NO CENE DE
ESPALDAS
A
HACIENDA


Se acabó pagar la mariscada navideña con cheques de comida
El Reglamento del IRPF de abril prohíbe acumular los vales de comida y
gastarlos de una sola vez. Pero los trabajadores siguen celebrando las
Navidades con ‘cenas ilegales’.
El derroche de gastronomía que acompaña a las cenas de Navidad que estos días
celebran los trabajadores tiene una explicación. Económica, para ser más
exactos: una parte de la factura corre a cargo de Hacienda. Con la
incorporación de los vales de comida en las compañías (que están exentos de
tributación) cientos de empleados han podido financiar la ansiada mariscada de
Navidad. Sin embargo, los atracones sin pasar por la caja del Fisco tienen los
días contados, a la luz del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las
Personas Físicas aprobado en abril.
La nueva regulación prohíbe acumular los vales de comida. Esta restricción ya
se recogió en una resolución de la Dirección General de Tributos del 2002, pero
ahora se eleva a un texto normativo, incorporando, además, nuevas tareas de
control para las empresas.
Hasta ahora, los empleados no han encontrado muchos obstáculos para utilizar
a su antojo y capricho los cheques de comida; incluidos los fines de semanas. Sin
embargo, según los expertos consultados, esta situación cambiará en los
próximos meses, ya que Hacienda se ha dado cuenta de que hacer la vista gorda
al uso inapropiado de los vales le acarrea un coste de varios millones al año. En
concreto, los expertos consultados señalan que "la elevación del importe
máximo diario exento de tributación –que ha pasado de los 7,81 euros a los 9
euros diarios– le supone dejar de ingresar 1.800 euros por trabajador al año",
un regalo que el Fisco no está dispuesto a tolerar.
La duda que surge ahora es quién debe cargar con la responsabilidad del uso
indebido del cheque de comida. "A la Dirección de Tributos le han llegado un
centenar de consultas pendientes de resolución sobre esta cuestión", señalaron
las mismas fuentes.

En principio, el reglamento obliga a las compañías a llevar y conservar un
registro de los vales de comida o tarjetas entregadas a cada uno de sus
empleados. Lo que ocurre es que el cumplimiento del deber de control y
registro de los medios de pago entregados reviste una especial
complejidad, "además de plantear ciertos problemas en relación con las
posibles responsabilidades tributarias".
Y he aquí el problema legal que se plantea: mientras que no se cuente con
una consulta vinculante de Tributos que ratifique lo anteriormente dicho,
"existirá la duda razonable de si las empresas pueden incurrir en
contingencias fiscales cuando elijan fórmulas indirectas" [de prestación
del servicio de comedor] que no permitan el control de su uso efectivo"
por parte de los trabajadores. Es más: la sospecha sobre las empresas
crece si se tienen en cuenta que existen otros medios que sí garantizarían
ese control.
Por ejemplo, una solución sería poner fecha de caducidad a estos medios
de pago. Si bien, los departamentos de Recursos Humanos dan por hecho
que los restaurantes, el tercer grupo en discordia de todo este asunto,
aceptarán igualmente los tiques.
Otra solución, según opinan las empresas emisoras de tarjetas de pago –
las beneficiarias de toda esta batalla legal– pasa por generalizar el uso del
dinero de plástico, que es un medio por el que se puede limitar sin
problemas la cuantía y la fecha tope para el gasto de los 9 euros. Para
avalar su candidatura a monopolizar el sistema de vales de comida, estas
compañías explican que, colateralemente, la medida beneficiaría a los
bancos.
Las grandes perdedoras, claro está, serían las empresas que ahora emiten
de cheques restaurante, un mercado que en España copan tres grupos
franceses: Accor (Ticket Restaurant), Sodexho y Cheque Gourmet. Ahora
tendrán que reconvertirse, como ha pasado en la propia Francia, y
empezar a emitir tarjetas, igual que ocurrió con los servicios (pago en
comercios, billetes de avión, etc. ).
Por si acaso, y sino quiere sorpresas, no cene de espaldas a Hacienda.

Enumera 4 requisitos formales de los
vales-comida según el Reglamento del
I.R.P.F.
¿Son transmisibles estos vales comida?.
Si un trabajador no consume el valecomida de un día, ¿puede acumularlo a
otro día?.
¿Puede utilizarse un vale-comida en el
comedor de una empresa?.
Descargar

NO CENE DE ESPALDAS A HACIENDA