LA PSICOTECNIA
•
El uso sistemático e institucionalizado del conocimiento científico para fines
sociales e industriales actuó como verdadero motor, aquí también, de
innumerables avances en la investigación (psico)tecnológica.
•
La enorme variación en las condiciones de vida y en las laborales propició el
surgimiento de importantes demandas sociales a las ciencias del ser humano,
las de siempre y las nuevas. Entre ellas la Psicología, que respondería a esa
demanda con una Psicotecnia o una Psicotécnica
•
La expresión original alemana Psychotechnik fue la que se instaló en todos los
países e idiomas del continente europeo (p.e. en francés Psicotechnique, en
italiano Psicotecnica, en holandés Psychotechniek, en castellano Psicotecnia).
En inglés no se adoptó Psychotechnics, sino Applied Psychology.
•
“(…) este término es impropio en el sentido de psicología aplicada a la técnica,
psicotecnia, propuesto ya por Stern, significa acción sobre lo psíquico, como
zootecnia significa acción sobre el animal. Pero por un fenómeno de
asimilación lingüística se ha utilizado esta expresión para designar la
psicología aplicada a la técnica. Y así ha entrado ahora en uso. Existen
revistas de psicotecnia cuyo dominio es exactamente el de nuestras
conferencias, ahora es difícil sustituirlo por el de tecnopsicología que hemos
mantenido Lipmann y yo y cuya construcción es adecuada a la significación.
Pero poco importa la palabra, si estamos de acuerdo sobre la cosa.”
(Claparède, 1929, 29-30)
“Eran tiempos de grandes cambios sociales, económicos y
culturales (...) Tratándose de un fenómeno tan global y complejo,
es lógico suponer que estuviese determinado por numerosos y
diversos factores (...) Desde nuestra perspectiva nos interesa
destacar uno, que fue, además, crucial: el tecnológico (...) el uso
sistemático del conocimiento científico con objetivos aplicados a
la industria (...) desde entonces, el desarrollo y el futuro de las
investigaciones tecnológicas serían dependientes de la actividad
científicamente innovadora de múltiples profesionales formados
en los principios y métodos de las ciencias (...) Es en este periodo
de cambio y euforia tecnológicos cuando tuvo lugar la fundación y
el establecimiento intelectual e institucional de la psicología
experimental” (Caparrós, 1984, 323-24)... y la psicotecnia.
Inicialmente, y durante una buena parte del siglo, la Psicotecnia
utilizó de manera preferente tests e instrumentos que exploraban
(y medían) funciones sensoriales y motrices, o que a través de
aquella pretendían mostrar el estado de funciones psíquicas
superiores.
La Psicología afrontó el problema
desde su nivel de implantación y
desarrollo. Recurrió, inicialmente,
a la psicología experimental
sensorial, y la reactimetría; y,
tanto en un caso como en el otro,
a unas matemáticas que permitían
trabajar
con
los
resultados
obtenidos mediante la utilización
de instrumentos de medida de
diversos aspectos psicofísicos, y
la identificación (mediante la
medición) de diferentes factores
personales. Pero además de
favorecer
el
uso
de
procedimientos experimentales en
entornos artificiales, la magia de
la objetividad y del número, tan
propia del momento, favoreció de
forma indudable el éxito de los
tests en los entornos naturales.
Durante años todo giraría en torno
a tests y pruebas psicofísicas, y
ello en contextos tan diferentes
como
el
escolar/educativo,
trabajo,
jurídico/legal...
En
contextos patológicos pronto,
derivando de las áreas de la
fisiología, la psiquiatría y la
hipnosis irrumpiría con fuerza el
psicoanálisis.
Nacimiento de la Psicotecnia. La figura puente de
Hugo Münsterberg (1863-1916)
•
•
Nacido en Danzig (Alemania) se convirtió en uno
de los primeros doctores (1885) de Wundt, grado
que complementó con el de doctor en Medicina
(Heidelberg). Fichado desde la Univ. de Friburgo,
donde fundó el cuarto laboratorio alemán de
psicología, por William James para la Univ. de
Harvard en los EE.UU. Pasó de psicólogo
experimental a público defensor de una
Psicología Aplicada.
