Universidad Autónoma de la
Ciudad de México
Licenciatura en Creación Literaria
Literaturas de la Antigüedad
María Reynalda Gutiérrez Macías
Libro de los Salmos o Salterio
• Del latín psalmus y del griego ψαλμός, de
ψάλλειν que significan:
• Tocar las cuerdas de un instrumento musical.
No fueron para ser leídos con los ojos, sino para ser cantados o
recitados con acompañamiento de instrumentos musicales de
cuerda, principalmente.
Entre los judíos que hablan hebreo o arameo se conoce
como thillim ‫ תהילים‬que quiere decir cánticos de
alabanza, cánticos de adoración o himnos.
Sus orígenes se ubican en los primeros años de
la historia de Israel. En un principio fueron
usados para el culto por los sacerdotes del
primer Templo de Jerusalén
• Hay quienes opinan que el Salterio
era un libro de poemas privados.
Himnario
Después del destierro de los israelitas, el Libro
de los Salmos se convirtió en el himnario y en el
libro de oración de la asamblea en el Nuevo
templo de Jerusalén. Aquí inicia la historia de
los salmos: su recopilación y trasmisión.
Desde entonces no han dejado de recitarse ni un
sólo día en templos, conventos y otros lugares
de oración.
Sacerdotes y cantores del Templo los
probables trasmisores de los cánticos
de oración y de acción de gracias; y
autores.
Poemario
• Contiene poesías hebraicas de casi un milenio
Originariamente se transmitieron de manera
anónima. Después se atribuyeron algunos a
David, a Salomón, a Asaf , a los hijos de Coré
entre otros. 48 son anónimos.
Funciones sacerdotales y de los
cantores del Templo
• Leer
• Escribir
• Componer
Y al igual que los escribas eran
custodios y transmisores de la
sabiduría.
• Como custodios de la
sabiduría, probablemente esos
escritos los recogían y pasaron
a formar parte de los archivos
del Templo.
• Salmo 40,8
“Entonces dije: Aquí estoy
de mí está escrito en el
rollo del Libro”.
Composición
• La composición de los salmos estaba
relacionada con las tradiciones, dones y
capacidades que se cultivaban en el Templo
de Jerusalén y en la corte real. Y también con
las vicisitudes de la vida de los israelitas.
De las que tenían conocimiento los sacerdotes
y cantores del templo, de aquí surge la idea de
que ellos fueron autores de muchos salmos.
• Los salmos comunitarios e históricos
surgieron,
quizá
del
ámbito
sacerdotal y del de los cantores del
Templo.
Texto masorético hebreo, el original del
Antiguo Testamento. Es el que se toma
para el estudio científico.
Los salmos en la Biblia
• El Antiguo Testamento o Pentateuco
constituye una de las dos divisiones de las
biblias derivadas del Texto Masorético; la otra
es el Nuevo Testamento.
• La Biblia esta formada por 73 libros de los
cuales 46 pertenecen al Antiguo Testamento y
27 al Nuevo Testamento.
• El libro de los Salmos es parte del Antiguo
Testamento y pertenece a los llamados libros
Poéticos o Sapienciales.
• El Salterio compila 150 salmos.
• En general inician con un título; con una
indicación sobre el instrumento con que se
ha de acompañar y con una doxología que
hace las veces de separador.
Clasificación de los Salmos
• Los salmos se pueden clasificar de
muchas maneras: por tema, por el
momento histórico, por quien los
recita, por autor o por género
literario, entre otras clasificaciones.
• Los salmos son de una gran riqueza
literaria podemos encontrar en su
composición recursos estilísticos y
figuras literarias variadas; además de
recursos sonoros.
Clasificación de Hermann Gunkel
(Teólogo protestante alemán)
• Identificó tres géneros literarios principales.
De acuerdo a su criterio sobre lo que es
característico de un género literario:
• -Tiene un tema peculiar
• - Tiene una estructura o forma peculiar
• -Un Silz im Leben o contexto cultual común.
• Para Gunkell los salmos se clasifican en:
• Himnos: Salmos de alabanza a Dios por su
acción en la naturaleza y en la historia de la
salvación del pueblo escogido.
• Sl 8; 19; 29; 33; 46-48; 84; 87; 96-100; 103106; 113; 114; 117; 122; 135; 136; 145-150.
Estructura del himno
• Estructura:
-Invitación a la alabanza
-Cuerpo del himno: Desarrolla las
motivaciones de la profesión de fe.
- Conclusión: Puede repetir el comienzo como
una inclusión
Súplicas
• Es un lamento individual o colectivo hacia
Dios.
• Sl: 3; 5-7; 12; 13; 17; 22; 25; 26; 28; 31; 35; 38;
42-43; 44; 51; 54-57; 59; 60; 63; 64; 69-71; 74;
77; 79; 80; 83; 85; 86; 102; 106; 120;123;129;
130; 137; 140-143.
