CARMEN MASÍAS CLAUX
Presidenta Ejecutiva de DEVIDA
Miraflores, 8 de abril de 2014
“La vida es darme cuenta, enterarme de que estoy sumergido y
naufrago, en un elemento extraño a mí, donde no tengo más
remedio que hacer siempre, algo para sostenerme, para
mantenerme a flote…
Yo no me he dado la vida, si no al revés; me encuentro en ella
sin quererlo, sin que se me haya consultado previamente, ni se
me haya pedido la venia”.
(J.O.G).
Es decir, interpretando al ilustre filósofo: nos echan a navegar, la
mayor de las veces a contracorriente, con vientos huracanados,
en medio de olas gigantes y se nos exige seguir nadando, seguir
navegando, lo que implica
poner la voluntad sobre el
determinismo.
Somos libres de cómo navegar, de cómo seguir sorteando
obstáculos y somos dueños de crear y fortalecer nuestros
propios recursos, pero también las sociedades son responsables
de velar por nuestros derechos.
“El buen piloto aún con la vela rota y desarmado todo,
repara las reliquias de su nave para seguir su ruta”
(Séneca )
¿Son tan ciertas, tan reales estas
aseveraciones en un mundo de
narcotráfico,
violencia,
crimen
organizado, afán de lucro a ultranza?
¿Entiende un adolescente de 13, 14 años,
cuyo cerebro está en plena formación que
la droga es contraria a su derecho a ser
feliz? ¿Es consciente que detrás de la
adquisición de la droga hay un emporio al
que le importa un comino su bienestar?
¿Puede manejar
un
dependiente
a
las
sustancias
el
efecto
reforzador
gigantesco
que estas demuestran
que tienen? por qué es
que se llega a un estado
de
primitivismo
lamentable que nos hace
recordar
los
experimentos
con
animales donde estos:
Son capaces de manipular 12,000 veces una
palanca hasta morir, para adquirir una dosis
de cocaína y donde los monos prefieren una
y otra vez la cocaína a la comida a pesar de
estar hambrientos.
¿Qué carencias
de orden psicológico,
espiritual, cognoscitivo ha producido el
sistema para que una persona acabe en
dependiente?
¿Cuáles de sus derechos básicos a la vida, en
todo el sentido de la palabra, fueron
conculcados, ignorados?
¿Qué inercia y qué corruptos mecanismos
hicieron que la droga se expanda y atraviese,
edades, género, regiones, situaciones,
circunstancias…?
“Es
obvio
que
tenemos muy cerca
al mono primitivo y
que
la
libertad,
cuando hablamos de
dependencias toma
otro matiz y pierde
su grandeza”
¿En qué entonces tienen que basarse los
derechos en relación a las drogas, su consumo y
dependencia ?:
En el campo de las sustancias psicoactivas, como en otros, prioritariamente
los del bienestar y la salud, los derechos a una vida digna, no pueden ser
vistos dentro de una oposición entre lo público y lo privado.
En el ámbito de la casa hay obligaciones establecidas por el derecho: el
maltrato a la mujer, a los niños por ejemplo, está sancionado y el hogar
está sujeto a las políticas públicas.
Las relaciones interpersonales se encuentran dentro de un rango de
obligaciones y derechos. Y el sistema familiar tiene que ser protegido. Y en
el mismo marco, aparecen los deberes que son el otro lado de la misma
moneda.
Pretender solo divulgar los derechos del consumidor o
dependiente de drogas sin hablar de los deberes sociales,
familiares, laborales, es como querer construir una escalera
que sólo sube, pero no baja. O que sólo baja pero no sube.
El ser humano requiere
de reglas de navegación
con deberes y derechos.
No confundamos las hojas
de ruta que ya bastante
confusas las tenemos las y
los navegantes de este
mundo.
Hagamos, que cada vez más
los individuos no tengan que
defenderse del sistema si no
más bien defiendan a este
para que los proteja.
Alianzas con
Gobiernos
Regionales,
Locales y
Distritales:
Trujillo,
Tarapoto,
Pucallpa,
Ventanilla,
Callao, San Juan
de Lurigancho,
San juan de
Miraflores,
entre otros
Cooperación
Internacional
Avances en las
respuestas a los
derechos de
consumidores
dependientes
DEVIDA
92 Módulos de atención en 10
regiones.
221,842 escolares de secundaria
en 12 regiones.
