II Cuaresma B 2009
El Sanctus de Requiem
de Fauré nos hace sentir
la SANTIDAD de Jesús
Monjas de Sant Benet de Montserrat
Como Abrahán en la montaña (1ª lectura),
el Padre nos entrega el Hijo transfigurado
DOMINGO 2
Mirando las cosas desde la
TRANSFIGURACIÓN, recorremos el
camino cuaresmal de la “deificación”
Fotos del Tabor
En medio, cima del Tabor
Antes del fracaso de la CRUZ, el Hijo de Dios
nos muestra la Vida que nace de la muerte
Mc 9,2-10 En aquel
tiempo, Jesús se llevó a
Pedro, a Santiago y a
Juan, subió con ellos
solos a una montaña alta,
y se transfiguró delante
de ellos.
Decoración (interior)
El Tabor
afianza la
iglesia:
Pedro
(jerarquía)
Santiago
(tradición)
Juan
(profetismo)
Que tampoco hoy falten ángeles que
nos lleven a la “Montaña alta”
Sus vestidos se
volvieron de un blanco
deslumbrador, como no
puede dejarlos ningún
batanero del mundo.
Tu,
Señor,
anticipas
la nueva
Realidad
Pero nosotros sólo vemos
como en un espejo (1Cor 13:12)
Se les aparecieron
Elías y Moisés,
conversando con
Jesús.
En Ti hay la
plenitud de
la LEY de
Moisés,
y del
profetismo
de Elias
Llevamos la Ley escrita en el corazón
Entonces Pedro tomó la
palabra y le dijo a Jesús:
"Maestro, ¡qué bien se está
aquí! Vamos a hacer tres
tiendas, una para ti, otra
para Moisés y otra para
Elías." Estaban asustados,
y no sabía lo que decía.
Transfigurado, reconstruyes
la tienda de David (Am9,1)
Gruta del
Tabor donde
Melquisedec
ofreció Pan
y Vino
La Eucaristía nos hace Templos
Se formó una nube que
los cubrió, y salió una
voz de la nube: "Éste es
mi Hijo amado;
escuchadlo."
¿Te
vemos
detrás de
cada velo
que te
cubre?
En la nube resuena la voz
trascendente del Padre
De pronto, al mirar
alrededor, no vieron
a nadie más que a
Jesús, solo con
ellos.
Sólo la FE atraviesa el Misterio
Al final,
cuando
todo
acabe,
quedarás
Tu sólo
Cuando bajaban de la
montaña, Jesús les
mandó: "No contéis a
nadie lo que habéis visto,
hasta que el Hijo del
hombre resucite de entre
los muertos."
Solamente lo
puede
entender
una vida
transformada
Al bajar, el odio se convierte en amor,
la muerte en Resurrección
Esto se les quedó
grabado, y discutían
qué querría decir
aquello de "resucitar
de entre los muertos".
La Resurrección
abre los
horizontes del
más allá
“En la Luz veremos la LUZ” (Sal 35)
Queremos descubrirte,
Señor, en cada
circunstancia, por
desfigurada que sea,
hasta el día que vendrás a
transfigurarlo TODO
Descargar

evangelio