SEGURIDAD SOCIAL
INTRODUCCIÓN
Es un sistema público y obligatorio que
pretende prevenir y remediar
determinados riesgos y situaciones, tales
como la enfermedad, la jubilación y la
pérdida total o parcial del trabajo. Además
del sistema público, también existen dos
modelos privados de protección.
APARTADO 1
INSTITUCIONES Y OBLIGACIONES
EN LA SEGURIDAD SOCIAL
1. El Sistema público de la Seguridad Social y los sistemas
privados de protección.
1.1. El sistema público de la Seguridad Social.
1.2. Los sistemas privados de protección.
2. Régimen General de la Seguridad Social.
3. Principales obligaciones en materia de Seguridad Social
3.1. Afiliación, alta y baja de los trabajadores.
3.2. Cotización a la Seguridad Social.
3.3. Conceptos básicos de la cotización.
- La base de cotización.
- El tipo de cotización.
- Las cuotas de cotización.
1. EL SISTEMA PÚBLICO DE LA
SEGURIDAD SOCIAL Y LOS SISTEMAS
PRIVADOS DE PROTECCIÓN
1.1.El sistema público de la Seguridad Social
Se aplica a:
- Trabajadores por cuenta ajena.
- Trabajadores por cuenta propia o autónomos.
- Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado.
- Estudiantes.
- Funcionarios públicos, civiles y militares.
Las cantidades que la Seguridad Social abona
para prevenir o remediar los riesgos cubiertos
se llaman prestaciones, que pueden ser de dos
tipos:
- Contributivas: están directamente
relacionadas con las cotizaciones que los
trabajadores efectúan al Régimen de Seguridad
Social al que están afiliados y en alta.
- No contributivas o asistenciales: son
independientes de la contribución económica
que se haya aportado. Normalmente se dirigen
a personas con escasos recursos o que no
cumplen los requisitos necesarios para tener
derecho a una determinada prestación
contributiva.
1.2. Los sistemas privados de
protección
Entre los sistemas privados de protección
destacan los planes de fondos de pensiones,
que son sistemas complementarios al de la
Seguridad Social, destinados a cubrir las
contingencias de jubilación, supervivencia,
viudedad o invalidez.
2. Régimen General de la
Seguridad Social
Los trabajadores son encuadrados en
algunos de los regímenes de la Seguridad
Social que existen, dependiendo del tipo
de actividad que realicen.
Están incluidos en el Régimen General de la Seguridad
Social, entre otros, los siguientes colectivos:
- Los trabajadores por cuenta ajena, ya sean eventuales,
de temporada o fijos.
- El personal contratado al servicio de notarías, registros
de la propiedad y demás oficinas o centros similares.
- Los reclusos que realicen trabajos penitenciarios
retribuidos.
- Las personas que presten servicios retribuidos en las
entidades e instituciones de carácter benéfico-social.
Existen otros colectivos de trabajadores que están
integrados en el Régimen General, aunque conservan
determinadas peculiaridades. Son los siguientes:
- Los representantes de comercio.
- Los artistas.
- Los trabajadores ferroviarios.
- Los jugadores profesionales de fútbol
3. PRINCIPALES OBLIGACIONES EN
MATERIA DE SEGURIDAD SOCIAL
3.1. Afiliación, alta y baja de los trabajadores
La afiliación de los trabajadores a la Seguridad Social
debe realizarse antes de que empiecen a desempeñar su
labor en la empresa.
La afiliación del trabajador a la Seguridad Social es
única, y una vez efectuada dura toda su vida. La
Tesorería General de la Seguridad Social asigna un
número de afiliación que permitirá identificar al trabajador
en sus relaciones con la Seguridad Social durante toda
su vida.
MODELO DE SOLICITUD DE AFILIACION A LA
SEGURIDAD SOCIAL
Las altas y las bajas sirven para comunicar los cambios
de actividad y situación de los trabajadores en su
relación con la Seguridad Social.
