REFLEXIÓN
SOBRE MÍ MISMA
REALIZADA A TRAVÉS DEL ENEAGRAMA DE LAS
PASIONES Y LAS FIJACIONES
CLAUDIO NARANJO
¿QUIÉN SOY?
Expresiones con las que me identifico del
Eneagrama de las Pasiones.
•
Según Claudio Naranjo, reflexionando en su libro Psicología de la Meditación dice: "Desapegarse de los deseos,
va más allá de un desapego del placer y del dolor: se aplica además a las formulaciones mentales de vicio y
virtud. El hombre que es virtuoso en forma tradicional no está más libre ó más abierto a su verdadero ser que el
que cae presa de los automatismos del deseo. Pues dice un proverbio hindú: «Un ruiseñor en jaula de oro no es
más libre que otro en jaula de hierro»“
•
Personalmente estoy abierta a realizar este reconocimiento. Lo llamo así porque muchas veces solo nos falta
pararnos un momento más pausado a recapacitar sobre los propios pensamientos yt conductas para darnos
cuenta de algunas cosas y mejorar, por lo tanto, solo hay que reconocer aspectos en una misma.
•
A continuación. voy a leer en profundidad el Eneagrama de las Pasiones de Claudio Naranjo y a redactar, tras
reflexionar sobre mí y mi modo de vivir la vida, las expresiones con las que más me identifico de cada una de
ellas. No todo lo que dice el Eneagrama me hace identificarme de manera “pura”, puesto que a veces se mezclan
aspectos e incluso una parte de la expresión me vale y otra no, por lo que escribiré aclaraciones.
¿SOY UNA PERSONA ORGULLOSA PORQUE…?
Soy consciente de que algunas veces interpreto rasgos de la realidad de la manera que mejor me
conviene.
Esto me ha traído algunos golpes contra la realidad, de los que me he levantado y aprendido.
Suelo ocultar ciertos rasgos de mi personalidad y muestro aquellos que considero atractivos a los
demás. A la vez, hago esfuerzos por complacer a la gente, creo averiguar lo que necesitan y se lo
ofrezco gratuitamente.
Esto alimenta mi ego y lo hago de manera natural. No lo considero un punto débil ya que muchas
veces sacrifico cosas por hacerlo y me aplaudo a mi misma sin esperar que los otros lo hagan,
suena altruista, aunque siempre me gusta que se conozcan mis buenas acciones.
Tengo una actitud seductora, me gusta gustar.
Cuando no gusto no caigo en un sentimiento de depresión ni ira sino que para no dañarme pienso que
no merecía la pena, lo dejo más en manos del destino, quitándome la responsabilidad de las causas.
Siento la necesidad de mostrar que tengo mucho que ofrecer. A veces ofrezco más de lo que
recibo lo que me lleva a pensar que tengo carencias.
Suelo ofrecer lo que me gustaría que me ofrecieran y me pongo en
el lugar de la persona para hacerme una idea de lo que ha sentido.
¿SOY UNA PERSONA UN TANTO VANIDOSA PORQUE….?
No me considero una persona vacía por dentro, ni obsesionada con
aparentar algo que no soy, pero se que esta sociedad materialista,
sistematizada y consumista da pie a personas vanidosas y que dentro
de un rango, yo más o menos lo soy.
Me gusta demostrarme a mí misma y a los demás que mi vida se basa
en una consecución de un proyecto, alejado de las tendencias sociales.
Evito lo que el mercado ofrece a la gente para el reconocimiento social
y la costumbre de “etiquetar” a la gente por ciertos rasgos. Así mismo,
considero que otros temas, menos convencionales, me definen y muchas veces siento que el
hecho de querer alejarme de las tendencias o de esa vanidad que aborrezco por miedo a sentirla
me da pie a crearla.
Me es importante el logro como forma de reconocimiento que afianza lo que soy. Muchas veces,
para no dañarme, asocio mis fracasos a causas ajenas a mi persona, aunque creo que
últimamente estoy madurando bastante en este sentido y soy más consecuente de mis actos.
Haciendo referencia a lo que Riesman describe sobre este tipo de persona, dirigida por los
otros, por el grupo, por los “contadores de cuentos”, que se olvidan de sí mismos para lograr los
objetivos que la sociedad les marca, personalmente me considero una persona que lucha contra
esa corriente y considero también que muchas de las cosas que se dan por hecho en esta
sociedad, que se asumen y se acomodan al a vida de cada uno simplemente porque es lo que se
ofrece, es una de las causas de muchas situaciones adversas que se viven en el mundo.
Mi gusto es alimentarme el alma. Soy una persona bastante espiritual.
¿SOY UNA PERSONA ENVIDIOSA PORQUE…?
Cuando pude abrir los ojos y darme contra la cruda realidad, tras 7 años de relación con mi
antigua pareja tuve que superar un desengaño amoroso y una decepción con lo que consideraba
amistad y me llevó a sentir por primera vez la verdadera inseguridad.
Primero sentí envidia por ella, ya que deseaba ser ella para que mi expareja me admirara y
valorara. Además, sentí un sentimiento expreso de añoranza. Me llevó a quejarme durante meses,
a no levantar cabeza, hasta que me di cuenta de que no podía seguir así y me “decontaminé”.
Me hice una persona muy intuitiva y me di cuenta de que la chica no era buena persona y lo
proclamé. Cuando proclamaba lo que pensaba me tachaban de envidiosa pero en el fondo no soy
una persona envidiosa y me conozco, por lo que seguí diciendo lo que pensaba aún con la
preocupación por como me iban a ver los demás.
