El apogeo de los imperios coloniales, las nuevas
potencias y el mundo colonial.
La expansión continental
norteamericana
La expansión de los Estados Unidos.
Si bien la expansión territorial de
los Estados Unidos empezó en
1787 con la adquisición de la
llanura oriental y occidental del
Mississippi, fue durante la
presidencia de Thomas Jefferson
(1801-1809) cuando se impulsó la
llamada "Conquista del Oeste",
que consistió en el avance hacia el
interior del continente.
Con el propósito de atraer colonizadores para que ese
vasto territorio se poblara, el Estado fijó un bajo precio a
esas tierras.
Esto fue un estímulo para que
tanto colonizadores europeos
como compañías comerciales se
interesaran
y
después
de
exterminar a la población indígena
o confinarla en reservaciones
especiales, los nuevos pobladores
se establecieron en esa zona que
pronto prosperó.
En 1803 se logró la compra del vastísimo territorio de
Luisiana, que Napoleón I vendió en 15 millones de
dólares.
La expansión de los Estados Unidos continuó con la
adquisición del territorio de La Florida la cual compró a
España en el año de 1819 a través del tratado de Onis.
En 1846 adquirió el territorio de Oregon, comprándoselo a
los ingleses.
En 1845 Texas, que había logrado su independencia de
México en 1836, se incorporó a la nación estadounidense.
La Guerra de Estados Unidos de Norteamérica y la
firma del Tratado de Guadalupe-Hidalgo.
A comienzos del año de 1840, las intenciones
expansionistas del gobierno norteamericano eran más
evidentes, su interés se centró en adquirir el territorio
californiano. Al igual que Texas, éste se fue poblando de
estadounidenses a pesar de los esfuerzos del gobierno
mexicano por evitarlo.
Los norteamericanos lograron la cesión de Oregon en
junio de 1846 por parte del gobierno inglés. Sin embargo
no comprendían la negativa del gobierno mexicano de
vender las californias.
El 11 de mayo de 1846 Estados Unidos de Norteamérica,
emitió la declaración de guerra contra México. Éste la
reconoció hasta el 7 de julio de 1846, cuándo Zachary
Taylor se internó en territorio mexicano.
El 13 de enero de 1847 la
alta California había sido
ocupada. Santa Anna se
movilizó a San Luis Potosí
para detener a Zachary
Taylor. En Veracruz entró
otro frente invasor para
agilizar el triunfo.
El 8 de abril, Santa Anna fue vencido en Cerro Gordo y el
15 de mayo las tropas invasoras entraron a Puebla sin
disparar un tiro.
El 18 de agosto llegaron a la
capital. Ahí tuvo lugar la
batalla de Churubusco, Molino
del Rey y Chapultepec. Santa
Anna había renunciado como
presidente e intentaba organizar
la resistencia.
Sin embargo, la imposibilidad de las tropas para hacer
frente era total.
Los poderes de la República se establecieron en
Querétaro, el Presidente interino Manuel de la Peña y
Peña empezó las negociaciones. Así que bajo todo este
panorama político el 2 de febrero de 1848 mediante el
Tratado de Guadalupe-Hidalgo se cedió a los Estados
Unidos de Norteamérica los territorios de Nuevo México
y la alta California y los límites fronterizos trazados por
el curso del Río Bravo.
México recibió a cambio una
compensación simbólica de 15
millones de pesos por sus
territorios.
El Tratado de la Mesilla o Tratado de Gadsen.
Las pretensiones anexionistas por parte de los Estado
Unidos de Norteamérica, terminaron con el Tratado de
Guadalupe-Hidalgo. Estaban interesados además en los
territorios de Baja California, parte de Sonora, Chihuahua,
Coahuila y Tamaulipas.
Antes del tratado
Después del tratato
El partido conservador llamó de nuevo a Santa Anna,
quién se encontraba exiliado en Colombia. Lucas Alamán
le ofreció todos los recursos necesarios a cambio de
gobernar mediante un sistema centralista. A finales de
1853 William Cor Lane gobernador de Nuevo México,
declaró que el territorio de la Mesilla pertenecía también
a los Estados Unidos de Norteamérica y lo ocupó.
El gobierno de Santa Anna, advirtiendo la imposibilidad
de reiniciar una nueva guerra, cedió el territorio de la
Mesilla, por el cual recibió un pago de 10 millones de
dólares.
En total México fue despojado de casi dos millones y
medio de kilómetros cuadrados, el 55% del territorio que
tenían en el momento de su Independencia en 1821, y que
constituyen la totalidad de los Estados Norteamericanos
de Texas, Nuevo México, Arizona, Utha, Nevada y
California además
de unas partes que
se
añadieron
a
Wyoming, Arkansas,
Oklahoma
y
Colorado.
El Chamizal.
En el Tratado de Guadalupe-Hidalgo se estableció como
parte de los límites fronterizos entre México y Estados
Unidos de Norteamérica, el cauce del Río Bravo. Entre
1852 y 1864 hubo aluviones que modificaron
gradualmente ese curso, dejando aislados una parte del
territorio del Chamizal, situado al norte de Ciudad
Juárez.
En 1866 el presidente Benito Juárez envió al ministerio
de Relaciones Exteriores para exponer la postura
mexicana y solicitar el reconocimiento oficial de este
territorio como parte integrante del territorio nacional,
con respuesta negativa al respecto. Dicho conflicto se da
solución hasta el año de 1963, cuando los presidentes
López Mateos y Kennedy firman el documento llamado
"Convención entre los Estados Unidos Mexicanos y los
Estados Unidos de Norteamérica para solucionar el
problema de El Chamizal", que sentó las bases para que
en la administración de Díaz Ordáz y Andrew Johnson
nos fuese entregado el territorio.
Otros territorios adheridos a los Estados Unidos.
Para 1867 le compra Alaska a Rusia y en 1898 se anexa
Hawai; se apropia de Puerto Rico, Filipinas y la isla
Guam, territorios que perdió España a favor de los
Estados Unidos después de la guerra hispanoestodounidense de 1898.
Para 1899 Estados Unidos se apodera de las islas Wake y
en 1900 de las islas Samoa.
Descargar

Presentación de PowerPoint