El alta en la Seguridad Social es una obligación del
empresario.
MODELO DE
SOLICITUD DE
ALTA, BAJA,
VARIACIÓN DE
DATOS DEL
TRABAJADOR
Situaciones asimiladas al alta
En determinados supuestos se considera que el
trabajador está de alta, aunque no cumpla los requisitos
para ello. Estas situaciones son, entre otras:
 Exedencia forzosa.
 Servicio militar o prestación social sustitutoria.
 Situación legal de desempleo, o la de paro
involuntario.
 Períodos de inactividad entre trabajos de temporada
3.2. Cotización a la Seguridad Social
La cotización es la actividad por la que los
empresarios y trabajadores aportan recursos
económicos a la Seguridad Social.
La obligación de cotizar existe desde que se
comienza a trabajar y perdura mientras el
trabajador esté en situación de alta. Se extingue
cuando se solicita la baja en este Régimen
General. Dicha obligación corresponde tanto al
empresario como a los trabajadores.
Los conceptos por los que se cotiza constituyen las
contingencias protegidas por el sistema público de
Seguridad Social, y son las siguientes:
- Contingencias comunes que cubren las situaciones
derivadas de enfermedades comunes, maternidad o
accidentes no laborales.
- Contingencias profesionales que se limitan a cubrir
las situaciones derivadas de enfermedades
profesionales o accidentes laborales.
Existen otros conceptos por los que se ha de cotizar :
desempleo, fondo de garantía salarial, horas
extraordinarias y formación profesional.
3.3. Conceptos básicos de la
cotización
Para determinar las cantidades por las que, por
una parte, el empresario y por otra los
trabajadores, deben cotizar a la Seguridad
Social, es preciso realizar una operación de
cálculo mediante la que se fijarán las cuotas de
cotización correspondientes. En este sentido,
constituyen conceptos básicos para su
determinación: la base de cotización y el tipo de
cotización. La conjugación de ambos conceptos
determinará las cuotas por las que el
empresario y los trabajadores cotizarán a la
Seguridad Social.
Base de cotización
Es una de las magnitudes necesarias para
calcular o determinar el importe al que asciende
la cotización. Es la cantidad resultante de sumar
todas las retribuciones salariales que percibe el
trabajador mensualmente, junto con otras
percepciones de vencimiento superior al mes
que se prorratean, es decir, se dividen a lo largo
de los doce meses del año. Hay algunos
conceptos que no se tienen en cuenta, como las
mejoras prestaciones de la Seguridad Social,
dietas, etcétera.
Existen dos bases de cotización. Una para las
contingencias comunes y otra para las
contingencias de accidentes de trabajo y
enfermedades profesionales. Para la
determinación de las bases de cotización de un
trabajador es preciso sumar todas las
retribuciones que percibe, si bien las cantidades
obtenidas en concepto de horas extraordinarias
sólo se toman en cuenta para el cálculo de la
base de cotización por contingencias
profesionales. Una vez sumadas todas las
retribuciones que percibe el trabajador es
necesario realizar el redondeo de las bases.
Para dicho redondeo deben tenerse en cuenta
las siguientes reglas.
a) Si la base de cotización es diaria, se
normalizará ajustándola al múltiplo de 100
mas próximo, por exceso o defecto.
b) Si la base de cotización es mensual, se
normalizará al múltiplo de 3000 mas
próximo.
c) Si la base equidista de los dos
múltiplos, se aplicará el inferior.
Bases de cotización
Los tipos de cotización son los
porcentajes que se aplican a las bases de
cotización para obtener la cuota o importe
que debe ingresarse en la Seguridad
Social.
Respecto a las horas extraordinarias, existe una
base de cotización adicional por la que deben
cotizar tanto el empresario como el trabajador, si
bien los porcentajes son distintos. Asimismo, se
distingue entre horas extraordinarias
estructurales o de fuerza mayor, y horas no
estructurales.
