“La oratoria y sus elementos”
“Técnica de Oratoria”
Docente: Lic. Juan Carlos Peña Gutiérrez
Universidad Privada Domingo Savio
Elocuencia, retórica y
Oratoria
 Elocuencia: Consiste en el talento de hablar o
escribir para deleitar o persuadir. Es lo que
conmueve o impresiona. Es la fuerza de expresión.
 Retórica: Se la conceptúa como la teoría de la
elocuencia. Es el arte que enseña las reglas del
buen decir. También, se denomina retórica al
conjunto de reglas, preceptos y principios
referentes al arte de hablar o escribir de manera
elegante.
Elocuencia, retórica y
Oratoria
Oratoria: Es una parte de la
retórica. Se la considera como el
arte de la elocuencia o como el
arte de hablar con elocuencia, o
arte que enseña las reglas para
llegar a ser un buen orador.
Subgéneros de la Oratoria
El primero que dividió la oratoria en
varios tipos o subgéneros fue
Anaxímenes de Lámpsaco.
Propuso una clasificación tripartita, la
que fue posteriormente recogida por el
propio Aristóteles y que se señala a
continuación:
Subgéneros de la Oratoria
Género judicial: Se ocupa de
acciones pasadas y lo califica un
juez o tribunal que establecerá
conclusiones aceptando lo que el
orador presenta como justo y
rechazando lo que presenta como
injusto.
Subgéneros de la Oratoria
Género deliberativo o político:
Se ocupa de acciones futuras y lo
califica el juicio de una asamblea
política que acepta lo que el orador
propone como útil o provechoso y
rechaza lo que propone como
dañino o perjudicial.
Subgéneros de la Oratoria
 Género demostrativo o epidíctico: Se ocupa
de hechos pasados y se dirige a un público
que no tiene capacidad para influir sobre
los hechos, sino tan solo de asentir o
disentir sobre la manera de presentarlos que
tiene el orador, alabándolos o vituperándolos.
 Está centrado en lo bello y en su contrario, lo
feo. Sus polos son, el encomio y el vituperio.
Aptitud intelectual del orador
 “Todo discurso bien preparado está ya
pronunciado en sus nueve décimas partes”
(Dale Carnegie)
 Si se quiere hablar bien hay que pagar el
precio debido. Hay que trabajar, pensar y
practicar. Nadie ha encontrado nunca un
sustituto satisfactorio para la inteligencia, ni
para la preparación.
Aptitud intelectual del orador
“Si tengo que dirigir un discurso de
dos horas, empleo diez minutos en su
preparación. Si se trata de un discurso
de diez minutos, entonces me lleva dos
horas...”. Así se expresaba nada menos
que Winston Churchill.
Aptitud intelectual del orador
 La aptitud intelectual es el estado
intelectual acorde a las exigencias de un
buen discurso. El buen orador quiere
alcanzar su meta sobre la base de la
transmisión de conocimiento, de verdades y
no sobre la base de la palabrería.
Aptitud intelectual del orador
La aptitud intelectual demanda
TRABAJO. Tomás Alva Edison,
el gran inventor, compartió su
secreto: "1% de inspiración + 99%
de transpiración".
Aptitud intelectual del orador
 Sherlock Holmes tenía un hermano con una
agudeza mental mayor a la suya. Sherlock
mismo le consultaba sus casos más difíciles.
Pero dicho hermano, aunque estaba en lo
correcto no se tomaba el trabajo de verificar
sus hipótesis; por eso pocos saben de su
existencia. Alguien sentenció:
 "El talento vale poco, la dedicación es
costosa".
Aptitud intelectual del orador
 Aprender:
 Mantente siempre dispuesto a aprender.
 Aquí algunas recomendaciones:

1). Estudia siempre

2). Escucha o mira noticieros

3). Lee clásicos literarios

4). Lee cultura general

5). Observa, no sólo mira

6). Analiza, no sólo escucha
Aptitud intelectual del orador
 Vocabulario:
 El vocabulario es la riqueza de palabras que posee el
orador para hacer uso de ellas en el momento adecuado.
Modos de adquirir tal riqueza:
 1) Lee buena literatura.
 2) Consulta el diccionario mientras lees.
 3) Usa una pequeña libreta para anotar las palabras nuevas
que escuches.
 4) Lee periódicamente un diccionario de sinónimos y
antónimos.
 Recuerda: "VAGO NUNCA, PRECISO
SIEMPRE", "CONFUSO NUNCA, CLARO
SIEMPRE". "EL PODER NO ESTA EN LA
LENGUA, SINO EN LA PALABRA".
Aptitud intelectual del orador
Memoria:
La memoria es la capacidad
mental de retener impresiones
o estados y evocar o llamar al
consciente tales impresiones.
Las fases son:
Percepción - almacenamiento
- evocación.
Aptitud intelectual del orador
 A continuación, recomendaciones para mejorar la
memoria:
 Presta atención. Es decir, dirige tus facultades
mentales a un objeto específico. Concéntrate, fija tu
pensamiento con deseo de aprender, entendiendo el
valor del tema para el futuro y mirando sin
distracción.
 Ten un concepto claro y definido del asunto a
memorizar.
 Practica la repetición en voz alta.
 Asocia ideas.
Aptitud física del orador
Se conoce que una intervención
retórica de una hora en público
demanda las energías y calorías de 8
horas de trabajo físico. El orador
debe estar en condiciones físicas
idóneas a las exigencias físicas del
buen discurso.
Aptitud física del orador
 Dice una máxima: "Si trabajas con la
mente, ejercita los músculos; si trabajas
con los músculos, ejercita la mente." El
orador que trabaja principalmente con la
mente debe procurar el ejercicio muscular
(caminatas, labores que demandan esfuerzo,
ejercicios estacionarios, trotes, etc.). Aun 15
min. diarios serán muy provechosos.
Aptitud física del orador
 Horario para acostarse y levantarse. Se debe
dormir más o menos 8 horas cada noche. La
luz eléctrica y la televisión han producido
una generación que vive de noche y duerme
de día.
 El dormir es voluntario. Tomás Alva Edison,
quien nos dio más de 1,100 inventos en 60
años, dormía y despertaba a voluntad. Ello es
posible, sólo depende de la disciplina y el uso
de ciertas técnicas.
Aptitud física del orador
Cuida tu Imagen.
La primera impresión es vital.
Como dice un comercial: "usted
no tiene una segunda
oportunidad de dar una primera
impresión."
¿Quién es un buen orador?
 Un buen orador es:
 El que informa bien. Informar, del latín
informâre, significa enterar, dar noticia de
algo. Dicho de una persona o de un organismo:
 Completar un documento con un informe de su
competencia. Formar, perfeccionar a alguien
por medio de la instrucción y buena crianza.
Dicho de un cuerpo consultivo, de un
funcionario o de cualquier persona. Dar forma
sustancial a algo.
¿Quién es un buen orador?
 Un buen orador es:
 Argumenta sólidamente. Argumentar, del
latin argumentâre, argüir sacar en claro,
descubrir, probar. Aducir, alegar, poner
argumentos. Disputar, discutir, impugnar una
opinión ajena. Sólidamente, con solidez, con
razones verdaderas y firmes. Sólido, da, del
latín solîdus, firme, macizo, denso y fuerte.
Dicho de un cuerpo: Que, debido a la gran
cohesión de sus moléculas, mantiene forma y
volumen constantes.
¿Quién es un buen orador?
 Un buen orador:
 Hace presente las fuentes que utiliza, fuente, del
latin. fonsntis, manantial de agua que brota de la
tierra. Aparato o artificio con que se hace salir el
agua en los jardines y en las casas, calles o plazas,
para diferentes usos, trayéndola encañada desde
los manantiales o desde los depósitos.
 Fuentes de información, confidencias,
declaraciones o documentos que sirven de base
para la elaboración de una noticia o reportaje
periodístico. Personas que emiten esas
declaraciones.
¿Quién es un buen orador?
Un buen orador:
Trasmite credibilidad,
confianza. Con ello logra
ganarse el respeto de la
audiencia.
¿Quién no es un buen orador?
Un buen orador no es el que:
 Miente. Mentir, del latín mentîri, decir o
manifestar lo contrario de lo que se sabe,
cree o piensa. Inducir a error, mentir a
alguien los indicios, las esperanzas. Fingir,
aparentar.
 Falsificar algo, faltar a lo prometido,
quebrantar un pacto. Miente más que habla,
expresión para ponderar lo mucho que
alguien miente.
¿Quién no es un buen orador?
Un buen orador no es el que:
Manipula: manipular, del latin manipûlus,
manojo, unidad militar, Operar con las
manos o con cualquier instrumento.
Intervenir con medios hábiles y, a veces,
arteros, en la política, en el mercado, en la
información, etc., con distorsión de la
verdad o la justicia, y al servicio de
intereses particulares.
¿Quién no es un buen orador?
Un buen orador no es el que:
Elude expresar sus puntos de
vista verdaderos. Esto es, evita
informar de sus intenciones
reales.
El Auditorio
 Condiciona en gran medida el discurso. Entre
orador y auditorio se establece un nexo
espiritual. El orador debe conocer quienes
están dentro de su auditorio.
 El que únicamente razona con lógica y solidez
será filósofo, pero no orador; el que lo deleita
con bellas expresiones, será poeta, pero no
orador; el que sacude su sistema nervioso con