Nítidamente delimitó un campo, al señalar que
“las diversas profesiones exigen cualidades
psicofísicas diferentes e incluso clases y grados
distintos de una misma cualidad”, y, además,
designó
a
quienes
debían
actuar
profesionalmente en aquel: “Corresponde a los
psicólogos, mediante los métodos que ellos
emplean, determinar las cualidades que exige una
profesión dada y luego investigar si el individuo
que quiere abrazar esa profesión posee
verdaderamente
dichas
cualidades.”
(Münsterberg, 1914)
En este sentido, definía la Psicotecnia como “la ciencia de la aplicación práctica de la
psicología al servicio de los problemas de cultura (...) Se trata, pues, de problemas
puramente prácticos, y como las ciencias consagradas a estos problemas son llamadas
‘técnicas’, la Psicología que está al servicio de la práctica se llama Psicotecnia”
(Münsterberg, 1914, 14)
Elaboró procedimientos de selección para conductores de tranvía y para
telefonistas, actuó como psicólogo forense ante los tribunales, como
psicólogo publicitario, así como de terapeuta de sugestión.
Planteó y formuló problemas metodológicos básicos:(1) Concepción reactiva
(combinación de factores senso-motores) de las aptitudes. (2) Evaluación como
selección profesional y no de personal. (3) Observación directa de la tarea y
encuestas a especialistas para la elaboración de profesiogramas. (4) Estudio de la
estructura psicofísica tal como se da en el desempeño de la tarea, más que
análisis y medición de las funciones psicofísicas elementales de forma aislada.
(5) Analogía interna de la situación mental, más que similitud externa de aparato y
condiciones (dispositivos experimentales análogos a los reales)
Sólo los 2 primeros fueron universalmente aceptados. La estrategia de observar
la conducta real no significaba excluir todo tipo de análisis: el hecho de que en la
ejecución diestra de una tarea las funciones no actúen aisladamente, no quiere
decir que aquellas (p.e. las de naturaleza sensorial) no deban superar niveles
(legalmente establecidos) mínimos, y por tanto que puedan ser exploradas
aisladamente. Muchos laboratorios optaron por modelos miniatura que simulaban
situaciones externas ante las que debían reaccionar los conductores, p.e.
adaptando procedimientos cinematográficos a sus simuladores, y trasladando a
esta simulación el modelo de los experimentos clásicos de TR - paradigma de la
Psicotecnia aplicada al transporte (Gundlach, 1998)
La Psicotecnia en el mundo del trabajo
Problemática social aparte, algo indudable es que la presión por aumentar la producción de
forma rápida y económica, hizo que la especialización y capacitación de los trabajadores
para adaptarlos a los puestos de trabajo, junto a la prevención de accidentes (en muchos
casos la preocupación por la seguridad sólo respondía a intereses económicos) fueran
cobrando importancia.
Hubo propuestas de ingenieros sobre “dirección o gerencia científica (...) que buscaban
obtener el mayor rendimiento posible (...) del trabajo industrial.” (Mallart, 1942, 11),
centrándose bien en el operario (racionalización del trabajo sobre bases científicas), bien en
la propia organización (aplicación de principios generales de la administración con bases
científicas). La primera, representada por ingenieros como Taylor, Gantt, Gilbreth o Ford
pretendía mejorar la eficacia actuando sobre el nivel de los operarios. La primera (conocida
como taylorismo) propició más la acción de los nuevos psicotécnicos, que la segunda
En un primer momento, la organización económica recurrió básicamente a la Medicina, en
especial a la Fisiología, para resolver sus problemas de economía de la energía del
trabajador, pero progresivamente fue recurriendo a la Psicología, en busca de soluciones
integradoras (Peiró, 1995), y, además, encontrándolas
La psicotecnia ofreció procedimientos para determinar el trabajo más adecuado a las
aptitudes naturales de cada persona, ya fueran éstas físicas, manuales, técnicas o
intelectuales, , al tiempo que ofrecía estrategias para mejorar la adaptación de las personas
al puesto de trabajo. Coincidió en el tiempo con el desarrollo de la psicología diferencial,
movimiento que hacía de los tests herramientas básicas para medir procesos y destrezas.
