• La renunciación es una tecnica básica para el trabajo
iniciático y nos debe servir para afianzarnos en nuestro
Ser.
• Como técnica siempre la han utilizado los grandes
místicos y para nosotros fue inventada y quiza
redescubierta por nuestro VMA DESOTO.
• Lo importante de esta practica es un aumento de
conciencia en áreas que previas a la renunciación estaban,
sometidas a la tiranía de nuestros rasgo egoico
característico, y aun sabiendo que nos hacia daño no
podíamos enfrentarnos a el.
• El descubrimiento de algo que en nuestro interior que
sigue con nosotros de por vida, que nos guía y nos
aconseja nos da nuestro rasgo característico egoico y una
vez nos hemos dado cuenta nos vemos impotentes para
adentrarnos en nuestro, propio mundo el real el de la
conciencia, el del desarrollo de nuestro Ser. El de la paz
interior. Etc.
• Hay un antes y un después de esta practica, nuestros
anhelos espirituales se plasman, se materializa la
divinidad dentro de nosotros se materializa, la materia lo
que hacemos a diario, se diviniza, ya no nos encontramos
solos a la hora de enfrentarnos a nuestros miedos.
• Sentimos a mucha velocidad cambios muy importantes en
nuestra personalidad, ya que el espacio egoico que queda
libre ya ha sido ocupado por nuestro Ser.
• Sentimos nuevos impulsos, nuevas energías, renovadas
fuerzas. Sentimos en definitiva pequeños o grandes
anhelos con pensamientos diferentes que provienen de
nuestro Ser , que nos da no solo a nivel espiritual, si no en
diferentes áreas de nuestra vida sentimos la diferencia.
• No es lo mismo una casa vacía que llena, en este caso lo
que se hace es vaciar primero la casa de “muebles
egoicos” y después se la llena con verdades del alma, con
adornos de nuestro Ser.
• Ahora conviene muy mucho saber a que renunciamos y
por que no vaya a ser que por que nos guste, por los
anhelos, por desarrollarnos rápido etc lo hagamos sin
pensar si podemos cumplir con este mandato de nuestro
Ser , ya que como decía el VMA DESOTO con la
divinidad no juega, esta es una practica definitiva y por lo
tanto no podemos renunciar mañana para volver a
incumplir la ley pasado mañana.
• En esta escuela hay muchas técnicas y practicas, podemos
dejar esta para cuando consideremos que estamos lo
suficiente fuertes paras cumplir la promesa que se hace
la divinidad
• Esta técnica es totalmente practica como todas o la
inmensa mayoría de esta escuela.
• Se empieza por un análisis en familia de egos mas o
menos así ( ver libro Las consecuencias del fanatismo”)
• También analizaremos si hemos probado otras técnicas y
no han funcionado.
• Por ejemplo egos de la familia de la lujuria.
• EL YO DE LA FORNICACION, como el hecho de
eyacular la substancia sexual en el hombre o llegar al
orgasmo en la mujer.
• EL YO DEL ADULTERIO FISICO, mujer o marido que
se unen sexualmente con un hombre que no es su marido
o esposa que no su mujer.
• EL YO DE LA PROSTITUCION MENTAL O
PSICOLOGICA , mujer que se siente atraída por varios
hombres e inclusive anhela unirse sexualmente con
muchos de ellos pero nunca lo realiza. Hombre que se
siente atraído por varias mujeres e inclusive anhela unirse
sexualmente con muchas de ellas, pero nunca lo lleva a
cabo
• EL YO DEL ENAMORAMIENTO, mujer casada u
hombre casado, que conviviendo con su conyugue se
enamora de otras personas de sexo opuesto.
• EL YO MIRON, hombre o mujer que instintivamente
mira al sexo opuesto con fines lujuriosos o de conquista.
EL YO DE LA ENVIDIA LUJURIOSA, hombre o mujer que
siente envidia por la lujuria de otras personas como por
ejemplo escenas pornográficas del cine o de revistas.
• EL YO AVERSION, sentir repugnancia o asco por otra
persona.
• EL YO ANTIPATIA , no gustar de una o de sus maneras
de comportarse o de cualquiera de sus costumbres.
• EL YO ENEMISTAD, persona que rechaza la amistad de
otra y rechaza todo intento de armonía, procurando
mantener alejada o causarle algún daño a esta persona.
• El YO JUZGADOR, persona que se abroga el derecho de
juzgar a su prójimo, sentenciándolo a su manera con el
verbo y con los hechos.
• EL YO RENCOR, persona que no olvida en ningún
momento las posibles faltas o errores cometidos por otras
personas y siempre recuerda cualquier episodio del
pasado con resentimiento y malas palabras.
• EL YO SEÑALADOR, persona que con dedo índice o con
el verbo muestra a otra persona como culpable de algun
delito que no ha cometido.
• EL YO VENGANZA, persona que por su cuenta causa
agravio, daño o perjuicio otra persona, para satisfacer o
cobrar algún daño recibido, bien sea directamente o por
medio de otra persona.
