CONDUCTA VERBAL
B. F. Skinner
1_ Introducción.
Jaime Ernesto Vargas Mendoza
Asociación Oaxaqueña de Psicología
Definición.
Se llama Conducta Verbal al
comportamiento cuyo reforzamiento
está mediado por la intervención de
otra persona.
Un Análisis Funcional.
El hombre actúa sobre el mundo y lo transforma, al
mismo tiempo que él mismo cambia, debido a las
consecuencias de sus propias acciones.
La conducta puede alterar al ambiente mediante
pura acción mecánica. Sin embargo, en muchas
ocasiones el hombre actúa indirectamente sobre su
ambiente, de donde emergen las consecuencias
últimas de su comportamiento. En lugar de ir hacia
una fuente “solicita que le traigan un vaso de
agua”. Los problemas que surgen de este especial
modo de acción, generalmente se asignan al campo
del habla o del lenguaje.
Formulaciones Tradicionales.
La Lógica y las Matemáticas hacen un análisis
formal del lenguaje, pero no han desarrollado
las técnicas necesarias para un análisis causal
del comportamiento del hombre pensante.
Es frecuente oir que las palabras expresan
ideas, lo malo es que estas no se pueden
observar independientemente. Lo mismo se
puede decir de otros sinónimos de las ideas,
como el significado o la información.
Estos enfoques llevan equivocadamente a
pensar que que el lenguaje tiene una existencia
independiente de la conducta de quien lo
emite.
Una Nueva Formulación.
Lo que ocurre cuando una persona habla o responde al lenguaje es
claramente una cuestión acerca del comportamiento humano y por
ende, un tema para ser enfrentado con los conceptos y técnicas de
la psicología como una ciencia experimental de la conducta.
La primera responsabilidad está en la descripción: ¿cuál es la
topografía (características físicas) de esta subdivisión del
comportamiento humano? En seguida, avanzaremos a la
explicación: ¿qué condiciones son relevantes para la ocurrencia de
la conducta, de qué variables es función?
La conducta verbal es producto de
múltiples causas. Diferentes variables se
combinan para ejercer su control funcional
y emergen nuevas formas de conducta de la
recombinación de antíguos fragmentos.
Todo esto ocasiona efectos apropiados en el
escucha, cuya conducta reclama también un
análisis.
Hay que recordar que normalmente el
orador es también su propia audiencia y que
esta clase de actividades tradicionalmente
se han descrito como el “pensamiento”.
Problemas Generales.
CONDUCTA VERBAL COMO VARIABLE DEPENDIENTE.
Cualquier movimiento capaz de afectar a otro organismo puede ser
verbal. Con respecto a cualquier medio de transmisión, la conducta
es tanto verbal como no verbal al mismo tiempo (no verbal en su
efecto sobre el medio y verbal en su efecto último sobre el
observador).
La conducta verbal es una actividad que opera o afecta al medio
ambiente (social) y cualquier unidad de este tipo de conducta
convenientemente se le denomina “una operante”.
Cada operante verbal es conceptualizada como
poseedora, bajo ciertas circunstancias, de una
probabilidad de emisión asignable
(convenientemente llamada su “fuerza”).
La emisión de la respuesta verbal nos da un índice
de su fortaleza, en términos de la adecuación de las
condiciones en las cuales ocurre. Otro índice puede
provenir de su nivel de energía (decibeles), aunque
esta fuerza no es sinónimo de probabilidad.
También de la velocidad de emisión o de la
repetición del mismo sonido. Todos estos son
aspectos medibles o paramétricos de la conducta
verbal como variable dependiente.
La probabilidad de que una
respuesta verbal de cierta forma
ocurra en un momento
determinado, es el dato básico
para su predicción y control.
Es la “variable dependiente”
en un análisis funcional.
VARIABLES INDEPENDIENTES.
Cualquier operante, verbal o de otra clase, adquiere fuerza y
continúa manteniendo ésta, cuando la respuesta es frecuentemente
seguida de el fenómeno llamado “reforzamiento”. El reforzamiento
operante, entonces, es una forma simple para controlar la
probabilidad de ocurrencia de cierta clase de respuestas verbales.
La situación de estímulo que está presente cuando una operante
verbal es reforzada puede adquirir cierto control sobre su
probabilidad de emisión futura, a este fenómeno se le llama
“discriminación de estímulo”.
Hay también factores emocionales que controlan la emisión de algunas
operantes verbales. Se trata, por ejemplo, de estados de privación donde
anteriormente al emitir la respuesta verbal, esta ha sido seguida de
reforzamiento al presentar la estimulación de la que estaba privado el
organismo. Es mas probable que uno pida “agua”, cuando haya pasado
mucho tiempo sin haber bebido nada.
También pueden intervenir las emociones. Alguien puede gritar “¡Agua!”
al ver que se inicia un incendio, sobretodo si ha aprendido que ésta
sofoca el fuego, así como que la respueta verbal hace que otras
personas respondan apropiadamente.
Hay que recordar tambien que la conducta
puede ser reforzada por la reducción en la
estimulación aversiva. Cuando un estímulo
aversivo en sí mismo se reduce, hablamos
de escape. Cuando alguna condición que
caracteristicamente precede a la
estimulación aversiva se reduce, se trata de
evitación. Por ejemplo, decir ¡Deténte! y
conseguir suspender un daño físico, es
escape. Decir ¡No me toques! y suspender
la amenaza de daño, es evitación.
LA AUDIENCIA Y EL TOTAL DEL
EPISODIO VERBAL.
La definición de la conducta verbal está dirigida
al hablante, pero no puede omitir al oyente para
su total comprensión.
El oyente, al ser estimulado por la conducta
verbal del hablante, evoca respuestas de sus
glandulas y músculos lisos mediados por el
sistema nervioso autonómico, que son
reacciones emocionales, ejemplificadas como
reflejos clásicamente condicionados.
Por otro lado, los estímulos verbales
controlan buena parte de la conducta
esquelética compleja, con la que el
individuo opera sobre su ambiente.
Tanto la conducta del hablante como l
del oyente están funcionalmente
relacionadas. Se trata de un
comportamiento social para el que
somos entrenados desde pequeños.
Bibliografía.
B. F. Skinner
Verbal Behavior
Part I
Appleton-Century-Crofts, 1957

En caso de citar este documento
por favor utiliza la siguiente
referencia:

Vargas-Mendoza, J. E. (2006)Conducta Verbal
de B.F.Skinner. Introducción. México:
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En
http://www.conductitlan.net/presentaciones/introduccion.ppt
Descargar

CONDUCTA VERBAL B. F. Skinner