SUCESION INTESTADA
CONCEPTO: Sucesión intestada es aquella que tiene
lugar cuando el difunto no dispuso de sus bienes, o
cuando dispuso no lo hizo conforme a derecho o cuando
sus disposiciones no han tenido efecto (980)

a)
b)
c)
A.
1.
De lo dicho nos resulta que las normas de la sucesión
intestada se aplican en tres casos:
Cuando el difunto no dispuso de sus bienes;
Cuando dispuso, pero no lo hizo conforme a derecho;
Cuando por otras causas diferentes no han podido tener
efecto sus disposiciones.
El difunto no ha dispuesto de sus bienes.- Esta ausencia de
disposiciones puede ser total o parcial. Será total en los
siguientes casos:
Cuando el causante fallece sin dejar testamento.
2.
Cuando habiendo otorgado testamento, en él sólo se
consignaron declaraciones de voluntad, pero no se
dispuso de los bienes (Ej. Se reconoció a un hijo como
de filiación matrimonial, caso del art. 187 N°4; se
nombró curador, partidor, etc.).

1.
2.
Será parcial en los casos indicados:
Cuando el testador en el testamento sólo dispuso parte de
sus bienes (art. 996: sucesión mixta.).
Cuando el difunto sólo instituyó heredero usufructuario,
o sea, sólo dejó asignatario hasta cierto plazo y no
dispuso a quienes pasarían esos bienes, después de
terminado el usufructo.
B.
1.
2.
El difunto dispuso, pero no lo hizo conforme a derecho.Ello sucede en los siguientes casos:
Cuando el testamento es nulo por algún defecto de
forma. En este caso se aplican íntegramente las normas
de la sucesión intestada, pues los vicios de forma anulan
la totalidad del testamento.
Cuando el testamento adolece de un vicio de fondo que
lo anula totalmente. Son en general los vicios que dicen
relación con la persona del testador. Ejemplo: Es incapaz
para testar.
3.
4.
Cuando algunas cláusulas son nulas por adolecer de
vicios de fondo. Ejemplo: La motivada por un error de
hecho.
Cuando el testamento contiene cláusulas que violan
disposiciones legales, como por ejemplo, las
asignaciones forzosas. En estos casos los legitimarios y
el cónyuge pueden ejercer la acción de reforma del
testamento.
C.
1.
2.
3.
Cuando las disposiciones del testador no han tenido
efecto.- Ello ocurre:
Cuando el heredero testamentario falleció antes que el
testador, se hizo incapaz o indigno, repudió la
asignación, y no hay lugar a acrecimiento o sustitución;
Cuando el heredero fue instituido bajo condición
suspensiva y ésta resultó fallida, o cuando fue instituido
bajo condición resolutoria y ésta se cumplió, y el
testamento nada dispuso para esos efectos;
Cuando se otorgó testamento privilegiado, y éste caducó
con arreglo a la ley.

a)
Reglas generales aplicables a la sucesión intestada.
“Los extranjeros son llamados a las sucesiones
abintestato abiertas en Chile de la misma manera y según
las mismas reglas que los chilenos” (art. 997).
b)
c)
No se hace distingo en cuanto al sexo, edad u origen de
los bienes (arts. 981 y 982). Con estos principios se
quiso borrar todas las diferencias que establecían las
leyes españolas (como el caso de los mayorazgos).
Los órdenes de sucesión se establecen en razón del
grado de parentesco. Entre los vínculos de familia que se
consideran están la filiación, el matrimonio, y el vínculo
artificial de la adopción.

En conformidad al actual art. 983. “Son llamados a la
sucesión intestada los descendientes del difunto, sus
ascendientes, el cónyuge sobreviviente, sus colaterales, el
adoptado, en su caso, y el Fisco”. Y agrega el inc. 2° “los
derechos hereditarios del adoptado se rigen por la ley
respectiva”, cual es la Ley N°19.620, de 5 de Agosto de
1999.