Debido a esa acción
técnica y cada vez más
profesionalizada
fue
apareciendo lentamente
en diversos países,
entre ellos España, el
rol
del
psicólogo,
incorporado
a
la
dinámica social desde
la orientación y la
selección profesional.
En muchos países la
Psicotecnia fue la que
propició una posterior
Psicología de carácter
general-experimental
Aquella Psicotecnia mostraba 2 dimensiones (Giesse, 1933) :
a) Psicotecnia subjetiva o "del sujeto", que se ocupa del ser
humano "como elemento subjetivo del conjunto, y se esfuerza
por adaptarlo racionalmente a las exigencias de la realidad (...)
se traduce en la práctica, por ejemplo, en los 'éxámenes de
aptitud' o en los 'métodos de formación profesional'.” Estudia
la problemática de la adaptación del ser humano a los
instrumentos, ambientes y labores que definen una actividad
profesional concreta.
b) Psicotecnia del objeto. Trata de adaptar las cosas, el
ambiente, lo material, a la naturaleza psicológica del hombre,
acomodándolos a las características relativamente invariables
de nuestra naturaleza (por ejemplo, la adaptación de
herramientas, máquinas, luz, medios de propaganda, etc. a las
disposiciones psicofísicas del hombre). Se estudian tiempos y
movimientos, la fatiga y los medios para evitarla, el ritmo, la
iluminación, las posturas, la higiene y la seguridad, etc.
Fue la psicotecnia subjetiva la dominante en aquellos primeros años
Leon Walter, director de la sección de Psicotecnia del Instituto de Ciencias de la Educación
de Ginebra decía: “La adaptación del obrero al trabajo comprende la selección de
personal y la formación profesional (...) Las bases científicas de la selección son por una
parte, el conocimiento de los individuos y de su psiquismo, y por otra, el conocimiento
de los elementos específicos desde el punto de vista psicológico del trabajo profesional.
Estas bases, se obtienen mediante el análisis psicofisiológico de los oficios, mediante la
elaboración de procesos de examen que permiten describir las aptitudes de los
individuos para determinada profesión, y además, por medio de la verificación científica
de los resultados de la selección, relacionándolos con el rendimiento industrial.”
Lo que por aquel entonces
abarcaba la psicotecnia se
corresponde
de
manera
bastante puntual con el
ámbito
de
estudio
y
aplicación de la hoy llamada
psicología del trabajo y de
las organizaciones
Se adaptaron y utilizaron
básicamente pruebas de
inteligencia, pero pronto se
comenzó a diseñar tests y
cuestionarios aptitudinales,
que permitieran ofrecer una
valoración orientadora de la
profesión más adecuada
para aquellas aptitudes
La distinción, el estudio y la medición de las aptitudes
idóneas para el desempeño de cada una de las profesiones,
se agrupó bajo el rubro de Profesiografía, a la que se definió
como “el conjunto de estudios dirigidos al establecimiento
de los profesiogramas, y más generalmente de las
monografías profesionales”.
