Basílica de Zapopan
VIRGEN DE ZAPOPAN.
Patrona de la Arquidiócesis de Guadalajara, Jalisco. México.
Esta Advocación está presente en Guadalajara desde la fundación
de esta ciudad, que se remonta al año 1542. A raíz de la Guerra del
Mixtón, los frailes la trajeron y la asentaron en Zapopan. Fray Antonio
de Segovia la llevaba en el pecho, como Misionera. En ese mismo año
y desde entonces, ha acompañado la vida de la ciudad de Guadalajara,
ya por muchos siglos, siempre como Madre amorosa. Es una señal de
Dios para la catolicidad de estas comunidades.
Su visita a Guadalajara se realiza durante el temporal de lluvias;
esto surgió al final del primer tercio del siglo XVIII, hace ya más de 270
años, en razón de que había en Guadalajara, como en otras ciudades
del mundo, pestes por la falta de higiene, y había también, por las
lluvias torrenciales, inundaciones peligrosas; por eso la gente pidió la
visita de la Virgen de Zapopan, para que les librara de esas
calamidades, pidiéndole sea protectora contra tempestades,
inundaciones y pestes Desde entonces comenzó a venir año con año
en el tiempo de lluvias. Hoy día también se le pide porque haya un
buen temporal de lluvias.
LA VIRGEN DE ZAPOPAN
Y SUS TÍTULOS.
“La Generala”
Este título le fue dado a la Imagen de la Virgen por el Ejercito
Insurgente que acababa de firmar el Acta de Independencia de la
Nueva Galicia el día 13 de Junio de 1821; al ir a dar gracias a la
catedral se topan con esta peregrinación y le dan su banda azul para
representar su calidad de “Generala de las Armas del Estado Libre y
Soberano de Jalisco”, porque sin necesidad de violencia y muerte,
nuestro pueblo había conquistado su Independencia.
“Pacificadora” y “Evangelizadora”
Porque pacificó a los naturales, sobre todo en la Guerra del Cerro
de San Miguel y en la Guerra del Mixtón, por eso Fray Antonio de
Segovia la llamó “La Pacificadora” y “Evangelizadora” de estas
tierras del occidente.
“Protectora”
Porque su visita a Guadalajara es con el fin de que nos proteja,
contra tempestades, inundaciones y pestes.
“Patrona de Guadalajara”
Título dado por el finado Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en
la misa que celebró en el año de 1993.
VISITA A LAS PARROQUIAS Y TEMPLOS DESDE
EL 20 DE MAYO AL 12 DE OCTUBRE.
La visita oficial, comprende del 20 de mayo al 12 de octubre, y va
recorriendo día con día los distintos templos y parroquias de la
ciudad de Guadalajara, llevando por dondequiera alegría, consuelo y
esperanza a los fieles católicos.
La imagen de la Virgen sigue siendo trasladada en una urna
cerrada, situación que se modifica a partir de 1950, en que se innova
un capelo de cristal, que sigue la figura triangulada de la imagen, y
cuyo uso se conserva hasta la fecha, dándole a la advocación una
identidad particular.
La mayoría de las fachadas de las casas, en la ruta de la procesión,
se adornan de múltiples maneras, colgando hilos con adornos en azul
y blanco y moños. El pavimento de las calles por donde pasa el
cortejo, se cubre de alfalfa, flores y Santamaría, con dos fines:
Anteriormente se usaba para impedir la polvareda levantada por la
gente, cuando las calles eran de tierra; otro, el adorno por sí mismo y
la forma de muchos devotos de recibir a la Virgen.
Hoy día el pavimento se sigue cubriendo, con fines ornamentales. De
alfalfa, y sobre ella, se esparcen flores, o bien, con tapetes de aserrín
de colores, formando todo tipo de figuras, acompañadas de diversas
leyendas.
Año con año crece el número de Templos y Parroquias en la Zona
Metropolitana de Guadalajara, por lo que la Virgen no se puede quedar
un día completo. Se recibe por la tarde, aproximadamente a las seis de
la tarde o por la mañana, a las once de la mañana y se despide por la
tarde, o por la mañana a las diez de la mañana, según sea el caso,
después de haber honrado su visita con la celebración de la
Eucaristía, velada, el rezo del Santo Rosario, entre cantos marianos,
las mañanitas, juegos pirotécnicos que anuncian su llegada y su
despedida.
ROMERIA DE LA VIRGEN DE ZAPOPAN.
(12 de Octubre)
Es la principal fiesta religiosa en el Municipio. Es un día especial,
extraordinario. Cientos de miles de personas participan en el recorrido
por las calles de la ciudad mexicana de Guadalajara, Jalisco, para
despedir a la virgen de Zapopan. La segunda peregrinación católica
más importante en México. (La primera, es la del 12 de diciembre, en
honor a la Virgen de Guadalupe)
11 de Octubre, víspera de la llevada a la Basílica de Zapopan. 6:00 de la
tarde.
En la Explanada del Instituto Cultural Cabañas, se lleva a cabo una
celebración solemne. De ahí se lleva la Imagen a Catedral
metropolitana, donde pasa la noche entre cánticos y alabanzas de los
fieles.