1.
2.
Formas de suceder abintestato. (art. 984).
Por derecho personal, o sea, que se entra directamente a
suceder, por tener título propio de heredero.
Por derecho de representación, o sea, que para suceder se
ocupa el lugar de otra persona.
DERECHO DE
REPRESENTACION

CONCEPTO: “La representación es una ficción legal en
que se supone que una persona tiene el lugar y por
consiguiente el grado de parentesco y los derechos
hereditarios que tendría su padre o madre, si éste o ésta no
quisiese o no pudiese suceder” (art. 984 inc. 2°)
Hemos dicho anteriormente que el derecho a la sucesión
intestada se determina por el grado de parentesco; es por ello
que se dice que la representación es una ficción, porque en
virtud de ella se supone que una persona tiene el grado de
parentesco, y por tanto, los mismos derechos hereditarios, que
tendría su padre o madre si éste o ésta quisiese y pudiese
suceder. O sea, se supone que se tiene un grado de parentesco
que realmente no se tiene.

a)
b)
c)
Personas que intervienen en la representación:
El causante en cuya herencia se trata de suceder;
El representado, persona que no puede o no quiere adquirir
la herencia que naturalmente le corresponde;
El representante, que es el descendiente del representado
que ocupa el lugar de éste; su derecho lo deriva de la ley.

Naturaleza jurídica de la representación.
Por la representación se invoca una calidad ajena para
reclamar derechos propios. Se invoca una calidad ajena
porque en virtud de una ficción se va a reconocer al
representante un grado de parentesco que realmente no
tiene.
Se dice que se reclaman derechos propios porque a
diferencia del derecho de trasmisión, los derechos del
representante no emanan del representado, sino que se los
reconoce la ley directamente en la sucesión del causante.
-
Tiene importancia lo que hemos dicho. Sabemos que el
trasmitido puede adquirir por derecho de trasmisión
siempre que acepte la herencia del trasmisor y que sea
digno y capaz de sucederlo. En cambio, en la
representación, como los derechos del representante
emanan directamente de la ley, éste puede ser incapaz o
indigno de suceder al representado; aun más, puede haber
repudiado la herencia del representado.

1.
Requisitos de la representación.
Debe tratarse de una sucesión intestada, ya que ella está
reglamentada en el Título que trata de esta clase de
sucesión.
Sin
embargo,
excepcionalmente
la
representación tiene cabida en la sucesión testada, en los
casos de los arts. 1064 y 1183.
-
El art. 1064 se refiere a las asignaciones que se dejan
indeterminadamente a los parientes, y dispone que ellas
seguirán el orden de la sucesión intestada, dentro de cuyas
normas está el derecho de representación. Ejemplo de esta
clase de asignación: “Dejo todos mis bienes a mis
parientes”.
-
2.
El art. 1183 expresa que en las legitimas los legitimarios
concurren y son excluidos y representados según el orden
y reglas de la sucesión intestada.
Debe faltar el representado. Esta falta puede deberse a la
muerte, tanto real como presunta, como incapacidad,
indignidad, desheredamiento, y aun repudiación de la
herencia del difunto (art. 987 inc. 2°).
3.
El representante debe ser descendiente del representado.
Resulta, pues, que la representación sólo tiene lugar en la
línea descendente, y no tiene cabida en la ascendencia
del causante. El nieto representa al hijo, pero el bisabuelo
no puede representar al abuelo. El art. 986 indica los
casos en que se produce la representación:
a)
b)
4.
En la descendencia del difunto; y
En la descendencia de sus hermanos.
Es importante tener presente que la representación en la
línea descendente es indefinida.
El representado debe ser pariente consanguineo del
causante. Es menester que sea descendiente.
5.
El representante debe ser capaz y digno de suceder al
causante. No es preciso reunir estos requisitos con
respecto al representado.
Tampoco es necesario, para que actúe la representación,
que el representante acepte la herencia del representado.
Se puede representar al ascendiente cuya herencia se ha
repudiado (art. 987).
Todo esto resulta de que el derecho de suceder al
causante emana de la ley y no del representado.

