Recordemos
el Dìa Mundial de la
Alimentaciòn
Una vida saludable
Requiere de una buena alimentaciòn
Por eso debemos:
Respetar las 4 comidas (de preferencia a
la misma hora): desayuno, almuerzo,
comida y cena. Si distribuimos la energía a
lo largo del día con las cuatro comidas,
nuestro metabolismo se mantiene estable.
Comer gran variedad de
alimentos de acuerdo
a las proporciones
recomendadas en la
pirámide de alimentos.
El consumo de
alimentos variados
asegura la correcta
incorporación de
vitaminas y minerales.
Tomar al menos 2 litros de agua simple.
Evitar los excesos de grasa saturada:
* comer carnes magras, pescados y aves;
* moderar los huevos (comer sólo la clara) y evitar las vísceras (hígado,
riñones, etc.);
* no freír los alimentos sino cocinarlos a la plancha, horno o hervidos;
* consumir de preferencia aceite de oliva (no manteca);
* preferir los lácteos descremados;
Comer diariamente alimentos con suficiente fibra
vegetal y carbohidratos complejos.
Como verduras, ensaladas, cereales (no de caja),
legumbres y frutas;
Evitar (o mejor aún: suprimir) el exceso de azúcar
en todas sus modalidades: memerladas, miel,
sodas, chocomilk, galletitas, helados, chololates,
pasteles...
Evitar el exceso de sal.

No sobrepasar el 20% de
proteínas (ver la pirámide
de alimentos)
Hacer ejercicio de acuerdo
a sus posibilidades físicas.
Comer sin estrés ni
preocupaciones, (¡pasen
las preocupaciones para
otro momento!). ¡Ah! y no
olviden masticar al menos
30 segundos cada bocado.

Descargar

Diapositiva 1