La Cruz de
Matará
y la
Servidora
«SERVIDORAS DEL SEÑOR Y DE LA VIRGEN DE MATARÁ»
¿POR QUÉ ESTE NOMBRE?
Por varias razones:
1. Porque en ella están el Señor y la Virgen. Y es bien sabido que el Señor y la Virgen
constituyen lo que quiere ser nuestra espiritualidad. (DE 325) … porque ella es
propiamente hablando un precioso retablo, donde se encuentran tallados los motivos
centrales de nuestra espiritualidad.
2. Porque el Señor está allí crucificado y nosotros no queremos saber nada fuera de
Jesucristo y Jesucristo crucificado (1 Cor 2,2);
3. Porque es una Cruz y debemos vivir como San Pablo: Yo sólo me gloriaré en la Cruz
de Nuestro Señor Jesucristo (Gal 6,14).
4. Porque allí al pie de la Cruz está la Primera Servidora del Señor: María
Santísima. Y esto debe recordar no sólo el por qué, sino el lugar, la función y la
misión de las «Servidoras» a ejemplo de la Virgen y de las otras mujeres;
5. Asimismo, por ser una de las cruces más antiguas (año 1594) conservadas en el
territorio de nuestra Patria, nos recordará los deberes hacia la «terra patrum» que
nos manda el cuarto mandamiento y sus raíces cristianas;
6.También es un hermosísimo ejemplo de evangelización de la cultura o de
inculturación del Evangelio, fin específico de nuestros Institutos religiosos…
… porque la Cruz, donde están el Señor y la Virgen de Matará,
constituye un hermosísimo programa de vida que deberán esforzarse
por alcanzar las que se enorgullezcan de llevar ese nombre, con la
gracia de Dios, que nunca falta si uno hace lo que hay que hacer.
Proyectar a las nuevas generaciones los altos ideales expresados en
esta Cruz deberá ser un renovado empeño de todos y los miembros de
nuestra Familia Religiosa a través de cada uno de los tiempos para
que resuene el Evangelio de Jesucristo en todo rincón de la tierra:
Id por todo el mundo
y predicad el Evangelio
(Mc 16,15).
Y porque para eso fueron elegidas por Dios y tomadas de
su mano entraron en el convento. Alguno dirá: «Entraron
para rezar y ayunar, para ser obedientes y vivir la pobreza,
por Jesucristo». Es verdad que a eso han entrado al
convento, pero no sólo a eso. Ni es eso lo principal y eso poco
o nada vale sin lo otro. ¿Saben entonces para qué entran las
llamadas a ser Servidoras del Señor y de la Virgen de
Matará al convento? Se meten al convento para tratar la
cosa más elevada que hay sobre la tierra.
¿A qué? Al oficio más alto de todos los oficios. ¿A qué?
…A tratar amores
con su Esposo, Jesucristo.
Por eso, la religiosa, debe hablar
siempre de Él, el Amigo, el
dueño de su corazón, el Señor de
su casa, el Esposo del alma. Y
debe hablar de Él porque lo
conoce y ama íntimamente.
Debe conocerlo, especialmente, a
través del
*sermón de la montaña,
*el de la última cena y
*el de la cruz.
Y para esto tiene
que conocerlo desde dentro…
El simbolismo de la Cruz de Matará es muy rico en su contenido.
La mano del indígena plasmó en la cruz el mensaje del Evangelio recibido en su alma, por
boca de los primeros misioneros del pueblito de Matará. Y como el mensaje de la Cruz no es
otra cosa que el Evangelio de Jesucristo, centrado en la vida y obra redentora de Jesús,
ambas orientadas al triunfo de la cruz, podemos decir que, de algún modo, en los signos de la
Cruz de Matará está presente también la vida pública del Verbo Encarnado.
El centro de la vida pública de Jesucristo fue su crucifixión:
cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí(Jn 12,32)
Ante el público presente en el Calvario llevó a término su obra: Todo está cumplido
(Jn 19,30). Pero el «espectáculo» de la «cruz» fue preparado por tres años de
enseñanza pública por aldeas y ciudades.
Durante los tres años de su vida
pública lo has seguido por doquier
cautivada por su divina doctrina,
en la
“Escuela de la Cruz”
Solamente en la escuela de
Jesucristo se aprende la ciencia de
la cruz. Sólo Él enseña la cruz: Si
alguno quiere ser mi discípulo,
niéguese a sí mismo, tome su cruz
cada día, y sígame (Lc 9,23).
Sólo Él .y sus auténticos
discípulos. han seguido el camino
de la cruz: ... le llevaron a
crucificarle (Mt 27,31).
El Señor crucificado de
Matará es el mismo
«Rabbí» que sigue
enseñando desde la
cruz. Apagados
estaban sus ojos por la
sangre que corría en su
rostro, pero el «más
bello de los hijos de los
hombres» seguía siendo
la «luz del mundo».