La representación no tiene lugar en los legados. Se
desprende esto del hecho que la institución que nos ocupa
sólo procede por regla general, en la sucesión intestada, de
la cual se hallan proscritos los legados. Se dijo ya que no
existen legatarios abintestato; así, por derecho de
representación jamás se pueden adquirir legados.
Es claro que podría decirse que se representa a título
singular en el caso de asignaciones indeterminadas hechas a
los parientes, pero ésta es una situación excepcional art.
1064).

Efectos del derecho de representación. Los representantes
pasan a ocupar el lugar del representado; toman la porción
que hubiera percibido, de haber vivido, el representado, y
no tienen más derecho ni obligaciones que las que hubiera
tenido él. Lo dicho resulta de la propia definición que de la
representación da el Código.

1.
2.
Diferencias entre el derecho de trasmisión y el de
representación.
El derecho de trasmisión tiene su origen en la calidad de
heredero del trasmisor. El derecho de representación
tiene su origen directamente en la ley.
En el derecho de trasmisión es necesario que se defiera y
se acepte la herencia del trasmisor. En cambio, en la
representación no es necesario (art. 987).
3.
4.
El derecho de trasmisión no supone vínculo de
parentesco. El derecho de representación lo exige en
todo caso, pues el título para suceder abintestato es el
grado de parentesco.
El derecho de trasmisión tiene cabida en ambas clases de
sucesión. La representación sólo en la intestada, salvo los
casos de los artículos 1064 y 1183 ya citados.
5.
6.
7.
En el derecho de trasmisión es necesario la muerte del
trasmisor. En cambio, no hay inconveniente en representar
a una persona viva (casos de incapacidad, indignidad,
repudiación, desheredamiento).
El trasmitido debe ser persona capaz y digna con respecto
al trasmitente. El representante debe ser capaz y digno con
respecto al causante.
Por el derecho de trasmisión pueden adquirirse herencias y
legados. En la representación, sólo puede adquirirse
herencias.
ORDENES DE SUCESION
CONCEPTO: Por “orden” debe entenderse el grupo de
parientes que tiene preferencia en la sucesión sobre otro, de
modo que sólo en defecto del primer orden, se pasa al
segundo, al tercero en defecto del segundo, etc.
REFORMA DE LA LEY N°19.585.
Como natural consecuencia de la reforma de la Ley
19.585, que suprimió las diferencias filiales existentes a la
fecha, se abolieron las órdenes de sucesión regular e
irregular, reduciéndolos y simplificándolos en un orden de
sucesión único que abarca las dos categorías de hijo
reconocidos en la actualidad, los matrimoniales y no
matrimoniales.

A esto se agrega la modificación de la situación del
cónyuge sobreviviente, que pasa a tener una situación
mucho más privilegiada en la sucesión, ya que ahora
concurre como legitimario.
PRIMER ORDEN. ORDEN DE LOS
HIJOS Y DEL CONYUGE (art. 988)

Hasta antes de la reforma se incluían a los hijos legitimos,
salvo que los hubiera naturales, caso en el que también
concurrían, pero con una porción menor. Ahora, superada
dicha distinción, e incluyéndose al cónyuge sobreviviente,
el art.988 dispone que “ Los hijos excluyen a todos los
otros herederos, a menos que hubiere también cónyuge
sobreviviente, caso en el cual éste concurrirá con
aquéllos”(inciso 1°). La filiación en este sentido es
indiferente: puede ser matrimonial o no matrimonial.
 De este modo pueden presentarse distintas alternativas:
 a) Concurren sólo hijos. Ellos se llevan toda la herencia,
pues excluyen a los demás herederos, la cual se dividirá en
iguales porciones entre ellos. De todos modos hay que
tener presente que respecto de los hijos puede operar el
derecho de representación(art. 986), por lo que en el fondo
incluye a los descendientes del causante.
 Respecto del adoptado, debemos tener presente lo que señala
el art. 37 de la Ley N°19.620, sobre adopción, y que señala
que “la adopción confiere al adoptado el estado civil de hijo
de los adoptantes, con con todos los derechos y deberes
recíprocos establecidos en la ley”.Por ende, se le debe
considerar como un hijo más para los efectos sucesorios.

