Sor Juana Inés de la
Cruz
Nataly Cruz
Nazish Mansuri
Antonio Nieto
Nancy Vallejo
Hombres necios que acusáis
Hombres necios que acusáis
A la mujer sin razón,
Sin ver que sois la ocasión
De lo mismo que culpáis
Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
Al niño que pone el coco
Y luego le tiene miedo.
Si con ansia si igual
Solicitáis su desden,
¿por que queréis que obren bien
Si la incitáis al mal?
Queréis, con presunción necia,
Hallar a la que buscáis,
Para pretendida, Thais,
Y en la posesión, Lucrecia.
Combatís su resistencia
Y luego, con gravedad,
Decís que fue liviandad
Lo que hizo la diligencia.
¿Qué humor puede ser más raro
Que el que, falto de consejo,
Él mismo empaña el espejo
Y siente que no esté claro?
Con el favor y el desdén
Tenéis condición igual,
Quejándoos, si os tratan mal,
Burlándoos, si os quieren
bien.
¿Pues cómo ha de estar templada
La que vuestro amor pretende,
Si la que es ingrata, ofende,
Y la que es fácil, enfada?
Opinión, ninguna gana;
Pues la que más se rescata,
Si no os admite, es ingrata,
Y si os admite, es liviana.
Mas entre el enfado y pena
Que vuestro gusto refiere,
Bien haya la que no os quiere,
Y quejaos en hora buena.
Siempre tan necios andáis
Que, con desigual nivel,
A una culpáis por cruel
Y a otra por fácil culpáis.
Dan vuestras amantes penas
Y sus libertades alas,
Y después de hacerlas malas
Las queréis hallar muy buenas.
¿Cuál mayor culpa ha tenido,
En una pasión errada:
La que cae de rogada,
O el que ruega de caído?
¿O cuál es más de culpar,
Aunque cualquiera mal haga:
La que peca por la paga,
O el que paga por pecar?
¿Pues para qué os espantáis
De la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
O hacedlas cual las buscáis.
Dejad de solicitar,
Y después, con mas razón,
acusareis la afición
De la que os fuere a rogar.
Bien con muchas armas fundo
Que lidia vuestra arrogancia,
Pues en promesa e instancia
Juntáis diablo, carne y mundo
1. ¿Quien es la narradora de este poema?
• La narradora es Sor Juana Inés de la Cruz. Ella
expresa las ideas que tenían los hombres durante su
época.
• Ella se revela en la primera estrofa.
• Cuando dice, “sin ver que sois la ocasión de lo
mismo que culpáis.” En esta estrofa da su opinión
de mujer sobre los hombres despiadados.
2a. ¿Cual es su mensaje?
• El mensaje que da es muy profundo. Viene del punto
de vista de una mujer.
• El mensaje que da viene de su época que las
mujeres no tenían la misma capacidad intelectual
que los hombres.
• Las mujeres estaban entre la espada y la pared por
que no sabían como actuar para complacer el
hombre.
• Da ejemplos de esto con Thais y Lucrecia.
• Thais era una mujer fácil que era la amante de
Alejandro el Grande, Y Lucrecia era el símbolo de la
fidelidad
2b. ¿Quien son sus destinarios?
• Ella se refiere a los hombres que tratan a las
mujeres injustamente.
• Sor Juana habla de los hombres que tratan de
moldear a la mujer a su manera y cuando lo
consiguen, las llaman fáciles.
• Por ejemplo en la novena estrofa
“Siempre tan necios andáis que, con desigual nivel, a
una culpáis por cruel y a otra por fácil culpáis.”
¿En perseguirme, Mundo, qué
interesas?
¿En perseguirme, Mundo, qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
Poner bellezas en mi entendimiento
Y no mi entendimiento a las bellezas?
Yo no estimo tesoros ni riquezas;
Y así, siempre me causa más contento
Poner riquezas en mi pensamiento
Que no mi pensamiento en las riquezas.
Y no estimo hermosura que, vencida,
Es despojo civil de las edades
Ni riqueza me agrada fementida;
Teniendo por mejor; en mis verdades,
Consumir vanidades de la vida
Que consumir la vida en vanidades
¿Que es una apología?
• Una apología es una alabanza o
defensa de algo o de alguien.
• Este soneto es una apología, porque
Sor Juana defiende la inteligencia que
ella tiene.
¿De que parece que se defiende Sor Juana
? ¿De qué la han criticado?
• Sor Juana Inés de la Cruz defiende la
inteligencia y su modo de pensar.
• La critican por que no es una mujer
hermosa.
• Ella se defiende diciendo que su
inteligencia vale todo, al cambio uno se
envejece y pierde toda su belleza.
• La inteligencia nunca se pierde
o se olvida.
Descargar

Sor Juana Ines de la Cruz