La novela cervantina
Pese a que Cervantes sea heredero de La Celestina
y del Lazarillo de Tormes, consigue dar un rumbo
nuevo a la prosa y, mas concretamente, a la
novela (tal y como la entendemos hoy en día): la
cervantina será una novela que dirige su mirada
crítica hacia la sociedad con el propósito de
cambiarla.
El realismo cervantino no debe confundirse con la
técnica literaria realista. Si la prosa de Cervantes
se considera realista es solo porque quiere
desvelar las claves de funcionamiento del mundo
real.
1
Entre las obras en prosa de Miguel de Cervantes
hay que recordar:
• La Galatea. Escrita en 1585, es una novela
pastoril (aunque Cervantes, en el prólogo de la
obra, la llame égloga en prosa). Obra inconclusa
que se divide en seis libros. La novela se
ambienta en algún lugar -entre ideal y real- a
orillas del Tajo. Hay una trama principal y varias
secundarias. En la principal, Elicio y Erastro son
dos pastores enamorados de Galatea, una
hermosísima pastora que reúne todas las demás
virtudes de las heroínas cervantinas: discreción
(es decir, inteligencia y buen juicio), honestidad,
bondad.
2
• Las Novelas ejemplares. Son una serie de
novelas cortas que Miguel de Cervantes escribió
entre 1590 y 1612, y que publicaría en 1613 en
una colección editada en Madrid por Juan de la
Cuesta, dada la gran acogida que obtuvo con la
primera parte del Quijote. En un principio
recibieron el nombre de Novelas ejemplares de
honestísimo entretenimiento. Se trata de doce
novelas cortas que siguen el modelo establecido
en Italia por Boccaccio (El Decameron). Su
denominación de ejemplares obedece a que son
el primer ejemplo en castellano de este tipo de
novelas y al carácter didáctico y moral que
incluyen en alguna medida los relatos.
3
El Quijote
La primera parte del Quijote salió en 1605. Si nos
creemos cuanto nos dice Cervantes en el
prólogo, el libro se «engendró en una cárcel».
Salvo que se tratara de una reclusión moral,
evocada en términos gráficos, esta prisión
parece ser la de Sevilla, lo que haría remontar a
1597 la primera idea de la novela.
Se ha supuesto que Cervantes inicialmente
concibió el Quijote como un cuento o narración
breve, pero ninguna de las tentativas hechas
para descubrir este esbozo ha resultado del
4
todo convincente.
Comenzado en Sevilla, el Quijote se resintió un
poco de las andanzas de su autor, obligado a
interrumpir varias veces su tarea. Es lo que se
deduce de la construcción de la novela: en
lugar de una progresión lineal, surgida de un
patrón preestablecido, se nos presentan las
hazañas de don Quijote y Sancho alternadas
con otras historias episódicas.
La obra puede ser analizada desde varias
perspectivas:
a. Biográfica: identifica la figura de Cervantes con
la del Quijote
b. Española: Identifica las figuras de Don Quijote y
Sancho con la personalidad del hombre
5
español
c. c.Con la España de la época: identifica los
sueños y caídas del Quijote con la situación de
España para el momento (lo anacrónico y la
caballería)
d. d.Humanística: Don Quijote y Sancho resumen
al hombre en general (mezcla de idealismo y
realismo)
e. e.Literaria: la novela fue concebida con la
finalidad de acabar con las novelas de
caballería.
6
LA OBRA TRADUCIDA A MÁS IDIOMAS DESPUÉS DE LA BIBLIA
7
Al comienzo de la historia aparece lo que será el
rasgo principal de la novela: la locura de don
Quijote. Más exactamente, la decisión aberrante
de un hidalgo manchego cuyo cerebro ha sido
alterado por la lectura de loa «Amadises» y que,
creyendo resucitar la caballería andante, sale a
recorrer el mundo en busca de aventuras.
Si nos atenemos estrictamente a sus propósitos,
Cervantes tenía como fin deshacer la autoridad
que los libros de caballería tenían entre el
pueblo.