Profesiograma: Un “esquema gráfico que sitúa, sobre una
escala graduada, los niveles de las diversas exigencias de
una actividad profesional determinada” (Pieron, 1937, 406)
Profesiología: Estudio “científico de los oficios y las
profesiones, con miras a la selección y orientación
profesionales.” (Pieron, 1937, 406)
En definitiva, sí hubo una respuesta, clara y contundente, de
la emergente Psicología, donde la había, o una importación (y
uso más o menos sistemático) donde no la había, ante una
demanda social de prevención / intervención en ámbitos
económicos, social y políticamente estratégicos
El inicial protagonismo alemán no puede hacer olvidar el carácter
marcadamente universal del fenómeno. Se dio en Alemania, en Francia, en
Holanda, en Bélgica, en Italia, en Suiza, en Gran Bretaña, en
Checoslovaquia, en Polonia, en Rusia, en España... también en EEU, Ibero
América…
Aquellos pioneros iniciaron una tradición de investigación e intervención
que no ha cesado de ampliarse. Muy pronto los Organismos Públicos y
Oficiales comenzaron a regular la orientación, selección y formación de
los profesionales implicados en actividades que respondían a objetivos
sociales. Paulatinamente fueron cobrando forma, y fuerza creciente, las
aplicaciones al mundo laboral (organización científica y racionalización del
trabajo, formación), jurídico (recuerdo de testigos, jurados, peritaje),
escolar (orientación escolar/vocacional, formación), circulación y
transporte (prevención de accidentes y rehabilitación de accidentados)...
La Psicotecnia siguió los senderos abiertos por la emergente psicología
experimental: medición mediante tests de factores personales (enfoque
diferencial), evaluación (psicofísica y reactimetría) sensorial y perceptivomotriz, abundando planteamientos tipológicos.
La Psicotecnia en el mundo escolar
Los intentos reformadores de numerosos Países coincidieron en considerar la educación
como mecanismo básico para lograr la necesaria transformación social. Por ello apoyaron
cuanto pudiera ayudar a optimizar el proceso de enseñanza, y la posterior orientación y/o
inserción socio-laboral. Muchos de esos intentos recurrieron a tests como instrumentos
clasificatorios y predictores. Dos prestigiosas profesiones (médicos y educadores)
aceptaron pronto los tests como instrumento útiles y fiables para el diagnóstico y la
orientación, y ello pese al generalizado fracaso de los primeros intentos de practicar una
antropometría mental (Sokal, 1982)
Para efectuar los primeros exámenes de
aptitud en los entornos educativos se recurrió
a
la
medición,
mediante
pruebas
estandarizadas (tests), de ciertos factores
personales: corporales primero (enfoque
diferencial-antropométrico)
y psicológicos
después (enfoque diferencial psicométrico).
Eran factores presuntamente predictores de
éxito en los estudios, que además ayudaban a
orientar sobre la elección de oficios o estudios
superiores.
Los tests se apoyaban en la lógica de los
procedimientos de medida utilizados por la
psicología experimental sensorial (enfoque
diferencial-psicofísico).
El
procedimiento
empleado para asignar los grados de dificultad
a los ítems de los tests de aptitudes poseía la
misma lógica que el utilizado para el cálculo de
umbrales sensoriales, de hecho era una
definición operacional para calcular umbrales
en un contexto social concreto (Carroll, 1982).
Si el instrumental tomado prestado de otras ciencias y adaptado (p.e. fisiología, física,
astronomía) fue demarcador en los entornos artificiales de los laboratorios, los tests
(pruebas estandarizadas) fueron las pruebas demarcatorias de la nueva psicología en
muchos entornos naturales. Los espacios educacionales y formativos, los ámbitos
industriales, e incluso muy pronto las áreas de la (psico)patología y la psicología clínica, no
psicoanalíticas, los verían proliferar.
El “(...) movimiento de los tests amplió dramáticamente el papel de los centros escolares
hasta convertirlos en auténticas ‘agencias de selección’” (Chapman, 1988, 173)
“Muchos reformadores vieron en la educación un proceso de clasificación, normalización y
‘americanización’, así en torno al 1900 muchos estados habían aprobado leyes de
escolarización obligatoria” (Sokal, 1987, 12)
•
Hubo
dos
grandes
programas
de
investigación específicos en la psicología
diferencial de las aptitudes, muy centrados
en la medida/evaluación de la inteligencia
que, aún partiendo del trasfondo común de
la psicología experimental sensorial,
resultan claramente contraponibles en
cuanto a su concepción y al instrumental
de medida, el de F.Galton (1822-1911) y el
de A. Binet (1857-1911).
