SENDAS ÉL HARÁ
Nº 84
DEJEN QUE LOS
NIÑOS VENGAN
A MÍ
JESÚS ES EL AMIGO ESPECIAL DE LOS NIÑOS.
UNA VEZ LES DIJO A SUS DISCÍPULOS QUE LOS
ÁNGELES DE LOS PEQUEÑOS SIEMPRE ESTÁN
MUY CERCA DE EL EN EL CIELO. LOS NIÑOS
SON TAN CONFIADOS QUE POR ESO SON MUY
ESPECIALES PARA DIOS. PARA EL CADA NIÑO
ES UN TESORO ESPECIAL.
LOS PADRES QUE HABÍAN OÍDO A JESÚS
PREDICAR SABÍAN ESTO. ENTONCES UN
DÍA, UN GRUPO DE PADRES LLEVARON A
SUS NIÑOS ANTE ÉL. LE PIDIERON QUE
PUSIERA LAS MANOS SOBRE LOS NIÑOS Y
ORARA POR ELLOS.
PERO LOS DISCÍPULOS LES DIJERON:
“ALÉJENSE. ¿NO VEN QUE EL MAESTRO
NECESITA DESCANSAR? NO LO HAGAN
PERDER EL TIEMPO. EL TIENE OTRAS COSAS
QUE HACER QUE SON MAS IMPORTANTES QUE
JUGAR CON BEBÉS”.
JESÚS SE ENOJÓ. MOVIÓ LA CABEZA. “NO”, LES DIJO,
“NO ALEJEN A ESTOS NIÑOS. DEJEN QUE VENGAN A MI”.
MIRÓ A SUS DISCÍPULOS Y A
TRAVÉS DE LOS NIÑOS LES
DIO UNA ENSEÑANZA MÁS
SOBRE SU REINO. “EL REINO
DE LOS CIELOS LE
PERTENECE A TODO EL QUE
TENGA LA CONFIANZA, EL
DESEO DE CREER Y DE
ACEPTAR LOS DONES QUE
TIENEN ESTOS PEQUEÑOS.
SOLO LOS QUE SEAN
HUMILDES COMO LOS NIÑOS
ENTRARAN EN MI REINO”.
ENTONCES JESÚS EXTENDIÓ LOS BRAZOS. LES TOCÓ LA
CABEZA A TODOS LOS BEBÉS Y NIÑOS PEQUEÑOS QUE LO
RODEABAN. LOS ALZÓ Y LOS ABRAZÓ CON TERNURA. LES
HABLÓ AL OÍDO Y LOS HIZO REÍR.
LAS MADRES SONREÍAN AL VER QUE LOS
NIÑOS VOLVÍAN CORRIENDO A SUS BRAZOS.
LOS DISCÍPULOS SE QUEDARON MIRANDO Y
LUEGO SE UNIERON A LA DIVERSIÓN. HASTA
PUDIERON SONREÍR. LO MEJOR DE TODO ES
QUE LOS NIÑOS SABÍAN QUE QUERÍA DECIR
JESÚS CUANDO DIJO: “VENGAN A MI”.
MATEO 19: 13-15; MARCOS 10: 13-16; LUCAS 18: 15-17
ES BUENO CUANDO ACUDIMOS A CRISTO Y LLEVAMOS A
NUESTROS HIJOS. LOS PEQUEÑOS PUEDEN SER
LLEVADOS A CRISTO PORQUE NECESITAN Y PUEDEN
RECIBIR BENDICIONES DE ÉL.
APRENDAMOS DE
ÉL A NO
DESECHAR
NINGÚN ALMA
DISPUESTA Y BIEN
INTENCIONADA EN
SU BÚSQUEDA DE
CRISTO.
A LOS QUE SE DAN A CRISTO, NO LOS ECHARÁ FUERA
DE NINGUNA MANERA. TODOS LOS CRISTIANOS DEBEN
LLEVAR A SUS HIJOS AL SALVADOR PARA QUE LOS
BENDIGA CON BENDICIONES ESPIRITUALES.
CADA MAÑANA AL DESPERTAR Y POR LA NOCHE AL
DESCANSAR, AGRADEZCO TUS BONDADES A MI VIDA,
POR TODO LO QUE ME PERMITES DISFRUTAR.
AMADO DIOS, POR FAVOR TEN MISERICORDIA DE MÍ Y
QUITA LA CULPA DE TODOS MIS FRACASOS Y
PECADOS. CREO QUE JESÚS MURIÓ Y SE LEVANTÓ
DE NUEVO POR MÍ Y CON HUMILDE CONFIANZA
AHORA ACEPTO DE TI EL PRECIOSO REGALO DE LA
VIDA ETERNA. EN EL NOMBRE DE JESÚS. AMÉN.
“NO TE QUEDES EN SÓLO HABER OÍDO DE JESÚS,
ATRÉVETE A CONOCERLO A TRAVÉS DE LA LECTURA DE
LA BIBLIA”
Puedes ser feliz hoy ...
viernes, 02 de octubre de 2015
4:46:32 p.m.
Y vivir cada día…
Es una decisión...
Descargar

Dejen que los niños vengan a mí