b) Concurren los hijos y el cónyuge sobreviviente. Señala
el art 988 inciso 2°: “El Conyuge sobreviviente recibirá
una porción que, por regla general, será equivalente al
doble de lo que por legítima rigorosa o efectiva
corresponda a cada hijo. Si hubiere sólo un hijo, la cuota
del cónyuge será igual a la legítima rigorosa o efectiva de
ese hijo. Pero en ningún caso la porción que corresponda
al cónyuge bajará de la cuarta parte de la herencia, o de la
cuarta parte de la mitad legitimaria en su caso”.
 Por esto se requiere precisar la cantidad de hijos que
concurren: si se trata de un solo hijo y el cónyuge
sobreviviente, la cuota del cónyuge será igual a la legítima
rigorosa o efectiva de ese hijo. Pero cuando concurran
varios hijos y el cónyuge sobreviviente, este último llevará
una porción equivalente al doble de lo que por legítima
rigorosa o efectiva entre los hijos por partes iguales”
(art.988 inc. 3°).

De todos modos, en uno u otro caso, y como medida de
protección al cónyuge sobreviviente, éste jamás podrá
llevar una porción inferior a la cuarta parte de la herencia o
de la mitad legítimaria en su caso. Esta cuarta debe
calcularse teniendo presente lo que lo que impone el inciso
final del artículo 988, que señala que “ la aludida cuarta
parte se calculará teniendo en cuenta lo dispuesto en el
artículo 996”.


Este regula el caso de la sucesión que es en parte testada
e intestada, y debe entenderse en relación con el artículo
1191, que señala que en tal caso debe distinguirse si en la
sucesión concurren solamente legitimarios o bien éstos con
herederos abintestato que no sean legitimarios. Dicha
distinción ya no se justifica, porque todos los herederos
abintestatos hasta el segundo orden de sucesión son a la
vez legitimarios.
En caso de que no haya hijos o descendientes, se pasa al
segundo orden de sucesión.
SEGUNDO ORDEN. ORDEN DE LOS
ASCENDIENTES Y DEL CONYUGE
 No habiendo hijos que concurran personalmente o
representados, esto es, posteridad, dispone el artículo 989
que sucederán al difunto el cónyuge sobreviviente y sus
ascendientes de grado más próximo.
 Pueden plantearse varias alternativas. En caso que
concurran cónyugey ascendientes, la herencia se divide
en tres partes: dos para el cónyuge y una para los
ascendientes.
 A la inversa, cuando concurre un solo ascendiente de grado
más próximo, éste sucede en todos los bienes de la
herencia, o en toda la porción hereditaria de los
ascendientes (artículo 989 inciso final). Igualmente, si
concurre solamente el cónyuge sobreviviente, éste se lleva
todos los bienes de la herencia (artículo 989 inciso
segundo).
 En este orden, así como en el anterior, operan las
inhabilidades referidas al cónyuge sobreviviente como a
los ascendientes, a las cuales nos referiremos más adelante.
TERCER ORDEN. ORDEN DE
LOS HERMANOS
 Según el artículo 990, “Si el difunto no hubiere dejado
descendientes, ni ascendientes, ni cónyuge, le sucederán sus
hermanos”.

El inciso final precisa que entre los hermanos se
comprenderán aun los que solamente lo sean por parte de
padre o madre. La única restricción al respecto dice relación
con que la porción del hermano paterno o materno será la
mitad de la porción del hermano carnal.
CUARTO ORDEN. ORDEN DE
LOS COLATERALES
 Señala el artículo 992 que “a falta de descendientes,
ascendientes, cónyuge y hermanos, sucederán al difunto los
otros colaterales de grado más próximo”.Estos pueden ser de
simple o doble conjunción, e incluyen hasta los del sexto
grado.