Este título que Nuestro Señor se atribuyó
es el que mejor le revela como Maestro.
Además, es un título que expresa su
divinidad, porque sólo Dios puede ser
esencialmente «luz»:
Dios es luz y en él no hay tiniebla alguna
(1 Jn 1,5).
Nuestro Señor Jesucristo, por ser Dios,
con toda propiedad se presentó ante los
hombres como «la Luz»,
Yo soy la luz del mundo (Jn 8,12).
Nosotros, los cristianos, somos luz del
mundo por participación: vosotros sois la
luz del mundo (Mt 5,14), porque, como
enseña San Pablo:
ahora sois luz en el Señor (Ef 5,8).
¿Qué es esta «luz de la vida»?
…la «luz de la vida» es el sentido de la vida presente, la
respuesta al por qué estamos en este mundo y para qué
vivimos.
La respuesta a estos interrogantes se responden a «la luz
de la vida», que para un cristiano y sobre todo para
una Servidora debe ser el mismo Cristo: para mí el
vivir es Cristo (Flp 1,21)
… Santo Tomás afirma que cuando Jesucristo plantea
su programa de vida a los hombres en el Sermón de la
Montaña, comienza precisamente por dar una
respuesta a esta tendencia enunciando
…las bienaventuranzas…
Debe, pues, producirse entre El y yo un encuentro para que El me
ilumine y yo me deje iluminar por su Persona y por su mensaje:
“El encuentro con Jesucristo es único, donde nadie puede ocupar mi
lugar, donde soy yo el que tiene que poner los medios para que
realmente ese encuentro sea un encuentro real, sea fructífero, sea
inolvidable, sea un encuentro que realmente me marque para toda la
vida. Y por eso, a mi parecer, hay determinados puntos que hay que
tener presente para que esto sea un encuentro auténtico:
Unirse a su Persona
…Unirme a su Persona es poder dar una respuesta convincente, por
estar yo primeramente convencido de qué hizo Jesucristo, de cuál fue
su vida, su misión en este mundo, de quiénes fueron los predilectos
de su corazón, de qué es lo que nos enseñó.
Tener su espíritu
No basta una unión exterior, ni siquiera basta el cumplimiento
externo de determinados ritos o de determinadas obras, sino que
hay que tener su espíritu.
Y, ¿cómo sé si tengo el espíritu de Cristo? Sé si tengo el espíritu
de Cristo, en tanto y en cuanto vea en mí los frutos del espíritu.
Y, ¿cuáles son los frutos del espíritu?
Lo dice San Pablo en la Carta a los Gálatas: los frutos del
espíritu son caridad, gozo, paz, longanimidad, afabilidad,
bondad, fe, mansedumbre, templanza (5,22) Por eso, los que son
movidos por el Espíritu Santo, son hijos de Dios.
Asimilar su doctrina:
…el Verbo se hizo Carne. Y así como
el Verbo se hizo carne
en Jesucristo, el Verbo también por así
decirlo se hizo letra en los
Evangelios, porque quiso dejarnos
documentos escritos, que nos transmiten
los Apóstoles y la Iglesia, por la cual,
de una manera verdadera, nos llega la
verdad cierta acerca de Jesucristo.
Lo cual nos obliga a conocerlo para saber defender su doctrina.
Asimilar la doctrina de Jesucristo
es llegar a comprender lo que es el corazón del Evangelio,
lo que son las Bienaventuranzas.
Y del conocimiento al amor…
No hay quien me conozca tanto como Él. Y cuando se da ese conocimiento,
necesariamente se sigue el amor: el amarlo, y amarlo como sólo a Dios se puede
amar, amarlo con un corazón irrestricto, sobre todas las cosas, con todas las
fuerzas del alma, con todas las fuerzas del corazón, con todas las fuerzas de la
mente; con un amor afectivo, es decir, con actos de amor de mi voluntad por los
cuales yo lo amo y me enamoro de Él
y me dejo enamorar;
y con un amor efectivo,
es decir, haciendo lo que Él quiere.
Y ahí descubro también que no sólo
me conoce intimísimamente, sino que
descubro que me ama intensamente.
El conocimiento que debemos tener de Él
es un conocimiento sobrenatural,
un conocimiento por la fe, por la esperanza y
por la caridad.
Por eso, pienso que toda
Servidora del Señor
y de la Virgen de Matará,
cuando medita
el libro de la cruz
que lleva sobre su pecho,
puede pensar que
su Señor y Maestro,
la consuela y alienta
con estas palabras y pensamientos:
La cruz, en su silencio
elocuentísimo, habla con una
fuerza especial:
El lenguaje de la cruz nos
enseña que, en rigor de verdad,
la realidad es distinta de lo que
aparece. Porque la cruz cambia
el significado de las
cosas. Auténticamente nos
enseña a transignificarlas, ya
que en realidad la cruz les da
otra finalidad, la cruz
transfinaliza la realidad.