 Horas extraordinarias estructurales: son
horas necesarias para atender pedidos
imprevistos, periodos punta, cambios de turno u
otras circunstancias derivadas de la actituvidad
de la empresa.
 Horas extraordinarias no estructurales: son
horas necesarias para prevenir o reparar
siniestros o daños extraordinarios.
En las contingencias por desempleo y
formación profesional ocurre lo mismo que
en los casos anteriores, teniendo tanto el
empresario como el trabajador obligación
de cotizar. Sin embargo, las contingencias
profesionales (por accidente de trabajo y
enfermedad profesional) y la
correspondiente al Fondo de Garantía
Salarial son únicamente a cargo del
empresario. De este modo, el trabajador
no tiene que cotizar por dichas
contingencias.
Las cuotas de cotización son las cantidades
que se deben ingresar en la Seguridad Social.
Se calcula aplicando los tipos correspondientes
a cada base de cotización.
Para la determinación de la cuota
correspondiente a contingencias comunes, se
aplicará sobre la base de cotización de
contingencias comunes el tipo que corresponda.
Para las correspondientes a Desempleo, Fondo
de Garantía Salarial, Formación Profesional y
Contingencias Profesionales, la base de
cotización que debe tomarse en cuenta es la de
contingencias profesionales.
APARTADO 2
LAS PRESTACIONES DE LA
SEGURIDAD SOCIAL
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
Conceptos Básicos
La asistencia sanitaria
La incapacidad temporal
Protección por maternidad
Incapacidad permanente
La jubilación
Muerte y supervivencia
Desempleo
1. CONCEPTOS BÁSICOS
Base reguladora
Se determina mediante una operación de
cálculo en la que deben considerarse que
los trabajadores han efectuado a la
Seguridad Social. La base reguladora se
establecería de acuerdo con la prestación
de la Seguridad Social de la que se trate,
si bien esta magnitud únicamente se
utiliza para determinar las prestaciones
que tienen contenido económico.
Porcentaje
Para la determinación de la prestación o ayuda
de contenido económico es necesario aplicar
sobre la base reguladora un porcentaje que
varía dependiendo del tipo de prestación de la
que se trate. La aplicación de dicho porcentaje
sobre la base reguladora determinará la cuantía
de la prestación.
Beneficiarios
Son las personas a las que se conceden las
ayudas o prestaciones de la Seguridad Social.
En este sentido, cada prestación exige unos
determinados requisitos que deben reunir las
personas para ser beneficiarias de las mismas.
2. LA ASISTENCIA SANITARIA
La asistencia sanitaria supone la
prestación de servicios médicos y
farmacéuticos necesarios para conservar
o restablecer la salud de las personas.
Beneficiarios
Son beneficiarios de la prestación de asistencia sanitaria
las siguientes personas:
 Los trabajadores afiliados y en alta en la Seguridad
Social.
 Los pensionistas y perceptores de las prestaciones
periódicas de la Seguridad Social.
 Los familiares o asimilados de los beneficiarios
anteriores, es decir, el cónyuge o persona con la que
conviva maritalmente al menos con un año de antelación a
la solicitud, asi como ascendientes, descendientes o
hermanos, siempre que concurran los requisitos siguientes:
. Convivir con el titular del derecho y a sus expensas.
. No tener derecho a la asistencia sanitaria por otro
concepto.
. No realizar ningún trabajo remunerado ni percibir una
renta patrimonial o pensión superior al doble del salario
mínimo interprofesional.
Otros beneficiarios de la asistencia sanitaria de
la Seguridad Social son:
 Los discapacitados en un porcentaje igual o
superior al 33%.
 Personas carentes de recursos económicos.
Duración
La duración de la prestación de asistencia
sanitaria es, con carácter general, hasta que
finalice el proceso patológico.