•
Galton defendía un programa científicotecnológico hereditarista que partía del
determinismo biológico de la inteligencia,
y que andado el tiempo daría origen a dos
importantes tecnologías o ingenierías
sociales (la eugenesia selectiva y la
optimización de recursos humanos).
•
Binet propició un programa científicotecnológico ambientalista que partía del
indeterminismo
biológico
de
la
inteligencia, y que andado el tiempo daría
origen a una tercera importante tecnología
social, la educación compensatoria.
Ambos programas propiciaron el
desarrollo de tests para favorecer el
conocimiento de la clasificación y
distribución de los talentos humanos,
incluso utilizaron para ello los mismos
instrumentos de medida, si bien con
finalidades distintas
El movimiento de los tests se inscribe en otro más amplio que hizo del empirismo un
culto, y de la cuantificación un medio de control social que podía permitir introducir
orden en una sociedad alterada en su estructura, y en sus formas de relación
 Binet tuvo éxito donde fracasaron los
pioneros del eugenismo: Desarrolló un
test mental directamente relacionado con
las manifestaciones de la conducta
inteligente en la vida real.
 Sin embargo, el trasfondo ideológico y
las expectativas teóricas a principios de
siglo XX estaban más a favor de la idea
galtoniana
de
una
inteligencia
biológicamente
determinada
(aptitud
única y general de orígen fisiológico y
heredable) y su propuesta eugenésica.
 Spearman, adaptó los tests a los
intereses galtonianos. La inteligencia
general (medida por el test de Binet y
similares y descrita por el análisis
factorial) se consideraría a partir de
entonces causa de la inteligencia social
(éxito académico y económico).
 Lo mismo ocurriría, ya en EE.UU, con la
versión estandarizada que Terman (18771956) hizo del test de Binet y el nuevo
concepto de "cociente intelectual".
 El eugenismo encontró así un camino
para Interpretar y medir la habilidad
general heredada.
Los exámenes de aptitud en
tareas de selección profesional, y
los tests de inteligencia en
instituciones
educativas
y
sanitarias, cumplían objetivos
similares.
Bien
midiendo
umbrales o tiempos de reacción,
bien distribuyendo en función de
puntuaciones
estandarizadas,
permitían clasificar numerosos
aspirantes a... casi cualquier
función, incluso a sospechosos
de diversos trastornos.
“Cociente mental": “Este valor no expresa la
diferencia sino la razón entre edad mental y
edad cronológica, y es así parcialmente
independiente de la magnitud absoluta de la
edad cronológica. La formula es entonces:
cociente mental = edad mental / edad
cronológica” (Stern, 1912, 42).
Hubo pues 3 grandes razones de fondo para la aparición y consolidación del movimiento de
los tests mentales: 1) La expansión y modificación del sistema educativo público (y privado)
propició la aplicación de criterios progresistas (racionalidad, ciencia y eficacia social), a la
transformación del sistema instruccional y de las propias instituciones, para afrontar la
nueva situación creada por los grandes desplazamientos poblacionales, la industrialización,
y la concentración urbana. 2) La influencia del pensamiento evolucionista sobre las ciencias
sociales y del comportamiento en sus dos interpretaciones básicas: “El ‘Darwinismo Social’
que defendió una perspectiva biológicamente determinista (...) [y] el ‘Darwinismo reformado’
que acentuaba el papel de las fuerzas sociales para moldear la sociedad” (Minton, 1987,
106). Unos y otros utilizaron los resultados de los tests para proponer tecnologías o
ingenierías sociales intervencionistas. (3) En las ciencias de la vida dominaban
planteamientos reduccionistas, a los que subyacía un determinismo biológico de la mente
de base lamarkiana (p.e. fisiognomía, craneometría, frenología, diagnóstico y tratamiento
hospitalario de alienados)
Todo ello consonante con la creencia generalmente compartida por la gran mayoría de
anglosajones blancos sobre la existencia de una jerarquía social en la que los estratos
estaban formados por grupos étnicos biológicamente definidos (Horsman, 1981)
Los tests parecían instrumentos adecuados para
medir
(directa
o
indirectamente),
mediante
puntuaciones
estandarizadas,
diferencias
individuales. Permitían clasificar y distribuir personas
según el grado en que poseían esta o aquella aptitud
natural.
