LAS PUERTAS DE LA
CIUDAD
LAS PUERTAS ROMANAS
•
La ciudad de Zaragoza fue una fundación de Caesar Augusto en la primera
mitad del s. I.
Su solar se dividió en cuatro cuadrantes mediante dos vías principales
perpendiculares y secantes entre sí, el cardo y el decumano, y en los extremos
de cada una de ellas, se situaron las cuatro puertas :
•
en el cardo la del Norte y la del Sur
en el decumano la del Este y la del Oeste
Al principio su estructura debió de ser sencilla hasta que el recinto fue
amurallado en piedra y las puertas se fabricaron en consonancia con el
mismo.En los documentos de la época no han quedado imágenes de ellas y sí
en las puertas más recientes que ocuparon el mismo lugar
LAS PUERTAS ROMANAS
PUERTA NORTE ( ALCÁNTARA O DEL ÁNGEL)
•
La puerta romana estaba situada
al final de la calle Jaime I y daba
acceso al puente sobre el río
Ebro. Era la entrada norte de la
ciudad y se situaba detrás de lo
que hoy es la Lonja.
De la fase musulmana ha
quedado la alusión al puente para
identificar la puerta como Bab al
qantarat. Tras la conquista de
Alfonso I se establece la
población árabe fuera de las
murallas, creándose el arrabal,
unido a la ciudad por el puente y
su puerta. En 1493, se remodela
y cambiará su nombre por el del
Ángel. Destruida por los asedios
de 1808 y 1809 para durar tan
solo hasta la revolución de 1868.
PUERTA SUR (DE CINEGIO)
•
Se abría, al principio de la actual calle
de los Mártires, en el extremo sur del
cardo. Fue una de las más importantes
puertas
romanas
y
está
muy
documentada en la época medieval por
servir de referencia para identificar las
heredades de su entorno y las
adscripciones hechas desde la conquista
de la ciudad por Alfonso I. Era la zona
preferida para el comercio y existe
constancia de que en sus alrededores
había tiendas que eran propiedad del
rey, de la comunidad judía, de la orden
del Temple y de particulares. En 1492
se remodeló con motivo de la visita de
los Reyes Católicos a la Seo. Ya como
arco Cineja o Cinegio llegó hasta 1809
con un gran protagonismo en el
segundo asedio de Zaragoza. Hoy se ha
recuperado simbólicamente en el centro
comercial que lleva su nombre.
PUERTA ESTE ( ROMANA O DE VALENCIA )
•
Cerraba el final de la calle Mayor
en su acceso al Coso actual y
estaba emplazada junto a la iglesia
de la Magdalena cuya plaza
presidía y estaba orientada hacia el
Imperio Romano. Era una puerta
sencilla, de un solo arco de medio
punto. No hay referencia a ella
hasta época cristiana. En 1357 se
cita como una de las cuatro
principales de la ciudad junto a
otras secundarias. En 1415 se
produjo un incendio junto al arco
de Valencia. La puerta no
sobrevivió a los Sitios. En 1867 fue
derribado el arco para ensanchar la
plaza de la Magdalena y ceder sitio
a la Universidad de Zaragoza, cuyo
solar ocupa hoy el instituto Pedro
de Luna, donde una placa recuerda
los tiempos de la puerta. Hoy en el
Museo de Zaragoza se encuentra un
sillar de la primitiva puerta romana.
PUERTA OESTE DE BEIKALA O TOLEDO
•
Correspondía a la puerta occidental del
decumano romano, el trazado de la
actual calle Mayor, Espoz y Mina y
Manifestación y emplazada en la
muralla junto a San Juan de los Panetes.
En la época musulmana se la conoce
como puerta Beikala. Tras la conquista
cristiana, ya conocida como puerta de
Toledo, sirvió de entrada a los cortejos
que desde la Aljafería se dirigían a la
Seo para la coronación de los monarcas
aragoneses. Era de un arco de sillería,
apoyado en dos en torreones almenados
de los que arrancaba la muralla y sus
puertas eran de hierro. En 1440 sus
torreones se convirtieron en cárcel real
y en 1556 en cárcel de Manifestados.
