No modificar, ni cambiar, ni eliminar, ni añadir,
imágenes ni textos en esta presentación.
María Asun
La oración es la manifestación de la relación con Dios:
es expresar de algún modo a Dios la admiración, la queja, el agradecimiento,
la confianza y todos los sentimientos.
Es estar atento a la voz silenciosa de Dios.
Es sumergirse en la presencia bendita y oculta de Dios.
Es “estar” sin más con Dios o en Dios...
Jesús convirtió toda su vida en oración.
La oración de Jesús consistía en vivir “ante Dios y con Dios” todo lo que vivía.
En eso debiera consistir nuestra oración.
José Arregi
Texto: Lucas 9, 28b-36 - Cuaresma 2 domingo –C- / Transfiguración de Jesús.
Comentarios y presentación: M. Asun Gutiérrez Cabriada.
Música: Grieg – La Mañana.
Jesús tomó consigo a Pedro, a Juan y a Santiago y subió al monte para
orar.
29 Mientras oraba, cambió el aspecto de su rostro y sus vestidos se volvieron
de una blancura resplandeciente.
28
Tabor
Lucas es el único evangelista que señala el detalle de que Jesús subió a la montaña
para orar; y que “mientras oraba” cambió su rostro.
La oración sosegó el espíritu de Jesús, disipó toda sombra y llenó de luz su interior
y el horizonte de su camino. ¿Produce la oración esos mismos efectos en mí?
Jesús nos invita al Tabor, a una experiencia gozosa de Dios.
Subir a la montaña, símbolo de lo inmenso y majestuoso, supone elevación, retiro,
anhelo de limpieza y belleza, silencio gratificante, oración, paz, esfuerzo, tensión y
riesgo en el ascenso, lucha contra la comodidad, superación...
Siempre más.
En esto aparecieron conversando con él dos hombres. Eran Moisés y
Elías, 31 que, resplandecientes de gloria, hablaban del éxodo que Jesús
había de consumar en Jerusalén.
30
Basílica
de la Transfiguración
“Éxodo” es una palabra cargada de sentido: es la liberación de toda esclavitud,
el inicio de una salida y de un camino que conduce a la Pascua, un camino hacia la
libertad, es alcanzar la Tierra Prometida.
Para Jesús es su pasión, muerte, resurrección, su paso definitivo a los brazos del
Padre.
La muerte se le aparece a Jesús, y a [email protected], como un signo transfigurado
y empieza a ser vista por él como camino y plenitud hacia la “gloria”.
El final no es el Calvario, sino el Tabor.
Pedro y sus compañeros, aunque estaban cargados de sueño, se
mantuvieron despiertos y vieron la gloria de Jesús y a los dos que estaban
con él.
32
Es necesario estar despiertos para escuchar y ver a Jesús.
Al comenzar el camino de la cruz, Jesús nos muestra lo que nos espera:
su gloria y la nuestra. La cruz y la muerte no tienen la última palabra, sino la
glorificación, la vida plena.
A [email protected] se nos regalan momentos, experiencias luminosas y personas que son
luz en nuestro camino.
Hoy tenemos la ocasión de valorarlas, revivirlas, gozarlas, agradecerlas...
Cuando éstos se retiraban, Pedro dijo a Jesús:
–Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Vamos a hacer tres tiendas:
una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.
Pedro no sabía lo que decía.
33
La visión termina pronto y deja a los discípulos frente a la realidad cotidiana.
El encuentro con Dios no sólo no impide, sino que empuja al encuentro
con [email protected] [email protected]
Las experiencias espirituales no son para separarnos de la realidad
sino para darnos luz y fuerza para afrontar en toda su profundidad,
el mensaje, el camino y la causa de Jesús.
Para ello habrá que superar la tentación de conformarnos con lo que hacemos,
de instalarnos, como quiso Pedro, en nuestras pequeñas tiendas del egoísmo,
la comodidad, la insolidaridad...
No es posible detenerse en el camino de seguimiento de Jesús.
“Nube” para los pueblos del desierto significa sombra,lluvia, vida, alegría, bendición.
Siempre está relacionada con la proximidad de Dios luminoso,
envolvente y maternal.
La voz ya no se dirige sólo a Jesús –”Tú eres...”-,
sino a [email protected] [email protected] –”Éste es...Es nuestra misión contemplar a Jesús y escucharlo,
aprender su estilo y su Evangelio, vivirlo y comunicarlo.
¿Qué hago para conocer mejor y hacer vida el mensaje de Jesús?
¿Escucho su voz en cada persona y en los acontecimientos de cada día?
¿Me siento hij@ amad@ en todas las circunstancias de mi vida?
Mientras estaba hablando, vino una nube y los cubrió;
y se asustaron al entrar en la nube. 35 de la nube salió una voz que decía:
–Este es mi Hijo elegido; escuchadlo.
34
Mientras sonaba la voz, Jesús se quedó solo.
Ellos guardaron silencio y no contaron a nadie
por entonces nada de lo que habían visto.
36
La ley (Moisés) y los profetas (Elías), representan toda la historia bíblica.
Al final del relato dice Lucas que “se encontró Jesús solo”.
No siempre es fácil asumir y aceptar que “sólo Jesús basta”.
Hay personas que le dan más importancia en su vida a la ley, al templo, al culto,
a las imágenes, a [email protected] [email protected], a quienes consideran representaciones de Dios...
Lo determinante y fundamental es que sea Jesús, sólo Jesús, la luz y el motor
de nuestra vida.
Señor, ayúdame a esparcir tu fragancia allí donde vaya.
Resplandece a través de mí y sé en mí,
para que todas las almas que me rocen
sientan tu presencia en mi alma.
Deja que alcen la mirada
y ya no me vean a mí, sino a ti, Señor.
Quédate conmigo y empezaré a brillar como Tú brillas,
con un brillo que iluminará a los demás.
Y esa luz, Señor, saldrá de ti, no será mía:
serás Tú, iluminando a los demás a través de mí.
(...) Deja que predique sin predicar, no a través de la palabra,
sino de mi ejemplo, de una fuerza arrebatadora,
la influencia de la compasión en lo que hago,
la patente plenitud que el amor de mi corazón te profesa.
J.H.Newman
Descargar

Cuaresma 2 C - 24-2-13