TRAS
LAS HUELLAS
DE JESÚS
NOS CUENTAN
LOS EVANGELIOS
QUE HACE MÁS
DE 2.000 AÑOS,
SE RETIRÓ JESÚS
AL MONTE,
Y PASÓ LA NOCHE
EN ORACIÓN.
AL AMANECER
REUNIÓ
A LOS DISCÍPULOS
Y ELIGIÓ A DOCE,
LOS QUE ÉL QUISO,
PARA QUE FUERAN
SUS AMIGOS MÁS
ÍNTIMOS.
ERAN
HOMBRES SENCILLOS
Y TRABAJADORES,
CAPACES
DE DAR SU VIDA
SIN CONDICIONES.
A LO LARGO
DE TRES AÑOS,
JESÚS LOS FUE
MOLDEANDO,
PARA QUE FUERAN
CADA DÍA MEJORES,
Y LES ENSEÑÓ
MUCHAS COSAS
SOBRE DIOS.
“HAGAN ESTO
EN MEMORIA MÍA”
POR ÚLTIMO,
EN LA
CENA DE DESPEDIDA,
LOS BENDIJO
Y LOS CONSAGRÓ
COMO SUS
ENVIADOS,
CON LA MISIÓN DE
HACER PERMANENTE
SU PRESENCIA
EN EL MUNDO.
LOS HIZO PUENTES
PARA UNIR
LAS DOS ORILLAS:
DIOS Y
LA HUMANIDAD.
DESPUÉS DE
PENTECOSTÉS,
LOS APÓSTOLES
COMUNICARON
A OTROS,
POR LA IMPOSICIÓN
DE LAS MANOS,
EL PODER Y EL ENCARGO
QUE JESÚS LES CONFIÓ.
Y LA CADENA NO SE HA
INTERRUMPIDO
EN ESTOS 2.000 AÑOS
DE HISTORIA.
NADIE PUEDE
ASUMIR
ESTA MISIÓN
SI DIOS MISMO
NO LO LLAMA.
“NO ME ELIGIERON USTEDES A MÍ; YO LOS ELEGÍ
A USTEDES”.
DESDE ENTONCES,
LA VIDA YA NO
LES PERTENECE,
ES PROPIEDAD DE DIOS.
SE DEBEN
A SU MISIÓN
ENTRE LA GENTE,
GRATUITAMENTE,
COMO FUERON
LLAMADOS.
LAS HUELLAS
DE SU TRABAJO
VAN QUEDANDO
MARCADAS
EN SU ALMA,
PARA SIEMPRE,
PORQUE NUNCA
DEJAN DE SER
LO QUE SON:
SACERDOTES DE
DIOS.
TODOS TIENEN
EN COMÚN
HABER SIDO
UNIDOS VITALMENTE
A CRISTO,
QUE DIO SU VIDA
POR AMOR A ELLOS
Y A NOSOTROS,
Y LOS ELIGIÓ
DE ENTRE MUCHOS.
ELLOS
SON
LA VOZ
DE
CRISTO
PROCLAMAN
SU
PALABRA
Y
NOS
ENSEÑAN
ANUNCIAN POR EL MUNDO
EL AMOR QUE DIOS PADRE
SIENTE POR NOSOTROS
Y TRABAJAN
EN LA CONSTRUCCIÓN
DE SU REINO.
SUS MANOS
SON LAS MANOS DE CRISTO
QUE BENDICEN Y CONSAGRAN
BAUTIZAN
EN EL NOMBRE
DEL PADRE,
Y DEL HIJO
Y DEL ESPÍRITU SANTO
IMPARTEN
EL SACRAMENTO
DE LOS ENFERMOS
A SU VOZ
Y EN SUS MANOS,
JESÚS RESUCITADO
SE HACE PRESENTE
EN EL PAN
QUE SE CONVIERTE
EN SU CUERPO,
Y EN EL VINO
QUE SE CONVIERTE EN
SU SANGRE.
SON EL CORAZÓN
DE CRISTO,
QUE POR SU MEDIACIÓN
PERDONA
NUESTROS PECADOS,
AUNQUE ELLOS MISMOS
SON TAMBIÉN
PECADORES.
NOS ACOMPAÑAN
ESPIRITUALMENTE,
Y NOS AYUDAN A REZAR
DAN SENTIDO
A
NUESTRAS ALEGRÍAS
Y A
NUESTRAS TRISTEZAS
REPRESENTAN
SACRAMENTALMENTE
A JESUCRISTO,
EL SUMO SACERDOTE,
DE QUIEN
SON UNA IMAGEN.
SÓLO ELLOS
PUEDEN HACERLO
TODO
EN SU NOMBRE...
"EN MEMORIA MÍA"
COMO HOMBRES
DE ORACIÓN
Y ADORACIÓN,
SE OFRECEN
A DIOS PADRE
POR NOSOTROS.
SU CELIBATO
LOS HACE
TOTALMENTE
DISPONIBLES.
SON VERDADEROS
PADRES,
AMIGOS
Y HERMANOS
DE TODOS.
OREMOS CADA DÍA
POR NUESTROS
SACERDOTES.
MOSTRÉMOSLES
NUESTRO
RECONOCIMIENTO
Y NUESTRO CARIÑO.
LOS NECESITAMOS
PARA LLEGAR A DIOS.
«EL SACERDOCIO ES
EL AMOR DEL
CORAZÓN DE JESÚS»
San Juan María Vianney
Cura de Ars
Descargar

semillitademostaza.files.wordpress.com