Entrenamiento de
Guía Mayor Máster
Recreación - Filosofía
Recreación - Filosofía
 Desarrollo de Nuevas Destrezas
F.
Recreación

Filosofía
Definición de la Recreación
o
Recreación: (Del lat. recreatĭo, -ōnis).
1. f. Acción y efecto de recrear.
2. f. Diversión para alivio del trabajo.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados
Vigésima segunda edición
Elena de White define:
«Hay una diferencia entre recreación y diversión. La
recreación, cuando responde a su nombre, recreación,
tiende a fortalecer y reparar. Apartándonos de
nuestros afanes y ocupaciones comunes, provee
refrigerio para la mente y el cuerpo, y de ese modo nos
permite volver con nuevo vigor al trabajo serio de la
vida. Por otra parte, se busca la diversión para
experimentar placer, y con frecuencia se la lleva al
exceso; absorbe las energías requeridas para el trabajo
útil, y resulta de ese modo un obstáculo para el
verdadero éxito en la vida.»
La Educación, página 207, párrafo 1
Elena de White comenta:
«Hay personas que tienen una imaginación enferma, para quienes la
religión es un tirano que los controla con una vara de hierro.
Tales personas se lamentan constantemente por su depravación
y por sus males supuestos. En sus corazones no existe el amor;
su rostro está constantemente marcado por una expresión de
desagrado. Las risas inocentes de los muchachos o de cualquier
otra persona las hace estremecerse. Consideran toda recreación o
entretenimiento un pecado y piensan que la mente debe estar
constantemente dominada por sentimientos severos y duros.
Este es un extremo. Otros piensan que la mente debe trabajar
constantemente para crear nuevos entretenimientos y
diversiones a fin de obtener salud. Aprenden a depender de
actividades que entusiasman y se sienten mal sin ellas. Tales
personas no son cristianos verdaderos. Van a otro extremo. Los
verdaderos principios del cristianismo abren ante todos una
fuente de felicidad, la altura y la profundidad, la anchura y la
amplitud de la cual son inconmensurables.»
Consejos Sobre la Salud, página 632, párrafo 2
El Hogar Cristiano
o
Sección 17 – Recreación y Solaz
79. La recreación es esencial…………………………………………………..447
80. Cómo hemos de jugar……………………………………..……………….452
81. Recreación satisfactoria……………………………………………………459
82. Cómo elegir el cristiano sus recreaciones………………………….…….465
83. El señuelo del placer…………………………………………………….…473
84.Encaucemos a los jóvenes……………………………………………….…478
Necesidad de la Recreación
«Se me mostró que, como pueblo, los observadores
del sábado trabajan demasiado arduamente sin
concederse cambios ni plazos de descanso. La
recreación es necesaria para los que se dedican
al trabajo físico y es aun más esencial para
aquellos cuya labor es principalmente mental.
No es esencial para nuestra salvación ni para la
gloria de Dios que mantengamos nuestro
intelecto trabajando de continuo y en exceso,
ni aun cuando lo dedicamos a temas
religiosos.»
El Hogar Cristiano, página 448, párrafo 1
Necesidad de la Recreación
«Es necesario ejercer cuidado en lo que respecta a las
horas destinadas al sueño y al trabajo. Debemos
tener plazos de descanso, otros de recreación, y
otros para la vida contemplativa. ... Los principios
de la temperancia tienen más alcance de lo que
muchos piensan.
Los estudiantes necesitan descanso—Los que se
dedican al estudio deben tener solaz. La mente no
debe dedicarse constantemente a la reflexión
detenida, porque se gastaría la delicada
maquinaria mental. Tanto el cuerpo como la
mente deben tener ejercicio.»
El Hogar Cristiano, página 448, párrafos 4 y 5
Necesidad de la Recreación
«Creo que aun mientras estamos procurando refrigerar
nuestros espíritus y vigorizar nuestros cuerpos, Dios
requiere de nosotros que empleemos todas nuestras
facultades en todos los momentos con el mejor
propósito... Podemos y debemos dirigir nuestras
recreaciones de tal manera que nos dejen más idóneos
para desempeñar con éxito los deberes que nos
incumben, y para que nuestra influencia sea más
benéfica sobre aquellos con quienes tratamos. Tal
debiera ser especialmente el caso en una ocasión como
ésta, que debiera alegrarnos a todos. Podemos volver a
nuestras casas con el espíritu animado y el cuerpo
refrigerado, preparados para reanudar el trabajo con
mejor esperanza y más valor.»
El Hogar Cristiano, página 450, párrafo 3
Necesidad de la Recreación
«La atención prestada a la recreación y a la
cultura física interrumpirá sin duda a veces
la rutina del trabajo escolar, pero esa
interrupción no será un verdadero
obstáculo. Con el fortalecimiento de la mente
y del cuerpo, el cultivo de un espíritu
abnegado, y la unión del alumno y el maestro
por lazos de interés común y amistad, se
recompensará cien veces el gasto de tiempo y
esfuerzo.»