12 de Octubre
5:00 de la mañana Catedral Metropolitana
Un obispo auxiliar celebra la Misa de Despedida de la Virgen en la
Catedral Metropolitana, con la asistencia de miles de fieles.
6:15 de la mañana, recorrido a Casa
Comienza la peregrinación. “La Generala”, acompañada de
millones de personas, es llevada en un vehículo jalado por gente
durante toda la procesión como signo de veneración. También es
acompañada de danzas, rezos, cantos, flores y otras manifestaciones
de amor y de fe. Una fiesta increíblemente concurrida, llena de fervor.
Es una experiencia inigualable. Ocho kilómetros de recorrido, más de
tres horas de camino a pie, para arribar a la Basílica de Zapopan, a
las 10:00 am.
Danzas, bandas de música y las asociaciones parroquiales,
preceden a la Guardia de la Virgen, que hace su recorrido aún bajo la
lluvia, seguida por todo el pueblo: diversos contingentes, sin faltar la
Banda de Guerra que viene a sustituir la Banda Militar que
acompañaba los recorridos de la Imagen hasta antes de las Leyes de
Reforma.
La Guardia de Honor fue fundada en 1942, a iniciativa del padre
Gilberto Saldaña. Francisco Silva, miembro fundador y por muchos
años presidente de esta asociación, dirá que para entrar a la Guardia
hay que tenerle mucho amor a la ‘chaparrita’. Este organismo agrupa
un enorme contingente de miembros — ancianos, niños, hombres y
mujeres— que con abnegación admirable acompañan a la Virgen
todas las tardes, del 20 de mayo al 12 de octubre, y en la Romería. Su
presencia no solamente brinda a los ‘cambios’ de la Virgen,
solemnidad y esplendor, sino seguridad y orden, con lo cual se ayuda
eficazmente a los fieles a vivir su devoción.
Hasta la fecha, la Guardia de Honor, sigue prestando este
benemérito servicio sin retribución alguna, e incluso con pocos
subsidios para sostener los gastos que implican sus insignias,
uniformes e instrumentos de su banda.
10:00 de la mañana, ingreso a la Basílica de Zapopan
Las bandas de guerra hacen su entrada triunfal anunciando que
solo a unos pasos atrás se encuentra la Imagen viajera. Cientos de
miles de gentes ya esperan su llegada. Para participar de la Santa Misa
en la explanada de la Plaza las Américas. La emoción es intensa… las
campanas no paran de repicar… anuncian la llegada a “Casa” de la
Zapopana. Misa Solemne, para dar gracias a Dios por los dones
recibidos, por la gracia inmensa que nos ha regalado al entregarnos a
María, como Madre.
Es evidente que el primer mensaje de Nuestra Señora de Zapopan,
advocación nacida en la Diócesis de Guadalajara, es el peregrinar
constante, servicial y evangelizador, que no discrimina a nadie ni se
detiene frente a las dificultades o a la misma persecución. A ejemplo
de ella, nuestro compromiso de cristiano no se agota en el templo,
sino que debe influir significativamente en nosotros, para que, a
ejemplo de ella, podamos salir al encuentro del más necesitado,
llevando la esperanza de que Cristo vive y está entre nosotros.
Las Danzas
Según la antigua tradición, los grupos de danzas de la zona
metropolitana han venido preparándose para la “llevada”, desde el
primero de agosto, celebrando el llamado “ensayo real”. A partir de las
doce de la noche del once de octubre, comienzan su danza, en los
espacios donde habitualmente se reúnen: plazas, calles de colonias y
barrios de la ciudad.
Esa noche estrenan nuevos atuendos y se disponen a una jornada
que sólo terminará al concluir el trece de octubre.
Esta comitiva incluye los tres cuarteles de danza autóctona de
Tonalá, Guadalajara y Zapopan, respectivamente, más las danzas
provenientes de otros Estados, en particular, de Zacatecas,
Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Puebla.
Hay que advertir que en nuestra región, la danza religiosa surge y
se ha mantenido en torno a la devoción de Nuestra Señora de
Zapopan; actualmente predominan danzas de sonajeros, concheros y
matachines, perdiendo cada vez mayor presencia la antigua danza de
conquista.
Los grupos de danza, como tales, transmiten la tradición de
generación en generación , pero no necesariamente se perpetúan
como grupos, por lo mismo, los más antiguos se remontan a los
inicios del presente siglo y son la danza de La Canela , en el barrio de
Mexicaltzingo, y la danza de La Cruz , en el barrio del Alacrán; el resto
de las danzas exhiben fechas de fundaciones posteriores.
Otras costumbres:
Desde los tiempos en que el transporte público era de calandrias, se
tiene y conserva la costumbre, de que una representación de este
gremio, acompañe a la Virgen llevando una gran corona de gardenias,
montada sobre una calandria; igualmente se ha conservado la
tradición de que los comerciantes de pájaros, vayan junto a la imagen
de la Virgen portando sus jaulas, con la intención de que los pájaros la
acompañen con sus cantos a la Virgen.
Virgen de Zapopan: ¡Ruega por nosotros!
Descargar

VIRGEN DE ZAPOPAN - Mariologia Maria Virgen