Sin embargo, Cervantes justificaba de esta
manera el desarrollo paródico en que se basa
toda la novela.
8
La locura de don Quijote tiene aún más sentido si la
situamos en el ámbito cultural de la época.
Al decidir irse, con sus armas y su caballo en
búsqueda de aventuras, don Quijote ilustra a su
manera la fuerza contagiosa de la literatura en
todos los que sufren su hechizo.
Sin embargo, el Quijote, como lector ejemplar,
preocupado por determinar si los libros de
caballería son verdaderos, pone esa verdad a
prueba y descubre enseguida la ambigüedad de
las relaciones entre literatura y vida.
Como caballero errante, se convierte en le héroe de
una epopeya burlesca, que no se adapta a los
modelos en los que se inspira (sustituyendo los
molinos por gigantes a los que desafía, por
9
ejemplo).
Ya desde la aparición de la primera parte, el éxito
del Quijote fue fulminante y no tardaron en
surgir numerosas imitaciones, la más famosa
fue "El Quijote" de Alonso Fernández de
Avellaneda (1614).
Don Quijote es, sin duda, un loco, pero esta locura
hace de él un modelo de comportamiento,
porque en todo momento lucha contra viento y
marea por sus elevados ideales: el amor, la
justicia y la libertad.
Su influencia en la literatura europea fue enorme
y, en gran medida, gracias a ella nació la novela
realista moderna, en especial por su influjo en
los narradores británicos del siglo XVIII, con
quienes arranca la gran novela europea.
10
Estructura, génesis, contenido, estilo y fuentes
La novela consta de dos partes: la primera, El
ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, fue
publicada en 1605; la segunda, El ingenioso
caballero don Quijote de la Mancha, en 1615.
La primera parte se imprimió en Madrid, en casa de
Juan de la Cuesta, a fines de 1604. Salió a la
venta en enero de 1605 con numerosas erratas,
por culpa de la celeridad que imponía el contrato
de edición. Esta edición se reimprimió en el
mismo año y en el mismo taller, de forma que
hay en realidad dos ediciones de 1605
ligeramente distintas. Se sospecha, sin embargo,
que existió una novela más corta, que sería una
de sus futuras Novelas ejemplares.
11
La inspiración de Cervantes para componer esta
obra vino, al parecer, del llamado Entremés de
los romances, que era de fecha anterior
(aunque esto es discutido). Su argumento
ridiculiza a un labrador que enloquece
creyéndose héroe de romances. El labrador
abandonó a su mujer, y se echó a los caminos,
como hizo Don Quijote.
12
Entremés de los romances
Quijote, I, caps. 1-5
El personaje central es Bartolo,
Don Quijote enloquece leyendo
que enloquece leyendo romances libros de caballerías
Bartolo se decide a imitar las
Don Quijote se hace caballero
acciones de los grandes héroes, andante
creyéndose un caballero morisco.
Bartolo trata de defender a una
pastora asediada por un pastor,
pero este le apalea
Don Quijote intenta defender a un
muchacho que está siendo
golpeado por su amo.
Seguidamente, en el encuentro
con los mercaderes toledanos,
cae del caballo. Un criado le
apalea con la lanza
Bartolo atribuye a su caballo la
caída y consecuente derrota
Don Quijote culpa a Rocinante de
su fracaso
...
...
13
Don Quijote: primera parte
Empieza con un prólogo en el que se burla de la
erudición pedantesca y con unos poemas
cómicos, a manera de preliminares, compuestos
en alabanza de la obra por el propio autor, quien
lo justifica diciendo que no encontró a nadie que
quisiera alabar una obra tan extravagante como
ésta.
En efecto, se trata de una «escritura desatada»
libre de normativas que mezcla lo «lírico, épico,
trágico, cómico» y donde se entremeten en el
desarrollo historias de varios géneros.
