REANIMACIÓN CARDIORESPIRATORIA
ANÁLISIS DE LAS SITUACIONES DE
RIESGO VITAL
La reanimación debe comenzar con cualquier víctima
que no respire o a quien no le circule la sangre (paro
respiratorio y/o cardíaco, cardiorrespiratorio).
La falta de respiración o de latidos cardíacos impide que
el oxígeno llegue a los tejidos, lo que mata en poco
tiempo las células cerebrales (+ sensibles), en 4-6
minutos puede quedar lesión cerebral irreversible o
muera.
Hay que iniciar la RCP aunque tengamos pocas posibilidades de
éxito.
Pero si manifiesta algunos signos de muerte real:
Tiempo transcurrido Hechos observables
desde la muerte
0,5 – 1 h.
Manchas de color violáceo en el cuello
1 – 2 h.
Pies, manos y cara fríos
2 – 4 h.
La articulación de la boca no puede abrirse
No será necesario iniciar la reanimación.
Secuencia de actuación para desobstruir las vías
aéreas:
1. Pon a la víctima tumbada boca arriba sobre una superficie
plana y dura.
2. Muévele la cabeza hacia atrás.
3. Abre la boca de la víctima y límpiala.
4. Comprueba si respira espontáneamente.
Reanimación cardiopulmonar
 Ventilación artificial: boca a boca.
 Adultos: Cada 5 segundos.
 Bebés: cada 2 segundos.
 Niños menores de 8 años: cada 3 segundos.
Compresiones torácicas: “masaje cadíaco”.
Cuando hay paro cadíaco, la víctima no tiene pulso carotídeo o femoral.
En bebés, pulso humeral.
Situado lateralmente a la víctima.
De rodillas.
Talón de la mano sobre el tercio
inferior del esternón, y la otra
mano sobre la 1ª
Flexiona caderas y deja caer el
peso del cuerpo, descendiendo el
esternón 4 o 5 cm.
Brazos estirados
 Combinación de ventilación y compresiones:
 Comprobar paro cardiorrespiratorio.
 Posición anterior.
 2 insuflaciones, dejando salir el aire.
 30 compresiones (frecuencia 100 por minuto).
 Así durante 4 ciclos, comprobar si hay pulso carotideo o si
respira espontáneamente.
 Con 2 personas, una a cada lado de la víctima y actuar por
turnos, sin perder el ritmo
Descargar

Descarga