Puntuaciones
que,
además,
podían
correlacionarse
con
otras
(p.e.
rendimiento
académico, éxito profesional y social).
Los tests cumplían objetivos y
satisfacían necesidades, con lo
que reforzaban la situación y la
imagen
popular
de
los
psicólogos;
unos
nuevos
profesionales
que,
como
expertos, resolvían demandas
sociales.
Nace la Psicoterapia. Ideas recientes sobre el
concepto y tratamiento de la llamada
“enfermedad mental” (1775-1900)
Las teorías sobre la génesis de la enfermedad nerviosa, que al principio se basaron
en el concepto de un fluido desconocido habían sido reemplazadas por nuevas
teorías basadas en el concepto de energía mental. A finales del siglo XIX surgieron
(teorías de la disociación) los conceptos de actividad autónoma de fragmentos
escindidos de la personalidad y de la actividad del inconsciente .
Se generalizó un nuevo modelo de mente humana, basado en la dualidad del
psiquismo consciente e inconsciente. Más tarde se modificó, dándole la forma de un
manojo de sub-personalidades yacentes bajo la personalidad consciente.
Se adoptó el hipnotismo como vía principal de aproximación al inconsciente
Se dedicó atención particular a ciertos casos clínicos (a veces denominados
enfermedades magnéticas): sonambulismo, letargia, catalepsia, personalidad
múltiple... A finales de siglo el interés se centró cada vez más en la histeria.
El tratamiento psicoterapéutico se apoyaba sobre todo en el uso del hipnotismo y de
la sugestión, concediéndose una atención especial a la relación entre el paciente y el
magnetizador/hipnotizador.
Surgieron nuevos tipos de terapeutas, hasta que se acuñó el de psicoterapeuta.
Nace la Psicoterapia. Ideas recientes sobre el
concepto y tratamiento de la llamada
“enfermedad mental” (1775-1900)
Las teorías sobre la génesis de la enfermedad nerviosa, que al principio se basaron
en el concepto de un fluido desconocido habían sido reemplazadas por nuevas
teorías basadas en el concepto de energía mental. A finales del siglo XIX surgieron
(teorías de la disociación) los conceptos de actividad autónoma de fragmentos
escindidos de la personalidad y de la actividad del inconsciente .
Se generalizó un nuevo modelo de mente humana, basado en la dualidad del
psiquismo consciente e inconsciente. Más tarde se modificó, dándole la forma de un
manojo de sub-personalidades yacentes bajo la personalidad consciente.
Se adoptó el hipnotismo como vía principal de aproximación al inconsciente
Se dedicó atención particular a ciertos casos clínicos (a veces denominados
enfermedades magnéticas): sonambulismo, letargia, catalepsia, personalidad
múltiple... A finales de siglo el interés se centró cada vez más en la histeria.
El tratamiento psicoterapéutico se apoyaba sobre todo en el uso del hipnotismo y de
la sugestión, concediéndose una atención especial a la relación entre el paciente y el
magnetizador/hipnotizador.
Surgieron nuevos tipos de terapeutas, hasta que se acuñó el de psicoterapeuta.
Esto está ocurriendo al margen de la Psicología Académica,
tanto la de corte experimental como correlacional
“Si, por todo lo expuesto, no puedo conceder al hipnotismo el valor
extraordinario que sus admiradores le reconocen en psicología, creo, en
cambio, que lo posee en otro terreno, aludo a la medicina práctica (...)