14
La novela comienza describiéndonos a un tal
Alonso Quijano, hidalgo pobre, que enloquece
leyendo libros de caballerías y se cree un
caballero medieval. Decide armarse como tal en
una venta, que él ve como castillo.
Le suceden toda suerte de cómicas aventuras en las
que el personaje principal, impulsado en el fondo
por la bondad y el idealismo, busca «desfacer
entuertos» y ayudar a los desfavorecidos y
desventurados.
Persigue un platónico amor por una tal Dulcinea del
Toboso que es, en realidad, una moza labradora
«de muy buen parecer»: Aldonza Lorenzo.
El cura del lugar somete la biblioteca de Don Quijote
a un expurgo, y quema parte de los libros que le
han hecho tanto mal.
15
Don Quijote lucha contra unos gigantes, que no son
otra cosa que molinos de viento. Vela en un
bosque donde cree que hay otros gigantes que
hacen ruido; aunque, realmente, son sólo los
golpes de unos batanes.
Finalmente, imitando a Amadís de Gaula, decide
hacer penitencia en Sierra Morena. Terminará
siendo apresado por sus convecinos y devuelto a
su aldea en una jaula.
En todas las aventuras, amo y escudero mantienen
amenas conversaciones. Poco a poco, revelan sus
personalidades y fraguan una amistad basada en
el mutuo respeto.
16
Sancho Panza
• Es uno de los personajes ficticios en la novela El
ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.
• Don Quijote, personaje principal, es un caballero
que decide salir en busca de aventuras.
• La tradición manda que todo caballero andante
tenga un escudero, así que convence a "un
labrador vecino suyo, hombre de bien , pero de
muy poca sal en la mollera".
17
• Sancho Panza, a diferencia de su señor, es un
hombre realista y práctico que lo seguirá
fielmente en un jumento, a pesar de que no
entiende sus idealismos. Mientras Don Quijote
se dedica a deshacer imaginarios entuertos en
su camino; Sancho, sencillo y bonachón, tratará
de disuadirle para que no se meta en
complicaciones.
• Don Quijote, por el contrario, hombre culto, se
enredará muchas veces en sus pensamientos,
haciéndoselos incomprensibles a Sancho;
quien, por su parte, recurrirá a los refranes para
compensar su ignorancia en muchos temas.
18
El refranero representa el bagaje cultural popular
acumulado
a
través
de
los
siglos.
Tradicionalmente, el campesino ha recurrido a los
refranes como manera de solventar las
limitaciones culturales y lingüísticas, típicas de
épocas pasadas. Los dichos populares le
permitían manifestar su parecer y justificar su
modo de obrar de forma rápida y sencilla; pues
conseguía resumir todo su pensamiento en una
frase que sabiamente lo expresaba mejor y más
eficazmente. Sancho es reflejo literario de esa
costumbre, y a lo largo de la obra presentará
multitud
de
dichos
populares
que
la
ejemplificarán.
19
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Donde una puerta se cierra otra se abre .
No con quien naces, sino con quien paces .
De noche todos los gatos son pardos .
Ándeme yo caliente, ríase la gente .
Cuando a Roma fueres, haz como vieres.
Más vale pájaro en mano que buitre volando”.
Del dicho al hecho hay gran trecho”.
“Más vale un toma que dos te daré”.
“Viose el perro en bragas de cerro” .
20
A tantos refranes recurría Sancho, que Don Quijote terminó por decirle:
"–No más refranes, Sancho, pues cualquiera de los que has dicho
basta para dar a entender tu pensamiento; y muchas veces te he
aconsejado que no seas tan pródigo en refranes y que te vayas a la
mano en decirlos; pero paréceme que es predicar en desierto, y
"castígame mi madre, y yo trómpogelas".
–Paréceme –respondió Sancho– que vuesa merced es como lo que
dicen: "Dijo la sartén a la caldera: Quítate allá ojinegra". Estáme
reprehendiendo que no diga yo refranes, y ensártalos vuesa merced
de dos en dos.
