Formación Inicial
La formación inicial
es la etapa donde se
ponen los cimientos
del cristiano. La
experiencia en esta
etapa será decisiva en
la intensidad y
profundidad del
compromiso
apostólico futuro”
(n. 51).
“Vengan y lo verán…”
• Al reafirmar el compromiso por la
formación de discípulos y misioneros,
esta Conferencia se ha propuesto
atender con más cuidado las etapas
del primer
anuncio, la iniciación
cristiana y la maduración en la fe
(Mensaje final, n. 3).
“Vengan y lo verán…”
La evangelización fundamental o formación
inicial la podemos entender como la misión de
acompañar a los bautizados en su encuentro y
adhesión a Jesús, convirtiéndose en discípulos,
seguidores de sus pasos.
“Vengan y lo verán…”
Objetivo de la Formación Inicial
• Ayudar a que los bautizados vivan su
conversión inicial a Cristo, tomando
conciencia
de las exigencias de
ser sus discípulos y del sentido de
pertenencia a la Iglesia.
“Vengan y lo verán…”
1.
Primer Anuncio. (Testimonio, cercanía humana y atenta,
acompañamiento atento en las circunstancias de la vida,
valoración de las expresiones humanas y cristianas en la urbe,
etc.).
2.
Encuentro con Jesucristo. (La Palabra de Dios, la Liturgia, la
Comunidad misma, los Pobres y Necesitados, la Religiosidad y
piedad popular, etc).
3.
Conversión personal y pastoral.
4.
Vivencia más consciente de los Sacramentos de la Iniciación
Cristiana (Para ello, en nuestra Iglesia local se propone desde la Reiniciación
Cristiana).
“Vengan y lo verán…”
• Una comunidad que asume la iniciación
cristiana renueva su vida comunitaria y
despierta su carácter misionero.
“Vengan y lo verán…”
Somos, pues, invitados a reforzar
nuestra presencia y cercanía, a
dedicarle más tiempo a cada
persona, escucharla, estar a su
lado en sus acontecimientos
importantes y ayudar a buscar con
ella las respuestas a sus
necesidades. Valoremos a todos,
que puedan sentirse en la Iglesia
como en su propia casa.
Descargar

Vengan y lo verán…