Todo el que haya leído la descripción detallada y de un objetivismo
razonado, del director actual de la escuela de Nancy, Bernheim, a la que se
refieren los resultados obtenidos por Forel en Zurich, y por Wetterstrand
en Estocolmo, no podrá sustraerse a la idea de que se trata aquí, en
realidad, de la adquisición de un método terapéutico de extraordinaria
importancia (...) La terapéutica sugestiva (...) está limitada, en una parte
esencial, a las perturbaciones funcionales; pero esto no le quita nada de
su valor y deja suficiente campo a su aplicación, cuando se piensa
cuántas existencias están atormentadas por enfermedades graves de las
funciones nerviosas (...) Cuanto mayor valor reconozco a la terapéutica
sugestiva y más deseo que se extienda para bien de la humanidad
doliente, tanto más temo que el celo excesivo de los aficionados a la
hipnotización y de los que admiran de lejos la hipnosis, entorpezcan su
extensión a los diferentes círculos de la medicina; porque estos hombres
creen haber encontrado en la sugestión, no solamente un remedio contra
todas las enfermedades morales que padecemos, sino también la palanca
del progreso de la civilización destinada a levantar a la humanidad a un
estado de perfección hasta entonces desconocido.” (Wundt, 1892, 96-97)
Además del desarrollo interno del
hipnotismo, resultó clave en el
proceso el peso que, en las Islas
británicas, alcanzó el braidismo o
hipnotismo (desde Elliotson a
Braid, pasando por Laycock,
Carpenter o Esdaile) dentro de
una
psicofisiología
y
una
medicina claramente orientadas
hacia
la
mentalidad
fisiopatológica. Las concepciones
patológicas de la medicina
británica no habían estado tan
alejadas de la fisiología normal y
mórbida como las mantenidas en
la Europa continental; allí, lo
funcional
había
desplazado
pronto a lo morfológico. La
incorporación, y asimilación de
las ideas británicas constituye
“(...)
el
antecedente
'psicofisiológico' en que se apoya
la etapa 'psicoterapéutica' que
encabezan Charcot y Bernheim”
(López-Piñero y Morales, 1970,
167)
"Lo que tendrá una importancia mucho
mayor es que se constituya, dentro del
conjunto de métodos curativos utilizados
conscientemente por los médicos más
preparados, una rama especial del arte,
que consista en la aplicación al tratamiento
de las enfermedades de los conocimientos
que actualmente poseemos acerca del
influjo que la inteligencia, y todavía más la
imaginación, pueden ejercer sobre las
funciones del cuerpo humano (...) La
innovación consistirá realmente en dar a
esta medicación peculiar una consagración
científica basada en el conocimiento
preciso de la fisiología del sistema
nervioso, en apartarla del dominio de
empíricos y charlatanes, para situarla en
un lugar legitimo y oficialmente reconocido
dentro de la práctica médica. El doctor
Hack Tuke propone llamar psicoterapia a
esta rama del arte. Si es formulada con
precisión y aplicada de manera metódica y
consciente, será uno de los recursos más
eficaces del arsenal médico" (Foville, 1886,
XVII-XVIII).
Durante la segunda mitad del siglo XIX hubo un agrio debate entre defensores de un
paradigma organogénico (Escuela de la Salpêtrière) de las enfermedades mentales (la
histeria como prototipo), que consideraba la hipnosis como un estado alterado de
consciencia, y otro psicogénico (Escuela de Nancy), en términos actuales cognitivocomportamental o sociocognitivo, que descansaba sobre el concepto de sugestionabilidad
(dimensión pronto medible mediante tests).
Ambas concepciones habían generado explicaciones, taxonomías, estrategias de
investigación, procedimientos de diagnóstico, terapéuticas y resultados diferentes.
El triunfo de los planteamientos psi (psico-patología, psico-diagnóstico y psico-terapia) fue
el principal producto de aquella controversia teórica y metodológica que, ahora sí ya en el
siglo XX, ayudaría a la definición de una Psicología autónoma.
