CONDUCTA VERBAL
B. F. Skinner
2_Operantes Verbales.
Ps Jaime Ernesto Vargas Mendoza
Asociación Oaxaqueña de Psicología
2006
El Mando.
En una comunidad verbal dada. Ciertas
respuestas son característicamente seguidas por
ciertas consecuencias. Cuando una respuesta es
característicamente reforzada de cierta manera,
la probabilidad de que aparezca en la conducta
del orador está en función del estado de
privación asociado con tal reforzador.
A este tipo de conducta se le llama Mando y se
define como la operante verbal en la que la
respuesta es refrozada por una consecuencia
característica y está bajo el control funcional de
condiciones relevantes de privación o
estimulación aversiva.
En particular y en contraste con otros
tipos de operantes verbales, el mando
no tiene una relación específica con
estímulos antecedentes. Otra de sus
características está en que el mando
“especifica” su propio reforzamiento,
ejem.: ¡Escucha!, ¡Mira!, ¡Alto!,
¡Díme que sí! También hay que
reconocer que el mando trabaja
principalmente en beneficio del orador
y que cuando se abusa de él mueve a la
audiencia a oponerse.
Tipos de Mandos.
1. Se llama solicitúd al mando en el que la audiencia está
independientemente motivada para reforzar al orador.
2. Cuando la audiencia es reforzada negatívamente al reducirse
una amenaza, la conducta del orador (mando) se llama comando.
3. El mando que promueve el reforzamiento generando una
disposición emocional comunmente se le denomina súplica.
4. Una pregunta, es un mando que especifica acción verbal
(como reforzamiento) y la conducta de la audiencia nos permite
clasificarlo como solicitúd, comando o súplica, según sea el
caso.
Varias otras clases de mandos se pueden distinguir en términos de
la conducta de la audiencia. Cuando la audiencia, por llevar a
cabo la conducta especificada por el orador, recibe reforzamiento
de otras fuentes, al mando se le llama consejo. Cuando la
audiencia escapa de la estimulación aversiva,
se llama
advertencia.
Cuando el oyente está dispuesto a actuar de cierta manera pero
se restringe, por ejemplo, por un peligro, el mando que cancela
el peligro se le llama permiso. Cuando el orador extiende un
reforzamiento gratuito para el oyente, al mando se le llama oferta.
Hay también mandos extendidos,
como los mandos supersticiosos,
ejem.: cuando el jugador le dice a
los dados ¡Dáme un 7! O los
mandos mágicos, ejem.: ¡Felíz
cumpleaños! o ¡Yo te maldigo!
Conducta Verbal bajo el control
de Estimulación Verbal.
La relación específica entre respuesta y
reforzamiento que define a un mando,
como vimos, no involucra un estímulo
previo específico. No obstante, la
estimulación antecedente no es irrelevante.
Al analizar el control de estímulo de la
conducta verbal, conviene distinguir entre
instancias donde el estímulo controlador
es de tipo verbal y en las que no lo es.
Las tres categorías principales en este
contexto son los comportamientos
ecóico, textual e intraverbal.
Comportamiento Ecóico.
En el caso más simple donde la
conducta verbal cáe bajo el control de
la estimulación verbal, la respuesta
genera un patrón de sonido semejante
al del estímulo.
Mandos del tipo ¡“Repite conmigo”!
en forma característica producen
respuestas en la audiencia que
muestran una correspondencia de uno
a uno entre el sonido del estímulo y
el de la respuesta. Aunque la
conducta ecóica usualmente ocurre
en ausencia de un mando explícito.
Se establece un repertorio ecóico en el
niño mediante reforzamiento
“educacional”, ya que es útil para los
padres, maestros y otros. Se puede usar
para producir nuevas unidades de
respuesta, sobre las que puedan ser
contingentes otros tipos de reforzadores.
El reforzamiento generalmente se
suministra con la ayuda de mandos del
tipo ¡Dí “X”! y cuando el oyente, en su
papel de orador, recibe reforzamiento
cuando su respuesta semeja el patrón de
sonido “X”.
Conducta Textual.
En la operante textual, una respuesta
vocal cáe bajo el control de
estimulación verbal no auditiva.
Un orador bajo el control de un texto
es, por supuesto, un lector.
Un efecto colateral de la lectura es
que proporciona reforzamiento
automático. También es reforzante el
leer, ya que ayuda en la adquisición
de otros tipos de operantes verbales.
Hay que notar que en este caso el
producto de la respuesta textual no es
similar al estímulo.
Transcripción.
Hasta ahora se ha considerado
solo la conducta verbal vocal.
El orador produce un patrón
auditivo que es reforzado cuando
afecta al oyente, como un
estímulo auditivo. Sin embargo,
una respuesta que produce un
estímulo visual con el mismo
efecto también es verbal, de
acuerdo a nuestra definición.
Escribir, a diferencia de hablar, requiere de soporte desde el
ambiente externo. Debemos identificar al menos 3 estados:
1. Disponer de los instrumentos o materiales necesarios.
2. Realizar algún tipo de marcas.
3. Transmitir estas marcas o rasgos al lector.
Cuando tanto el estímulo como la respuesta son escritos, imperan
las características de la conducta ecóica, solo que ahora se
expresa en términos visuales y no auditivos.
Conducta Intraverbal.
En la conducta ecóica y en la transcripción hay una
correspondencia formal entre el estímulo y el producto
de la respuesta. En la conducta textual y en la toma de
dictado hay una correspondencia uno a uno entre
diferentes sistemas dimensionales. Pero hay algunas
conductas verbales que no muestran correspondencia
uno a uno con el estímulo verbal que las evoca.
Así sucede cuando se responde cuatro ante el estímulo
verbal dos mas dos. A este tipo de comportamiento le
llamamos intraverbal.
Aprendemos el alfabeto como una
serie de respuestas intraverbales, así
también contar, sumar, multiplicar y
las tablas de todas las matemáticas.
Muchos de los datos históricos se
adquieren y se conservan como
respuestas intraverbales. Así también
muchos de los datos de la ciencia.
TRADUCCION.
Un caso especial de conducta
intraverbal es la traducción.
La forma en que procede es
casi obvia para el estudiante
de lenguas, quien primero
adquiere una serie de
operantes verbales en las que
el estímulo está en un idioma
y la respuesta en otro.
Bibliografía.
B. F. Skinner
Verbal Behavior
Part. II Chapter 3 y 4
Appleton-Century Crofts, 1957
En caso de citar este documento por
favor utiliza la siguiente referencia:
Vargas-Mendoza, J. E. (2006)Conducta Verbal
de B.F.Skinner. Operantes Verbales. México:
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C. En
http://www.conductitlan.net/presentaciones/opverb.ppt
Descargar

CONDUCTA VERBAL B. F. Skinner 2_Variables Controladoras