CARLOS
Y
MARIANA
Elaborado por:
Gaspar Calderón Selene Olimpia.
Ladrón de Guevara Corona Maytetxu.
F
O
T
O
N
O
V
E
L
A
Hola!! soy Mariana y mi historia comienza en un momento
determinante de mi vida, -cuando conocía a Carlos-,
en la preparatoria. . .
¡¡¡Claro
Carlos!!!
¿Mariana
podríamos
hablar a la
salida?
¡¡¡Por supuesto que sí
Carlos, es algo que ya
venía esperando desde hace
tiempo, sí quiero ser tu
novia!!!
Mariana eres la niña más linda
que he conocido, no puedo dejar de
pensar en ti, no hay nadie como
tú, es por eso, que . . . querría saber
si. . . ¿Quieres ser mi novia?
Ayy !!! Todo era miel sobre hojuelas, más enamorados no
podíamos estar, todo era felicidad . . .  Chalalala . . . 
… Lo que no sabía, era el infierno en que me metería …
De repente, no supe ni cómo, ni cuándo, pero él comenzó a
cambiar: me reclamaba de todo, me celaba con todos, me iba
alejando poco a poco de mis [email protected] . . .
Y lo peor es que creía que era normal!!!
Haber Mariana te
dije que no iba a
ir a esa fiesta,
¿¿por qué fuiste??
¡¡¡Contesta!!!
No te enojes Carlos,
no hice nada malo,
sólo me divertía,
disculpa no vuelvo a
ir sin ti.
Lo peor , es que empezó con insultos, después con jalones de cabello,
pequeños empujones, cachetadas. . . Hasta que un día me golpeó.
Me sentía sola, que era lo que me merecía porque me lo buscaba,
me cuestionaba una y otra vez que hacía mal, trataba de no tener
ningún error con él. . .
Siempre aparentando que todo estaba bien ante los demás. . .
¿Mariana, segura qué
estás bien, qué te paso
en el brazo, te lastimó
Carlos?
Claro Sofía,
estoy bien, es
que me caí.
¿Carlos? Él
jamás me haría
daño, él me
quiere ok.
Las agresiones cada vez eran peores y seguía sin atreverme a
comentárselo a alguien (familia, amigas); me escondía los moretones
con blusas de manga larga y cuello de tortuga, o sino me los
maquillaba, obvio que si me preguntaban, negaba todo.
Siempre era lo mismo, comenzaba a insultarme, luego ya me agredía
físicamente, después se mostraba arrepentido, pedía perdón y me
decía que cambiaría; lo hacía por unas semanas y volvía a lo mismo;
yo siempre creí que cambiaría.
Lo mismo una y otra vez . . .
Mi vida, está
es la última
vez que me
comporto así
contigo, te
prometo que
no ocurrirá
más . . .
Discúlpame, te juro
que cambiaré, no
volverá a
suceder, es que tuve
Un mal día. . .
Perdón
chiquita,
sabes que te
quiero, no fue
mi intención,
pero hay veces
en que me
desesperas . . .
Mi amor,
déjame ver
que te paso,
sabes que no
quise
lastimarte …
Una vez, me dieron un volante a fuera de la prepa sobre:
”Violencia en el noviazgo” y aunque así lo seguía negando, un día, sin
pensarlo, al estar en su casa, con él, me salí desesperadamente . . .
¡¡¡Buaa, buaa,
buaa buaa,
buaa, buaa,
buaa. Buaa,
buaa, buaa!!!,
¿qué hago, si suena el cel, de
seguro será él, buscándome!!!,
y si mejor regreso, y si lo
denuncio?
¡¡¡AYUDA!!!
Mariana
no estás
sola,
sabes que
cuentas
con mi
apoyo.
Mil gracias
Sofía, de verdad
espero puedas
estar conmigo, en
este largo proceso.
Se lo conté a Sofía – mi mejor amiga-, ella me dijo que existían
instancias que podían ayudarme, que no estaba sola y
que mucho menos era la única!!!, así como, tampoco
era tarde para salir de ese tormento..
Actualmente, sigo asistiendo a terapias psicológicas;
por lo que respecta de Carlos, me sigue buscando, dice que
buscará ayuda, que no puede vivir sin mí;
yo, ahora sé que valgo mucho y
que no me quedaré a esperar a Carlos.
Soy Mariana y está fue mi historia,
tengo 17 años y espero que les sirva a
muchas chavas que sufren violencia
en sus noviazgos o para las que
puedan prevenirlo.
Hoy, sé que siempre existe más de una
alternativa de solución para cualquier
problema.
INSTANCIAS EXISTENTES CONTRA LA
“VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO”.
F
I
N
Descargar

File