Muchos amigos pasan por nuestras vidas, pero esas alegrías se van transformando en
melancolías, cuando de pronto se desvían o desaparecen de nuestras vidas. Sucede en
nuestra contactos diarios, sucede también a través de la cosecha de amigos a la
distancia, por Internet.
Estos amigos lejanos son tan importantes como los que tratamos personalmente. Y
aquí nos sucede algo muy peculiar, el corazón y la percepción nos llevan a mostrar que
detrás de la pantalla está esa amistad, está ese ángel hecho realidad,, y todo lo que
brinda lo hace desde muy dentro de su corazón.
Y se aprende a amar esta
amistad, es un amor especial,
es un amor audaz, porque en
mucho o poco nos parecemos
porque aun sin vernos
llegamos a conocernos. Y el
sueño más grande es poder
encontrarse para darse la
mano, para unir
pensamientos después de tan
largo tiempo
comunicándonos.
Siento en ese amigo lejano,
su sonrisa, sus luchas y sus
alientos. Cada palabra suya
es una mirada a mis ojos que
expande luz a mis tormentos,
y deja su huella en mis
emociones. A veces se parece
a una rama que trae la brisa a
la vida, y me siento firme
aferrándome a su sostén.
Su alma lleva el cielo donde
se puede llorar. No sabía
hasta su llegada que el
mundo escondía un secreto,
y lo descubrí cuando su
estrella borró las sombras de
mi vida. Amigo lejano, Dios
conoce nuestros bosques de
sueños, donde se unen los
cielos y la tierra, allí están
los deseos enormes de
vernos.
Es una amistad pura cargada de destellos, que hace que mi ser te siga a todas partes
porque eres la redención de mi soledad. Ya no hay ideas grises cuando las vivencias
compartimos, es que de ti emana la fuerza que tuerce las noches de mis desesperanzas.
Los sentimientos
no tienen precio,
pero para
encontrarnos
amigo, la
economía arrebata
ese abrazo, esa
paz, ese consuelo
que en persona
necesitamos
sentir.
Eres la luz
más querida,
nada es
imposible en
esta amistad,
ni nada tan
fatal, ¿cómo
explicar a
Dios esta
sensación
extraña de que
tu amistad no
quede nunca
en el olvido?
Si contigo he aprendido la transparencia de la sinceridad, que en tu hablar está la claridad de la
luna, que el ayer fue el dolor, y que el mañana será siempre el alma compungida por la lucha
de no visitarnos, conversar frente a frente, más te siento tan cerca aun en la lejanía.
Descargar

AMISTAD EN LA LEJANIA-