emociones superficiales, será prestidigitador,
pero no orador.
Tipos de Auditorio
Cada auditorio es distinto. Aquí
presentamos algunos indicadores que
nos serán útiles para identificar el tipo
de auditorio al que nos dirigimos:
Composición: Tamaño, edad, sexo,
nivel académico, religión, ocupación,
nivel económico, perspectiva política.
Tipos de Auditorio
 Información: ¿Cuánta información tiene sobre
el tema? ¿Hay desinformación? ¿Hay mala
información? ¿Cuánta información tiene sobre
el orador? ¿Desinformación? ¿Mala
información?
 Actitud: ¿Cuánto valoran al orador? ¿Cómo se
sienten entre sí? ¿Cuánto interés tienen en el
tema? ¿Cuál es su actitud hacia el propósito a
presentar?
 Participación: ¿Cuál es su nivel de
participación?
Tipos de Auditorio
Como resultado de tu análisis
pregúntate si hay homogeneidad.
Si no la hay decide si te dirigirás
a la mayoría, a la minoría, o a
ambos. En esta decisión influyen
la ocasión y el propósito del
tema.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
 Uno de los grandes oradores del siglo XX
fue Winston Churchill. Escribió unos 30
millones de palabras, en discursos, libros y
discursos según cálculos estimativos, y debe
recordarse que obtuvo el Premio Nóbel de
Literatura en 1953.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
 Este tratado de oratoria fue escrito por
Churchill a sus 23 años. en el que afirma
que :
 “de todos los talentos concedidos al
hombre, ninguno es más preciado que el
don de la oratoria. Quien lo detente, esgrime
un poder más perdurable que el de un gran
rey”.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
 En este texto, Churchill describió cinco
elementos que debían utilizarse para preparar un
buen discurso, aunque yo creo que pueden
distinguirse seis. Veamos en rápida síntesis, cada
uno de ellos:
 Estilo. Para él “no hay elemento más importante
en la técnica de la retórica que el uso
permanente de la mejor palabra posible”. Por
ello, es esencial disponer de un vocabulario
variado y amplio.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
Ritmo. Este se basa en el “equilibrio
particular” entre las frases, el cual da como
resultado una cadencia más cercana al
verso blanco, composición cuyos versos
no riman entre sí, que a la prosa. El gran
estadista británico, acostumbraba a dictar
sus discursos y los pronunciaba una y otra
vez, para apreciar su cadencia.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
Argumentos. Churchill acumulaba
argumentos, refiriéndose a hechos que
sustentaban una conclusión lógica.
Tenía la convicción que escribir era
comparable a la tarea de construir
edificios: “Hay que sentar las bases y
juntar datos; las premisas deben soportar
el peso de las conclusiones”.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
Analogías. Consideraba a las
analogías como una de las armas
más formidables de un retórico,
según expresa en su obra sobre este
tema.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
 Sus discursos alentando al pueblo inglés en
horas muy dramáticas estaban llenas de ellas:
“La muerte y la congoja serán nuestros
compañeros de viaje; las penurias, nuestras
vestimentas; la perseverancia y el valor,
nuestro único escudo. Nuestras cualidades y
nuestros actos deben arder y brillar en la
penumbra de Europa hasta que se
conviertan en la verdadera luz de su
salvación”.
The Scaffolding of rethoric
El andamiaje de la retórica.
Extravagancia. Churchill sostenía
que los comunicadores necesitan
un toque de “extravagancia
salvaje”. Por eso, su vocabulario y
forma de armar las frases era
particular y llamativo.
The Scaffolding of rethoric
 El hábil empleo de las herramientas básicas
de la retórica, explican el vigor y llegada de
la oratoria de Churchill. Pero todo eso llevaba
tiempo.
 Se le atribuye un comentario en el que
agradeciendo alabanzas a una de sus
improvisaciones, explicaba que éstas eran las
que más trabajo le demandaban.
 Churchill preparaba sus intervenciones con
gran dedicación y mal genio.
The Scaffolding of rethoric
 En una película sobre su vida, se le mostraba
dictando a una paciente secretaria y peleando con un
leal mayordomo que le proveía de sus famosos
cigarros y del licor que más le agradaba.
 Un discurso de 40 minutos podía demandarle entre
seis y ocho horas de preparación y ensayo.
 Churchill ponía el foco en un solo tema por
discurso y terminaba con un llamado a la acción.
Tenían con frecuencia, anotaciones al margen con
indicaciones escénicas como “pausa”, para darle
tiempo al auditorio de asimilar las ideas lanzadas, de
experimentar las emociones que trasmitía.
The Scaffolding of rethoric
 Muy pocas personas de mi generación
ignoran que la imagen de un cigarro está tan
asociada a Churchill como el gesto “V”, que
significaba victoria realizado con los dedos
de su mano.
 Dándose cuenta del papel que juega el
humor en el ánimo de las personas, aún en
los momentos más difíciles de su país,
Churchill empapaba sus discursos de humor
e ironía.
The Scaffolding of rethoric
Thomas Montalbo, autor de Public
Speaking Made Easy: Magic Keys to
Success decía: El hablar en público
hecho fácil: Claves mágicas para el
éxito, de la editorial Wilshire, afirma
que Churchill “llevaba las ideas a la
retórica como los compositores
traducen las suyas a la música”.
Descargar

Como preparar un buen Discurso