LA ESCLAVITUD EN LA EDAD
MODERNA
Terminada la conquista del continente
americano se dio paso a la época
Colonial. Los europeos habían
sometido a los nativos obligándolos a
servirles. Pero su mano de obra no
rendía no solo por la impericia sino
porque su contextura no les daba para
aguantar trabajo más allá de lo
acostumbrado y no podían sobrevivir
en esas condiciones, en parte debido a
su falta de inmunización contra las
enfermedades europeas y a las duras
condiciones laborales.
La solución vino de África: importación de esclavos negros. Y no podía ser de
otra manera por motivos de peso legal en aquella época.
Se optó por importar en las colonias a esclavos africanos que se creía podrían
soportar mejor el trabajo forzado.
El esclavo era considerado como una
mercancía más y su comercio se
intensificó en el transcurso de los siglos
XVII y XVIII. Hacia finales del siglo
XVII la mano de obra negra
representaba el 75% en el sector minero,
por lo que el tráfico negrero constituyó
una fuente de riqueza para los
numerosos comerciantes dedicados a
esta actividad. Su precio aumentaba
según la tarea que realizaran.
Para obtener esclavos, lo más común
era comprarlos a los jefes que
vendían a sus enenmigos, también a
través de la guerra, cazándolos o
raptándolos, aunque también existía
el intercambio de seres humanos por
telas, alcohol, tabaco o armas que les
servían para combatir a sus enemigos
y así vender más esclavos a los
europeos, los que a su vez los
revendía a América.
Los esclavos eran introducidos en
barcos, pero antes se los marcaba con
fuego, y se los colocaba en las
bodegas de los barcos, encadenados.
La higienen no existía así como la
escasez de agua y comida, lo que unida
al hacinamiento, provocaba
enfermedades, por lo que en los dos
meses de viaje, la mayoría no llegaba
vivo a América. Los que lograban
lograban sobrevivir, eran alojados en
barracas, allí se los revisaba para luego
ser vendidos al mejor postor. La trata
de esclavos se centró especialmete en
las zonas tropicales o subtropicales
dado a la fácl aclimatación
El amo tenía derecho a venderlo,
prestarlo o alquilarlo, los únicos
derechos del esclavo africano era el
derecho a la vida, derecho a tener un
nombre y a casarse. Además su amo no
podía mutilarlo, y tenía la obligación de
alimentarlo y vestirlo.
Bajo algunas circunstancias, algún
esclavo podía recuperar su libertad,
convirtiéndose en libertos, lo que le
permitió mejorar un poco su situación.
Toda la cultura latinoamericana está
compuesta por rasgos africanos, desde la
música y otras formas de arte, hasta la
religión y lenguaje.
La Guerra de Secesión Americana (186065), en la que venció el norte antiesclavista,
supuso un avance en este tipo de políticas,
pero la segregación social de base
continuaba existiendo.
“I have a dream”
Yo tengo un sueño (I Have a Dream)
es el nombre del popular discurso
más famoso de Martin Luther King
Jr., cuando habló poderosa y
elocuentemente de su deseo de un
futuro en el cual la gente de tez
negra y blanca pudiesen coexistir
armoniosamente y como iguales
Hugo García Sánchez
Descargar

Mar gracial