Artículo tercero del símbolo
Creo en el ESPÍRITU SANTO, Señor y
dador de vida, que procede del Padre y
del Hijo, que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria, y
que habló por los profetas.
Creo la Iglesia, que es una, santa,
católica y apostólica.
Confieso un solo bautismo para el
perdón de los pecados. La comunión de
los santos. Espero la resurrección de
los muertos y la Vida eterna. Amén
El Espíritu Santo



Unidad del tercer artículo de fe
“Quiso Dios, con su bondad y sabiduría,
revelarse a sí mismo y manifestar el misterio de
su voluntad, por Cristo, la Palabra hecha carne,
y con el Espíritu Santo pueden los hombres
llegar hasta el Padre y participar de la naturaleza
divina” (D.V. 2)
Visión cristocéntrica, no cristomonista: acción
conjunta del Verbo y del Espíritu
El Espíritu Santo en el Antiguo Testamento









La Palabra y el Soplo de Dios está en el origen del ser y
de la vida de toda creatura (cf. Gn. 1,2; 2,7; Sal. 104,30;
Ez. 37,10)
El Espíritu de Dios
Soplo, viento (ruah)
Violencia irresistible (Ez. 13,13; 27,26)
Murmullo (I Re. 19,12)
Respiración
El álito respiratorio que sostiene la vida
El hombre no es su dueno, aunque les es imprescindible
Viene de Dios (Gn. 2,7; 6,3)

Expresión de la conciencia humana, del espíritu
“entregar en las manos de dios este espíritu
(Sal. 31,6 = Lc. 23,46) es a la vez expirar y
encomendar a Dios el propio ser

En el Antiguo Testamento es fuerza divina que
transforma. Viniendo de Dios y orientando hacia
Dios
El Espíritu en los jueces de Israel




Los jueces de Israel son
suscitados por el Espíritu
de Dios.
Hacen acciones
maravillosas
Libertadores temporales,
el espíritu los abandona
cumplida su misión
(cf. Jue. 3,10; 11,29;
6,34)
El Espíritu en los reyes de Israel



Los reyes tienen una
función permanente
“Unción” que los consagra,
huella indeleble del Espíritu
(cf. I Sa.10,1; 16,11)
El Espíritu en el Mesías prometido


Los reyes no son capaces
de garantizar a Israel la
salvación, la justicia y la
paz
El Mesías tendrá una
unción más fuerte, el
Espíritu reposará sobre
él. (cf. Is. 11,2)
El Espíritu en los profetas



Suscitados por el Espíritu
de Dios
Palabra que no viene de
ellos y que no pueden
dejar de anunciar
(cf. Ez. 11,5; Is. 42,1;
61,1 ss)
El Espíritu en el pueblo de Israel


Anuncio de la efusión del
Espíritu al pueblo entero
(cf.Is. 32,15; Ez. 37)
Regenerado por el
Espíritu, Israel
reconocería a Dios (cf.
Ez.39,29)





En el Antiguo Testamento hay conciencia de la
presencia del Espíritu de Dios, pero su efusión
es promesa
Para que venga en plenitud, hace falta un gesto
inaudito de Dios
“Oh, si rasgaras los cielos y bajaras” (Is. 63,1519)
A través de todo el Antiguo Testamento, la
Palabra de Dios y su Espíritu no dejan de actuar
conjuntamente
Son vistas como atributos de Yahvé, aunque no
dejan de percibirse con cierta autonomía
El Espíritu de Dios en el Nuevo Testamento



El Espíritu Santo habita en Jesús desde el primer
instante de su concepción
A diferencia de las figuras del Antiguo
Testamento, no es la fuerza o gracia de una
vocación, sino su mismo ser.
(cf. Mt. 1,20; Lc. 1,35
El Espíritu en la concepción



La acción del Espíritu es
más que una consagración
(diferencia Lc. 1,41 Juan y
Lc.1,35 Jesús)
La acción del Espíritu en
María hace que sea santo
en su mismo ser.
El Espíritu en el bautismo de Jesús


En el Hombre que se
confunde en medio de
los pecadores, revela al
Mesías prometido (cf.
Lc.3,22 = Sal. 2,7), al
Cordero, al Hijo
Jesús obra (se bautiza),
el Padre habla, el
Espíritu hace posible
Jesús obra en el Espíritu Santo




Toda su conducta manifiesta al
Espíritu
Trae la buena noticia (Lc. 4,18)
Lucha con el demonio (Mt.4,1)
Sus milagros, palabras,
familiaridad con el Padre. En él
reposa el Espíritu (Is. 61,1)



Es a la vez el Mesías que
salva, el profeta esperado,
el siervo muy amado
El Espíritu es presencia en
su ser permanentemente
(no funcional y provisoria)
El Espíritu no viene desde
afuera, no lo invade. Le
pertenece, habita
naturalmente en él
Jesús promete el Espíritu



Jesús manifiesta en su
obrar al Espíritu, pero no
como diferente de él
Necesidad de que se vaya
para que el Espíritu Santo
pueda venir en plenitud
Mientras Jesús está con los
discípulos, es su paráclito
Jesús dispone del Espíritu




Cuando no esté,
deberán dar testimonio
de él y su fuerza será
el Espíritu
(Juan cap. 14, 15 y 16
Jesús resucitado envía,
dona el Espíritu
Expira el Espíritu en su
humanidad glorificada
La Iglesia recibe el Espíritu




La Iglesia nace del
Espíritu Santo
Prodigios y hombres
excepcionales (como
en el A.T.)
Cf. Hch.2,4.5.11; 3,7;
5,12.15)
Dios derrama el
Espíritu en la Iglesia




