“Haz
memoria
de
Jesucristo
Resucitado”
(Cf. 2 Tm 2,8 )
Plan Diocesano de Pastoral 2007 – 2011
Diócesis de San Cristóbal de La Laguna
Planificar la acción pastoral
1. Inicio del Proceso:
Motivar a las personas
2. Fijar la meta.
¿A dónde queremos llegar
con la acción propuesta?
3. Análisis de la realidad:
¿De dónde partimos?
¿Qué se ha hecho ya en este sentido?
No partimos de 0
5. Realización y Evaluación
4. Planificación de la acción:
Puesta en marcha y seguimiento
¿Qué y cómo llevarla a cabo?
Medios concretos
6. Propuestas para avanzar.
Correcciones y mejora
“Planificar es, de hecho,
ejercer el discernimiento
en el Espíritu para descubrir […]
cuál es la voluntad de Dios
sobre la historia y la gente
y sobre nosotros
en nuestro servicio al […] pueblo”.
Un modo de trabajar responsable, solidario
y organizado, […]
que consiste en determinar los objetivos
y organizar los medios para conseguirlos,
[…] con la finalidad de […]
renovar la Iglesia a través de un proceso
de crecimiento en el que participan todos
los miembros de la comunidad.
todo Plan es un
instrumento de trabajo
que nos señala una
orientación común en la
acción pastoral y algunas
líneas de acción
(propuestas) al servicio
de estos objetivos
Evaluar, por todo lo que supone: analizar, tomar
conciencia, purificar, proponer, recordar…
REVISAMOS
La respuesta a
esta pregunta
[…] consistirá
en establecer
estos dos
elementos: los
objetivos
que queremos
conseguir […]
y las etapas
a través de las
cuales
pensamos
conseguirlos
[…]”
Dicha programación pastoral se efectúa,
fundamentalmente, dando respuesta a estos siete
interrogantes: qué (objetivo); por qué
(justificación); cómo (acciones); quiénes
(sujetos); para quiénes (destinatarios); cuándo
(calendario); y con qué (medios).
¿Han sido estímulo…, orientación…, instrumento de
comunión…, papeles…, carga…, ayuda?
¿El PDP ha
respondido a
los actuales
retos sociales y
pastorales; era
el plan para el
aquí y ahora de
la diócesis?
¿Qué nos
ha
aportado?
- Líneas a priorizar, actitudes y
espiritualidad de fondo.
- Metodología de trabajo: instrumentos y
materiales.
- Temporización anual y calendario.
“De regreso, los apóstoles refirieron a Jesús todo lo que habían
hecho. Él los tomó consigo y se retiró a un lugar solitario, hacia
una ciudad llamada Betsaida” Lc 9, 10
La intención es revisar el plan anterior y hacer propuestas para la
elaboración del nuevo.
… saber lo que Dios quiere… hacer lo que Dios quiere… ser capaz y hacerse
cada vez más capaz…
¿Dónde estamos? ¿Hasta dónde hemos sido capaces de llegar? sin nostalgias
del pasado que paralicen, ni miedos al futuro.
El Espíritu no tiene descanso, nosotros tampoco.
Nuestro objetivo permanente, también en estos años, es mirar a Cristo…
haciendo “memoria de Cristo Resucitado”.
“Lo que hemos realizado -en estos años- no puede justificar una sensación de
dejadez y, menos aún, una actitud de desinterés. Al contrario, las
experiencias vividas -positivas o negativa- deben suscitar en nosotros un
dinamismo nuevo…” (NMI 15).
En las Parroquias, grupos, movimientos: Enero de 2011.
Arciprestal y delegaciones: Febrero de 2011.
Nivel diocesano: Marzo 2011. Consejo Diocesano de Pastoral
revisar y evaluar lo vivido y
hacerlo en oración
no podemos tener miedo a
valorar lo que hacemos,
pensamos o proyectamos y el
modo de organizarnos.
1) Objetivo: “Ponernos en condiciones, personales y comunitarias,
para revisar el PPD 2007-2011. Realizar esta revisión y compartirla”.
a) Ponernos en condiciones de revisar el PPD 2007-2011,
b) más que revisar un libro, interesa revisar la vida de nuestras
comunidades,
c) hacer la revisión del Plan en las Comunidades Parroquiales,
compartirla en los Arciprestazgos y comunicarla a la Vicaría General.