Alianza con Sociedad
Civil y Empresas
COPOLAD: Énfasis en
enfoque de Género
PREDEM Programa y
Metodología Unión
Europea (UE), Naciones
Unidas, Sección de
Asuntos Antinarcóticos
y Aplicación de la Ley
(SAAL)
Trabajo en cárceles con reos
primarios dependientes (con
el INPE)
760 internos privados de
libertad y liberados, han
sido atendidos
Construcción del
Primer Centro de
Tratamiento del Sur
(Ilo) y el primer
pabellón para
mujeres
dependientes
(Presidencia del
Gobierno Regional
de Moquegua)
Descentralización
de Servicios de
Tratamiento (24
Regiones)
Puesta en marcha de
reglamento sobre Centros de
Tratamiento
Acreditación con
universidades, consejeros en
adicciones
Avances en las
respuestas a los
derechos de
consumidores
dependientes
DEVIDA
Trabajo permanente con
sectores (Educación, Salud)
350,000 Maestros
capacitados
(DIGESAS)
Agentes de
salud
capacitados
(DIRESAS)
El sistema tiene el deber de advertir sobre la
dosis de adversidad que toda droga conlleva.
(Porque es droga, porque es tóxica, más allá
de que sea legal o ilegal)
El sistema tiene que
basarse en evidencias y
trabajar en un cúmulo de
principios dirigidos a la
persona y que alimenten
las políticas públicas
PRINCIPIOS:
• La vida requiere tener un sentido.
• Existen normas superiores: “Una sociedad bien organizada
permite a cada sujeto comprobar su capacidad de dirigir su vida”
(Marina, José Antonio)
• Debe trabajarse en un futuro cada vez mas equitativo. (Inclusión)
• Es necesario otorgar ”herramientas” para hacer más fácil y
posible “la navegación.”
• Es imperativo el rescate, con dignidad a los náufragos. (Personas
de mayor vulnerabilidad: campesinos esclavizados por el
narcotráfico, dependientes, jóvenes y adolescentes captados por
el crimen organizado…)
• Importante:
Dejar de lado cualquier gesto de arrogancia e intentar un manejo
creativo de las diferencias en aras del bien común (requiere un
análisis exhaustivo).
Además:
Practicar una gerencia proactiva
con
propuestas
claras,
indicadores y metas realistas y
evaluables.
Trasladar “los derechos” a
resultados concretos:
-Cobertura
preventiva,
de
tratamiento suficiente y digna.
-Ampliación
de
sistemas
educativo, de
salud, de
sanciones comunitarias, Justicia
Restaurativa, Tribunales de
drogas, etc.
-Reforzamiento de un sistema de
creencias basado en evidencias.
SE TRATA DE DESTERRAR UN CÚMULO
DE CREENCIAS COMO:
 “Tengo que ser perfecto(a)”.
 “Todos usan drogas para sentirse bien”.
 “Si se legalizan las drogas voy a poder
consumirlas por eso: porque son legales”
(27% de escolares no consumidores estudio
en secundaria DEVIDA).
 “La vida es mejor sin hacer ningún esfuerzo”:
(es como llegar a la cima del Huascarán sin
haber tenido que escalar).
 “La droga me va a dar el poder que ahora no
tengo”.
 “A mi no me van a afectar las sustancias ” (oír
que el 44% de accidentes están en relación
con las sustancias psicoactivas es cosa de
“cucos”).
EL USO INDEBIDO DE SUSTANCIAS
Revisemos algunos artículos de la Declaración Universal de los
Derechos Humanos:
Artículo 3: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la
seguridad de su persona”.
Artículo 4: “Nadie será sometido a la esclavitud ni servidumbre”.
Obligación del Estado de velar por estos derechos:
La adicción viola
el derecho a la
salud y la vida
Esclaviza al adicto
“Derecho a vivir con dignidad
Artículos 22, 23 y 25:
Dependencia atenta contra la dignidad
Analicemos una frase de MOUNIER (1789), uno de los
gestores de “La Declaración de Los Derechos”:
“El Pueblo no tiene derechos contrarios a su felicidad”
Preguntas finales:
¿Es la droga un derecho que hace feliz a la persona?
¿A la colectividad?
¿Qué tipo de sociedad queremos?
GRACIAS
Descargar

FORO: DROGAS ILEGALES Y SALUD PÚBLICA