El mirar de Dios es Amar
San Juan de la Cruz
Al que a ti te amare , Hijo,
a mi mismo le daría,
y el amor que yo en ti tengo
ese mismo en él pondría,
en razón de haber amado
a quien yo tanto quería. (Rm 2, 75)
Para enamorarse Dios del alma,
no pone los ojos en su grandeza,
más en la grandeza de su humildad.
(Dch 102)
Amar Dios al alma es meterla en cierta
manera en sí mismo, igualándola consigo;
y así ama al alma en sí consigo con el
mismo amor que él se ama. (C.32,6)
El que anda enamorado de Dios,
no pretende ganancia ni premio,
sino solo perderlo todo y a si mismo
en su voluntad por Dios;
y esa tiene por su ganancia. (C. 29,11)
La mirada de Dios cuatro bienes hace en el
alma, es a saber: limpiarla, agraciarla,
enriquecerla y alumbrarla. (C. 33,1)
Solo el Amor es el que une y junta al
alma con Dios (2 N 18, 5)
Pon los ojos solo en El, porque en El te lo tengo
dicho todo y revelado, y hallarás en El aún
más de lo que pides y deseas. (2 Sb 22,5)
A la tarde te examinarán
en el Amor
Carmelitas Descalzas de Sevilla
Descargar

El mirar de Dios es Amar