EL LENGUAJE CORPORAL
El Lenguaje Corporal es todo aquel conjunto de movimientos, gestos, actitudes que realizamos
consciente o inconscientemente cuando nos comunicamos.
-A través del lenguaje corporal, el orador transmite mensajes como pueden ser los nervios, la
timidez, seguridad, confianza, dominio, entusiasmo, vacilación, etc.
-El público capta todo este conjunto de gestos con total claridad.
-Desde el primer momento en que se empieza la exposición, debemos utilizar el lenguaje corporal
en sentido positivo. Hay que saber transmitir serenidad y espontaneidad evitando aquellos gestos,
actitudes y movimientos que resulten exagerados.
EL LENGUAJE CORPORAL
Es conveniente no quedarse quieto o rígido ya que DESPLAZARSE rompe la
monotonía y ayuda a captar la atención del espectador.
-Se debe mantener una postura cómoda, erguida, natural y no forzada.
-Un factor muy importante que no conviene olvidar es establecer el contacto
visual con el auditorio desde el primer momento.
-Los gestos relajados del rostro ayudan notablemente a atraer la atención del
público. Una sonrisa agradable siempre tiene un muy buen efecto.
-Los movimientos de las manos deben estar cuidados, ni inmóviles ni en
constante movimiento. Son útiles para enfatizar las ideas o conceptos cruciales
que se están describiendo.
-La postura debe ser erguida y relajada. La posición en el escenario debe ser
aquella que permita a todos los espectadores vernos con claridad.
LA RESPIRACIÓN: TÉCNICA FUNDAMENTAL EN LA
ORATORIA
Es notorio en muchos comunicadores, periodistas, locutores, narradores de noticias y de
deportes , animadores, al hacer uso de los micrófonos, que hacen ruido excesivo al respirar,
sobre todo al inspirar por la boca, lo cual produce un sonido molesto, y afecta muchísimo el
desenvolvimiento de cualquier pieza oratoria. Tómelo con calma si a veces al hallarse
frente a docenas de personas que le miran y le escuchan se le olvida respirar bien. Es algo
que ocurre hasta a los oradores de reconocida fama. Nada hay de ello anormal. Sin
embargo, la técnica de la buena respiración le ayudará grandemente a sentirse menos
nervioso y a sentir más seguridad mientras habla.
LA RESPIRACIÓN: TÉCNICA FUNDAMENTAL EN LA ORATORIA
La técnica recomendada para una buena respiración es la diafragmática abdominal.
Hay que ejercitar mucho el diafragma moviendo el estómago hacia adelante al
inspirar y hacia adentro al exhalar.
- Siéntese en una silla o póngase de pie, procura relajar cuanto puedas su tensión.
- Coloque la palma de la mano en la región superior del estómago.
- Aspire despacio y profundamente, teniendo sus hombros firmes y descansados a la
vez.
Sus hombros y pecho no deben subir ni bajar mientras esté respirando.
- Mientras inspire cuente: uno, dos, tres, cuatro.....
- Imagine que su estómago es un gran globo de aire, el globo se expande como si lo
inflara.
LA RESPIRACIÓN: TÉCNICA FUNDAMENTAL EN LA ORATORIA
- Expele el aire y el balón se desinfla.
- Continúe practicando esto una y otra vez hasta que se acostumbre a
respirar de esta manera. Practíquelo también en su casa o en su
automóvil .
- También puede tenderse en el suelo y colocase algo no muy pesado en
el abdomen y notará que sólo sube el objeto al inhalar y baja al exhalar.
- Note que en la postura mencionada, está respirando sin darse cuenta
más con el abdomen que con la parte superior del pecho o tórax.
El antes de la exposición
Antes de la exposición es necesario tomar en cuenta los siguientes puntos:
Concientización Desarrollo e investigación Preparación del Material Preparación de las
instalaciones físicas Preparación psicológica Audiencia Presentación Personal
Puntualidad Programación de la duración de la exposición.
Concientización
Antes de todo se debe ser consciente de la capacidad profesional de abordar el tema, si
se tienen la experiencia y los conocimientos necesarios para dar la exposición.
Desarrollo e investigación.
Es necesario siempre revisar nuevas fuentes de información para actualizarse y
además buscar ejemplos sencillos y entendibles sobre los temas de la
exposición. Un mal ejemplo crea confusión y te entorpece la exposición.
Preparación del Material
Como primer paso hay que hacer un listado de los temas y los subtemas
de la exposición para poder ubicarse en un plano general de la misma
para la preparación del material de apoyo para la exposición y el equipo
necesario.
Preparación de las instalaciones físicas
Vamos a dedicarnos a hablar de la más complicada de ambas que es la preparación de las
pantallas en algún presentador tal como el Harvard Graphics, Power Point, o cualquiera de los
paquetes comerciales o en algo más sofisticado como los de Macro Media, ToolkBox u otros.
Preparación psicológica
Es necesario que el expositor esté consciente de su capacidad profesional para
abordar el tema de su exposición y de poder responder a las preguntas que le
puedan hacer, para ello debe asegurarse de que sus conocimientos sean
suficientes o de contar con alguno de sus compañeros que lo asista cuando así lo
crea necesario.
Audiencia
Es muy necesario saber el nivel socioeconómico y profesional, su
posición laboral y a que se dedica la audiencia. También si es posible tener acceso
a todos los nombres para familiarizarse con ellos y sería muy conveniente
relacionar las ubicaciones con los nombres de cada persona dentro del auditorio;
esto con el fin de que en algún momento el expositor se pueda dirigir más
personalizado hacia el público.
Presentación Personal
Es muy importante la presentación personal del expositor o del equipo de exposición, hay que
intentar ubicarse en su presentación personal a la misma altura de la audiencia y tomar en
cuenta el lugar donde se va a exponer.
Puntualidad
Es un requisito ejecutivo, si una gran parte de la audiencia a
llegado temprano, por respeto a ellos la exposición debe de
comenzar pronto, no esperando a los que, irresponsablemente,
llegan tarde, sólo en el caso de que se espere una persona muy
importante.
Programación de la duración de la exposición.
Es sabido que una idea corta no debe de durar más de 15
minutos de exposición, en el caso de una idea mayor el tiempo
más recomendable es de 45 minutos, después de esto hay
mucha probabilidad de perdida de atención, sólo en el caso de
una audiencia madura o ya previamente avisada los tiempos
pueden ser mayores, pero hay que tomar en cuenta que es
conveniente dar descansos cada 2 horas con algún refresco, te
o café para reanimar un poco.
Descargar

Presentación tecnicas de exposición