La cárcel se amplió y desde este
momento la puerta dejó de prestar
servicio como tal y pasó a ser arco de
Toledo hasta que en 1842 su estado era
de ruina y se derrumbó.En el lugar
donde estaba, junto a la estatua de
César Augusto, un arco la recuerda.
PUERTAS MEDIEVALES
LAS PUERTAS MEDIEVALES
Con la decadencia del Imperio Romano, y tras el paréntesis visigodo, con la llegada
de los musulmanes, la ciudad alcanzará de nuevo el esplendor y la opulencia de los
mejores tiempos de los romanos.
En ella se mantendrán y mejorarán los muros de piedra romanos y seguirán abiertas
las cuatro puertas principales aunque con otros nombres:
 La del Norte = Bab-al-quantarat = PUENTE
 La del Sur = Bab-as-sinhayah = CINEGIA.
 La del Este = Bab-al-quibla = VALENCIA
 La del Oeste = Bab-al-qualat = TOLEDO
La población aumentó por lo que empezaron a crearse barrios fuera del recinto
romano, alrededor de los cuales se consolidará una segunda muralla de tapial y
adobes que delimitará el perímetro romano, donde se abrirán nuevas puertas que
pasarán a cumplir funciones fiscales además de defensivas. Estas serán: Tripería,
Sancho, Portillo, Carmen, Santa Engracia, Quemada ( Heroísmo ), Aguadores (del
Sol )
Consolidado el nuevo perímetro medieval comienza la decadencia de la muralla
romana que no llegará a la Edad Moderna y de sus cuatro puertas tan solo la del
Puente continuará como tal en el recinto urbano.
PUERTA LA QUEMADA
En el siglo XI servía de acceso desde el
camino de Levante a un recinto
amurallado, de tapial y ladrillo, más
amplio que el de la muralla romana. En
este espacio intramuros existían campos
de cultivos y población diseminada. Tras
entrar por la puerta y atravesar aquel
espacio, se llegaba a la ciudad a través de
la puerta de Valencia. En el s. XVII fue
reedificada al final de la calle del
Heroísmo en su confluencia con el paseo
de Mina y la calle Asalto; unía la ciudad
con el barrio de Montemolín y con el
camino del Bajo Aragón. El nombre de
Quemada le venía de la instalación en su
inmediaciones de carboneras. Durante los
Sitios de 1808 y 1809 le darían el nombre
de “Puerta del Heroísmo” por su gran
resistencia a los asaltos de los sitiadores.
PUERTA DE SAN IDELFONSO
Situada junto al torreón de la Zuda
y las murallas romanas.
Cuando Alfonso I en 1118 entró en
la ciudad era sólo un postigo
llamado de aguadores. Más tarde
se llamó de la Tripería por que en
su entorno se vendían los despojos
del matadero cercano a la calle
Escobar.
Obra sencilla de arco apuntado
con dos torreones almenados de
ladrillo. Frente a ella existió una
rampa donde había una barca que
pasaba al otro lado del Ebro.
La construcción del colector del
Mercado Central en 1903 obligó a
su derribo. Los zaragozanos no lo
lamentaron porque era considerada
puerta de mal agüero por pasar los
reos de la cárcel cercana para ser
ajusticiados.
PUERTA DEL CARMEN
Su primer emplazamiento data de la
época árabe, localizándose en la
parte sur del recinto amurallado de
la ciudad musulmana. Por ella se
accedía al camino de Daroca y al río
Huerva, de ahí que se le reconociese
como Bab-al-Balts y de Huerva
posteriormente. Su proximidad al
Convento del Carmen (1323) hará
que se le cambie el nombre por el de
Puerta del Carmen. En 1653 es
sustituida por otra de un solo arco y
porte neoclásico. En 1792 es
derribado y se levantó en su actual
emplazamiento y aspecto por
Agustín de Sanz. Resistió los
combates de los Sitios y sobre todo
el de 4 de Agosto. En 1908 fue
declarado Monumento Nacional,
gracias a lo cual ha sido la única
puerta que ha permanecido en pie.