El Presidente del II Congreso Internacional de Psicología Científica decía en su Discurso
inaugural: “(...) cuando comenzamos a planificar el trabajo de este Congreso (...) la única
forma de (...) [convertirlo] en tan verdadera e imparcialmente representativo de todas las
escuelas de la psicología como fuera posible, era constituir una sección especial sobre
hipnotismo paralela a la sección de neurología y psicofísica, y dedicar las sesiones
generales a otros ámbitos de la psicología experimental. En el tema del hipnotismo Francia
es nuestra maestra, como Alemania lo es en experimentos sobre las sensaciones de los
seres humanos normales (...) sin desear en lo más mínimo despreciar el valor del estudio
realizado en la Salpêtrière del hipnotismo en su aplicación a los pacientes histeroepilépticos, la más amplia perspectiva en la que la escuela de Nancy ha trabajado es la que
han seguido principalmente los investigadores en Inglaterra -y creo que generalizadamente
en Europa. Es su planteamiento el que pensamos que se ha confirmado; y, por tanto, han
sido sus doctrinas las que constituyen la inspiración básica." (Sidgwick, 1892/1974, 8).
Había fracasado el intento por explicar la histeria desde supuestos anatomoclínicos,
equiparándola a las enfermedades neurológicas, adscribiéndole un cuadro clínico regular y
típico, y una patogenia lesional expresada en signos somáticos objetivos. La psicogénesis y
la psicoterapia para explicar o tratar ciertas alteraciones estaban ocupando el lugar de la
organogénesis y la somatoterapia.
Parecía necesaria una revisión completa de las
teorías relativas al origen de las “enfermedades
mentales”, su diagnóstico y tratamiento, tarea que
daría lugar a una serie de tentativas en las que
tendrían su origen inmediato la mayor parte de los
planteamientos actuales.
La
revisión
se
realizaría
complementarios entre sí:
en
3
niveles
(1) La falta de fundamento de una patología
orgánica de tipo lesional obligaba a replantear la
concepción teórica de la neurosis para llegar a
descubrir el mecanismo de producción de estas
afecciones.
(2) También era necesario replantear la clínica de la
neurosis, muy especialmente la de la histeria.
(3) Debía buscarse una terapéutica acorde con las
nuevas explicaciones, lo que en la práctica abría la
puerta al desarrollo de la psicoterapia, puerta por
la que irrumpiría con gran fuerza el psicoanálisis.
Y... Llegó la I Guerra Mundial
Aunque no existía, ni
en Europa ni en EEUU,
formación reglada en
Psicotecnia
para
estudiantes.
La
Psicología, en vísperas
de la I Guerra, vió
como, en su vertiente
más profesional, iban
apareciendo
los
primeros campos de
actuación
La psicotecnia del trabajo, que afrontaba
problemas derivados de la aparición de la gran
empresa (selección y formación, racionalización
y optimización, higiene y prevención de
accidentes, rehabilitación de accidentados…) y
de la competencia en la lucha por el control del
mercado (publicidad...)
La psicotecnia escolar/educativa, que afrontaba
los problemas creados por el mundo del niño y
la escolarización infantil generalizada (donde
los inmigrantes y los discapacitados generaban
problemas especiales) en muchos países
La conflictividad en todos los órdenes planteó
demandas de intervención en el ámbito de las
enfermedades mentales y los trastornos de la
conducta. La hipnosis y las holistas
psicoterapias psicodinámicas comenzaron a
florecer frente a la psiquiatría clásica.
Tras la Guerra, la Psicotecnia (Psicología Aplicada) y la Psicoterapia iban
a encontrar (y consolidar) un amplísimo mercado en todo el mundo,
demostrando sus posibilidades para contribuir a la gestión científica de
las sociedades.
Descargar

PSICOTECNIA Y PSICOLOGIA DEL TRAFICO Y EL …