Es el Espíritu de Jesús
(palabras, gestos, oraciones)
Perpetuar en la fracción del
pan la acción de gracias
(eucaristía) de Jesús
Agrupa a los discípulos en
torno al Resucitado
Es la fuerza que lanza a la
Iglesia naciente tras las
huellas de Jesús, aún
sabiendo a qué se exponen
Signos del Espíritu Santo





Vida en la fe, experiencia real,
certeza concreta
De los carismas exteriores a
los dones interiores (fe,
esperanza, caridad)
Experiencia de Vida Nueva
Vida dada en la lucha (2 Cor.
1,22; 5,5
Dones: sabiduría, inteligencia,
consejo, fortaleza, ciencia,
piedad, temor de Dios
El Espíritu Santo en la Iglesia




La Iglesia y el Espíritu
son inseparables
La experiencia del
Espíritu se hace en la
Iglesia y da acceso a ella
Los carismas: en cuanto
contribuyen a edificar a la
Iglesia
Derrama en los corazones
el don supremo de la
caridad
El Espíritu Santo en la Iglesia ayer y hoy

DESDE EL MOMENTO
QUE POSEEMOS EL
ESPÍRITU, NADA EN
EL MUNDO PUEDE
PERDERNOS, PUESTO
QUE DIOS SE NOS HA
DADO Y NOSOTROS
VIVIMOS EN EL
De la experiencia a la formulación



Dios se revela al hombre, manifestación, diálogo,
experiencia
Siempre el hombre ha partido de la experiencia de
lo divino y luego lo ha formulado conceptualmente.
Así como la divinidad de Cristo es percibida por los
discípulos durante su vida y sobre la manifestación
del Resucitado, y luego la formularon
conceptualmente, distinguiendo aquellas
expresiones que no eran conformes a lo vivido,
también ocurre con el Espíritu Santo





Lo primero es la experiencia, la presencia del
Espíritu en Jesús
La promesa que Jesús les hace y que se verifica
en la Iglesia (Pentecostés: Hch. 2,1-12; Hch. 10)
La comunidad primitiva experimenta la fuerza y
luz del Espíritu Santo.
“Nadie, hablando con el Espíritu de Dios, puede
decir <anatema sea Jesús!> y nadie puede decir
<Jesús es el Señor> sino con el Espíritu Santo”
(I Cor. 12,3)
Carismas, ministerios, dones, son conferidos por
el Espíritu Santo (I Cor. 12,4 ss)



La fe en la unicidad de Dios, Padre, Hijo y
Espíritu Santo es profesada y creída en los
primeros tiempos pacíficamente
Con la penetración en el mundo y la cultura
greco romana, se intenta explicar el misterio y
surgen así las primeras herejías trinitarias y
cristológicas, como ya se ha visto
Por último, será la divinidad del Espíritu la que
es negada, y lo que hará necesaria una nueva
intervención
Símbolo niceno-Constantinopolitano



Símbolo del concilio I de Constantinopla (381)
Desde el siglo XVII es conocido con este nombre
porque a base del símbolo de Nicea, que subrayó
la divinidad del Hijo de Dios contra Arrio, defiende
la divinidad del Espíritu Santo contra los
macedonianos o pneumatómacos (luchadores
contra el espíritu)
La nueva herejía contra el Espíritu Santo adquiría
nuevos adeptos






El símbolo no es original en lo que se refiere al
Padre y al Hijo (Nicea)
Desarrolla el tema del Espíritu Santo
Títulos de Señor y vivificador (dador de Vida)
Procede (forma del origen) del Padre
Que con el Padre y el Hijo recibe una misma
adoración y gloria
(con estas expresiones queda bien afirmada la
divinidad del Espíritu)


Se aplica al Espíritu el mismo título de Señor que a
Cristo, título divino
Dador de Vida, vivificador. Dar la vida o vivificar lo
que está muerto es propiedad divina. El Espíritu
Santo está presente en distintas instancias: la
creación, la encarnación, la resurrección, la
congregación de la iglesia de Jesús. Da vida al
pecador


Procede: no es ingénito (Padre), no es
engendrado (Hijo). Su origen está en el Padre.
Reconociendo al Padre como la fuente y el
origen de toda la divinidad
El Espíritu Santo, que es la tercera persona de la
Trinidad, es Dios, uno e igual al Padre y al Hijo,
de la misma substancia y naturaleza. (con el
Padre y el Hijo recibe una misma adoración y
gloria)





Procede: origen distinto. Sin embargo el origen
eterno del Espíritu está en conexión con el del
Hijo.
La tradición latina del Credo confiesa que el
Espíritu “procede del Padre y del Hijo” (filioque)
Esta afirmación no figuraba en el concilio de
Constantinopla.
El papa san León la habría confesado
dogmáticamente en el año 447
Es todavía hoy motivo de no convergencia con
las iglesias ortodoxas
Las procesiones divinas (relaciones de origen)
Padre
ingénito
principio sin
principio
engendra
Hijo
(Logos, Sabiduría, Palabra)
engendrado, principio principiado
espira
espira
Espíritu
(Amor)
espirado, principiado
es espirado
Las Personas divinas “ad intra” y su obrar “ad extra”
Si bien toda obra “externa” es siempre Trinitaria,
es decir de toda la Trinidad, el modo de la
acción es conforme a su ser personal
PADRE
HIJO
ESPIRITU

Origen de vida
Creación, Envío
Hijo, Imagen increada, Palabra
Encarnación, revelación, Filiación
imagen creada
Amor, ámbito
Vivificador,
congregador
Descargar

DellaRolle-Artculo_tercero_del_smbolo