PUERTA DE SANTA ENGRACIA
Tuvo
tres
emplazamientos
y
modificaciones en toda su historia. La
más antigua estaba situada entre el
Monasterio de San Jerónimo y el
convento de Carmelitas Descalzas y
fue desmontada después por la guerra
de la Independencia. La segunda fue
inaugurada en 1830 por Fernando VII
en recuerdo de la resistencia a los
ataques franceses. Su aspecto era de un
arco triunfal. No se llegó a concluir
por la ampliación urbanística de la
zona. La última era de hierro fundido y
tenía cinco accesos separados por
pilares. Estaba situada frente a
Capitanía. Fue destruida en 1902 al
comenzar el tendido del tranvía
promovido por Basilio Paraíso.
No quedan restos de ninguna de ellas.
PUERTA DEL PORTILLO
En su origen fue un sencillo portillo
para comunicarse con la Aljafería y
estaba situada en la plaza del
Portillo. Era de un solo arco sobre
muro de ladrillo y sin ningún
ornamento. Su existencia se conoce
desde 1137 y está relacionada con
los milagros de la Virgen ante el
ataque de los moros pero su fama
está unida a Agustina de Aragón
que prendió, en este lugar, la mecha
contra los franceses disparando el
cañón. La artillería recibida en
estos ataques obligó a su
demolición.
Posteriormente se reconstruyó
adosada a la Iglesia del Portillo
desapareciendo en 1896.
PUERTA DEL DUQUE DE LA VICTORIA
Es la más reciente de todas las puertas
y la que tuvo una vida más corta. Se
construyó a mediados del siglo XIX
En realidad eran unos arcos triunfales
hechos para conmemorar la visita del
general Espartero a la ciudad.
Por su emplazamiento se utilizó como
puerta de entrada para la zona de
Montemolín y orillas del río Huerva.
Por la precipitación con la que se hizo y
la falta de cimientos se derrumbó al
poco tiempo y Juan Bruil la realizó
más tarde en hierro fundido y sobre
cimientos de sillares de la cantera de
Muel. Esta segunda puerta tenía dos
partes laterales para peatones y la
central para el tráfico. Se abrió al
publico en 1861.
Situada en la plaza de San Miguel
desapareció en 1919 y sólo queda un
mural en un edificio cercano.
PUERTA DE SANCHO
Comienza a ser nombrada en el siglo
XII aunque sólo la conocemos por los
grabados. Dedicada al rey Sancho
Ramírez debía tener dos bastidores de
madera en un arco de ladrillo y estaba
situada en la actual plaza de Europa al
final de la calle Santa Lucía. Daba
salida a zonas de campo y vides a la
orilla del Ebro y al soto de la
Almozara y era el camino de las
tierras navarras y riojanas.
Durante los Sitios fue defendida por
Mariano Renovales quedando después
de los asaltos muy deteriorada.
Desapareció definitivamente tras la
revolución de la Gloriosa en 1868.
De ella sólo queda el nombre de la
zona donde estuvo ubicada.
PUERTA DEL SOL
Su nombre ha perdurado en una
glorieta donde la calle Echegaray y
Caballero se cruza con el Coso,
frente al puente del Pilar. La puerta
se ubicaba más cerca de la plaza de
las Tenerías.
De su antigúedad queda constancia
en un documento de 1262 por el
cual el rey Jaime I autorizaba
ocupar una casa adosada al exterior
de la muralla..
Era conocida como la Portaza por su
austeridad. El único adorno que
tenía era un sol que también era un
reloj. Se derribó en 1868 a petición
de los vecinos.
CRÉDITOS
•
Autoras:
–
–
–
•
Pilar Lasala Villuendas
Josefa Serrano Magallón
Manuela Torrús Casado
Trabajo:
Este Trabajo ha sido realizado dentro del Seminario de Historia del
Arte del CPR Zaragoza 1 (2005-2006).
Imágenes y textos han sido seleccionados por las autoras, sacadas
de múltiples fuentes y su finalidad es únicamente didáctica.
Descargar

puertas