Estructura de la Súplica
• -Introducción: Invocación
• -Cuerpo:
•
Dios y su silencio
•
Yo y mi sufrimiento
•
Ellos, los enemigos
• -Conclusión:
•
Voto de sacrificio
•
Alabanza en la Asamblea
Acción de gracias
• Salmos de agradecimiento a Dios por los
bienes concedidos, por la liberación de un
peligro, abundancia de las cosechas o por lo
beneficios concedidos al rey. Pueden ser
individuales o colectivos.
• Sl: 18; 21; 30; 33; 34; 40; 65-68; 92; 116; 118;
124; 129; 138; 144.
Estructura
• Invitatorio: Llamada a la alabanza de
reconocimiento.
• Sitz im Leben (Contexto vital o situación)
cúltico:
-Liturgia oficial; liturgia privada; liturgia
solemne (con coro, sacerdotes y rito);
liturgia especial; liturgia cósmica (paganos
y adversarios)
Géneros menores
• Salmos sapienciales
•
histórico-didácticos
•
de exhortación profética
•
reales, etc.
Recursos estilísticos:
• Paralelismo: Proceso de pensamiento por el
cual una realidad es precisada o esclarecida
por la evocación de otra semejante –a veces
idéntica o contraria:
Se pueden distinguir en los Salmos diversos
tipos de paralelismo:
Paralelismo interno
•
•
•
•
•
•
Sinonímico (Sl 6,2-3):
“Señor, no me castigues con tu ira,
no me corrijas con tu furor!”
“Ten piedad de mí, que yo desfallezco!
Cúrame, Yavé, pues mis huesos tiemblan”.
•
•
•
•
•
•
•
Sintético (Sl 19,8-9)
“La ley del Señor es perfecta,
hace la vida volver”.
“El testimonio del Señor es firme,
convierte en sabios a los simples”.
• Antitético (Sl 1,6)
•
• “Si, el Señor conoce el camino de los justos,
• mas el camino de los impíos perece”.
Paralelismo externo
•
•
•
•
•
•
•
Sinonímico (Sl 59,2-3)
“Dios mío, líbrame de mis enemigos,
protégeme de mis opresores!
Líbrame de los malhechores,
sálvame de los hombres sanguinarios!”
• Sintético (Sl 67,2-3)
•
• “Dios tenga piedad de nosotros y nos
bendiga,
haga brillar su rostro sobre nosotros,
para que se conozca tu camino sobre la tierra,
en todas las naciones tu salvación”.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Antitético (Sl 3,2-5)
“Señor, cuán numerosos son mis opresores,
numerosos los que se levantan contra mí,
numerosos los que dicen sobre mí:
¿Dónde está su salvación en Dios?’
Pero tu, Señor, eres el escudo que me protege,
mi gloria y el que me levanta la cabeza.
En alta voz yo grito al Señor,
y él me responde desde su monte santo”.
Recursos sonoros
La repetición de sonidos en el interior de un texto es
también un recurso sonoro muy importante para que
el texto comunique su mensaje. Así, podemos hablar
de paralelismo de sonidos y ritmos, y no solamente
de contenidos o ideas. El gran problema para
nosotros es la traducción castellana, pues
evidentemente no puede conservar la belleza
sonora producida por el texto hebreo. Los recursos
sonoros más utilizados en la poesía hebrea son:
Aliteración
• Consiste en la repetición del sonido de una
consonante en el inicio de palabras o de
sílabas.
• Sl 122,4-6:
• shesham ‘alu shebatim shibetey-yah
• ‘edut leyisra’el lehodot leshem adonay
• sha’lû shelôm yerushalaim yshlayu ’hebayik
Rima: Sl 122, 6-9
Asonancia: Sl 17,3
Onamatopeya: Sl 93,4
Paronamasia: Sl 12,7
Estos recursos se aprecian en la lengua original.
Recursos literarios
• Como ejemplos: inclusión, repetición, refrán,
quiasmo, metáfora, composición alfabética y
otros.
Sistema de interpretación de los
Salmos de Gunkell
• Propone una trama de tres hilos:
• Psicológico: Penetrar en la mente del autor
• Sociológico: Contexto vital o situación (Sitz im
Leben)
• Literario: Delimitando claramente el género.
Y atender:
• El sentido de la simbología
• El valor de los componentes sintácticos y
estilísticos
• El continente (la forma literaria, los recursos
estilísticos, la simbología)
• El contenido
Sugiere de manera enfática que hay que
apropiarse del salmo. Traducir : es decir con
nuestras palabras.
• Las traducciones que se han hecho del Texto
masorético, desde la primera traducción en
griego, la llamada LXX o Septuaginta, están
plagadas de alteraciones.
Según Gunkell, esto es por el frecuente y
prolongado uso del texto y por la fragilidad
de los materiales.
Por la dificultad de comprender la lengua
poética hebrea que tiene características
arcaicas. Lo cual provoca que se hagan
diferentes interpretaciones para adecuarlas a
cada época.
• La métrica de la poesía hebrea que dificulta su
lectura.
