostros muestran una belleza idealizada ya que vemos que
María es más joven que su hijo, lo cual no es sino un recurso para
mostrarla “Eternamente Virgen”. La juventud del rostro de la virgen
simboliza la pureza y la virginidad de la madre de Dios.
Para Miguel Ángel lo primordial en su obra es el reconocimiento
de la grandeza del ser humano como humanista convencido que es
y, en ésta nos refleja unos sentimientos contenidos, con rostros
muy hermosos, sin gestos que los descompongan. María aparece
contenida, dejando que su profundo dolor quede dentro de ella, sin
mostrarlo hacia fuera, es un dolor interno, como de aceptación del
mismo.
.
GIOCONDA
La pintura sobre tabla con el retrato de Mona Lisa, iniciada en
1503(Cinquecento) es una de las más celebres obras de Leonardo. Se
trata de la esposa de Franceco del Giocondo, un banquero florentino,
aunque según otras interpretaciones podría tratarse del amante del
propio Leonardo, vestido de mujer o una autorretrato del autor en
versión femenina.
Como gran estudioso de la proporción, Leonardo muestra en este
retrato, en el que utiliza la técnica del óleo(consiste en disolver los
colorares en un aglutinante oleoso, como el aceite de linaza y para que
se seque mejor se le añaden cuerpos volátiles como el aguarrás), una
composición piramidal perfecta. La búsqueda de la profundidad hace
que disponga a la figura ligeramente vuelta( contraposto) para evitar la
frontalidad.
El retrato, de medio cuerpo, ofrece la imagen de la retratada
sentada en una silla, dentro de un balcón que permite la vista del
paisaje, en el que predominan los tonos verdes y azulados, y en el que
el pintor ha logrado captar la atmósfera.
La luz entra por la izquierda y deja espacios en sombra que ayudan
a crear volumen, iluminando el rostro y las manos, mientras que el
resto del cuerpo aparece en la oscuridad
Los contornos del dibujo son imprecisos y a medida que nos
alejamos el paisaje se difumina(sfumato), se emborrona, igual que
cuando miramos a lo lejos en el horizonte.
En resumen, a través de este retrato, de rostro enigmático, (no se
sabe si es un rostro sonriente o que denota amargura)Leonardo
manifiesta la consideración humanista de la persona , que se
independiza de los cuadros de temática religiosa, en los que hasta
ahora aparecía como una figura secundaria
Entre las obras maestras del Plateresco en
Castilla destaca la Fachada de la Universidad de
Salamanca, fechada en torno a 1529-33(período
plateresco), que costó la elevada cifra de 30.000
ducados. Se caracteriza este estilo por tratar la
pared como si lo hiciese un platero que labra
filigranas sobre una joya.
Está ordenada simétricamente en tres cuerpos
sobrepuestos, separados por sus
correspondientes frisos. El compartimiento
inferior está dividido a su vez en cinco espacios
separados por pilastras, apreciándose en el
central el retrato de los Reyes Católicos en un
medallón; los cuatro espacios restantes
presentan una decoración vegetal, animal y
humana entrelazada(grutescos). El segundo
compartimiento también está dividido en cinco
espacios y en el central aparece el escudo de
armas de Carlos I. Por último, en el
compartimento superior nos encontramos en el
centro con un sumo pontífice sentado en su
cátedra, rodeado de cardenales y otros
personajes. Todo este programa iconográfico
tenía como objetivo la exaltación de la Corona
Española y representaba el triunfo de la
Monarquía autoritaria.
El palacio de Carlos V fue mandado construir en 1527(período clasicista) en el mismo
recinto de la Alhambra. El proyecto fue realizado por Pedro Machuca, arquitecto y pintor
de formación italiana.
La planta de este edificio está constituida por un cuadrado dentro del cual aparece
inscrito un círculo., símbolo del poder del monarca. Este palacio expresa, por tanto, la
idea del poder imperial.
En el exterior la decoración es muy sencilla y se organiza en dos niveles: el bajo es de
orden dórico completamente almohadillado, en cuyas pilastras se insertan grandes anillas
de bronce decoradas. El piso superior es de orden jónico y sus pilastras alternan con
vanos adintelados provistos de frontones unos rectos y otros curvos. En las cuatro
fachadas principales aparecen representaciones escultóricas alusivas a la figura del
emperador insertas en medallones.
El monasterio de San Lorenzo del Escorial es la empresa artística más destacada del reinado de Felipe II. Iniciado en
1563 y concluido en 1583(período herreriano), el conjunto del Escorial fue encargado a Juan Bautista de Toledo, pero su
temprana muerte hizo que las obras fueran dirigidas por el arquitecto Juan de Herrera.
El rey proyectó un edificio que sirviera no sólo como Iglesia y lugar de residencia de una comunidad de monjes, sino
también como palacio desde donde gobernar. Además el lugar sería usado como panteón real y tendría una biblioteca
donde se reuniría todo el saber de su tiempo.
La planta presenta un esquema en forma de cruz, aunque la multiplicidad de funciones obliga a complicar esta
estructura, abriendo patios centrales. La ornamentación se reduce al máximo; las fachadas son lisas con hileras de
ventanas rectangulares sin marcos ni molduras, y las entradas principales se resaltan con la superposición de órdenes
dórico y jónico, pirámides coronadas por bolas y remate con frontón triangular.
El edificio se convierte en símbolo del poder real y de la Contrarreforma.
Descargar

EL INICIO DE LA EDAD MODERNA