ES MEJOR EMPEZAR
POR EL PRINCIPIO ¿NO
CREEN?
Las raíces indígenas de la
literatura o si la gallina fue antes
que el huevo o si Nezahualcóyotl
vs. Petrarca
Muchas veces, cuando los críticos, profesores o libros se dan a
la tarea de “empezar” a hablar de la literatura, es común que
inicien por “el principio”.
¿Qué es el principio? Algunos clásicos hablan de la tragedia
griega; los devotos mencionan a la biblia (justo ahora, si
viviéramos en la edad media, ya me habrían acusado de
hechicería por nombrar a ese libro en minúsculas). Otros más
atrevidos empezarían por las crónicas americanas; es decir, los
textos escritos desde la visión de los colonizadores.
Hoy empezaremos hablando de los textos dichos/escritos por
los aztecas y los mayas.
• Esta literatura tiene un valor incalculable, ya que a diferencia de los
Grandes Clásicos literarios, estos vestigios no tuvieron el respeto
que merecían. Si contamos con algunos de ellos en la actualidad, es
gracias a que alguien (generalmente una persona o una comunidad
indígena entera), supo ocultarlo de los ojos severos de los
inquisidores.
• Los conquistadores encontraron un elaborado panteón indígena; la
doctrina católica de éstos los llevó a destruir las creaciones
indígenas en las hogueras.
• Mayas y aztecas registraron sus historias a través de signos
ideográficos.
• La palabra escrita fue el patrimonio de las clases poderosas. Sólo
accedían a ella sacerdotes, gobernantes y unos cuantos miembros
de la nobleza.
• Los chamanes se sirvieron de la mitología cosmogónica para
explicar los orígenes del universo, de los héroes culturales y de la
vida material y espiritual. Inventaron rituales, fabularon hazañas de
los dioses y las mezclaron con las de los hombres.
• Si te gusta la mitología griega, seguro te gustarán la azteca y maya.
• El pueblo también construyó sus leyendas a través de la oralidas.
Los aztecas
• La palabra, la literatura y la escritura eran de gran
importancia. El rey de Tenochtitlán era llamado “Huey
Tlatoani”, que en español significa “El gran hablador” o el
“Mayor orador”. Un ejemplo es Nezahualcóyotl.
• La escritura se realizaba en papel hecho de corteza de amate o en la
piel de venado, ambos enlucidos con estuco, que servía a manera
de fijador. La hoja se doblaba en forma de biombo y se protegía
con cubiertas de madera.
• La escritura era una mezcla de elementos pictográficos (imagen),
ideográficos (palabra) y fonéticos (voz).
• A diferencia de los mayas, mucha de la literatura azteca
Tiene la firma de su autor.
Mayas
• 28 son las lenguas provenientes del maya.
• La forma de escritura era similar a la de los aztecas (el tipo de hoja, el
tratado del papel).
• Fray Diego de Landa fue el autor del Auto de fe de Maní, en el cual se
destruyeron numerosos manuscritos mayas.
• “Hallásmosles gran número de libros de estas sus letras y porque no
tenían cosas en que no hubiese supersticiones y falsedades del demonio,
se los quemamos todos”.
• También se persiguió y se torturó a los que podían ser sospechosos de la
lectura, transmisión y conocimientos de los contenidos de los códices.
• La literatura azteca se divide en dos géneros:
•
•
•
•
•
•
Cuícatl: Canto poesía, que a su vez tiene las siguientes variantes:
Teocuícatl- Himos sagrados.
Teponazcuícatl- Poemas acompañados con música.
Yepocuícatl- Cantos de guerra.
Xopancuícatl- Cantos de primavera.
Icnocuícatl- Cantos de tristeza.
•
•
•
•
•
•
•
Tlatolli: Narración discurso, que puede variar de la siguiente manera:
Huehuetlatolli- Discursos de los ancianos.
Teotlatolli- Discursos sobre la divinidad.
Ye uecauh tlatolli- Relatos de las cosas antiguas
Itolloca- La historia.
Machilliz latol zazanilli- Relatos míticos
Nahuallatol- Conjuros.
• Algunos mayas aprendieron la fonética latina y transmitieron sus
recuerdos de los textos.
• Maya Yucateco:
• Libro del Chilam- Balam.
• Crónica de Maní.
• Catares de Dzibalché
• Crónica de Yax.
• Códice de Calkiní.
• En el caso del Popol Vuh, fue quemado después de la resistencia de
los mayas quichés y el texto desapareció. Pero su contenido fue
salvado por algún indígena culto que lo conocía de memoria y lo
reconstruyó en la lengua quiché con la fonética española, a
mediados del siglo XVI.
• Este Texto fue guardado con mucho recelo por más de un siglo,
hasta que llegó a ese pueblo el sacerdote dominico Francisco
Jiménez.
• Hablar de la literatura indígena nos lleva directamente a la historia
de la sobrevivencia. Estos textos merecen el respeto que durante la
época de la colonización no tuvieron. Es la historia de muchas
culturas, sus tradiciones y costumbres, su forma de ver la vida. Es
parte de nuestra historia.
Descargar

Es mejor empezar por el principio ¿No creen?