• Por los retoques actualizantes, por ejemplo, el
Salmo 126,1, primero se tradujo así:
• “Cuando el Señor cambió la suerte de Sión”
Posteriormente: “Cuando el Señor hizo volver
a los deportados de Sión”.
• Sin embargo, la confianza en el Texto
masorético es confirmada por los científicos
que lo estudian. Esta confianza radica en que
es el resultado de las vicisitudes del pueblo
hebreo, no es un texto que se haya
improvisado: tiene historia.
• Actualmente con el apoyo de las lenguas
semíticas: acadia y ugarítica, se conoce mejor
la hebrea, tanto en su vocabulario como en las
formas poéticas.
Esperemos que esto ayude a interpretar mejor
el Texto masorético; así como a comprender
más
claramente
el
pensamiento
y
comportamiento del pueblo hebreo. Aunque,
nunca se llegue a construir su realidad
fielmente.
Igor Stravinsky
• Compuso la Sinfonía de los Salmos en 1930
para celebrar el 50° aniversario de la Orquesta
Sinfónica de Boston, por encargo de Sergei
Kusevitski.
• Salmo 104
• ¡Bendice al Señor, alma mía! ¡Eres muy grande, oh Señor, mi Dios, vestido
•
•
•
•
•
•
de gloria y majestad,
2.envuelto de luz como de un manto. Tú despliegas los cielos como un
toldo,
3.construyes sobre las aguas tu piso alto. Tú haces tu carro de las nubes y
avanzas en alas de los vientos.
4.Tomas de mensajeros a los vientos y como servidores un fuego en
llamas.
5.Pusiste la tierra sobre sus bases, por siempre jamás es inamovible.
6.La cubres con el manto de los océanos, las aguas se han detenido en las
montañas.
7.Ante tu amenaza emprenden la fuga, se precipitan a la voz de tu trueno;
•
•
•
•
•
•
•
•
8.suben los montes, bajan por los valles hasta el lugar que tú les
señalaste;
9.pusiste un límite que no franquearán, para que no vuelvan a cubrir la
tierra.
10.Haces brotar vertientes en las quebradas, que corren por en medio de
los montes,
11.calman la sed de todos los animales; allí extinguen su sed los burros
salvajes.
12.Aves del cielo moran cerca de ellas, entremedio del follaje alzan sus
trinos.
13.De lo alto de tus moradas riegas los montes, sacias la tierra del fruto de
tus obras;
14.haces brotar el pasto para el ganado y las plantas que el hombre ha de
cultivar, para que de la tierra saque el pan
15.y el vino que alegra el corazón del hombre. El aceite le dará brillo a su
rostro y el pan fortificará su corazón.
16.Los árboles del Señor están colmados, los cedros del Líbano que
plantó.
• 17.Allí hacen sus nidos los pajaritos, en su copa tiene su casa la cigüeña;
• 18.para las cabras son los altos montes, las rocas son escondrijo de los
conejos.
• 19.Pusiste la luna para el calendario y el sol que sabe a qué hora ha de
ponerse.
• 20.Tú traes las tinieblas y es de noche, en que rodan todas las fieras de la
selva;
• 21.rugen los leoncitos por su presa reclamando a Dios su alimento.
• 22.Cuando el sol aparece, se retiran y vuelven a acostarse en sus guaridas;
• 23.el hombre entonces sale a su trabajo, a su labor, hasta que entre la
noche.
• 24.¡Señor, qué numerosas son tus obras! Todas las has hecho con
sabiduría, de tus criaturas la tierra está repleta!
• 25.Mira el gran mar, vasto en todo sentido, allí bullen en número
incontable pequeños y grandes animales;
• 26.por allí circulan los navíos y Leviatán que hiciste para entretenerte.
• 27.Todas esas criaturas de ti esperan que les des a su tiempo el alimento;
• 28.apenas se lo das, ellos lo toman, abres tu mano, y sacian su apetito.
• 29.Si escondes tu cara, quedan anonadados, recoges su espíritu, expiran y
retornan a su polvo.
• 30.Si envías tu espíritu, son creados y así renuevas la faz de la tierra.
• 31.¡Que la gloria del Señor dure por siempre y en sus obras el Señor se
regocije!
• 32.él, que mira a la tierra y ésta tiembla, y si toca a los montes, echan
humo.
• 33.Al Señor quiero cantar toda mi vida, salmodiar para mi Dios mientras
yo exista.
• 34.Ojalá que le agrade mi poema, yo, como sea, me alegro en el Señor.
• 35.¡Desaparezcan de la tierra los pecadores y que no existan más los
malvados! ¡Alma mía, bendice al Señor!
Bibliografía
•
•
•
•
•
•
Hebreos y Cristianos, SEP, México, 1976.
Kraus Hans, Joachim, Los salmos 1-59 (Libro digital)
La Biblia latinoamericana, Verbo Divino, México, 1995.
http://www.auladebiblia.com/at/tema11/salmos.pdf
www.rae.es
www.wikipedia.org.mx (imágenes)
Descargar

Libro de los Salmos o Salterio Power Point para