3. LA INCAPACIDAD TEMPORAL
Es la situación en la que se encuentra el
trabajador incapacitado para desarrollar su labor
debido a enfermedad común o profesional y a
accidente, sea o no de trabajo, y que precisa
asistencia sanitaria de la Seguridad Social
Beneficiarios
Con carácter general, son beneficiarios los
trabajadores que se encuentren en situación de
alta en la Seguridad Social, aunque además se
exigen otros requisitos, que varían según cuál
sea la causa de la que derive la incapacidad.
Contenido
La prestación por incapacidad temporal consiste en el
pago de una determinada cantidad al beneficiario. Esa
cantidad se calcula, aplicando un porcentaje a la base
reguladora, de la siguiente forma:
 Si la incapacidad temporal deriva de una
enfermedad común o de un accidente no laboral, se
divide la base de cotización por contingencias comunes
del trabajador correspondiente al mes anterior al de la
baja entre el número de días a los que corresponde
dicha cotización.
 Si dicha incapacidad fue provocada por un accidente
de trabajo o enfermedad profesional, la base de
cotización por contingencias profesionales del trabajador
del mes anterior a la baja se divide por el número de
días a que corresponde dicha cotización, si bien debe
tomarse como tización por horas extraordinarias el
promedio de las efectuadas peor este concepto en los
12 meses anteriores.
El porcentaje que se aplica es el siguiente:
 En el caso de enfermedad común o accidente
no laboral: 60% desde el cuarto día hasta el
vigésimo incluido, y 75% desde el vigésimo
primero en adelante.
 En el caso de enfermedad profesional: 75%
desde el día siguiente al de la baja por accidente
de trabajo.
Durante las situaciones de huelga y cierre
patronal, el trabajador no tiene derecho a la
prestación económica por incapacidad temporal.
Duración
Con carácter general, la prestación de
incapacidad temporal tiene urna duración
máxima de 12 meses, aunque puede
extenderse por un período de 6 meses más.
El perceptor de Incapacidad temporal perderá la
prestación cuando no acuda, sin causa
justificada, a las convocatorias para exámenes y
reconocimientos médicos ordenados por los
servicios médicos del Instituto Nacional de la
Seguridad Social o de las Mutuas
Gestión y documentación de la prestación
La declaración de baja médica se formula en el parte
médico de baja expedido por el médico del Servicio
Publico de Salud que haya efectuado el reconocimiento
médico.
Se entregan al trabajador dos copias, una para el
interesado y la otra con destino a la empresa, debiendo
éste entregarla en plazo de tres días.
La empresa, una vez recibido el parte de baja, debe
proceder a su cumplimentación y una vez sellado y
firmado remitirlo en el plazo de cinco días desde su
recepción.
Los partes de alta médica se extenderán tras el
reconocimiento del trabajador por el
correspondiente facultativo. En todo caso
deberán contener el resultado de dicho
reconocimiento y la causa del alta médica.
El parte médico de alta será presentado por el
trabajador a la empresa dentro de las
veinticuatro horas siguientes, y aquella, una vez
cumplimentados los apartados a ella
correspondientes, remitirá la copia a la entidad
gestora o mutua, según corresponda, en el
plazo de cinco días, contados a partir del mismo
día de su recepción.
4. PROTECCIÓN POR MATERNIDAD
Se concede a los trabajadores y trabajadoras
fundamentalmente en las situaciones de maternidad,
adopción de hijos y riesgo durante el embarazo durante
los periodos de descanso que por tales situaciones se
disfruten.
Beneficiarios
Son beneficiarios del subsidio por maternidad quienes
trabajan por cuenta ajena, cualquiera que sea su sexo,
siempre que estén incluidos en el campo de aplicación
del Régimen General y acrediten un período mínimo de
cotización de 180 días, dentro de los cinco años
inmediatamente anteriores al parto, o a la de la
resolución judicial por la que se constituye la adopción.
Contenido
La prestación económica por maternidad
consistirá en un subsidio equivalente al
100% de la base reguladora
correspondiente.
