Aprenden el Secreto del
Crecimiento en la Gracia
Elena de White comenta:
«Al estudiar los niños el gran libro de
texto de la naturaleza, Dios
impresionará sus mentes. Al
relatárselas la obra que Él realiza por la
semilla, ellos aprenden el secreto del
crecimiento en la gracia. Debidamente
entendidas, estas lecciones apuntan
hacia el Creador, enseñándoles
aquellas verdades sencillas y santas
que acercan el corazón a Dios.»
Testimonios para la Iglesia, Tomo 8, página 341, párrafo 2
El Libro de la Naturaleza y la Palabra
Escrita se Iluminan Mutuamente
Elena de White comenta:
«El libro de la naturaleza y la
palabra escrita se iluminan
mutuamente. Ambas nos
ayudan a conocer mejor a Dios
instruyéndonos acerca de Su
carácter y de las leyes por
medio de las cuales obra.»
Testimonios para la Iglesia, Tomo 8, página 343, párrafo 1
La Luz que Resplandece del
Trono
Elena de White comenta:
«. . . día tras día las maravillosas obras de
Dios, las pruebas de Su poder en la
creación y el sostenimiento del
universo, se manifestarán a la mente en
nueva belleza. A la luz que
resplandece del trono, desaparecerán
los misterios, y el alma se llenará de
admiración ante la sencillez de las
cosas que nunca antes comprendiera.»
Conducción del Niño, página 278, párrafo 5
En su Aislado Hogar . . .
Elena de White comenta:
«En su aislado hogar, Juan estaba en
condiciones, como nunca antes, de
estudiar más de cerca las manifestaciones
del poder divino, conforme están
registradas en el libro de la naturaleza y
en las páginas de la inspiración . . . En las
desiertas y escarpadas rocas, en los
misterios de la profundidad, en las
glorias del firmamento, leía importantes
lecciones. Todo daba testimonio del
poder y la gloria de Dios.»
Los Hechos de los Apóstoles, página 456, párrafo 3
El Apóstol Observaba
Vestigios del Diluvio
Elena de White comenta:
«En todo su derredor el apóstol observaba
vestigios del diluvio que había
inundado la tierra porque sus
habitantes se habían aventurado a
transgredir la ley de Dios. Las rocas
sacadas de las profundidades del mar y
de la tierra por la irrupción de las
aguas, le recordaban vívidamente los
terrores de aquella terrible
manifestación de la ira de Dios.»
Los Hechos de los Apóstoles, página 457, párrafo 1
Una Interpretación de lo que
Dios ha Escrito
Elena de White comenta:
«Por el estudio de la ciencias también hemos de
obtener un conocimiento del Creador. Toda
ciencia verdadera no es más que una
interpretación de lo que Dios ha escrito en
el mundo material. Lo único que hace la
ciencia es obtener de sus investigaciones
nuevos testimonios de la sabiduría y del
poder de Dios. Si se los comprende bien,
tanto el libro de la naturaleza como la
Palabra escrita nos hacen conocer a Dios al
enseñarnos algo de las leyes sabias y
benéfica por medio de las cuales Él obra.»
La Historia de los Patriarcas y Profetas, página 586, párrafo 3
La Hermosura de la Naturaleza
Lleva al Alma Lejos del Pecado
Elena de White comenta:
«En estas lecciones que se obtienen
directamente de la naturaleza hay una
sencillez y una pureza que las hace del más
elevado valor. Todos necesitan las
enseñanzas que se han de sacar de esta
fuente. Por sí misma, la hermosura de la
naturaleza lleva al alma lejos del pecado y
de las atracciones mundanas y la guía hacia
la pureza, la paz y Dios . . . Así las
facultades mentales serán fortalecidas,
desarrollado el carácter, y ennoblecida la
vida toda.»
Palabras de Vida del Gran Maestro, página 14, párrafo 1
Descargar

Estudio de la Naturaleza: Conceptos pt. 2