Objetivo 1 “Seleccionar declaraciones respecto a las
causas y los resultados de la división del reino”
Cuando la gente se aleja de los Mandamientos de
Dios como lo hizo Salomón (1 Reyes 11:4-8) los
pecados de la carne toman control.
La perversidad, la codicia, el egoísmo, el dominio y la
opresión prevalecen en la sociedad.
Salomón comenzó a oprimir al pueblo y ellos
comenzaron a rebelarse contra él.
Objetivo 2 “Identificar datos sobre las características
y las relaciones de los reinos del norte y del sur”
era el hijo menor de José a quien se le dio una
parte de la herencia de los hijos de Jacob (Israel) en
la tierra prometida.
fue el cuarto hijo de Jacob y el ancestro de
David. Su nombre fue usado para identificarse al
reino del Sur, Juda y Benjamín.
1 R 11:38; 12:26-33; 14:14; 15:29-30 cuentan lo que
ocurrió a Jeroboam. Para impedir que su pueblo se
fuera al Sur (Jerusalén) para adorar en el templo,
introdujo la adoración idólatra en Bet-el y en Dan.
Conscientemente desvió el corazón de la gente lejos
de Dios. En respuesta, muchos sacerdotes y levitas
de las tribus del norte se mudaron a Judá, lo que hizo
del reino del sur un remanente de todo Israel.
Un hombre de Dios trató de hacer que se arrepintiera.
Jeroboam fue testigo del juicio de Dios y de cómo se
le secó la mano, pero aún así no hubo
arrepentimiento.
Como Ahías lo había profetizado, su reino se había
roto en doce pedazos; diez pedazos contra dos. Las
relaciones entre los dos reinos pasaron por cuatro
períodos marcados claramente:
Judá trató de volver a tomar las
diez tribus del norte. 60 años de guerra constante.
Siria
amenazó a los dos reinos. El rey Acab hizo alianza
con Josafat a través del casamiento de las familias.
Jehú, al subir
al trono, mató a toda la familia de Acab, rompiendo la
alianza. El reino del norte cayó más en la idolatría y a
pesar de las advertencias, vino la cautividad por los
asirios en el 722 a.C.
Asiria, Egipto, y los Caldeos
trataron de conquistar Judá. 130 años de lucha hasta
que en 586 a.C., Nabucodonosor la sitió llevándola al
cautiverio.
Objetivo 3 “Identificar declaraciones que describan el
contenido de los libros de Samuel, Reyes y Crónicas”
Estos libros difieren de otros respecto a la
importancia que les dan a los diferentes aspectos de
la historia que tratan.
Para entender el plan de Dios para el hombre,
consideremos la enseñanza principal de cada uno…
Objetivo 4 “Con el uso de un cuadro de información,
hacer una lista de datos acerca de los reyes de Israel
y de Judá”
El poder del ejemplo es muy fuerte. Los padres
influyen sobre sus hijos y un pastor influye sobre su
congregación. Los líderes en el gobierno ejercen una
gran influencia sobre la nación. Los hijos a menudo
desafían los límites de la autoridad de sus padres.
Las costumbres perversas del pueblo llevaron
destrucción a ambos reinos. El reino del norte cayó
en el año 722 a.C. y el reino del sur en el año 586
a.C. Dios lo había pronosticado 800 años antes por
medio de Moisés. El cautiverio y el quebranto fueron
el pago de la rebelión y la idolatría.
Objetivo 5 “Distinguir entre los mensajes proféticos
que predicen eventos futuros y los mensajes
proféticos que establecen principios del bien y del mal
y que pueden ser aplicados a la vida de hoy”
Si su profecía no ocurre, él no es un profeta. Por otro
lado, si su profecía ocurre, se debe determinar si sólo
fue coincidencia o inventado por el profeta.
De acuerdo con Números 11:29 y 24:2 el profeta
habla por la autoridad del Espíritu Santo., El profeta
habla la Palabra de Dios, no la propia (Jer. 23:16, 2122; Ez. 13:2)
Era un hombre escogido. No heredaba su posición
como lo hacía el sacerdote o rey. Dios lo escogía, y
no se ejercía alguna influencia por familia, tribu, o la
educación intelectual sobre tal elección.
El profeta tenía dos responsabilidades mayormente:
y
El mensaje: Era de Dios, no de sus propios
pensamientos. Solamente los falsos profetas
anunciaban lo que ellos pensaban. Como el
mensajero de Dios habla en nombre de Dios, el
profeta no temía entregar a la gente la Palabra de
Dios.
El mensaje del profeta era recibido bajo la inspiración
de Dios, pero no se anulaba su propia habilidad
mental, su personalidad ni su manera de hablar.
Eran instrumentos en las manos de Dios, no
máquinas.
1.Un mensaje a su propia generación o época,
directamente de Dios.
2.Un mensaje de predicción de hechos futuros, tales
como los siguientes: el fracaso del pueblo escogido
de Dios y el castigo de Dios sobre ellos y sus
naciones vecinas;
La venida del Mesías, su rechazo y la gloria final; y
el establecimiento del reino del Mesías aquí en la
tierra.
3. Un mensaje viviente para nosotros los que vivimos
hoy, que contiene principios sobre el bien y el mal.
Muchas de esas profecías tenían un cumplimiento
inmediato para la época en que vivían, pero al mismo
tiempo tenían un carácter profético orientado al futuro,
bien sobre el Mesías o sobre acontecimientos
escatológicos.
El mensaje predominante del profeta era 1) exponer
los pecados de los líderes y del pueblo y 2) definir su
responsabilidad de responder por sus pecados.
Sin embargo, conforme los profetas advertían,
rogaban, ayunaban, oraban y lloraban por la
condición de la nación, el pueblo se rehusaba a
escucharlos. Algunos profetas, como Jeremías,
fueron perseguidos y considerados traidores, mas
ellos fueron fieles al mensaje que Dios les había
dado. También hablaron del perdón y sobre una
restauración futura con bendiciones divinas sobre su
tierra y su pueblo.
Objetivo 6 “Emparejar versículos que representen los
temas de los libros proféticos con el libro al que
pertenecen”
Reino del Norte: Jonás, Amós y Miquéas, Elías
Eliseo, Ahías, Jehú y Obed
Reino del Sur: Abdías, Joel, Isaías, Miqueas,
Nahúm, Habacuc, Sofonías, Jeremías, Semaías,
Iddo, Azarías, Hanani, Eliezer, Joiada y Hulda
Un punto clave de esta lección es
que Dios no puede mentir. Lo que Él dice con
seguridad ocurrirá. Dios busca fielmente enseñar a la
gente sus caminos, cuando estos se desvían, envía
voceros, que claman en contra de los pecados de
ellos.
Sólo el pueblo puede decidir si escuchará o no la voz
de los voceros de Dios y cambiará sus caminos.
Dos naciones que verdaderamente lo sabían y habían
sido adiestradas en los caminos de Dios fueron
castigadas por su incredulidad.
Cuando el corazón de los hombres se endurece,
parece que nada más que el juicio los despertará a la
realidad.
Los líderes de cualquier sociedad son responsables
por la condición espiritual del pueblo. Ellos deben ser
ejemplos a los demás y demostrar que somos los
guardianes de nuestro hermano. Cualquiera que sea
la condición de la sociedad, sin embargo, Dios
responderá el lamento de aquellos que se arrepienten
y los restaurará a la comunión.
Descargar

EL REINO DIVIDIDO