Duración
En el supuesto de parto, dieciséis
semanas ininterrumpidas, ampliables en el
supuesto de parto múltiple en dos
semanas más por cada hijo a partir del
segundo.
En caso de fallecimiento de la madre, el padre
puede hacer uso de la totalidad o, en su caso,
de la parte que reste del período de descanso.
En el caso de que el padre y la madre
trabajen,ésta podrá optar porque el padre
disfrute de una parte determinada e
ininterrumpida del período de descanso
posterior al parto bien de forma simultánea o
sucesiva con el de la madre, siempre
respetando las seis semanas inmediatas
posteriores al parto de descanso obligatorio
para la madre y mientras que en el momento de
la incorporación al trabajo de la madre no
suponga un riesgo para su salud.
En los supuestos de adopción y acogimiento de
menores de hasta seis años tendrá una
duración de dieciséis semanas ininterrumpidas,
ampliable en el supuesto de adopción o
acogimiento múltiple en dos semanas más por
cada hijo a partir del segundo.
Reconocimiento y pago
El reconocimiento y pago de la prestación
corresponde al INSS. Cuando el trabajador o la
trabajadora se encuentren percibiendo
prestaciones por desempleo y pasen a la
situación de maternidad, la correspondiente
prestación será abonada por el INEM.
5. INCAPACIDAD PERMANENTE
La incapacidad permanente protege la
situación de un trabajador que, habiendo
estado en situación de incapacidad
temporal, no pueda recuperarse para
trabajar de nuevo, o que no le sea posible
volver a desempeñar, ya sea total o
parcialmente, su trabajo anterior.
La invalidez se puede declarar en varios grados:
 Incapacidad permanente parcial para la profesión
habitual. El beneficiario ve disminuida su capacidad,
pero puede seguir ejerciendo las tareas básicas de su
profesión.
 Incapacidad permanente total para la profesión
habitual. El beneficiario no puede volver a desempeñar
su profesión, pero puede dedicarse a otra distinta
 Incapacidad permanente absoluta para todo
trabajo. El beneficiario, a consecuencia del accidente o
de la enfermedad, no puede realizar ningún tipo de
trabajo.
 Gran invalidez. El beneficiario necesita la ayuda de
una persona para realizar las actividades básicas de la
vida normal.
Beneficiarios
Los requisitos que deben cumplir las personas
para ser beneficiarias de esta prestación varían
dependiendo del tipo de incapacidad, si bien,
con carácter general, los trabajadores deben
estar en situación de alta en la Seguridad
Social.
Reconocimiento y pago
El reconocimiento corresponde al INSS y se
realiza mediante una resolución que aprueba o
deniega la incapacidad solicitada, determinando
el grado de la misma en el caso de que sea
aprobatoria. El pago de la prestación
corresponde al INSS.
Contenido
La cuantía de la prestación depende del grado de
invalidez que se haya declarado:
6. LA JUBILACIÓN
La prestación de jubilación pretende contribuir al
mantenimiento económico de aquellos
trabajadores que al cumplir cierta edad cesan
por voluntad propia en el trabajo que venían
desarrollando.
Se trata de una prestación de la Seguridad
Social a la que se tiene derecho,
fundamentalmente, por llegar a la edad
establecida. Sin embargo, además de la edad,
hay que cumplir otra serie de requisitos.
Beneficiarios
Los trabajadores que cesen en su trabajo y reúnan los
siguientes requisitos:
 Tener una edad de 65 años.
 Haber cotizado como mínimo durante 15 años.
 Pueden acojerse a una jubilación anticipada quienes
reúnan mas de 30 años de cotización o tengan mas de
61 años y lleven en paro al menos seis meses.
 Asimismo pueden acogerse a una jubilación parcial
quienes tengan más de 60 años y cumplan el resto de
las condiciones exigidas para tener derecho a la pensión
de jubilación.
Contenido
La cuantía de la prestación se determina
dependiendo del tiempo que haya cotizado el
trabajador que se jubila, aplicando determinados
porcentajes a la base reguladora.
