Ícono de la
esperanza,
“Estamos a la espera,
esto es un parto.
La esperanza se
encuentra en esta
dinámica”,
Papa Francisco (Eucaristía
29 oct 2013, Casa de Santa Marta.
Tiempo de espera,
¡tiempo de
esperanza!
Tiempo de
Presencia…
“la primicia del Espíritu no se
puede ver”. No obstante sé que
“el Espíritu obra”.
Papa Francisco (Eucaristía
29 oct 2013, Casa de Santa Marta.
Obra en nosotros
“como si fuese un
pequeño grano de
mostaza, pero lleno de
vida dentro, de
fuerza, que va
adelante” hasta
convertirse en árbol.
El Espíritu obra como
la levadura.
“Cristo entre
vosotros,
la esperanza de la
gloria”
Col 1,27
La esperanza es “una ardiente expectativa”
hacia la revelación del Hijo de Dios.
Papa Francisco (Misa del 29 de octubre 2013,
Casa de Santa Marta.
“ … Esperanza no es la de
quien consigue ver el
“vaso medio lleno”: eso
es sencillamente
‘optimismo’…”
“La esperanza es
Jesús…
es su fuerza de
liberar y volver a
hacer nueva cada
vida”.
Papa Francisco, Homilía, 9 septiembre
2013, Casa Santa Marta)
“Vivirás confiado en la
esperanza, aún confundido
dormirás tranquilo; nada te
asustará cuando descanses”
(Job 1,18)
¡Todo está
bien… y
todo estará
bien!
“…todo acabará bien, …
y todo, cualquier cosa, sea
cual sea, acabará bien!”
Juliana de Norwich (s. XIV)
“Hágase…”
Sabiduría de la
aceptación…
La naturaleza,
maestra de oración
y de vida
Aprende de la
naturaleza;
percibe
como se
despliega el
milagro de la
vida sin
insatisfacción ni
infelicidad …
Sabiduría de
VIVIR EN EL
PRESENTE,
Un SI a la vida, a
la existencia.
“Poned los ojos en las aves del cielo, que ni
siembran,ni siegan, ni recogen en graneros, y
vuestro Padre celestial las alimenta …
Mirad
los lirios del campo cómo crecen:
no se
fatigan no hilan; … ni Salomón en toda su gloria, se vistió
como uno de ellos …”
(Cf Mateo 6, 25 ss)
“No andéis preocupados por el día de mañana; que
el día de mañana se preocupará de sí mismo;
bástele a cada día su propia dificultad” (Mt 6, 34)
Saberse en manos de Dios…
‘La esperanza nunca defrauda”
(Rm 5,5)
Los primeros cristianos “la representaban como
un ancla: la esperanza era un ancla, anclada en
la orilla” del más allá.
Y nuestra vida es caminar
hacia esa ancla.
Papa Francisco (Eucaristía 29 de octubre 2013,
Casa de Santa Marta.
“… ¿dónde estamos
anclados nosotros…?
Estamos anclados allá en
la orilla de aquel
ocèano
…o estamos anclados en
una laguna artificial
que hemos hecho nosotros,
con nuestras normas,
nuestros comportamientos,
nuestros horarios,
nuestros clericalismos,
nuestras actitudes
eclesiásticas… no
eclesiales, … “
¿Estamos anclados allí?
Todos confortables y seguros,…
Aquella no es esperanza
… ,allí en esta laguna artificial, con un
comportamiento impecable de verdad ...”
Aquella no es esperanza.
“La oración como escuela de la esperanza”
Spe Salvi
Tiempo de espera,
tiempo de esperanza.
Es el Señor el que
llega.
¡Ven a salvarnos,
Señor!
PONER
SIGNIFICADO DEL
Ad-venire
La oración es “una fuerza creciente de
esperanza”
y nos hace ser “testigos de esperanza”
Spe Salvi
La mirada de Dios ve lo posible donde
nosotros sólo vemos lo imposible,
porque “el mirar de Dios es
amar”, es crear posibilidades
insospechadas.
Esta manera de mirar es subversiva y,
mientras suscita vida por todas partes,
va acumulando sobre Jesús la ira de
los “ciegos” que creen ver, y sienten
sus privilegios y sus costumbres
amenazadas.
MIRAR CON LOS OJOS DE DIOS a nuestro
mundo y a las heridas de los hombres y
mujeres de hoy.
¿Cómo reconocer a
Dios y su voz si no
reconocemos la voz de
los próximos donde
Él habita y se
manifiesta?
«Señor, ¿cuándo te vimos con
hambre y te alimentamos, o con
sed y te dimos de beber?; ¿cuándo
te vimos forastero y te
hospedamos, o desnudo y te
vestimos?; ¿cuándo te vimos
enfermo o en la cárcel y fuimos a
verte?»
Y el rey les dirá:
«Os aseguro que cada vez que lo
hicisteis con uno de éstos mis
humildes hermanos, conmigo lo
hicisteis».
Cf Mt 25,31-46
La mirada distinta cambia radicalmente la
manera de percibir la realidad y de
acercarse a ella.
Todos necesitamos liberar la mirada de nuestras cegueras
para contemplar la realidad como Dios la mira.
Isaías al hablar del ayuno que agrada al Señor dice:
“¿No consiste en compartir tu pan con el
hambriento y en llevar a tu casa a los pobres sin
hogar? ¿No consiste en cubrir a tu prójimo cuando
lo veas desnudo, y en no esconderte de quien es tu
propia carne?”
(Is 58,7).
El otro es mi
propia carne…
Cuando hay
marginación
el Cristo
Total es
mutilado. Es mi hermano,
es mi cuerpo, me
duele.
Cuando desde una esperanza activa, intentamos
liberar el mundo de sus opresiones y carencias, no
sabemos nunca dónde acaba nuestra mano y dónde
empieza la mano de Dios …
“¡Que la
esperanza os
tenga alegres!”
(Rm 12,12)
Ser felices, sin porqué…!
¡Gozar de cada
instante de nuestra
vida…!!
“¡Estad siempre alegres en el Señor; os lo
repito: estad alegres. El Señor está cerca!”
(Flp 4,4),
SABERNOS EN EL ABRAZO DE DIOS…
“Certeza”
del amor de Dios
“El Señor que es la esperanza de la gloria,
que es el centro, que es la totalidad, nos ayude
en este camino:
¡dar esperanza, tener pasión por la esperanza!”
(Papa Francisco, Homilía, 9 de
septiembre 2013, Casa Santa Marta)
¡Todo está
bien… y
todo estará
bien…!
“¡ …y todo, cualquier cosa,
sea cual sea,
todo estará bien !”
Juliana de Norwich (s. XIV)
Descargar

Vivir en el gozo de la esperanza_Mireya Hernández, cmt