En la realización
de sus planes, Dios
siempre
llama y envía a
personas para que
sean su VOZ
en medio del Pueblo.
Las lecturas hablan
de tres escogidos
por Dios para que
sean instrumentos
de su Palabra:
- Un Profeta
desterrado...
- Un "carpintero",
hijo de María;
- Uno que reconoce
sus flaquezas...
La 1ª Lectura
habla de la Misión
de EZEQUIEL.
(Ez 2, 2-5)
Vemos los elementos
de la vocación
profética:
- La Iniciativa
es siempre de Dios;
- El llamado
es un “hijo de hombre";
- La Misión la de ser la
VOZ DE DIOS
en medio del pueblo.
En la 2ª Lectura,
PABLO habla
de su experiencia:
las dificultades que
ha encontrado en su
apostolado.
(2 Co 12, 7-10)
Pablo asegura
a los cristianos de
Corinto, que Dios
actúa y manifiesta
su poder en el mundo
a través de
instrumentos
débiles y limitados.
- Dios garantiza a Paulo y a todos los que tienen
algún tipo de "espina":
“Te basta mi gracia; la fuerza se realiza en la
debilidad".
En el Evangelio, encontramos la experiencia de CRISTO. (Mc 6, 1-6)
Jesús vuelve a Nazaret y enseña en la sinagoga.
- El pueblo se admira de la sabiduría, de los milagros…
y, perplejo, se pregunta:
“¿Quién es este hombre? ¿No es este el carpintero, el hijo de María?"
- Este Jesús no podía ser el Mesías esperado.
Ellos esperaban un guerrero como David, un sabio como Salomón.
No un humilde carpintero. Ellos lo conocían muy bien:
el carpintero, hijo de María, no podía ser el enviado de Dios…
- Su Palabra escandaliza,
su mensaje genera oposición
y su vida crea conflictos.
No consiguen reconocer en
Jesús al Mesías esperado
y lo rechazan.
Incluso los parientes de
Jesús se oponen a su mensaje.
* ¿Cómo resultaría
una visita de Jesús, hoy?
- JESÚS, decepcionado,
concluye:
“No desprecian a un profeta
más que en su tierra, entre sus
parientes y en su casa".
A pesar de la incomprensión,
continuó fiel a les designios
del Padre...
¿Quiénes son los Profetas?
Los "profetas” no son personas que
vivieron solo en el pasado, sino que
son una realidad con la que Dios
sigue contando también hoy
para intervenir en el mundo
Todo “bautizado" tiene su
historia de vocación profética...
El Profeta no es el encargado
de hacer milagros y prever el futuro.
Dios espera de él una cosa:
que transmita su palabra.
Dios no tiene boca y necesita
de alguien para que sea su "Voz".
-Para eso, debe escuchar
el mensaje de Dios y dejar que le
penetre hasta lo íntimo del corazón.
Y después anunciarlo con
entusiasmo y fidelidad.
¿Cómo desempeñar
la misión de Profeta?
Él debe estar en comunión
con Dios y atento a la
realidad humana.
Interviene, en nombre
de Dios, para denunciar,
para avisar y para corregir.
- La denuncia profética
implica, muchas veces,
la persecución,
el sufrimiento,
la marginación y hasta
la misma muerte...
- Normalmente,
Dios no se manifiesta
en la fuerza, ni el poder,
ni en las cualidades que
los hombres admiran tanto.
Él viene a nuestro encuentro
en la flaqueza, en la sencillez,
en las personas más
humildes que no tienen
pretensiones...
- Nuestras limitaciones
humanas no pueden servir
de disculpa para no realizar
la misión que Dios nos
confía.
Si Él nos pide un servicio,
también nos dará la fuerza
para superar nuestras
limitaciones y para cumplir
lo que nos pide.
Jesús no hizo milagros
en Nazaret,
porque
no creían en Él...
Solo la fe da condiciones para
que los milagros se realicen...
- Hoy, se suele decir
"Santo de casa no hace milagros".
¿Por qué será?
La culpa ¿de quién es?
-¿Conocemos personas, ignoradas,
rechazadas en la propia Comunidad,
que tienen gran éxito fuera?
¿Por qué será?
+ La Liturgia de hoy nos presenta tres
bellos ejemplos:
Ezequiel, Pablo y Jesús.
Ante las dificultades, ninguno de
ellos desistió. Lucharon y vencieron.
* También nosotros
podemos sentirnos en la
misma situación:
El testimonio, que Dios
nos llama a dar, se realiza,
muchas veces, en medio
de incomprensiones y
oposiciones…
A veces nos sentimos
Desanimados y frustrados
porque no somos
entendidos, ni acogidos.
Tenemos la sensación de
que estamos perdiendo el
tempo…
Jesús nos convida
a no desanimarnos nunca,
ni desistir:
Él sabe cómo transformar
un fracaso en un éxito.
¿Cuál es nuestra actitud?
- ¿Continuamos nosotros siendo la "Voz" de Dios en la
comunidad, en la familia, incluso ante contrariedades y
adversidades?
- ¿Valoramos a las personas que actúan con dedicación
en nuestra comunidad, acogiéndolas como la "Voz" de Dios?
Hagamos nuestra profesión de fe, no solo en Dios,
sino también en las personas con quienes convivimos…
Y veremos, que los santos de casa también harán milagros…
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS - 05.07.2015
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: O Profeta
Pe. Zezinho
Paulinas COMEP
Busca la dirección: http://www.buscandonovasaguas.com
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
Descargar

Diapositiva 1 - Buscando Novas Aguas