Duración
La pensión de jubilación es vitalicia, es decir, el
trabajador la percibirá mientras viva.
Reconocimiento y pago
El reconocimiento y pago de la pensión de
jubilación corresponde al INSS.
Para tener derecho a una prestación del 100%
de la base reguladora es preciso haber cotizado
durante 35 años.
7. MUERTE Y SUPERVIVENCA
La prestación por muerte y supervivencia son las ayudas
que la Seguridad Social concede, cuando fallece un
trabajador, a determinadas personas allegadas a éste
para compensarles por la falta de ingresos que dicha
muerte les ocasiona.
En estos casos los beneficiarios son las personas
vinculadas al trabajador.
Según el beneficiario a quien se le reconoce esta
prestación, puede ser:
- Auxilio por defunción.
- Pensión de viudedad.
- Pensión de orfandad.
- Pensión a favor de familiares.
- Subsidio en favor de familiares.
- Indemnización especial, en el caso de que la
muerte hubiera sido causa por un accidente laboral o
enfermedad profesional.
8. DESEMPLEO
a)
La acción protectora frente al desempleo es de
varias clases:
La prestación por desempleo en la
modalidad contributiva
Objeto
Esta prestación trata de asegurar que un
trabajador, con capacidad para trabajar pero
que ha perdido su empleo, perciba una ayuda
económica que sustituya al salario que ha
dejado de percibir.
Beneficiarios
Son beneficiarios de esta modalidad los
trabajadores en alta o en situación asimilada al
alta, en situación legal de desempleo, que
hayan cotizado al menos 12 meses durante los
6 años anteriores a dicha situación legal de
desempleo o al momento en que cesó la
obligación de cotizar.
La situación legal de desempleo se produce
cuando el contrato de trabajo resulta afectado
por alguna de las siguientes circunstancias:
extinción sin que intervenga la voluntad del
trabajador, suspensión del contrato y reducción
de la jornada de trabajo.
Contenido
La prestación por desempleo consiste en un
porcentaje de la base reguladora. Esta base se
calcula dividiendo entre 180 la suma de las
cotizaciones del trabajador correspondientes a
los 180 días anteriores a la situación legal de
desempleo.
La Seguridad Social entrega al trabajador,
durante los primeros seis meses, un 70% de la
base reguladora. Con posterioridad, y hasta la
finalización del período de desempleo, que se
calcula en función del tiempo cotizado sin
superar nunca los dos años, se entrega el 60%
de la base reguladora.
La prestación tiene unos topes:
El importe de la prestación no podrá ser inferior:
- Al 75% del Salario Mínimo Interprofesional
incrementado en 1/6 (parte proporcional de las
pagas extraordinarias) cuando el trabajador no
tenga hijos a su cargo.
- Al 100% del Salario Mínimo Interprofesional
incrementado en 1/6 (parte proporcional de las
pagas extraordinarias), cuando el trabajador tenga, al
menos, un hijo a su cargo.
El importe máximo de la prestación está en función del
número de hijos a cargo del beneficiario:
- Sin hijos será el 170% del Salario Mínimo
Interprofesional incrementado en 1/6.
Con hijos a su cargo:
- Con un hijo menor de 26 años el 195% del Salario
Mínimo Interprofesional incrementado en 1/6.
- Con dos o más hijos menores de 26 años el 220% del
Salario Mínimo Interprofesional incrementado en 1/6.
Duración
La duración de la prestación por desempleo
depende del período de cotización que acredite el
trabajador.
Reconocimiento y pago
El reconocimiento y pago de la prestación por desempleo
corresponde al INEM.
b) La prestación por desempleo de nivel asistencial
(Subsidio por desempleo). Se diferencian dos tipos de
subsidios:
- Subsidio por desempleo para trabajadores que han
agotado la prestación contributiva, así como a otros que no
han cubierto el período mínimo de cotización necesario para
acceder a la prestación de nivel contributivo.
