PALABRAS
de
VIDA
Benedictinas Montserrat
El itinerario interior de quien sigue a Jesús
se resume en escuchar y dejarse guiar constantemente por la Palabra,
y ponerla en práctica.
Lucas 10,38-42
16 Domingo Tiempo Ordinario –C-
Según iban de camino, Jesús entró en una aldea
Lucas presenta la vida como un largo camino, la búsqueda constante
de una meta, la superación continua hacia un objetivo.
En ese camino está Jesús haciendo el recorrido de su vida, subiendo
cuestas, atravesando llanos, descendiendo pendientes, encontrando
compañ[email protected] de ruta o cruzándose con gentes que van en direcciones
distintas. En su camino se detiene un día en casa de sus amigas.
y una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa. Tenía Marta una
hermana llamada María que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su
palabra
En el ambiente judío no estaba bien
visto que una mujer acogiera a un
hombre en su casa.
La actitud de María también supone una
gran novedad.
Sentarse a los pies del maestro
es la postura propia del discípulo.
Las mujeres no podían acceder
al estudio de la ley, ni aprender
directamente de ningún maestro.
María, con la aprobación de Jesús,
rompe esa norma.
Jesús concede el lugar de discípulas
a las mujeres.
La imagen de Jesús invirtiendo los
criterios y los valores habituales
está presente en todo el Evangelio.
Marta, en cambio estaba atareada con los muchos quehaceres del
servicio. Entonces Marta se acercó a Jesús y le dijo:
–Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en la tarea? Dile
que me ayude.
Es importante recibir a Jesús, pero es más importante escucharle.
Él viene a nuestra casa y nos da la oportunidad sin igual de escuchar
su Palabra. Todos los seguidores de Jesús tenemos que atender
a “lo único importante”, escuchar, acoger, gozar la Palabra liberadora
y ponerla en práctica.
Pero el Señor le contestó:
–Marta, Marta, andas inquieta y
preocupada por muchas cosas, cuando en
realidad una sola es necesaria. María ha
escogido la mejor parte, y nadie se la
quitará.
Jesús, reprende a Marta con cariño.
No censura su actividad, sino su activismo y su ansiedad.
Tiene “muchas cosas” que le absorben, le desbordan, le angustian,
le des-centran. Necesitamos ratos de silencio y sosiego, fijar
nuestra mirada en el entorno con ojos más sensibles, más profundos.
Aumentar nuestra capacidad de asombro, el sentido de admiración, la
sensibilidad para contemplar. Vivir la gratitud por Todo. La sorpresa
ante Todo
[email protected] somos a la vez Marta y María.
[email protected] nos sentimos con frecuencia [email protected], [email protected] y [email protected] de
hacer de la eficacia nuestra principal preocupación. Pero hemos hecho también
la experiencia del sosiego y la unificación que nos da el ordenar nuestras
prioridades y vivir [email protected] en los esencial. Y una vez más se nos invita a
saborear la Palabra que, en lo más hondo de [email protected] [email protected], se convierte en
una fuente de asombro y de gozo y nos reenvía a un servicio más generoso y
más libre.
Señor,
ando inquieta y dispersa
conjugando mil quehaceres.
Voy a pararme,
a sentarme a tus pies,
a estar callada junto a ti
para encontrar mi ser más hondo
a la sombra de tu presencia.
Voy a esperar quietamente,
sosegadamente,
a que en medio de este silencio,
nazca tu Palabra;
a que en mi tierra reseca,
florezca tu Sabiduría.
Dolores Aleixandre
Descargar

PALABRAS de VIDA