La Educación, página 192, párrafo 2
Necesidad de la Recreación
«Los alrededores del hogar y de la escuela
tienen mucho que ver con la recreación.
Deberían tenerse en cuenta estas cosas al
escoger la casa para vivir o el lugar para
establecer una escuela. Aquellos para
quienes el bienestar físico y mental es de
mayor importancia que el dinero y las
exigencias o las costumbres de la sociedad,
deberían buscar para sus hijos el beneficio de
la enseñanza de la naturaleza y la recreación
en el ambiente que ella ofrece.»
El Hogar Cristiano, página 448, párrafo 2
No Hacer
«Satanás se deleita cuando ve a los seres
humanos emplear sus facultades físicas y
mentales en lo que no educa ni es útil, que
no les ayuda a beneficiar a los que necesitan
su ayuda. Mientras los jóvenes se hacen
expertos en juegos que no son de valor real
para ellos o los demás, Satanás juega la
partida de la vida por sus almas,
arrebatándoles los talentos que Dios les ha
dado, y colocando en su lugar sus malos
atributos.»
Consejos para los Maestros, página 262, párrafo 2
No Hacer
«Los que no acepten el último solemne mensaje de
amonestación que se envía a nuestro mundo,
pervertirán las Escrituras; atacarán el carácter
de los defensores de la verdad bíblica y harán
falsas declaraciones en cuanto a su fe y su
doctrina. Se emplearán todos los medios
posibles para distraer la atención: espectáculos,
juegos, carreras de caballos y muchas otras
clases de diversiones. Un intenso poder
infernal los incitará a oponerse al mensaje
procedente del cielo . . .»
Hijos e Hijas de Dios, página 282, párrafo 3
No Hacer
«Se deberían prohibir los juegos de naipes. Las amistades y tendencias son
peligrosas. El príncipe de los poderes de las tinieblas preside la sala de juego y
cualquier lugar donde se juegue con naipes. Los ángeles malos son huéspedes
habituales de esos lugares. No hay nada en tales diversiones que sea
beneficioso para el alma o el cuerpo. No hay nada que refuerce el intelecto,
nada que aporte valiosas ideas para un uso futuro. La conversación versa sobre
temas triviales y degradantes. En ellas se escuchan el chiste grosero, la charla
baja y vil, que rebaja y destruye la verdadera dignidad de la humanidad. Esos
juegos son los más carentes de sentido, los más inútiles, inaprovechables y
peligrosos usos que puede tener la juventud. Los que participan del juego con
naipes se excitan intensamente y pronto pierden toda apetencia por las
ocupaciones elevadas y útiles. El ser experto en manejar los naipes, conduce a
menudo al deseo de usar este conocimiento y tacto para obtener algún
beneficio personal. Se juega una pequeña suma, y luego una mayor, hasta que
se adquiere la sed del juego que conduce a la ruina segura. ¡A cuántos ha
llevado esta diversión perniciosa a toda práctica pecaminosa, a la pobreza, a la
cárcel, al homicidio y al cadalso! Y sin embargo, muchos padres no ven el
terrible peligro que amenaza con devorar a nuestros jóvenes.»
Testimonios para la Iglesia, Tomo 4, página 644, párrafo 4
No Hacer
«No recomiendo las partidas de placer en las
cuales los jóvenes se congregan
simplemente para divertirse, para dedicarse
a la conversación vulgar y sin sentido, y
donde se ha de oír la risa ruidosa y
jactanciosa. No recomiendo las reuniones en
las cuales se degrada la dignidad, y se
presencian escenas de debilidad e
insensatez.»
Consejos para los Maestros, página 328, párrafo 2
No Hacer
«Hay diversiones, como el baile, los naipes, el ajedrez, las damas,
etc., que no podemos aprobar porque el Cielo las condena.
Estas diversiones abren las puertas a un gran mal. Su
tendencia no es benéfica, sino que ejercen una influencia
excitante, y producen en algunos una pasión que los
arrastra a los juegos de azar y a la disipación. Todos
aquellos juegos deben ser condenados por los cristianos y
reemplazados por algo perfectamente inofensivo.
«Mientras rehuimos lo falso y artificial, y descartamos las
carreras de caballos, los juegos de naipes, las loterías, los
asaltos de boxeo, las bebidas alcohólicas y el consumo de
tabaco, debemos proveer fuentes de placer que sean puras,
nobles y elevadoras.»
El Hogar Cristiano, página 452, párrafo 2, y página 453, párrafo 1
Sí Hacer
«Cada uno de los alumnos necesita la más
perfecta educación acerca de las
obligaciones prácticas. El tiempo empleado
en ejercicio físico, el cual, paso a paso,
conduce al exceso y a la ansiedad—en los
juegos y en el ejercicio de las facultades—,
debiera emplearse en las filas de Cristo, con
lo que se lograría la bendición de Dios.»