• EL YO INSULTADOR, hombre o mujer que pronuncia
palabras soeces, descompuestas vulgares e hirientes
contra otra persona.
• EL YO DE LA IMPACIENCIA , persona que se desespera
con angustia, cuando no puede satisfacer sus anhelos,
caprichos o determinaciones.
• EL YO DE LA MALA VOLUNTAD, persona que no
quiere realizar un hecho pronunciar palabras o hacer algo
que se necesita y que sin embargo le falta impulso para
llevarlo a cabo, bien sea por capricho, por pereza o por
que no se le antoja.
• EL YO PROTESTA, persona que no esta de acuerdo con
cualquier determinación, ordenanza, documento,
costumbre, palabras o personas y refunfuña de malas
maneras o con elegancia hiriente.
• EL YO SOBERBIA, hombre o mujer que con
demostraciones de enfado, enojo o ira se comporta de
forma tosca, burda y desagradable en sus relaciones con
otras personas por amor propio herido.
• EL YO DOMINO, persona que cree tener derecho de
apoderarse de cualquier situación o persona y moldearla a
su manera.
• EL YO DEL ORGULLO PERSONAL, persona que siente
un exceso de estimación hacia su persona física y siempre
quiere lucir los mejores trajes , las mejores joyas y que lo
suyo sea mejor y superior a los demás.
• EL YO DEL QUE DIRAN, persona que teme a las
criticas o cosas de su comportamiento o de su persona o
que le encantan que le alaben y le adulen.
• EL YO ARROGANTE, persona que subestima la
dignidad de los demás y creyéndose superior, se abroga
ciertos derechos para no hacer uso de la cortesía, el
respeto y las buenas maneras.
• EL YO ENGREIDO, persona a la que todo el mundo le
debe rendir pleitesía, que exige lo mejor y hace
ostentación de lo que no tiene.
• EL YO PRESUMIDO, hombre o mujer que se autoengaña a si mismo creyéndose la mejor persona , el mas
culto, el mas inteligente vanagloriándose de su proezas ya
que en el fondo es pura vanidad.
• EL YO ABUSO, persona que comete injusticias y
atropellos por su autoridad utilizando su influencia o
tomando para si mismo cosas que no le pertenecen o no le
corresponden.
• EL YO DE LA COBARDIA, persona que no
se atreve a hablar , o realizar cualquier
acción por falta de valor, por tener miedo
• a algo o alguien.
• EL YO DEL MIEDO, persona que se asusta por todo, la
obscuridad, los espantos el mas allá, los perros las
personas etc.
• EL YO FANATICO, hombre o mujer que defiende
ciegamente, su creencia, su religión, su deporte, su
equipo, su política, llegando al crimen si es necesario por
su idea fija creyéndola única y verdadera.
• Una vez tenemos el defecto en cuestión, el cual nos ha
causado muchos problemas en el pasado y no podemos
librarnos de el, entonces si podemos trabajar esta técnica.
• No podemos servir a dos señores, o le servimos al diablo o le
servimos a Dios, pero tenemos que definimos, o queremos la paz, la
armonía, la felicidad y la liberación absoluta, o preferimos el dolor, el
sufrimiento, la esclavitud y el llanto.
• En primer lugar el iniciado hombre o mujer que se decida a renunciar
a un defecto, debe saber muy bien que no se puede renunciar cuando
se tiene la intención de volver a cometer el mismo error
• La persona debe estar completamente decidida, haberlo
pensado muy bien, haberlo meditado ampliamente, haber
reflexionado lo suficiente para tomar tal resolución.
• Si después de que el iniciado hombre o mujer ya ha
meditado, lo ha pensado muchas veces, ha reflexionado y
finalmente se ha decidido a renunciar a un defecto,
entonces debe hacer lo siguiente.
• Sobre una pequeña mesa, una caja un escritorio o algo
parecido, tienda una tela blanca, encienda cuatro velas,
coloque sobre la mesa un crucifijo, es decir, hace un
pequeño altar en su casa de habitación o en su misma
alcoba donde duerme.
• Es importante saber que no se debe interrumpir este
novenario ni esta practica cada día que se haga en caso de
que la situación no nos permita continuar, debemos
empezar de nuevo.
• Hecho lo anterior y ya encendidas las velas invoque a su
Padre que mora en secreto, a su Cristo Interno, al
Sacratísimo Espíritu Santo, a la Bendita Madre Divina y
a su Maestro Interno, esto lo hace postrado de rodillas,
invoque por tres veces a las diferentes partes divinales del
Ser y luego suplíquele, ruegue e implore a su DiosInterno que le invoque a los Amados Maestros de la
Bendita Logia Blanca.