–Mira, Sancho –respondió don Quijote–: yo traigo los refranes a
propósito, y vienen cuando los digo como anillo en el dedo; pero
tráeslos tan por los cabellos, que los arrastras, y no los guías; y si
no me acuerdo mal, otra vez te he dicho que los refranes son
sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de
nuestros antiguos sabios; y el refrán que no viene a propósito, antes
es disparate que sentencia. Pero dejémonos desto, y, pues ya viene
la noche, retirémonos del camino real algún trecho, donde
pasaremos esta noche, y Dios sabe lo que será mañana." (Segunda
21
parte, capítulo LXVII).
Hablar del Quijote no tiene un sentido total si no
hablamos de Sancho Panza. La obra literaria
española universal se conoce, claro está, por su
personaje central, Don Quijote, pero Don Quijote no
es un personaje completo si no va acompañado del
entrañable Sancho Panza.
Los dos personajes se complementan: el uno no puede
existir sin el otro. Sancho Panza es la mitad perfecta
de Don Quijote. Sancho Panza va a tener una
importancia crucial en la novela y ya empezamos a
conocerlo desde el primer capítulo.
Sancho Panza es un campesino, vecino de Alonso
Quijano (Don Quijote). Rudo, elemental, de baja
estatura, imprudente, vulgar, comilón, dormilón pero
fiel a su señor. Ésta es la imagen que se tiene de
Sancho Panza, pero veremos que realmente su
psicología es más profunda aunque terminará
22
contagiándose del habla y la mentalidad de su amo.
Las diferencias fundamentales entre estos dos
personajes es que Don Quijote representa al
idealista; él busca el bien y la justicia con todas
sus fuerzas y sin detenerse ante nada. Se
propone enfrentarse con todo aquello que
pueda hacer perfecto y famoso a un caballero
andante. Don Quijote actúa como sus héroes
favoritos, lo que le lleva a sufrir innumerables
fracasos, pero no se desanima por ello. Por otra
parte, Sancho Panza representa al personaje
realista. Es un campesino que se preocupa por
el lado práctico de las cosas. Su personalidad
es muy rica: es astuto, bromista y egoísta, y por
otro lado confiado, bondadoso y leal.
23
Sancho Panza no es un personaje vulgar y rudo
como se puede creer.
A lo largo de la historia Sancho se va amoldando a
su señor y se va pareciendo más a él: la
evolución de Sancho es evidente en la novela.
Termina comportándose y hablando como Don
Quijote.
El personaje cambia de varias maneras, y al
mismo tiempo hay aspectos de Sancho que se
quedan y son parte de él desde el principio hasta
el final de la novela.
Sancho crece en algunos aspectos, pero siempre
tendrá las características de un hombre del
pueblo, simple y rústico; eso nunca cambiará.
24
Cuando Don Quijote le pide que le acompañe, le
promete ser gobernador de alguna ínsula y
correr muchas aventuras. Sancho acepta la
proposición, pero sus ideales son diferentes a
los de Don Quijote: él busca la fama y el dinero.
Sancho, aunque es un labrador, empieza a creer
que puede hacer cosas que no son posibles.
Sancho está cambiando hacia un tipo de
hombre más fino, algo que también se ve en su
lenguaje, pues siempre está llamando a Don
Quijote
"Vuestra Merced" y parece que de alguna manera
Sancho, aunque es todavía vulgar, está
adoptando características más suaves y nobles.
25
En cuanto a las imaginaciones de Don Quijote y
de Sancho Panza, las dos no pueden ser más
diferentes.
La de Don Quijote sólo puede pensar en
caballerías.
La imaginación de Sancho Panza es tan
extraordinaria como la de Don Quijote, pero
Sancho, hombre que no sabe leer, no puede
tener una imaginación literaria como Don
Quijote; su imaginación está basada en lo que
ha visto, oído, etc. Son tan diferentes que la
imaginación de uno no puede comprender a la
del otro.
26
Descargar

La novela cervantina - Lengua castellana y literatura