 , no se debe confundir “literalista” con “literal
 “literal” es una descripción del significado más sencillo
y más de acuerdo a lo que el autor hubiera tenido en
mente.

“Literalista” quiere decir una manera hiperliteral y
letrista que ignora el uso normal de lenguaje, como el
lenguaje figurado.
 El literalismo descansa sobre el postulado de que un




texto ha de entenderse siempre en su sentido literal, a
menos que ello sea razonablemente inadmisible, como
sucede en el caso de:
metáforas
las fábulas
los símbolos
y otras figuras de lenguaje.
 El literalismo haciendo caso omiso de los fundamentos




racionales del lenguaje, autoriza las más absurdas
licencias para que el intérprete derive a su antojo
conclusiones «exegéticas»:
de una frase
una palabra
una sola letra.
Por este camino, la fantasía puede llevarle hasta
extremos tan originales como ridículos.
 . A pesar de que los judíos palestinenses habían
establecido sanos principios de interpretación del
Antiguo Testamento, muchos de sus rabinos
estuvieron muy lejos de ponerlos en práctica. Sentían
un profundo respeto hacia la Escritura, que
consideraban sagrada hasta en sus letras; pero
otorgaron una importancia excesiva a su ley oral
(Mishna), lo que frecuentemente les impedía una
interpretación correcta del texto escrito.
 Descuidaron el fondo histórico de cada texto, factor
importantísimo en toda buena exégesis. Su preferencia
por la Ley, con relativa indiferencia hacia los Profetas y
los llamados Escritos del Antiguo Testamento, marcó
su interpretación con el cuño del legalismo, lo que no
correspondía plenamente ni hacía justicia al conjunto
de la revelación veterotestamentaria. Y su afición al
«Letrismo» les privó de discernimiento para distinguir
lo esencial de lo incidental, lo que a menudo los
condujo a resultados grotescos.
 Un ejemplo sería interpretar Mateo 26:26c “…este es mi
cuerpo” para significar que el pan tuvo que haberse
convertido en forma milagrosa en el cuerpo literal de
Cristo. Por supuesto, si tomamos en cuenta el uso de
lenguaje figurado como metáforas, surge otro
significado más natural: “…este representa mi cuerpo o
es semejante a mi cuerpo”.
 Otro ejemplo es la manera en que los rabinos en la
antigüedad solían interpretar Proverbios 22:9, “El ojo
misericordioso será bendito, porque dio de su pan al
indigente.” Fijándose en el hecho de que “ojo” era singular
y no plural, ellos concluyeron que el versículo enseñaba que
los dos ojos de una persona podían ver simultáneamente en
distintas direcciones, como los camaleones, pero si uno de
los dos ojos de una persona era bueno, pues aquel ojo
miraría únicamente el la dirección del bien.
 Es mejor interpretar este proverbio tomando en cuenta que
“ojo” en este proverbio es lenguaje figurado que significa a
la persona y pone énfasis en su reacción a lo que observa.
 Como se nota, la interpretación literalista resulta en
interpretaciones raras y absurdas.
 El método literalista Somete la interpretación al
significado atribuido a la letra del texto. Lo que dice
literalmente es lo más importante. El intérprete de este
método se ciega a todo lo demás y deja como juez a la
letra fría del texto.
 Normalmente conduce al legalismo—la pura letra
como lenguaje lo es todo. Los fariseos rígidos veían de
esta manera la Escritura: como letra muerta, sin ver su
esencia.
 De aquí se desprenden también el dogmatismo y el
tradicionalismo estrangulantes.
 Es la letra sin escrito.
 la letra sin vida.
 la letra muerta.
 En el Nuevo Testamento se dio entre los fariseos y
todavía sigue empleándose
Descargar

MÉTODO LITERALISTA