Tras un tiempo, recibo noticias de que la chica traicionó de
maneras poco morales a mi expareja, y que a causa de su
maltrato psicológico tuvo problemas. Me di cuenta entonces
de que mi envidia no era tan insana como pensaba.
Es muy difícil dar salida a la frustración a causa del peso del
pasado, de un pasado insatisfactorio cuyo recuerdo es tan
poderoso que impide ver los logros del presente y que lleva a
mirar con pesimismo el futuro, como si nada pudiera arreglarse si no se arregla el pasado. Esto
fue, en resumen, mi decepción con el amor.
Posteriormente a eso siempre noto los sentimientos siempre muy a flor de piel
¿SOY UNA PERSONA MIEDOSA PORQUE…?
Soy una persona muy tranquila pero tengo mis miedos.
En relación a lo hablado anteriormente, a causa de mis experiencias vividas en el
amor, a cualquier cosa que percibo como invasión reacciono con pasividad, olvidando
de hacer lo que la otra persona espera para no crear vínculo dependiente y no hacerme daño.
Esto he de cambiarlo, no me gusta, y lo estoy haciendo poco a poco, dado que me ha traído
arrepentimiento cuando he reflexionado sobre como me he comportado con personas que me
encantaban.
Además, siento en mi interior fuerza luchadora de muchas injusticias. El sistema político-social
me da miedo, por el poder que desempeña en nosotros sin casi darnos cuenta somos manejados.
Tengo miedo al sufrimiento de mis padres por situaciones laborales, a marcharme a trabajar
lejos y dejarles solos, al fracaso y a personas en el cuerpo del poder que directa o
indirectamente causan dolor.
He vivido una situación dura con el cuerpo de policía, esto me hace generalizarlo y tener miedo a
que se repita, pero me siento con fuerza si eso ocurriera.
El miedo, tiene motivos de ira. A partir del percance vivido, siento ira. La experiencia de la rabia
es muy fuerte y tanto que se generaliza. Tengo miedo a esa rabia en mi organismo.
También siento miedo a equivocarme, por lo que constantemente busco la verdad, la honestidad
en las personas y en mí misma.
Tengo un gran miedo a la culpa, a dañar a otros y a su consecuencia, por lo que sobreprotejo a los
demás y mantengo un estado de alerta encima de aquellas personas de mi familia que temo que
vuelvan a caer débilmente en ciertos vicios.
Mi mayor miedo es sentir miedo.
¿SOY UNA PERSONA CON GULA PORQUE…?
Nunca me satisface una única experiencia, siempre deseo más, como si pudiera tragarme el
mundo.
Me siento llena de seducción, simpatía, rebeldía y un deseo de destacar, de sobresalir y
complacer a los demás obteniendo aprecio.
En cierto modo me aburro de lo común y siento gula por lo desconocido y lo extraordinario,
por eso me encanta descubrir cosas nuevas, tener historias que contar y “frikear” con
documentales, películas y lecturas interesantes. Esto a veces me lleva a crear e imaginar
planes fantásticos que me encantaría cumplir.
Relleno todas las experiencias que no puedo realizar con fantasía, pero eso hace que me entre
más “hambre.”
¿ LUJURIA ?
En relación a la lujuria, lo llevo al plano sexual.
Emocionalmente, soy una persona muy intensa.
Sexualmente también.
En relación a las
fijaciones descritas en
el Eneagrama…
¿HACIA DÓNDE VOY?
Entiendo por fijaciones aquellas metas hacia donde nos proponemos
llegar, es decir, nos fijamos ideas concretas sobre cómo sería nuestro
“yo” ideal y constantemente, a veces consciente y otras veces
inconscientemente, luchamos para llegar a ellas.
A veces me he engañado a mi misma para asemejarme más a ese “yo”
ideal. He interpretado y juzgado mis errores de otra manera o he
percibido las cosas desde perspectivas diferentes a las que no me
gustaban.
Constantemente quiero cambiar para mejor, es decir, soy perfeccionista. Para ello, suelo
mostrar a la gente lo mejor de mi y escoger de la gente lo mejor que tienen.
Pienso que el mundo podría mejorar gracias a mi intervención. Como educadora tengo la
responsabilidad de producir cambios de manera positiva. El día que crea que no tengo nada
que cambiar dejaré de serlo. Dispongo de una mirada crítica del mundo.
En relación a la Pseudoabunancia, muchas veces no soy capaz de reconocer mis necesidades y
antepongo las ajenas, lo que me hace sentir especial pero realmente no es positivo, ha de
haber un equilibrio. Comparo mis necesidades con las ajenas e intento que la gente las sacie.
Es cierto que muchas veces victimizo: “el mundo ha sido injusto”. Esto hace que me despoje
de responsabilidades sobre lo que me rodea, creerme pequeña para enfrentarme a muchas
cosas, por lo que espero que la gente se compadezca o se acople a mis iniciativas. Soy
consciente de cuándo lo hago por lo que en el presente lo evito.
Tengo dudas, que aclararé a través del recorrido de mi vida. Tengo miedo al error, a
equivocarme, pero de los errores se aprende.
Tengo creencias de que la vida puede vivirse sin dolor, al menos sin tanto dolor emocional
como en el pasado y en el presente se ha vivido. Todas mis acciones conscientemente van
encaminadas a educarme emocionalmente, sentir, en todo momento, que estoy y estamos
vivos.
Descargar

ENEAGRAMA POWER POINT