La Educación Cristiana, página 419, párrafo 1
Sí Hacer
«Hay modos de recreación que son altamente
beneficiosos para la mente y el cuerpo. Una
mente ilustrada, discernidora, hallará
abundantes medios de entretenerse y
divertirse, en fuentes que no sean solamente
inocentes, sino instructivas. La recreación al
aire libre, la contemplación de las obras de
Dios en la naturaleza, serán del más alto
beneficio.»
Testimonios para la Iglesia, Tomo 4, página 645, párrafo 2
Sí Hacer
«No condeno el ejercicio sencillo del
juego de pelota; pero aun esto, con
toda su sencillez, puede ser llevado
a la exageración.»
Consejos para la Iglesia, página 288, párrafo 4
Sí Hacer
«A fin de que los niños y los jóvenes tengan
salud, alegría, vivacidad, y músculos y
cerebros bien desarrollados, deben estar
mucho al aire libre, tener trabajo y
recreación bien regulados. Los niños y los
jóvenes a quienes se los mantiene en la
escuela, atados a los libros, no pueden tener
sana constitución física.»
Consejos para los Maestros, página 81, párrafo 2
Sí Hacer
«No se puede hacer que los jóvenes sean tan
calmosos y graves como los ancianos, el hijo
tan sobrio como el padre. Aunque se condenan
las diversiones pecaminosas, como en verdad
debe hacerse, que los padres, maestros y
tutores de los jóvenes provean en su lugar
placeres inocentes, que no mancillen ni
corrompan la moral. No sujetéis a los jóvenes
bajo reglas y restricciones rígidas, que los
induzcan a sentirse oprimidos, y a precipitarse
en sendas de locura y destrucción.»
El Hogar Cristiano, página 452, párrafo 1
Sí Hacer
«Que se unan varias familias que viven en la
ciudad o aldea y dejen las ocupaciones que los
han agotado física y mentalmente, y hagan una
excursión al campo, al lado de un bello lago o a
una linda arboleda donde el paisaje es
hermoso. Deben llevar alimentos sencillos e
higiénicos, las mejores frutas y granos, y
colocar sus mesas debajo de algún árbol o bajo
el pabellón del cielo. Los paseos a caballo, el
ejercicio, y el escenario despertarán el apetito,
y pueden disfrutar un refrigerio que los reyes
envidiarían.»
Testimonios para la Iglesia, Tomo 1, página 450, párrafo 3
Sí Hacer
«Las reuniones sociales resultan provechosas e
instructivas en grado máximo cuando los que se
congregan en ellas tienen el amor de Dios en su
corazón, cuando se reúnen para sostener un
intercambio de pensamientos acerca de la Palabra
de Dios o para considerar los métodos de hacer
progresar su obra y hacer bien a sus semejantes.
Cuando el Espíritu Santo es huésped bienvenido en
estas reuniones, cuando nada se dice ni se hace para
hacerlo retirarse contristado, Dios resulta honrado,
y los concurrentes son refrigerados y fortalecidos.»
El Hogar Cristiano, página 456, párrafo 3
¿Conclusiones?
Se aconseja específicamente en contra de los
siguientes temas (75 a 125 años atrás):
•
•
•
•
•
•
Juegos de cartas
Fiestas de placer
El baile
El ajedrez
Las damas
Espectáculos
•
•
•
•
•
Carreras de
caballos
La lotería
El boxeo
El licor
El uso de tabaco
¿Conclusiones?
La lista previa, con la excepción
del uso de tabaco y de
alcohol, ¡son diversiones
comunes dentro de la iglesia
hoy en día!
¿Por qué el cambio?
El Enfoque
Por lo demás, hermanos, todo lo
que es verdadero, todo lo
honesto, todo lo justo, todo
lo puro, todo lo amable, todo
lo que es de buen nombre; si
hay virtud alguna, si algo
digno de alabanza, en esto
pensad. – Filipenses 4:8
El Enfoque
Porque nosotros también éramos en otro tiempo
insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de
concupiscencias y deleites diversos, viviendo en
malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos
unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad de
Dios nuestro Salvador, y Su amor para con los
hombres, nos salvó, no por obras de justicia que
nosotros hubiéramos hecho, sino por Su
misericordia, por el lavamiento de la regeneración y
por la renovación en el Espíritu Santo, el cual
derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo
nuestro Salvador, para que justificados por Su
gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la
esperanza de la vida eterna. – Tito 3:3-7
Prioridades de la Recreación
o
o
o
o
o
Invitación a la Trinidad
Salud y seguridad
Propósito
Ejercicio físico
Interacción social
Principios de la Recreación
o
o
o
¿Usted se siente cómodo en pedir la
bendición de Dios para esta actividad?
¿Usted se sentiría incómodo en invitar
al pastor a tomar parte en esta
actividad?
¿Todas las familias de los
Conquistadores encuentran esta
actividad aceptable?
Principios de la Recreación
o
o
o
¿Esta recreación sigue los principios de
la modestia?
¿La recreación requiere quedarse
parado o sentado por mucho tiempo?
Tomando en cuenta el propósito de la
recreación, ¿se puede usar el tiempo de
una mejor manera?
Descargar

Recreación: Filosofía