Iluminación
• La luz es necesaria para que la materia se
manifieste para que sea visible. El espacio y la
arquitectura son incomprensible sin luz.
• En el mundo real la luz tiene un comportamiento
complejo que no resulta fácil imitar en nuestro
ordenador. La principal dificultad deriva del hecho de
que la luz es emitida desde un determinado punto (el
Sol, una bombilla, la llama de una vela…) y al chocar
con los cuerpos los ilumina, pero también se refleja en
ellos, iluminando otros puntos que, en principio,
parecería que no deberían verse afectados por ella.
Iluminación
Radial
Spot o foco
Paralela
Ambiente
• Radial: una luz que procede de un punto
concreto —que nosotros situamos en la
escena— y emite sus rayos en todas las
direcciones. Sería la luz idónea para una
bombilla que cuelga de la pared, o una llama
• Spot o foco: las típicas luces de los teatros o
espectáculos. Están dirigidas en una dirección
concreta y podemos controlar la mayor o
menor apertura del cono de luz, así como su
difusión (si se recorta brusca o suavemente) y
otros factores.
• Paralela: es la luz ideal para simular a nuestro Sol. Éste es
un astro que se encuentra en un punto concreto y que
emite luz en todas las direcciones, por lo que podríamos
emplear una luz radial para representarlo. Pero respecto a
nosotros, el Sol se encuentra muy, muy lejos. Tanto, que
posicionar un punto luminoso a muchos miles de
kilómetros no resulta práctico. Por eso disponemos de este
tipo de luces: se llaman paralelas porque aunque las
situemos a muy poca distancia de nuestra escena los rayos
que emiten son paralelos, como —prácticamente— lo son
los del Sol cuando llegan a la Tierra.
• Ambiente: es un tipo de luz que no procede
de ningún punto concreto. Viene de todas
direcciones. Como hemos dicho la luz no sólo
procede de un determinado punto y llega a un
objeto en una dirección, iluminándolo desde
un cierto ángulo, sino que además rebota.
• En una habitación con las paredes blancas —o
claras— la luz que entra por una ventana (es
decir: desde una determinada dirección) rebota
en todas las paredes y objetos que se encuentra a
su paso, de modo que podemos encontrarnos
con un sofá que está levemente iluminado en una
zona en la que debería estar en sombra
(fijémonos que en una habitación casi nunca
veremos zonas al 100% de oscuridad —negro—).
Al aire libre también sucede otro fenómeno, que
es la dispersión de la luz al atravesar la atmósfera,
las nubes o la contaminación.
Descargar

Iluminación