En este orden , esto es, las siguientes reglas:
a) Los colaterales de simple conjunción, esto es, los que sólo
son parientes del difunto por parte de padre o por parte de
madre, tendrán derecho a la mitad de la porción de los
colaterales de doble conjunción, esto es, los que a la vez son
parientes del difunto por parte de padre y por parte de madre
(artículo 992 inciso segundo).
 b) El colateral o colaterales de grado más próximo excluirán
siempre a los otros (inciso final).
 Recordemos de todos modos que no se hace distinción
entre los colaterales atendiendo a su filiación matrimonial o
no matrimonial para efectos sucesorios
QUINTO ORDEN. ORDEN DEL
FISCO.

Artículo 995: a falta de todos los herederos abintestato
designados, sucederá el Fisco.
CASO ESPECIAL DEL
CONYUGE DIVORCIADO
•
Dispone el artículo 994 que “ el cónyuge divorciado temporal
o perpetuamente no tendrá parte alguna en la herencia
abintestato de su mujer o marido, si hubiere dado motivo al
divorcio por su culpa”.

Esta regla es concordante con lo señalado en el artículo 1182,
que señala que “tampoco (será legitimario) el cónyuge que
por culpa suya haya dado ocasión al divorcio perpetuo o
temporal”. A esto hay que agregar que, siendo legitimario,
puede ser desheredado según las reglas generales (artículo
1207 y siguientes).
CONDICIONES PARA QUE
OPEREN LAS SANCIONES
 a) El divorcio puede ser perpetuo o temporal, si este último
existe a la época de la muerte del causante.
 b) Que el divorcio se haya decretado por culpa del cónyuge
sobreviviente, es decir, por una acción que pudo evitar con
su voluntad. De manera que no basta que la causal incida en
él.

c) Que exista sentencia ejecutoriada que declare el divorcio
pues los efectos de éste se producen a partir de dicho
momento. Mientras no se dicte sentencia no hay divorcio, y
en consecuencia, si fallece el cónyuge inocente antes de ser
pronunciada lla sentencia, el culpable heredará en igual forma
que si no existiera el juicio pendiente de divorcio.
DIFERENCIA ENTRE EL CASO DEL CONYUGE
DIVORCIADO POR SU CULPA Y EL DEL
INDIGNO

La sanción a que está sujeto el cónyuge culpable divorcio
no constituye una causal de indignidad, pues hay
diferencias fundamentales entre la indignidad y la
privación de derecho hereditarios que establece el artículo
994 para el cónyuge culpable. Las diferencias son:
1° .- El cónyuge indigno puede ser privado, no sólo de la
herencia abintestato, sino también de cualquiera asignación
testamentaria anterior al hecho que la produce (artículos) 973
y 974).

En cambio, el divorcio cuando ha sido decretado por hechos
que no producen también la indignidad, sólo priva al cónyuge
de la herencia abintestato de su marido o mujer y no de las
asignciones testamentarias anteriores o posteriores al divorcio
decretado por su culpa.
 2° El cónyuge divorciado por su culpa sólo puede adquirir la
herencia por prescripción extraordinaria de diez años, en
conformidad a las reglas generales. La indignidad, en cambio,
se purga en cinco años de posesión, de acuerdo al artículo
975.
 3°.- Hay casos (artículo 968) en que el cónyuge indigno no
tiene ningún derecho a alimentos(artículo 979), en tanto que
la culpabilidad en el divorcio no es suficiente para privar de
alimentos (artículos 322 y 175).
CASO ESPECIAL DE PATERNIDAD O
MATERNIDAD DETERMINADOS
JUDICIALEMENTE CONTRA OPOSICION DE
LOS PADRES

Según el inciso 2° del artículo 994, tampoco sucederán
abintestato los padres del causante si la paternidad o
maternidad ha sido determinada judicialmente contra su
oposición.