2) La revisión y evaluación pastoral:
Hemos de partir de que la acción de Dios en el mundo, en la Iglesia de San
Cristóbal de La Laguna y en cada uno de nosotros, se escapa a cualquier tipo de
revisión humana.
La vida de la Iglesia se exterioriza… Aquí sí podemos entrar y revisar:
¿Qué es revisar? hacer un examen de su aplicación,
corregir fallos, detectar nuevas necesidades, retos y
proponernos nuevos logros desde el descubrimiento de la
voluntad de Dios.
¿Qué queremos revisar? “Jesucristo en quien creemos, a
quien celebramos, y a quien anunciamos”. hemos avanzado
en esa perspectiva, y constatar la situación en que nos
encontramos.
¿Quiénes y cómo hemos de participar en esta revisión?
participar todos… si bien no todos tenemos que hacerlo
todo.
La Parroquia
El Arciprestazgo
Las delegaciones
Diocesanas, Vicarías…
Los Movimientos y Asociaciones Laicales y las Comunidades Religiosas
¿Qué instrumentos vamos a tener para hacer la
revisión? se propondrán unos cuestionarios
ORIENTATIVOS.
¿Con qué criterios vamos a hacer la evaluación? revisar
nuestra vida de cristianos y la vida de nuestra comunidad, en
cuanto fieles a la acción del Espíritu Santo y colaboradores
suyos.
3) Espiritualidad de la revisión:
La “revisión pastoral” no es sólo una técnica; ante todo, el ejercicio de espiritualidad.
Nos previene
del riesgo de
Nos abre al Espíritu
confundir la obra
Nos facilita
del Señor
Nos ayuda a
del Espíritu con
el discernimiento
confrontar lo vivido
las obras de la carne
comunitario,
y realizado
en pro de una mayor
con la Palabra
fidelidad al Espíritu
La revisión de nuestro PPD, se nos ofrece como un camino espiritual a recorrer,
no individualmente sino con toda la Iglesia diocesana.
Que nuestros encuentros de revisión los hagamos en clima de oración. Para ello,
junto a los cuestionarios de revisión, se ofrecerán unos guiones de oración.
Esta segunda parte es consecuencia de la revisión realizada.
1) Hemos de situarnos para conocer el método de programación por
objetivos, la espiritualidad que comporta y los instrumentos necesarios
para realizarlo.
2) La mejor aportación que podemos hacer a la elaboración del PPD es lo
que realmente veamos como necesario.
Objetivo:
Ponernos en condiciones personales y comunitarias
para, en coherencia con la revisión del Plan anterior y teniendo en
cuenta los nuevos retos, hacer nuestras aportaciones a la elaboración
del nuevo PPD 2011/2015 y realizarlo entre todos, aunque no todos
tengamos que hacerlo todo.
Un modo de trabajar en la Iglesia, responsable, organizado y en comunión:
con responsabilidad, con organización y en comunión.
Un modo de determinar los objetivos que se quieren conseguir y de
organizar los medios para alcanzarlos.
Un medio para renovar
Función de la planificación pastoral: hacernos más dóciles a los dones del
Espíritu y más transparentes del amor de Dios Padre.
Pasos a dar en el proceso de planificación pastoral. Esta fidelidad es gracia y
don, pero también es tarea y responsabilidad nuestra.
-primero será tomar conciencia de la situación real
-señalar algunas prioridades
-fijarnos unos objetivos
-fijar nuestra organización
-Por último, estaremos en condiciones de hacer nuestro PPD
Espiritualidad del proceso. “¿Qué hemos de hacer?” (Hch 2, 37)
a) Cristo centro y motor de la planificación pastoral
b) La comunión es la fuente y la cima de la planificación pastoral
“Vive mirando con
gratitud el pasado,
poniendo pasión en
el presente,
sembrando
esperanza en el
futuro....”
(Novo Millennio Ineunte,
Juan Pablo II)
Porque en Él
vivimos,
nos movemos
y existimos
Descargar

revisamos - Obispado de Tenerife