Los Reyes Católicos encargaron la realización de este templete, destinado a conmemorar y señalar el lugar donde, según la tradición, había sido
crucificado San Pedro .Su diseñador fue Bramante y lo construyó en Roma en 1502, por tanto pertenece a la etapa del Cinquecento.
Tiene planta circular y está situado sobre una plataforma con tres escalones. Se diferencian dos pisos: el inferior, rodeado por columnas, y el
superior, en el que destaca la balaustrada(barandilla).El Templo está rematado por una cúpula semiesférica
El piso inferior está decorado mediante pilastras adosadas de orden dórico y rodeado por un círculo de columnas del mismo orden. A cada lado de
la puerta se abren sendos nichos vacíos y el resto del piso está decorado con ventanas.
El piso superior tiene un escudo sobre la ventana central y nichos vacíos que lo rodean. La cúpula se remata con un adorno en forma de pequeña
cúpula.
En resumen, esta obra se caracteriza por sus pequeñas proporciones adaptadas al cuerpo humano(13 metros de altura frenta a las catedrales
góticas, que podían alcanzar hasta los 100 metros); su planta circular copiada de los templetes griegos; y sus elementos decorativos, inspirados en el
arte de la Antigüedad clásica(columnas y pilastras dóricas, nichos y balaustradas…)
El conjunto simboliza la importante posición del apóstol San Pedro en la Iglesia, como sucesor de Cristo.
La escultura fue comenzada por Miguel Ángel en 1501 y concluida en 1506, por lo tanto pertenece al Cinquecento. A su
terminación se colocó en la plaza florentina de la Signoria
Miguel Ángel representa al rey David como un atleta, al estilo clásico, que porta en su mano izquierda una honda y en la
derecha una piedra, completamente desnudo, en el momento previo al enfrentamiento con el gigante Goliat . De ahí la
tensión corporal, que se aprecia en el perfecto estudio anatómico(no solo de la musculatura, sino que se llegan a apreciar
los tendones y las venas) y en la mirada, aunque con gesto sereno.,como si estuviera convencido de su victoria.
La figura, antes de lanzar la honda contra el gigante , se representa con la pierna izquierda ligeramente
flexionada(contraposto), lo que permite romper la frontalidad y dotar de profundidad a la obra. El contrapposto
llegó a convertirse en símbolo de la escultura de la antigua Grecia , muy apreciada en la época. Por otro lado,
Miguel Ángel también utiliza el canon clásico de las 8 cabezas.
Todo ello(desnudo, estudio anatómico, contrapposto, canon clásico) convierte a esta obra en el ideal de
belleza renacentista
Este David representa la imagen de la victoria del pueblo sobre la tiranía, coincidiendo con un momento de
exilio de los Médicis, cuando Florencia era gobernada por una república ciudadana.
GIOCONDA
La pintura sobre tabla con el retrato de Mona Lisa, iniciada en 1503(Cinquecento) es una de las más celebres obras de Leonardo. Se trata de la
esposa de Franceco del Giocondo, un banquero florentino, aunque según otras interpretaciones podría tratarse del amante del propio Leonardo,
vestido de mujer o una autorretrato del autor en versión femenina.
Como gran estudioso de la proporción, Leonardo muestra en este retrato, en el que utiliza la técnica del óleo(consiste en disolver los colorares
en un aglutinante oleoso, como el aceite de linaza y para que se seque mejor se le añaden cuerpos volátiles como el aguarrás), una composición
piramidal perfecta. La búsqueda de la profundidad hace que disponga a la figura ligeramente vuelta( contraposto) para evitar la frontalidad.
El retrato, de medio cuerpo, ofrece la imagen de la retratada sentada en una silla, dentro de un balcón que permite la vista del paisaje, en el que
predominan los tonos verdes y azulados, y en el que el pintor ha logrado captar la atmósfera.
La luz entra por la izquierda y deja espacios en sombra que ayudan a crear volumen, iluminando el rostro y las manos, mientras que el resto del
cuerpo aparece en la oscuridad
Los contornos del dibujo son imprecisos y a medida que nos alejamos el paisaje se difumina(sfumato), se emborrona, igual que cuando
miramos a lo lejos en el horizonte.
En resumen, a través de este retrato, de rostro enigmático, (no se sabe si es un rostro sonriente o que denota amargura)Leonardo manifiesta la
consideración humanista de la persona , que se independiza de los cuadros de temática religiosa, en los que hasta ahora aparecía como una figura
secundaria
Descargar

Diapositiva 1