El ojo es el órgano
del sentido de la
vista.
Nos proporciona
información visual:
color, forma y tamaño
de las cosas.
El ojo tiene varias partes:
El globo ocular, la córnea,
el iris, la pupila, el
cristalino, la retina y el
nervio óptico.
El globo ocular es una
esfera hueca con un
líquido en su interior.
Las cejas, las pestañas y
los párpados protegen el
globo ocular.
La córnea es una
capa dura y
transparente.
Cuando la luz
atraviesa la córnea,
entra por la pupila,
que es la abertura del
iris.
El iris es la
membrana coloreada
y circular del ojo que
separa la cámara
anterior de la cámara
posterior. Posee una
apertura central de
tamaño variable que
comunica las dos
cámaras: la pupila.
Es la abertura del iris y el
de color negro. La pupila
es por donde pasa la luz
hacia el interior del ojo.
El cristalino es una lente
que enfoca la luz sobre
una capa sensible
situada en el fondo del
ojo, llamada retina.
La retina es la capa más
profunda, y en la que
realmente se realiza el
proceso de la visión, ya
que es tejido
neuroepitelial, parte del
sistema nervioso central,
y está conectada con el
cerebro por el nervio
óptico. El nervio óptico
lleva la información
desde el ojo hasta el
cerebro.
El órgano del sentido
del tacto el la piel.
Proporciona
información
relacionada con la
dureza, la suavidad o
la temperatura de los
objetos.
Las capas de la piel son:
La exterior o epidermis:
Tiene función protectora.
La dermis: Es donde se
sitúan los receptores que
captan el frío, el dolor, la
presión o el roce.
La hipodermis: esta
debajo de la dermis;
contiene grasa, que
protege del frío y de los
golpes.
La vista y el tacto nos
proporcionan
información visual y
sobre la dureza, la
textura, y la
temperatura de los
objetos.
Descargar

Los sentidos (Vista y Tacto)