- Subsidio por desempleo para trabajadores eventuales,
incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad
Social, con residencia en las Comunidades Autónomas de
Andalucía y Extremadura.
c) Renta activa de inserción laboral para
trabajadores desempleados de larga duración,
con determinados requisitos de ingresos
mensuales, mayores de 45 años. El trabajador
deberá seguir un programa de inserción laboral
a partir de un compromiso de actividad con los
servicios públicos de empleo o entidades
colaboradoras.
d) Acciones específicas de formación,
perfeccionamiento, orientación, reconversión e
inserción profesional a favor de los trabajadores
desempleados, y aquellas otras que tengan por
objeto el fomento del empleo estable.
CASO PRÁCTICO
Calcular la prestación por desempleo
Supongamos un trabajador, con dos hijos a cargo, que
cesa en su actividad laboral por finalización de un
contrato de obra, el día 30 de enero de 2004, habiendo
cotizado 1.085 días desde la última vez que percibió la
prestación por desempleo, el día 31 de noviembre de
2000. Solicita la prestación por desempleo el 10 de
febrero de 2004.

El trabajador cumple los requisitos para tener derecho
a la prestación por desempleo:
- Se haya en situación legal de desempleo
(extinción del contrato motivada por la finalización del
mismo).
- Supera el periodo mínimo de cotización exigido:
más de 360 días dentro de los seis años anteriores al
hecho causante. El trabajador acredita 1.085 días de
cotización.
- Ha presentado la solicitud dentro del plazo de
quince días siguiente a la situación legal de desempleo.

La duración de la prestación oscila entre 120 días y 720
días en función del periodo cotizado.
El trabajador acredita 1.085 días de cotización por lo
que le corresponde una prestación de 360 días. (12
meses a partir de febrero, incluido éste).

La base reguladora de la prestación por
desempleo se calculará dividiendo las
cotizaciones efectuadas por desempleo en los
180 días anteriores a la situación legal de
desempleo entre 180. Para el cálculo de la base
reguladora se excluirá la retribución por horas
extraordinarias.
La suma de las bases de cotización por
desempleo del trabajador de los 180 días
anteriores al hecho causante es de 5.108,60
euros. Luego la base reguladora será:
5.108,60
BR = ---------------- = 28,38 euros / día
180

La cuantía de la prestación será:
- Durante los primeros 180 días (6 meses), el
trabajador tiene derecho a percibir el 70 por 100 de la
base reguladora:
70% de 28,38 = 19,87 euros/día
La cuantía mensual será:
19,87 x 30 = 596,10 euros / mes.
- El resto de los días será del 60 por ciento de la
base reguladora:
60% de 28,38 = 17,03 euros / día
La cuantía mensual será:
17,03 x 30 = 510,84 euros / mes.

La prestación deberá estar dentro de determinados límites:
- La cuantía de la prestación no podrá ser inferior:
La cuantía mínima de la prestación por desempleo será del
107% o del 80% del indicador público de rentas de efectos múltiples
(IPREM) según el trabajador tenga o no respectivamente, hijos a su
cargo.(492,735 o 368,4 euros).
- La cuantía de la prestación no podrá ser superior:
La cuantía máxima de la prestación de desempleo será del
175% del indicador público de rentas de efectos múltiples (IPREM):
(805,875 euros).
Para un trabajador que tenga un hijo a su cargo, la cuantía es
del 200% del IPREM, y si tiene varios hijos a su cargo del 225% del
IPREM. (921 y 1036,125 euros).
El trabajador tiene dos hijos a cargo, luego la prestación (596,10 y
510,84) se haya dentro de los límites máximo establecidos: entre
492,755 y 1036,125 euros.
Realizado por : Manuel Jesús García Manday
Copyright
. Reservado todos los derechos de autor
Descargar

SEGURIDAD SOCIAL