La cruz nos enseña que la muerte es vida y que hay que:
*Morir para vivir.
*Sepultarse para resucitar.
*Sufrir para gozar.
*Perder la vida para encontrarla
La cruz nos enseña que el
negarnos es la mejor
afirmación y que hay que:
* Sacrificarse para
realizarse.
* Servir, esclavizarse, para
reinar.
* Someterse para liberarse.
* Obedecer para ser libre.
La cruz nos enseña que la
realidad es más de lo que
vemos y que hay que:
* Conocer lo limitado para
contemplar lo ilimitado.
* Que lo esencial es invisible a
los ojos
* Que los necios (para el
mundo) son sabios.
* Despreciar el mundo para
ganar al Creador del mundo.
* Negarse a sí para afirmarse
en Dios.
La cruz nos enseña
que lo que pasa en
nuestro interior
adquiere otra
dimensión:
* La tristeza se
transforma en gozo.
* La desolación es
camino para la
consolación.
La cruz da sentido a todas las
virtudes, ya que hay que:
* Humillarse para ser ensalzado.
* El débil es el fuerte: en la flaqueza
llega al colmo el poder (2Cor 12,9.10).
* Los pocos serán muchos. Los
pobres serán ricos.
* Hay que combatir, luchar, para
descansar.
* Los violentos consigo mismos, son
pacíficos.
* Hay que renunciar a todo para
poseerlo todo.
* Ser podado para dar fruto.
* Ser depreciado para ser honrado.
Toda Servidora podrá recordar
entonces, que su Maestro, quien
primero enseñaba con el ejemplo,
pasó toda su vida en pobreza
voluntaria, hasta el punto de no tener
dónde reposar la cabeza (Mt 8,20)
…para tener el consuelo de recibir la
promesa de labios del mismo Jesús…
«Servidora y esposa mía:
Bienaventurados los que padecen
persecución por causa de la justicia,
porque de ellos es el Reino de los
cielos».
Ésta es la imitación perfecta de
Jesucristo, quien pasó sus días
en pobreza y persecución.
De allí que la auténtica Esposa de Cristo siempre dice:
Reboso de gozo en todas las tribulaciones (2Cor 7,3.4)
Porque el lenguaje y la ciencia de la cruz alcanzan su punto
supremo en la octava bienaventuranza
del sermón de la montaña.
En definitiva, desde la Cruz de Matará,
la Luz del mundo invita a sus Servidoras
a la aventura de ser perfectos:
Bienaventurados seréis cuando os insulten
y os persigan, y con mentira digan el mal
contra vosotros, todo género del mal por
Mí. Alegraos y regocijaos, porque grande
será en los cielos vuestra recompensa (Mt
5,11-12).
* esta es la doctrina del Maestro,
* este es el programa que nos
propone,
•esto es lo que nos promete.
…Esta es la luz interior que
irradia la Cruz por estar en Ella
suspendida la Luz del mundo…
Servidora, recoge pues este perfumado “trébol” y llévalo
prendido sobre tu enamorado pecho en los tres pétalos de:
*Los relatos de la Pasión que se encuentran en los cuatro
Evangelios. Allí reina como la joya más extraordinaria, como la diadema más
preciosa: la cruz.
* La Eucaristía. Allí Cristo se victimiza, bajo especie ajena, perpetuando
el sacrificio de la cruz. Allí lo ofrecemos como Víctima al Padre y nos ofrecemos
nosotros como víctima junto con Él. Allí al comulgarlo participamos íntimamente
de su sacrificio, victimizándonos, eucarísticamente, con Él.
Por eso no hay nada como la Misa diaria para conocerlo
más a Jesús y para enardecernos en su amor.
* Cuando nos golpea algún dolor pues nunca conocemos mejor la cruz que
algún sufrimiento, alguna persecución. Es el momento de experimentar, de alguna
manera, lo que Jesús experimentó en su Pasión y en su cruz.
Feliz día hermanas
y Servidoras
del Único Amor
que merece
ser servido
por lo que
nos llamamos
y queremos
distinguirnos
al ser llamadas
“Servidoras del Señor
y de la Virgen de
Matará”
Fiesta de la Exaltación de la Cruz 2014
Las saludo desde el cielo y las invito a tomar la Cruz que es el
único camino para llegar a él, donde celebraremos eternamente la
Gran Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz donde pende por
nuestro amor el Señor de Matará
… vuestra hermana María de todos los Santos
Autor:
Hermana Virtudes
Monasterio “Santa Teresa de los Andes”
San Rafael, Mendoza - Argentina
[email protected]
Descargar

Sobre la Cruz de Matará y la Servidora