Esto salvo que mediare el restablecimiento a que se refiere
el artículo 203, que señal en su inciso final que se
restituirán al padre o madre todos los derechos de los que
esté privado, si el hijo, alcanzara su plena capacidad,
manifiesta por escritura pública o por testamento su
voluntad de restablecer en ellos, la cual producirá sus
efectos, en el caso de la escritura pública, desde que se
practique su subinscripción al márgen de la inscripción de
nacimiento del hijo, y en el caso del testamento, desde la
muerte del causante.
De todos modos tendrá el carácter de irrevocable.
LA SUCESION Y LOS
EXTRANJEROS
 LOS EXTRANJEROS HEREDADOS.- “Los extranjeros
son llamados a las sucesiones abintestato abiertas en Chile
de la misma manera y según las mismas reglas que los
chilenos “(artículo 997). Esta regla es una aplicación de los
artículos 14 y 57.
 LOS EXTRANJEROS CAUSANTES.- Hay que
distinguir:
 A.- Fallece domiciliado en chile. En conformidad al artículo 955 la sucesión se regirá por la
ley chilena.
 B.- Fallece domiciliado en el extranjero.
 La sucesión se regir por la ley del país del último
domicilio (ley extranjera), pero si se lesiona a un chileno
en su derecho de herencia o alimentos, que les corresponda
según las leyes chilenas, podrá pedir que se le adjudiquen
los bienes situados en Chile hasta el monto de la lesión
(artículos 955 y 998).
REGLAS ESPECIALES PARA LA
SUCESION


1° Si un chileno fallece en el extranjero y deja bienes allá
perjudicando los derechos de sus parientes chilenos, éstos
pueden pedir que se les adjudiquen los bienes situados en
Chile hasta el monto del perjuicio de la lesión (artículos
955 y 998).
2° Si fallece un extranjero o chileno en el extranjero y de
acuerdo a la legislación de ese país, le corresponden a los
parientes chilenos mayores derechos que los que les asignan
las leyes chilenas, podrán exigir esos bienes, pero no
podrán invocar el artículo 998 que sólo recibe aplicación
para salvar el perjuicio de que pueda ser victima un
asignatario chileno.


3° Un extranjero puede hacer valer en Chile los derechos que
le confiere una legislación extranjera sobre los bienes
situados aquí, siempre que no contraríe los derechos de los
herederos chilenos o lo que dispongan las leyes chilenas.
Es claro que para que reciba aplicación el artículo 998 es
necesario que el causante haya dejado bienes en Chile,
porque si los dejó en el extranjero y en ese país existen
normas que de algún modo excluyen a los asignatarios
chilenos, no habría posibilidad de aplicar nuestro Código.
SUCESION PARTE TESTADA Y
PARTE INTESTADA
 REGLAS GENERALES.- Sabemos ya que, de acuerdo al
inciso 2° del artículo 952 “la sucesión en los bienes de una
persona difunta puede ser parte testamentaria y parte
intestada”.
 El artículo 996 reglamenta la situación que prevé el artículo
952 y da las siguientes normas:
 a) La voluntad del testador prevalece sobre toda otra norma,
en lo que de derecho corresponda (inciso 3°);
 b) Se cumplen las disposiciones testamentarias, y el
remanente se distribuye de acuerdo a las reglas de la sucesión
abintestato (inciso 1°);
 En todo caso, el inciso final (agregado por la Ley N° 19.585)
señala que esta regla se aplicará”una vez enteradas
totalmente, a quienes tienen derecho a ellas, las legítimas y
mejoras de la herencia.”

c) Los que suceden a la vez por testamento y abintestato
imputarán a la porción que les corresponde abintestato lo que
recibieron por testamento, sin perjuicio de retener toda la
porción testamentaria, si excediere a la otra (inciso 2°).
Descargar

Descargar