• A continuación invoque a los Amados Maestros de la Bendita
Logia Blanca de su predilección, a los que usted les tenga
confianza, por tres veces cantando el mantram ANTIA-DAUNA-SAS-TA-ZA (antía da una sastaza) y después de invocarlos
tres veces cantando el mantram anterior, diga lo siguiente:
Amadísimo Dios Integrado dentro de mí, Padre mío señor mío
Dios mío Cristo Igneo, Cristo Interno, Sacratísmo Espíritu
Santo, Bendita Madre Kundalini, Amadísimo Maestro Interno
• Oh Divino y Glorioso Dios, tú que eres mi Real Ser, Mi Dios Interno, ante ti y
ante los amados Maestros de la Bendita Logia Blanca que hoy he invocado y
ante este altar, renuncio para siempre al defecto (X) por (ejemplo el de la
Fornicación) y juro por mi honor y por la vida que nunca jamás volveré a
fornicar con ninguna mujer, en ningún lugar y en ninguna época y juro ante
vosotros divinos Maestros que cumpliré esta renunciación, que jamás nunca
volveré a cometer este error, este delito.
• Luego el iniciado hombre o mujer, debe repetir nuevamente esta renunciación
y este juramento por dos veces más, es decir, tres veces en total.
• La renunciación y el juramento debe ser completo y no se debe omitir
ninguna palabra y se debe hacer esta renunciación y este juramento con
fuerza y con decisión plena, absoluta y total
• Después de cumplida esta primera fase, el iniciado hombre o mujer
debe a continuación seguir con la expulsión de la larva o del defecto
en sí, de la siguiente manera: Padre Mío Señor Mío, Dios Mío, Cristo
Igneo Cristo Interno, Sacratísimo Espíritu Santo, Bendita Madre
Divina, Amadísimo Maestro Interno, Gloriosos Maestros de la
Bendita Logia Blanca que he invocado, (aquí se puede invocar al
Maestro ascendido Jesús de Nazaret al maestro ascendido DESOTO,
Maestro Sant Germain divinos Arcangeles Rafael, Miguel, Uriel,
Gabriel, Sra, Nada Sra. Rowuena etc. Repetir 3 veces.)
A vosotros os pido, os ruego, os
imploro, os suplico con mi alma y con
mi corazón que ahora mismo trabajen
sobre mi personalidad, en mi mente y
en mi psiquis para sacar de mi interior,
para expulsar de manera definitiva y
para siempre al defecto horripilante
(X) (de la fornicación por ejemplo), a
fin de que salga de mi esta larva
repugnante que siempre me tuvo
esclavizado al dolor y a la miseria
moral alejándome de la divinidad.
• Defecto repugnante de
la fornicación, yo te
expulso de mi interior,
te saco para siempre
para que nunca jamás
vuelvas a morar dentro
de mi. (El iniciado
hombre ó mujer debe
pasarse las manos por el
sexo hacia arriba, como
sacando o limpiando el
bajo vientre, el
estómago, el pecho, la
cara y por último la
cabeza y como sacando
algo con las dos manos
lo tirará hacia afuera
diciendo): Fuera de mí,
defecto de la
fornicación, yo te
expulso para siempre.
• Hecho lo anterior la persona debe repetir la oración de su
Dios Interno y a los Amados Maestros que ha invocado,
pasándose de nuevo las manos por los órganos sexuales,
el bajo vientre, el estómago, el pecho, la cara y
finalmente la cabeza como sacando con las dos manos el
defecto por la glándula pineal y tirándolo hacia fuera,
repitiendo exactamente las mismas palabras.
• Esta expulsión completa se debe repetir por nueve veces
antes de levantarse del lugar donde se encuentra de
rodillas.
• A continuación el iniciado hombre o mujer, deberá
implorar a su Dios Interno pidiéndole que le dé las
gracias a los Amados Maestros invocados por la ayuda
que le han prestado en la expulsión de tal o cual defecto y
luego le dará las gracias a su propio Dios Interno por
haberle permitido la fuerza y la decisión necesaria para
realizar tal renunciación.
• Una vez hecha la anterior renunciación con la
juramentación y la expulsión, se debe repetir por ocho
noches más, (si se hace de noche) o por ocho días más (si
se hace de día), o sea, un total de nueve renunciaciones
con juramentación y expulsión.
• El iniciado hombre o mujer, podrá incluir en cada
renunciación, o para hablar más claro, deberá incluir en
cada novenario un máximo de dos defectos.
• Ahora nos proponemos tratar de explicar la manera más
viable y precisa para comprender un defecto en todas sus
partes.
• Debemos aclarar aquí pan evitar confusiones, que no se
debe renunciar ningun defecto, sino a una de las muchas
manifestaciones que tiene cada defecto.
• Por ejemplo: familia de la lujuria = Ego mirón , un
novenario, si después del mismo sentimos que no ha
desaparecido volvemos a realizar otro y otro hasta que no
sintamos el deseo de mirar a una persona del sexo
opuesto.
• Familia del odio = el yo aversión sentir asco o
repugnancia, por una persona pues de terminar el
novenario tenemos que sentir los impulsos de nuestro
Ser en forma de amor, si no fuera así volveríamos a
realizar otro novenario hasta sentir que esa porquería
sale de nuestra psiquis y nos sentimos liberados , en paz
y en amor .
Descargar

Diapositiva 1